Está en la página 1de 33

NEUROPSICOLOGÍA

INFANTIL

Etiologías del daño cerebral en niños.


¿QUE ESTUDIA LA NEUROPSICOLOGIA INFANTIL?

Estudia las relaciones entre el cerebro y la conducta/cognición dentro del contexto


dinámico de un cerebro en desarrollo (Anderson y cols., 2001).

Para entender a cabalidad las relaciones cerebro-conducta, el niño debe ser visto
dentro del contexto sociocultural que enmarca su desarrollo y condiciona las
técnicas potenciales utilizables en su rehabilitación en caso de daño cerebral.
Anderson y colaboradores (2001) han propuesto tres dimensiones del
conocimiento que deben incluirse en el análisis de los procesos
cognitivos/comportamentales y sus relaciones con el sistema nervioso:

Dimensión Dimensión Dimensión


neurológica cognitiva psicosocial
• Describe y analiza los • Estudia las formas en que • Ofrece una visión de la
procesos maduracionales se desarrolla y adquiere la interacción del niño con su
que fundamentan el percepción, atención, ambiente familiar, social y
desarrollo intelectual y lenguaje y otros procesos cultural.
conductual del niño. cognitivos.
No es fácil, establecer un marco teórico coherente dentro de la neuropsicología
infantil dada la gran variabilidad evolutiva (frecuentemente difícil de explicar)
que se observa en esta población (Spreen, Risser, y Edgell, 1995).

 los cambios permanentes que sufre el niño con la edad limitan las
generalizaciones de los hallazgos relacionados con lesiones cerebrales; se
trata de un cerebro dinámico, en proceso de maduración.

 el ambiente en el que se desarrolla el niño tiene un efecto dominante sobre


su desarrollo cognitivo; así, la adquisición de distintas habilidades
intelectuales depende de las condiciones del entorno
MADURACIÒN
CEREBRAL
 El cerebro del niño NO es el de un adulto inmaduro. Tiene sus propias
características.

 La conducta humana adulta es el resultado de un complejo proceso de maduración


cerebral.

 Los rasgos comportamentales y cognoscitivos de la infancia NO son sólo etapas


intermediaras de ese proceso.
 Analizar la ontogenia del sistema nervioso para entender la
relación entre cerebro y conducta en cada etapa de
maduración

 La formación del sistema nervioso ocurre de manera


progresiva durante la gestación e incluso después del
nacimiento.

 Además de los determinantes genéticos también están


presentes los factores ambientales en el desarrollo.
 Un ejemplo que podría ilustrar este efecto
se encuentra en los experimentos de
Hubel y Wiesel.

 Ellos descubrieron que si al ojo de un gato


se le niega la exposición a la luz, decrece
la respuesta eléctrica de las columnas
corticales visuales contralaterales a este
ojo, —las cuales responden al estímulo—,
mientras que se incrementa la respuesta
correspondiente de las columnas corticales
visuales del ojo sano (Hubel et al., 1979).
 Termino plasticidad.

 Para referirse a las modificaciones en


estas conexiones como un proceso de
respuesta de adaptación a los cambios
ambientales que modifican el desarrollo
normal.
DESARROLLO
NEURONAL
 El desarrollo del sistema nervioso se inicia aproximadamente 18 días
después dela fertilización.

 El incremento de neuroblastos se produce a gran velocidad durante


la gestación, a una velocidad de 250,000 por minuto.

 Una vez que la proliferación de neuronas alcanza su máximo nivel, se


produce el fenómeno de la migración, es decir, las células se mueven a un
nuevo destino y entonces se forman las estructuras del sistema nervioso.
 Mientras están en estado migratorio, la mayoría de las neuronas no desarrolla sus
axones y sus dendritas. Este proceso ocurre más tarde, cuando la célula llega a su
destino final.
 Además de los determinantes genéticos en el
desarrollo de las conexiones neuronales, hay
una contribución importante del medio
ambiente, en particular al final de la gestación
y en las etapas posteriores al nacimiento.

 El término plasticidad se emplea para referirse


a las modificaciones en estas conexiones
como un proceso de respuesta de adaptación
a los cambios ambientales que modifican el
desarrollo neuronal normal.
Alteraciones en el desarrollo neuronal.

