Está en la página 1de 159

ANTECENDENTES HISTORICOS

 Desde la más remota Antigüedad, cuando los hombres


se reunían en agrupaciones para constituir familias,
tribus, poblados, regiones o países, siempre creaban un
sistema que se encargaba de proteger y cuidar su salud,
un bien muy apreciado dada su necesidad para la caza,
la guerra, la reproducción, etc.
 Así aparecieron los primeros cuidadores de salud
(sacerdotes, brujos, chamanes y curanderos) y
empezaron a tomarse las primeras medidas sanitarias.
Eran normas cívico-religiosas, culturales, estéticas y
legislativas, dirigidas a conservar la salud individual y
colectiva para conseguir la supervivencia y el bienestar
del grupo
 Los egipcios introdujeron normas de higiene personal,
conservaron el agua destinada al consumo sin
contaminar y construyeron canales de desagüe para las
aguas residuales. Los hebreos mantuvieron las normas
aprendidas de los egipcios y las mejoraron
inc1uyéndolas en el Levítico (1500 a. C.), el cual para
muchos autores sería el primer código de higiene
escrito.
 En él se recogían deberes personales y comunitarios de
higiene, como el aseo personal, el aislamiento de
leprosos, la recogida de basuras y desechos, la
protección de la maternidad, la pureza del agua y la
eliminación de aguas residuales
 La civilización griega se caracterizó por desarrollar las
normas de higiene pública hasta grados no alcanzados
con anterioridad. Consideró todas las normas previas y
desarrolló, entre otras, la higiene personal, el deporte,
el culto a la belleza, la dieta alimenticia correcta y el
saneamiento del medio ambiente.
 Durante el dominio del Imperio romano se
mantuvieron las normas de culturas anteriores y la
ingeniería sanitaria avanzó en gran medida con obras
como los baños públicos, las termas, los acueductos, la
evacuación de aguas residuales o la eliminación de
desechos. El gran desarrollo de la salud pública que se
produjo en la época griega y romana está íntimamente
ligado a las ideas de mejorar tanto la salud y el bienestar
individual como el refinamiento y la estética presentes
en estas civilizaciones. Sin embargo, en ocasiones el
concepto positivo de mejora de la salud coexistió con
uno negativo de eliminación deliberada de débiles e
inválidos, fundamentalmente en la cultura griega.
 En la Edad Media, coincidiendo con el apogeo del
cristianismo, se observó un retroceso en las normas de
higiene pública y privada, quizá con la única excepción
de la cultura árabe. En los territorios conquistados por
los musulmanes se mantuvieron las normas de higiene
y se produjo un gran desarrollo de las ciencias médicas.

