Está en la página 1de 14

CUIDADO

HUMANIZADO
CELSA REYES RODRIGUEZ
ENFERMERA JEFE PYP ESE HLSJN
HUMANIZACIÓN

• Hace referencia al abordaje integral del ser humano, donde interactúan las dimensiones
biológicas, psicológicas y conductuales. Se encuentran asociadas con las relaciones que se
establecen al interior de una institución de salud, entre el paciente y el personal de la salud,
administrativo y directivo.
PORQUE HABLAR DE HUMANIZACIÓN
EN LA SALUD?
• Porque a diario observamos cómo las personas que requieren de nuestros servicios deben
esperar una eternidad …
• Y apenas los admitimos en nuestras instituciones, los convertimos de personas en pacientes.
… Que deben emplear trucos y artimañas para que les pongamos atención …
• Les negamos a nuestros Usuarios el derecho a recibir una información clara y oportuna… Y
nunca es el momento para dedicarles el tiempo que requieren…
• Y frecuentemente se nos olvida que la persona que atendemos esperan de nosotros que
respetemos su privacidad…
TENER EN CUENTA

• Las personas atendidas identifican la calidad de nuestros servicios a través de su propia


experiencia humana: Su expectativa es recibir un trato adecuado –digno y humano.
• La capacidad de respuesta mide la capacidad para responder a las expectativas de los usuarios
– su satisfacción o insatisfacción con el trato recibido.
• La capacidad de respuesta incide en la capacidad de una Institución hospitalaria para atraer y
retener a sus usuarios y cliente y se considera un objetivo intrínseco del desempeño de un
sistema de salud.
CUIDADO HUMANIZADO

El cuidado es la esencia de la enfermería, el cual está constituido por acciones transpersonales


dirigidas a proteger, mejorar y preservar la humanidad de los sujetos de atención, es así, como el
cuidado adquiere una dimensión profunda que va más allá de una aplicación de técnicas, de
planificar una atención o de recibir un turno; es estar ahí con el otro, es compartir sus
sentimientos, emociones; es acompañar, apoyar y mantener una comunicación afectiva y efectiva
con las personas que se relacionan en su ejercicio profesional.
CUIDADO HUMANIZADO

• “Una mano cálida, una mirada de confianza, una actitud de respeto y consideración son muestras de
interés por el ser humano… una experiencia de vida menos traumática para narrar”
• es importante desarrollar o potenciar en el profesional de enfermería ciertas habilidades que
permitan ser mejores seres humanos para estar en capacidad de cuidar en medio de factores
que puedan influir negativamente en el desempeño de su rol; entre ellas se resaltan:
• Respetar la dignidad de la persona
• Cuidar con empatía
• Escuchar activamente
• Comunicación afectiva y efectiva
• Contacto visual
RESPETAR LA DIGNIDAD DE LA PERSONA
• Los cuidados de enfermería se deben
ofrecer de forma personalizada, es decir, a la
hora de realizarlos hay que tener en cuenta
siempre a la persona que tenemos de frente,
pues cada persona es maravillosa, única e
irrepetible . Se requiere en esa relación un
componente fundamental como es el
respeto a la dignidad humana, el cual hace
referencia a expresar la preocupación por el
bien de los hombres, por su desarrollo
integral, multidimensional y por crear
condiciones de vida de calidad, favorables
para su crecimiento y realización, implica la
comprensión del ser humano en su proceso
de vivir, su especificidad e integridad humana
más allá de la enfermedad
CUIDAR CON EMPATÍA
• La empatía es ser capaz de adoptar el punto
de vista del paciente y su marco de
referencia, ver las cosas desde su punto de
vista para captar el impacto que tienen
sobre él, comprenderlo y hacerle
experimentar que nuestra comprensión se
ajusta a su experiencia (3). Esta actitud
interior es la posibilidad de “sentir con el
otro, pero no de sentir lo mismo que el
otro”, en este caso, se estaría hablando de
simpatía, en donde hay implicación emotiva,
es decir, sentir en nuestro ser todos los
sentimientos del paciente dolor, angustia,
miedo (1, 3). Entonces, el equilibrio a
conseguir es la actitud empática: la
implicación junto a la distancia afectiva.
ESCUCHAR ACTIVAMENTE
• El cuidado es un proceso recíproco,
interactivo e interpersonal que involucra
el bienestar tanto del que recibe como de
la persona que otorga el cuidado. El
cuidador demuestra interés y
disponibilidad para acercarse al otro, tener
tiempo para escucharlo, comunicarse
amablemente y establecer una relación
empática. Se debe escuchar al sujeto de
cuidado para comprender sus
percepciones y sentimientos, además, se
requiere demostrar afecto mediante un
tono de voz moderado y adoptando una
postura abierta y relajada con expresiones
faciales coherentes con lo que se siente y
expresa
CONTACTO VISUAL
• Mirar a una persona cuando nos está hablando,
transmitimos el interés que sentimos por ella, respeto y
se demuestra que se le está escuchando. Es fundamental
mirar a la persona que sufre, pues la mirada de ésta
expresa la realidad que vive y ella se puede leer la no
satisfacción de sus diversas necesidades (1). De lo
anterior, se infiere que la mirada que los profesionales
dirigen a sus pacientes tiene un significado importante,
puede estar cargada de comprensión y solicitud, lo que
hace que la persona se sienta bien al interactuar con el
profesional, o puede ser una mirada que venga
acompañada de frialdad, prejuicios o indiferencia, lo que
descarta desde el principio cualquier posibilidad de
comunicación.
BUEN TRATO

• El buen trato se define en las relaciones con el otro (y/o el entorno) y se refiere a las
interacciones (con ese otro y/o con ese entorno) que promueven un sentimiento mutuo de
reconocimiento y de valoración. Son formas de relación que generan satisfacción y bienestar
entre quienes interactúan.
DECÁLOGO DEL BUEN TRATO

• 1. Respetar a los demás como a sí mismo. Se debe tratar a


• los ser atendidos.
• 2. Aprender a escuchar consejos y seguir indicaciones de personas con más experiencia o
práctica en el trabajo.
• 3.Controlar las emociones cuando no se tienen argumentos, demostrando educación y
respeto.
• 4. Al no estar de acuerdo con algo, se debe actuar con inteligencia, reflexionando sobre el
punto y después expresando los comentarios en el momento y a la persona adecuada.
• 5. Evitar la murmuración y la crítica que afectan negativamente a la personalidad de los demás.
• 6. Ser siempre honestos en comportamiento, palabras y afectos.
• 7. Aceptar serenamente los errores y fallas que se han cometido, así como sus consecuencias,
rectificar y pedir disculpas.
• 8. Cumplir con los deberes y obligaciones sobreponiéndose a las dificultades y al cansancio.
• 9. Conocer y vivir plenamente los principios y valores, convirtiéndose en ejemplo para los
demás.
• 10. No se debe ofender o tratar mal a las personas, por humilde que sea su condición.

También podría gustarte