 Las alteraciones en la diferenciación neuronal pueden dar origen a anormalidades en el


desarrollo cortical, causantes de retardo ulterior en el desarrollo cognoscitivo del niño.

 Las lesiones cerebrales tempranas también pueden alterar el adecuado desarrollo cerebral.
Una vez lesionado el tejido cerebral, no se produce una proliferación neuronal extra para
compensar la pérdida.

 El proceso de mielinización se inicia unos tres meses después de la fecundación y continúa


poco a poco en tiempos diferentes del desarrollo del sistema nervioso.

 Las áreas primarias motoras y sensoriales de la corteza cerebral inician su proceso de


mielinización antes que las áreas de asociación frontales y parietales, que sólo alcanzan su
desarrollo completo hacia los 15 años.
 El peso del cerebro es otro índice
cuantitativo utilizado para medir
desarrollo del sistema nervioso central.
El cerebro del recién nacido pesa
aproximadamente 350 gramos; al año de
vida ese peso se ha duplicado, y a los
dos años se ha triplicado. El peso
promedio del cerebro de un adulto suele
estar entre 1 300 y 1 500 gramos, y
depende de la talla del individuo.
CONDUCTA MOTORA
Conducta motora:

 Los movimientos corporales del feto se registran durante la gestación, e


incluso antes de que se registren respuestas a estímulos sensoriales, lo que
sugiere que el sistema motor se desarrolla primero.
 Antes del nacimiento, los movimientos corporales del feto se realizan en
forma masiva. Después del nacimiento el niño puede mover las articulaciones
de los brazos y a partir de entonces se inicia el desarrollo de su conducta
motora. El niño muestra un número mayor de movimientos voluntarios, mejor
capacidad de locomoción y mayor habilidad para manipular objetos del medio
ambiente
 Existe una secuencia establecida en los movimientos, común a la mayoría de
los niños, aunque en ocasiones varía entre diferentes individuos. Existe una
determinación genética.
A los 3 meses de vida el niño dirige la mano hacia los objetos.

el niño de 6 meses ya es capaz de explorar los objetos que se


colocan en su mano y transferirlos a la otra.

A los 8 meses desarrolla prensión manual y es capaz de tomar


los objetos utilizando independientemente el pulgar y el índice.

Las habilidades motoras más complejas, por ejemplo, sentarse,


erguirse, caminar, se desarrollan progresivamente en forma
paralela a la mielinización cerebral.
 El desarrollo integrado de los
sistemas motores piramidales y de
sus conexiones corticales explica la
presencia progresiva de una
conducta motora cada vez más
compleja. Por lo común, el
desarrollo motor es paralelo al
desarrollo del lenguaje.
Este cuadro muestra el desarrollo de las conductas moto-ras y
lingüísticas y su relación con el grado de mielinización cerebral:
DESARROLLO DEL
LENGUAJE
Según Piaget:

 El lenguaje no es una condición necesaria ni suficiente


para asegurar el desarrollo del pensamiento lógico.

 De allí que Piaget extrajera de sus experimentos ciertos


patrones de respuesta verbal que se derivan de las
estructuras cognitivas propias del momento de desarrollo
cognitivo. Por ello, hace una escisión un lenguaje
hablado “egocéntrico” y un lenguaje “socializado”.
 Lenguaje egocéntrico:
la característica reside en que el niño parece no estar interesado en su interlocutor
ni en si está siendo escuchado; en este caso el niño solo habla de sí mismo,
porque no logra ponerse en el punto de vista de su interlocutor. Aquí parece que el
niño no tienen intenciones de “actuar” sobre interlocutor, es decir de trasmitirle algo.

 Lenguaje socializado:
el niño busca generar estados mentales e influir en la conducta de su interlocutor,
en ese sentido este toma importancia y esto se refleja en el habla, ahora el niño
usará información que sea relevante y que pueda compartir con su interlocutor, que
pueda generar una acción o una respuesta del otro frente a sus preguntas y las
propias respuestas que da el niño frente a las preguntas y órdenes de otros.
Según Vygotsky:

 El lenguaje tiene un desarrollo específico con raíces propias en la


comunicación pre lingüística y que no depende necesariamente
del desarrollo cognitivo, sino de la interacción con su medio.

