Está en la página 1de 22

Génesis 1: 2 La tierra era un caos total, las tinieblas cubrían el abismo,

y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas.


En Génesis 1:1 está escrito: «En el principio creó Dios los cielos y
la tierra». La palabra «creó» aquí en hebreo es «bara» que
significa formar, hacer, producir y crear. Originalmente este verbo
encerraba la idea de «tallar» o «suprimir». Ese concepto aún se
expresa mediante la forma verbal que encontramos en Josué
17:18, que significa «derribar árboles en preparación de la tierra
para la labranza».

Esto sugiere que «crear» es similar a «esculpir». Por lo


tanto, «bara» es la palabra apropiada para describir
tanto el proceso de crear algo de la nada como el de
moldear lo existente para crear algo nuevo, tal cual hizo
Dios al crear al hombre (Génesis 1:27) del polvo de la
tierra.
Salmos 19:1 Los cielos cuentan la gloria de Dios,
Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.
En Génesis 14:19, Melquisedec, al bendecir a Abram,
dice: «Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador,
(poseedor) de los cielos y de la tierra». Génesis 14:22
repite epíteto (cualidad) divino. Deuteronomio 32:6
confirma el significado de «crear» cuando «qanah» se
usa como paralelo de «asah», «hacer». «¿Acaso no es
Él tu Padre, tu Creador “qanah” quien te hizo “asah” y
te estableció “kún”»? Salmos 78:54, 139:13 y Proverbios
8:22–23 también sugieren la idea de creación.
Por lo tanto
«asah», es
«crear, hacer,
fabricar». Este
verbo, que
aparece más
de 2600 veces
en el Antiguo
Testamento, se
usa como
sinónimo de
«crear»
alrededor de 60
veces.
Génesis 2:7 Formó, pues, Jehová Dios al hombre del polvo de la tierra, y
sopló en su nariz aliento de vida; y fue el hombre un alma viviente.
PLANEÓ LA CREACIÓN DEL UNIVERSO JUNTAMENTE CON EL PADRE
Y SU HIJO.
Isaías 40:12-14 «¿Quién midió las aguas con el hueco de su mano
y los cielos, con su palmo, con tres dedos juntó el polvo de la
tierra, y pesó los montes con balanza y con pesas los collados?
¿Quién enseño al Espíritu de Jehová, o le aconsejó para ser
avisado? ¿Quién le enseño el camino del juicio, o le enseño
ciencia, o le mostró la senda de la prudencia?».
FUE EL AGENTE QUE CREÓ EL UNIVERSO, EL MUNDO Y LA
NATURALEZA JUNTAMENTE CON EL HIJO

Hebreos 1:2 «En estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a
quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el
universo».
Juan 1:1,2 nos habla: «En el principio era el Verbo, y el Verbo
era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con
Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él, nada de lo
que ha sido hecho, fue hecho».
La Escritura es clara en nombrar a Cristo como el Verbo
Creador de todo, junto con el Padre. Dios el Padre, el Dios Hijo
y el Dios Espíritu Santo crearon todas las cosas existentes,
visibles e invisibles.
EN LA CREACIÓN DEL UNIVERSO Y DEL MUNDO, EL ESPÍRITU
ESTABA…

A. Moviéndose Génesis 1:2 «…y el Espíritu de Dios se movía


sobre la faz de las aguas».
B. Creando Salmo 33:6 «Por la palabra de Jehová fueron hechos
los cielos, y todo el ejército de ellos por el aliento de su
boca».
C. Ordenando y decorándolo todo Job 26:13 «Su espíritu
adornó los cielos». (Ver los versículos 5 al 12).
ÉL CREÓ EL SOL, LA LUNA, LAS ESTRELLAS, LAS CONSTELACIONES Y TODO
EL SISTEMA SOLAR Salmo 8:3 «Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos,
la luna y las estrellas que tú formaste». (Ver Salmo 89:11 y 136:5-9).
ÉL CREÓ LA TIERRA, LA NATURALEZA Y TODO LO QUE EN ELLA HAY
Isaías 42:5 «Así dice Jehová Dios, Creador de los cielos, y el que los
despliega; el que extiende la tierra…». (Ver Isaías 44:24).
ÉL CREÓ TODAS LAS ESPECIES DE LOS ANIMALES DEL AIRE, TIERRA Y
DEL AGUA Salmo 104:30 «Envías tu Espíritu, son creados, y renuevas
la faz de la tierra». (Ver de los versículos 11 al 29).
EL CREÓ AL HOMBRE
Job 33:4 «El espíritu
de Dios me hizo, y el
soplo del
Omnipotente me dio
vida». (Ver Génesis
2:7; Job 27:3, 32:8;
Malaquías 2:10;
Efesios 2:10). Génesis
1:26,27 nos dice:
«Entonces dijo Dios:
Hagamos al hombre
a nuestra imagen,
conforme a nuestra
semejanza […]
1 Timoteo 2: 11 Una mujer debe aprender en silencio y sumisión plena. 12 No
permito que una mujer enseñe o asuma autoridad sobre un hombre; ]Ella debe estar
tranquila. 13 Porque Adán fue formado primero, y luego Eva. 14 Y Adán no fue el
engañado; Fue la mujer la que fue engañada y se convirtió en pecadora.
1 Corintios 11: 11 Sin embargo, en el Señor, ni la mujer es independiente del
hombre, ni el hombre independiente de la mujer. 12 Porque así como la mujer
procede del hombre, también el hombre nace de la mujer; y todas las cosas
proceden de Dios.
En Génesis 2:7 dice: «Entonces Jehová Dios formó al hombre del
polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el
hombre un ser viviente».
1 Corintios 11: 7 Pues el hombre no debe cubrirse la cabeza, ya que él es la imagen
y gloria de Dios; pero la mujer es la gloria del hombre.