 Por ejemplo, Mahoma prohibió el consumo de carne de


cerdo por la gran infestación de triquinosis que existía
en el norte de África, y el consumo de alcohol para
evitar la deshidratación de sus ejércitos. De esta época
son las grandes figuras de la medicina árabe como
Averroes, Avicena y otros.
 En el mundo cristiano, el desprecio de lo mundano y el
cambio en las costumbres de la higiene personal, por
considerar inmoral la contemplación del propio
cuerpo, lograron que se abandonase el baño corporal.
 La supresión de prácticas de recogida de aguas
residuales y basuras, así como el abandono de los
baños, las termas, las cloacas y los acueductos
construidos por los romanos, llenaron las ciudades de
suciedad, inmundicias y malos olores, lo que favoreció
la aparición de grandes plagas de transmisión
fecohídrica (fiebre tifoidea) y por parásitos y roedores
(peste y tifus exantemático).
 Las malas condiciones socioeconómicas, la
falta de alimentos, los grandes movimientos
migratorios por motivos bélicos (expansión
de los árabes), religiosos (peregrinación a la
Meca o las cruzadas) y comerciales (apertura
de las rutas transcaucásicas entre Oriente y
Occidente, comercio marítimo, etc.), unidos
a la falta de higiene, dieron lugar a las
mayores epidemias de la historia de la
humanidad; de ahí que ~ la Edad Media se
conozca, sanitariamente, como el período ~
de las grandes epidemias. ~
 La lepra se extendió desde Asia Menor hacia toda
Europa. Como primera medida sanitaria efectiva se
decretó el aislamiento, aunque a un precio inhumano e
insostenible desde un punto de vista sanitario. Lo que
en realidad se .~ hizo fue decretar la muerte CÍvica de
los enfermos de lepra; se les expulsaba de la comunidad
y debían avisar de su presencia mediante un cuerno o
campanilla, con lo que se conseguía su aislamiento
total. La separación del resto de la población, la vida a la
intemperie y, por lo tanto, el sometimiento a las
inclemencias climáticas, unido a la carencia de
alimentos, provocaba la muerte rápida de los enfermos.
Con estas medidas sanitarias inhumanas, aunque ~
eficaces, en el siglo XVI la lepra en Europa estaba
prácticamente controlada
 La peste invadió Europa en el siglo XIV a través de los
contactos comerciales con Oriente. Se calcula que
causó 25 millones de muertos, más de la tercera parte
de la población del continente. Para combatirla, se
declararon estados de cuarentena en los puertos y
fronteras y se establecieron cordones sanitarios que
demostraron ser ineficaces
 Durante el Renacimiento, a pesar del florecimiento de
las ciencias y las artes, no se produjo ningún avance
sanitario digno de mención, ni tampoco se despertó la
conciencia sanitaria. Debieron pasar algunos siglos para
que esto ocurriera, lo que coincide con el inicio de la
Edad Contemporánea. El primer aldabonazo de la
conciencia sanitaria en la época contemporánea es obra
de Johan Peter Frank, quien, a principios del siglo XIX,
con sus seis volúmenes de Política sanitaria (publicados
entre 1779 y 1819) Y su conferencia en la ciudad de Padua
«Miseria populorum morborum genitrice», estableció
los principios de las acciones sanitarias
gubernamentales.
 Sin embargo, es a mediados del siglo XIX (1839 a 1850)
con los informes de Farr (1839), Chadwick (1842) y
Shattuck (1848-1850), cuando se inicia realmente la
salud pública como filosofia social, práctica
administrativa y política de gobierno. En este
momento se establecen las bases de lo que será el
verdadero comienzo, aunque lento y dificultoso, de la
salud pública y de los servicios de salud destinados a
dar cobertura sanitaria a la población.
 William Farr (1839), encargado de las estadísticas
sanitarias de Londres, estudió las diferencias entre la
mortalidad infantil y la expectativa de vida entre las
distintas clases sociales, y observó que los niños de la
clase social VI tenían siete veces más probabilidades de
morir que los de la clase social I.
 Por otra parte, la expectativa de vida media para la clase
social VI era inferior a los 23 años, en comparación con los
45 años de la clase I. En 1842 el informe dirigido por Edwin
Chadwick sobre el estado higiénico de las grandes ciudades
y los distritos populosos de Inglaterra y Gales, insistió en la
relación entre pobreza y enfermedad, y señaló que
«mientras los habitantes de los lugares abandonados y
sucios de las ciudades sean incapaces de valerse por sí
mismos y obtener viviendas mejores y más saludables, con
aire y luz suficientes, con abastecimiento de agua potable y
