Está en la página 1de 6

El palacio de la risa

Germán Marín
 Considerando que Villa Grimaldi  Dentro de las anotaciones
no confiere, a cualquier veedor expuestas en la contratapa, el
lúcido, risa alguna, el título del propio Germán Marín, autor del
presente provoca una sospecha libro, señala:
premeditada. Se podrían re-  “Uso a Chile como un enorme
escribir vastas páginas de basurero en el que puedo
recuerdo colectivo sobre lo rastrear para escribir. Soy un
acontecido en el Cuartel novelista que vive de escarbar
Terranova, pero todo ello redunda la basura”.
en lo que ya todos conocemos
sobre la violación a los Derechos
 Marín refriega al lector el estilo
ecologista de su prosa, en donde
Humanos. Por lo mismo, la
vacilando entre resabios del
conclusión debe anticiparse:
pasado, describe y reflexiona sobre
¿qué risa?
lo que más sentido nos genera hoy
en día. Recicla, cuan experto en su
oficio, los estertores más siniestros
de nuestra historia reciente,
injuriando con ello aquella
concepción reconciliadora del
presente que olvida antes de
comprender su pasado.
“Si estas paredes
hablaran”
Es, por ende, que la Risa dentro de la novela de
Marín nace desde el absurdo. La ridiculez, el
oprobio de la naturalización de los hechos y el
declive de una sociedad democrática en un
régimen tiránico de carácter militar.
La narración

 La narración, se desarrolla en  Historia, memoria y evocaciones


varios niveles: uno hace mención de un narrador exiliado y
a la historia de Villa Grimaldi; retornado en un temeroso Chile
antes, durante y después de la de principios de los ʽ90, que
dictadura. La otra, hace referencia quiere contar la historia de la
a la búsqueda de una mujer, su otrora casa de Peñalolén.
ex amante, Mónica, que
posiblemente se convirtió en
 El otro tema que merodea por el
colaboradora de la DINA, como le libro es Mónica, una mujer con la
ocurrió también a la tristemente cual tuvo una relación
conocida flaca Alejandra, en uno extraconyugal, que fue tragada
de los capítulos más dramáticos por la tierra después que el
de las delaciones de aquella narrador se exiliara en
época. Barcelona.