 En ese sentido, lo que el niño interioriza es lo que, previamente,


ha realizado en el contexto social. De esta forma, la creación
cultural canaliza las destrezas de cada generación y con ello el
desarrollo individual está mediado por la interacción con otras
personas más hábiles.
 El lenguaje social emerge cuando el niño transfiere las formas
de comportamientos sociales, participantes a la esfera
personal, al interior de las funciones psíquicas. El lenguaje
egocéntrico, extraído del lenguaje social, conduce a su debido
tiempo al habla interiorizada, que sirve tanto al pensamiento
autista como al simbólico.
La función del. lenguaje en el desarrollo mental del
niño según A. R. Luria:

 El lenguaje no sólo es un medio de generalización, sino que es al mismo


tiempo la fuente del pensamiento; es decir, el lenguaje adquiere una
función regulativa y tiene el poder de coordinar, establecer y facilitar otras
formas de comportamiento.

 Todo esto llevó a Luria a la conclusión de que el habla, que es reflejo de la


actividad objetiva, influye directamente en la formación de la actividad
compleja humana. Que el lenguaje (el segundo sistema de señales)
introduce un nuevo principio de actividad nerviosa: la abstracción y con
ello la generalización de las señales precedentes, elevando los procesos
mentales hasta un nuevo nivel.
En la mayoría de los niños es frecuente observar alteraciones en el desarrollo del lenguaje que son
confundidos con alteraciones o daño neurológico.
 Muchos de los pacientes con daño neurológico presentan alteraciones en el desarrollo de su
lenguaje oral o corporal.
 Para la mayoría de los bebés y niños, el lenguaje se desarrolla de manera natural comenzando
en el nacimiento. Para desarrollar el lenguaje, un niño debe ser capaz de oír, ver, entender y
recordar. Los niños también deben tener la capacidad física para formar el discurso.
 Los problemas con las habilidades lingüísticas receptivas comienzan generalmente antes de los
4 años de edad. Algunos trastornos del lenguaje mixtos son ocasionados por una lesión
cerebral. Estas afecciones algunas veces se diagnostican de manera errónea como trastornos
del desarrollo.
 Los trastornos del lenguaje pueden ocurrir en niños con otros problemas del desarrollo,
trastornos del espectro autista, pérdida de la audición y dificultades de aprendizaje. Un trastorno
del lenguaje también puede ser causado por daño al sistema nervioso central, el cual se
denomina afasia.
DESARROLLO DE LAS
FUNCIONES EJECUTIVAS
 Es una serie de funciones cognoscitivas que ayudan a mantener un plan coherente
y consistente de conducta para el logro de metas especificas. (Lezack,2004)
Estas funciones son:
 Habilidad para planear y organizar información.
 Flexibilidad del pensamiento.
 Capacidad de controlar impulsos.

Numerosos estudios con pacientes neurológicos han evidenciado la alteración de estas


funciones en casos de daño cerebral prefrontal (Luria, 1966; Stuss y Benson, 1986).
Según Anderson et al (2005):

Las funciones ejecutivas se pueden clasificar en 3 categorías:


 Control atencional (atención selectiva y mantenida).
 Flexibilidad cognoscitiva (memoria de trabajo, cambios en la atención,
autocontrol y transferencia conceptual).
 Establecimiento de metas (iniciación, planeación, solución de problemas y
estrategias comportamentales).
Si se produce una lesión en el lóbulo frontal en el niño, ¿Qué problemas
presentaría?

 Dificultades para solucionar problemas y disminución de su flexibilidad


cognoscitiva (Jacobs y Anderson, 2002).
 Se reduce la capacidad para planear.
 No hay control de sus impulsos (Hernández et al. 2002).
BIBLIOGRAFIA:

 Piaget, J. (1968/1976). El lenguaje y el pensamiento en el niño. Estudio sobre la lógica del niño (I).
Buenos Aires: Editorial Guadalupe.

 Vygotsky, L. (1934). Pensamiento y lenguaje. Buenos Aires, Fausto, 1998.

 LURIA, A. R. (1980). Lenguaje y pensamiento. Barcelona, Ed. Fontanella.

 Ardila, A. & Roselli, M. (2007). Neuropsicología Infantil. Neuropsicología clínica. Ed. El Manual
Moderno.

 Roselli, M., Matute, E. & Ardila, A. (2010). Desarrollo cognitivo y maduración cerebral.
Neuropsicología del desarrollo infantil. Ed. El Manual Moderno.

También podría gustarte