con sistemas de eliminación de aguas residuales, su salud y
fuerza fisica se verán perjudicadas, y sus vidas acortadas,
por la influencia del medio ambiente exterior».
 El informe concluyó que la salud depende en gran
medida de las condiciones socioeconómicas y del
saneamiento medio ambiental. Como consecuencia,
recomendó la mejora del saneamiento, la creación de
cuerpos sanitarios dedicados a la protección de la
salud de las poblaciones y el desarrollo de acciones
directas respecto a determinados problemas, como la
salud maternoinfantil.
 En 1850 se emitió el Informe de la Comisión Sanitaria de
Massachusetts, presidida por Lemuel Shattuck, que en la
actualidad se considera la más importante contribución a
los orígenes de la salud pública norteamericana. Entre
otras, incluye las siguientes recomendaciones para la
mejora de la salud en el estado de Massachusetts:
establecimiento de juntas locales y del Estado de sanidad,
creación del cuerpo de policía sanitaria, elaboración de
estadísticas vitales, puesta en marcha de procesos de
saneamiento, estudio de la salud de los escolares,
tuberculosis, alcoholismo, enfermedades mentales,
problemas sanitarios de la inmigración, vigilancia del agua
y los alimentos, eliminación de aguas residuales, clases de
higiene en las escuelas de enfermería y las facultades de
medicina, prédicas acerca de la higiene en los púlpitos de
las iglesias, etc. A finales del siglo XVIII Jenner descubre la
primera vacuna, la de la viruela. Tendrían que pasar casi
dos siglos para la erradicación mundial de la enfermedad.
 En la segunda mitad del siglo XIX y a principios del siglo xx
se producen los grandes descubrimientos microbiológicos, se
descubren los agentes causantes de las enfermedades
infecciosas, las primeras vacunas bacterianas y los sueros, y
se inicia el estudio de las causas de enfermedades no
infecciosas, como el escorbuto o la pelagra. Asimismo, se
desarrolla la ingeniería sanitaria, el saneamiento, la
desinfección, etc. Sin embargo, no existen servicios de salud
pública que se preocupen, además de la «protección de la
salud», de su promoción y restauración. A pesar de que a
finales del siglo XIX Benjamin Disraeli reconocía por primera
vez la obligación de los gobiernos de cuidar la salud de los
ciudadanos, hasta las primeras décadas del siglo XX no
empiezan a desarrollarse servicios sanitarios a cargo de
distintas aseguradoras y del propio Estado. Tales servicios de
salud nacen con carácter central en Alemania y son
coordinados por los gobiernos locales en Inglaterra.
 A pesar de que durante todo el siglo XX se van
desarrollando servicios de salud pública -denominados
entonces de higiene pública- y de que los derechos
sociales y humanos ya aparecen en la declaración de
Virginia en 1776 o en la de la Independencia Americana
en 1791 (y los derechos del hombre son aprobados por la
Asamblea francesa en 1791 y 1793), es curioso que el
derecho a la salud no se cite en ninguno de estos textos.
Es bien conocido que el denominado «Comité de la
Santé Publique» no se ocupaba de la salud, sino de
señalar y proponer la eliminación fisica de los enemigos
de la Revolución francesa, rivales políticos de la facción
dominante en cada momento en realidad. El derecho a
la salud no se contempla hasta la publicación de la carta
fundacional de la OMS en 1948 (aprobada dos años
antes).
"De moscas y
mugre a los
alimentos y la
fiebre", 1916
RECORDANDO SU HISTORIA
 La salud pública como ciencia apenas tiene poco más
de un siglo de existencia, pero manifestaciones del
instinto de conservación de la salud de los pueblos
existe desde los comienzos de la historia de la
humanidad. Sin embargo la inclusión de la
restauración de la salud es una adquisición
relativamente reciente
 Los egipcios, según Heródoto, eran el más higiénico de
los pueblos. Practicaban la higiene personal, conocían
gran número de fórmulas farmacéuticas, construían
depósitos de arcilla para las aguas de bebida y canales
de desagüe para las aguas residuales.
 Los indostaníes, según Charaka y Shusruta, padres de
la medicina ayurveda, eran los pioneros de la cirugía
estética, y de programas de salud pública que se
basaban en conformar patrones de alimentación,
sexualidad, de descanso, y de trabajo.
 Los hebreos llevaron todavía más lejos las prácticas
higiénicas, al incluir en la ley mosaica, considerada
como el primer código de higiene escrito, el Levítico
datada en 1500 años antes de JC. En este código se
