Está en la página 1de 7

EL PROCESO DE SINAPSIS.

La sinapsis es una unión intercelular especializada en las neuronas,


esta unión permite así la transmisión del impulso nervioso.

Se inicia con una descarga química que origina una corriente


eléctrica en la neurona emisora, una vez que este impulso nervioso
llega al axón (unión con otra neurona); la propia neurona segrega un
tipo de compuestos químicos llamados neurotransmisores, que se
depositan en el espacio sináptico, es decir, en el espacio
comprendido entre la neurona emisora (presináptica) y
receptora(postsináptica).
Hay dos tipos de sinapsis, la eléctrica y la química. La sinapsis eléctrica
permite la transferencia de corrientes iónicas directamente de una
célula a otra por medio de uniones gap (pequeños canales formados
por el acoplamiento de complejos proteicos).

Las características de la sinapsis eléctrica es que pueden moverse


bidireccionalmente y la velocidad de conducción es muy rápida,
habitualmente en células no nerviosas o en neuronas que necesitan
estar sincronizadas. 
La mayoría de las sinapsis son de tipo química, al igual que las sinapsis eléctricas,
la sinapsis química tiene como acción específica estabilizar una comunicación
entre una neurona y otra; solo que esta no lo hace directamente sino que lo hace
por medio de neurotransmisores. Los neurotransmisores sirven de puente entre
una neurona y otra para que se puedan pasar la información. El neurotransmisor
se difunde entre el estrecho y pequeño espacio sináptico para luego adherirse a
los receptores, que son unas pequeñas moléculas de proteínas que se encuentra
en la membrana postináptica.

La naturaleza de los neurotransmisores y de los receptores es determinar cuál será


el potencial de acción que recibirá la neurona postináptica. El potencial de acción
puede ser de dos tipos, excitatorio o inhibitorio. Excitatorio si el mensaje que llega
es de estimulación e inhibitorio si lleva un mensaje que bloquea o impide la
actividad neuronal. Para que se dé la sinapsis química debe existir un mecanismo
que sintetice y equilibre a los neurotransmisores en vesículas y también otro
mecanismo para que las vesículas se vacíen en la hendidura sináptica, y luego se
produzca así el potencial de acción. Unas de las características de esta sinapsis es
que se produce de manera unidireccional y se produce un retraso sináptico.