describe como debe ser el aseo personal, las letrinas, la
higiene de la maternidad, la higiene de los alimentos,
la protección del agua... La civilización griega presta
más atención a la limpieza personal, al ejercicio físico y
a las dietas alimenticias que a los problemas del
saneamiento del medio. El imperio romano es famoso
por sus actividades en los campos de la higiene
personal con la construcción de baños públicos y de la
ingeniería sanitaria con la construcción de acueductos.
 En América Prehispánica, la civilización Tehotihuacana
contó con grandes obras que le permitían llevar agua
limpia a la ciudad, así como de deshacerse de agua
sucia, Lo mismo sucede en la cultura Azteca. Esta
última se crea en islotes dentro de un gran lago, por lo
cual desarrolla diversas medidas para evitar su
contaminación. Se dice que los Aztecas aprendieron a
vivir con el lago, mientras que los conquistadores
españoles, quisieron vivir contra el lago teniendo que
sufrir constantes inundaciones (algunas que duraron
años) e hicieron del viejo y limpio Tenochtitlan una de
las ciudades más sucias del mundo
 En la Edad Media, presidida por el catolicismo, se
produjo una reacción contraria a todo lo que recordaba
al imperio romano y al paganismo. El desprecio de lo
mundano y la "mortificación de la carne" pasaron a ser
las normas preferidas de conducta, por lo que el
descuido de la higiene personal y del saneamiento
público llegó hasta tal punto que junto con los
movimientos migratorios bélicos y los bajos niveles
socioeconómicos, se produjeron las grandes epidemias
de la humanidad. La lepra se consiguió erradicar de
Europa con la marginación y el exterminio de los
leprosos. Con respecto a la peste bubónica se
establecieron medidas de cuarentena en los puertos
marítimos y cordones sanitarios en tierra.
 En el siglo XIX hubo un desarrollo considerable de la
Salud Pública en Europa y en los Estados Unidos. En
Inglaterra Edwin Chadwick impulsó las Leyes de Salud
Pública que contemplaban un conjunto de medidas
para la sanidad, sobre todo en las ciudades industriales.
Con esas medidas se logró reducir la mortandad por
algunas de las enfermedades infecciosas que azotaban
a la población trabajadora que vivía en pésimas
condiciones y de insalubridad. Resaltan también los
trabajos de W. Farr, quien en polémica con Chadwick
señalaba que las condiciones de salud de los
trabajadores se debían al exceso de trabajo que los
mataba de inanición.
 En Alemania Rudolf Virchow, un gran patólogo de la
época, al calor de las revoluciones de 1848 señalaba
que "la política es medicina en gran escala", mostrando
con ello que las transformaciones socio políticas
podían generar mejores condiciones para los
trabajadores y con ello se lograría mejorar la situación
de salud. A mediados del siglo XIX casi todos los
médicos sostenían que las enfermedades se producían
por suciedades de las cuales emanaban miasmas que
llevaban la enfermedad a las personas.
CONTAGIO DE MIASMAS
 Otro grupo de médicos, los contagiacionistas
sostenían que la enfermedad pasaba de unas personas
enfermas a otras sanas por contagio de posibles
microorganismos. Los trabajos de Koch terminaron
dando la razón a los segundos y se abrió una época de
"cazadores de microbios". Temporalmente la atención
se centró en microorganismos específicos y la salud
Pública dirigida a combatir las suciedades (agua
potable, drenajes, reglamentación de entierros y
rastros, etc.) pasó a segundo plano, para resurgir de
forma más madura (considerando ya a los
microorganismos) en el siglo XX.
¿Qué es un sistema de salud?
 Un sistema de salud comprende todas las
organizaciones, instituciones, recursos y personas cuya
finalidad primordial es mejorar la salud. Fortalecer los
sistemas de salud significa abordar las limitaciones
principales relacionadas con la dotación de personal y
la infraestructura sanitarios, los productos de salud
(como equipo y medicamentos), y la logística, el
seguimiento de los progresos y la financiación eficaz
del sector. Es la suma de todas las organizaciones,
instituciones y recursos cuya finalidad primordial es
mejorar la salud.
 Un sistema de salud necesita personal, fondos,
información, suministros, transporte, comunicaciones
y orientación y dirección generales. También tiene que
prestar servicios que respondan a las necesidades y
sean equitativos desde el punto de vista financiero, al
tiempo que se dispensa un trato digno a los usuarios.
 Las malas condiciones de los sistemas de salud en
muchas partes del mundo en desarrollo es uno de los
mayores obstáculos al incremento del acceso a la
atención sanitaria esencial. Sin embargo, los
problemas relativos a los sistemas de salud no se
limitan a los países pobres. En algunos países ricos,
gran parte de la población carece de acceso a la
atención por causa de disposiciones poco equitativas
en materia de protección social. En otros, los costos
son cada vez mayores a causa del uso ineficaz de los
recursos.
 Por regla general, se reconoce cada vez más que para
mantener y mejorar el grado de salud de la población
del mundo, los gobiernos deben diseñar sistemas de
salud sólidos y eficientes, que presten buenos servicios
preventivos y curativos a las mujeres, los hombres y los
niños, sin distinción alguna. La OMS ha contraído el
compromiso de prestar asistencia a sus Estados
Miembros en esa tarea.
Elementos básicos de los sistemas
de salud
 Prestación de servicios
 Los buenos servicios de salud son aquellos que
permiten realizar intervenciones de calidad eficaces,
seguras, personales o no, destinadas a quienes las
necesitan, cuándo y dónde se necesitan, evitando al
máximo el desperdicio de recursos
 Dotación de personal sanitario
 El personal sanitario se desempeña correctamente
cuando responde a las necesidades y actúa de manera
equitativa y eficaz para lograr los mejores resultados
posibles en materia de salud, habida cuenta de los
recursos disponibles y de las circunstancias en que se
encuentra (esto es, que debe haber personal suficiente,
equitativamente distribuido, que sea competente,
idóneo y productivo).
 Sistema de información sanitaria
 Un sistema de información sanitaria que funcione
debidamente tiene que asegurar la producción, el
análisis, la difusión y la utilización de información
fiable y oportuna sobre los determinantes de la salud,
el desempeño del sistema de salud y el estado de salud
de la población.
 Productos médicos, vacunas y tecnologías
 Un sistema de salud que funcione debidamente tiene
que posibilitar un acceso equitativo a productos
médicos esenciales, vacunas y tecnologías de calidad
garantizada, seguros y costoeficaces, así como su
utilización científicamente racional y costoeficaz.
 Financiación de los sistemas de salud
 Un buen sistema de financiación de la salud debe
recaudar fondos suficientes para que la población
pueda tener acceso a los servicios necesarios y estar
protegida contra el riesgo de gastos catastróficos y
empobrecimiento vinculado al pago de esos servicios.
También debe prever incentivos para los prestatarios y
los usuarios.
 Liderazgo y gobernanza
 El liderazgo y la gobernanza suponen la existencia de
un marco normativo estratégico, acompañado de una
supervisión eficaz, así como de la creación de alianzas,
el establecimiento de una reglamentación, la atención
a la concepción de los sistemas y la rendición de
cuentas.
 Siguiendo los postulados de la OMS, "los
determinantes de salud son propiedades basadas en el
estilo de vida afectadas por amplias fuerzas sociales,
económicas y políticas que influyen la calidad de la
salud personal". Y son de cuatro tipos:
Biológicos (no modificables).
 Relacionados con el medio ambiente.
 Ligados al estilo de vida.
 Dependientes del sistema de asistencia sanitaria.
 MEDIO AMBIENTE
Factores físicos: contaminación acústica (ya hablamos de la
importancia del ruido), temperatura, radiaciones, calidad
del agua potable y red de alcantarillado. Incluso
el urbanismo.
 Factores químicos: contaminación química (dióxido de
carbono, metales pesados, insecticidas, polución);
añadimos aquí los incendios forestales.
 Factores biológicos: microorganismos (bacterias, virus,
hongos, parásitos), seguridad alimentaria.
 Factores sociales (y económicos): relaciones familiares y
amigos, condiciones de trabajo, desempleo,
pobreza, tiempo de ocio, agresividad y violencia,
drogadicción, estrés.
 Factores culturales: enseñanza, entretenimiento, medios de
comunicación.
 ESTILO DE VIDA
Es el principal determinante. Nos referimos a hábitos
saludables, vida saludable o estilo de vida saludable
(frene a malos hábitos). Y los hemos resumido en:
Alimentación adecuada.
 Ejercicio físico.
 Higiene, corporal y mental (incluyendo: control de
estrés, ocio relajante y sexualidad sana).
 Descanso suficiente (higiene del sueño).
 Evitación de hábitos tóxicos (tabaco, alcohol, drogas).
 ASISTENCIA SANITARIA
Disponer de un adecuado sistema sanitario que cubra
las necesidades de la población es fundamental para
atender a la salud poblacional.

Y disponiendo de una organización sanitaria pública,


los gerentes deben considerar los determinantes de
salud (los olvidados) en el ámbito de su competencia,
enmarcados en el medio ambiente y en el estilo de
vida. Hay evidencias de que aumentar el gasto en
atención sanitaria no supone mejoras significativas en
la salud de la población. En cambio, actuar sobre las
condiciones de vida y de trabajo contribuye en gran
medida a conseguir una población más saludable.
 La promoción de la salud es el proceso que permite a las
personas incrementar el control sobre su salud para
mejorarla
 Abarca no solamente las acciones dirigidas directamente a
aumentar las habilidades y capacidades de las personas,
sino también las dirigidas a modificar las condiciones
sociales, ambientales y económicas que tienen impacto en
los determinantes de salud. La existencia de un proceso de
capacitación (empowerment o empoderamiento) de
personas y comunidades puede ser un signo para
determinar si una intervención es de promoción de salud o
no
 La educación para la salud comprende las oportunidades
de aprendizaje creadas conscientemente destinadas a
mejorar la alfabetización sanitaria que incluye la mejora del
conocimiento de la población y el desarrollo de habilidades
personales que conduzcan a la mejora de la salud. Es un
proceso educativo que tiene como finalidad responsabilizar
a los ciudadanos en la defensa de la salud propia y
colectiva. Es un instrumento de la promoción de salud y
por tanto una función importante de los profesionales
sanitarios, sociales y de la educación. Asimismo, la
educación para la salud es una parte del proceso
asistencial, incluyendo la prevención, el tratamiento y la
rehabilitación
 La promoción de la salud constituye un escalón más dentro
del proceso de atención integral, que viene definido por: la
asistencia (primaria y especializada), la prevención
(primaria, secundaria y terciaria), la adaptación social a un
problema crónico (rehabilitación, cuidados, integración) y
finalmente la promoción de la salud (referida a la
implicación de los individuos en el desarrollo y disfrute de
su salud). En cambio la educación de la salud es un
instrumento transversal que afecta a cada uno de los
niveles descritos de la atención integral. De esta forma la
educación para la salud es un instrumento para la
adaptación social, la asistencia, la prevención y la
promoción.
 En consecuencia la promoción de la salud, como un
nivel necesario de la atención integral, imprescindible
para una respuesta eficaz a los problema de salud más
relacionales y de origen social. Cuando se refiere a la
educación para la salud lo hace considerándola como
un instrumento necesario para cada uno de los niveles
de atención, también y sobre todo de la promoción de
la salud de la que se sirve técnica y metodológicamente
Necesidades e intervenciones en
promoción de la salud
 La promoción y educación para la salud deben
responder de forma coherente a las diferentes
necesidades de salud que se plantean en nuestras
sociedades desarrolladas. Para abordarlas, tres son las
áreas de intervención prioritarias: problemas de salud,
estilos de vida y transiciones vitales. Estas áreas de
intervención van a condicionar los objetivos y
planteamientos de la formación, ya que son necesarios
conocimientos, actitudes y habilidades para
comprender y abordar estas necesidades en salud y los
factores con ellas relacionados. Algunas necesidades de
salud y áreas de intervención a afrontar desde la
educación y promoción de salud
OBJETIVOS DE SALUD PARA TODOS
EN EL SIGLO XXI Garantizar la equidad

Mejorar la salud en las transiciones vitales

Prevenir y controlar las enfermedades y accidentes

Desarrollar estrategias de salud intersectoriales

Orientar el sector sanitario hacia resultados de salud

Establecer políticas y mecanismos de gestión del cambio


NECESIDADES/AREAS DE INTERVENCION Y SU
ENFOQUE DESDE LA PROMOCION DE LA SALUD
Enfoque desde la promoción de
Necesidades Áreas de intervención
salud
•Atención centrada en la calidad de vida
salud
•Enfermedades crónicas •Educación de los pacientes y afectados
Problemas de salud •Discapacidades centrada en sus expectativas, creencias y
•Derechos y deberes de los pacientes valores dirigida a la asunción de
decisiones responsables
•Oferta de recursos y servicios
•Alimentación
•Promover comportamientos saludables
•Actividad física
•Facilitar que las opciones saludables
Estilos de vida •Sexualidad
sean las más fáciles de tomar
•Tabaco y otras drogodependencias
•Modelos socioculturales favorables
•Estrés
•Favorecer las condiciones para el
desarrollo de la identidad personal y el
•Infancia y adolescencia proyecto de vida
•Inmigración •Oferta de recursos y servicios
Transiciones vitales
•Cuidado de personas dependientes •Modelos socioculturales favorables
•Envejecimiento •Desarrollar habilidades personales y
sociales: afrontamiento de problemas,
manejo de emociones, comunicación...
•Facilitar la coordinación intersectorial y
•Entornos saludables
el trabajo en red
Estrategias multisectoriales •Escenarios promotores de salud
•Facilitar el acceso a las personas y
•Equidad y desigualdades en salud
grupos en situación de desigualdad
en promoción y educación para la
salud
 Los escenarios o ámbitos de intervención identifican
los lugares donde distintos grupos de población viven,
conviven, acuden, se reúnen y/o trabajan puesto que,
para actuar con eficacia, las intervenciones de
promoción de salud se deben desarrollar e integrarse
en los espacios de sociabilidad más habituales y
cotidianos.
 Los escenarios más importantes son los servicios
sanitarios (atención primaria y especializada, salud
mental y otros) y sociales, el medio escolar (Centros de
educación infantil, primaria y secundaria, de personas
adultas, universidades y otros) y laboral y el ámbito
social (entidades sociales, tejido asociativo…).
 Los tipos de intervención en promoción y
educación para la salud a nivel local figuran en la
Tabla 3. A nivel supralocal (regional, de país) son
necesarias actuaciones de apoyo y referencia para
el desarrollo de intervenciones locales. La
finalidad de la formación es la capacitación de
profesionales de todos los sectores implicados
para llevar a cabo los diferentes tipos de
intervención en promoción y educación para la
salud desde los diferentes escenarios o ámbitos de
intervención.
Tipos de intervención en promoción y educación para la salud a nivel de
la comunidad local
Consejo y asesoramiento: dirigido a personas que acuden a una consulta profesional para
plantear una demanda o buscar solución a determinados problemas. Es una intervención breve
realizada, habitualmente, aprovechando una oportunidad en la atención individual.

Educación para la salud individual: serie organizada de consultas educativas programadas


que se pactan entre el profesional y el usuario.

Educación para la salud grupal y/o colectiva: intervenciones programadas dirigidas a un


grupo homogéneo de pacientes y/o usuarios con la finalidad de mejorar su competencia para
abordar determinado problema o aspecto de salud. También se contemplan las intervenciones
dirigidas a colectivos de la comunidad, desarrollando talleres, cursos o sesiones para aumentar
su conciencia sobre los factores sociales, políticos y ambientales que influyen sobre la salud.

Información y comunicación: incluye la elaboración y utilización de distintos instrumentos


de información (folletos, carteles, murales, cómics, grabaciones, calendarios...) y la
participación en los medios de comunicación (prensa, radio, TV, internet) especialmente de
carácter local.
Acción y dinamización social: para el desarrollo comunitario, modificación de normas
sociales y el trabajo cooperativo en redes, alianzas y plataformas con asociaciones y grupos de
distintos tipos.
Medidas de abogacía por la salud en la promoción de salud local: para el desarrollo de
estrategias intersectoriales, modificaciones organizativas de los servicios y puesta en marcha de
medidas legislativas, económicas y/o técnico-administrativas.
promoción y educación para la
salud
La práctica de la promoción y educación para la salud exige un
reconocimiento y asunción del papel que juegan los diferentes
profesionales sociosanItarios implicados en su desarrollo, que
pasamos a describir a continuación:
 Desarrollar un rol educativo que le permita analizar
necesidades, definir objetivos compartidos, seleccionar las
estrategias más adecuadas y realizar el seguimiento y
evaluación de los procesos educativos.
 Ser capaz de identificar y comprender las necesidades en
salud desde una perspectiva biopsicosocial y de salud
positiva.
 Ser capaz de trabajar en equipo para desarrollar iniciativas
de promoción de salud y saber reconocer la
complementariedad de la multiprofesionalidad.
 Desarrollar capacidades de comunicación en relación con
otros profesionales, la comunidad con la que trabaja y con
los gestores y directivos de su institución.
 Tener capacidad para negociar objetivos y estrategias de
promoción de salud, saber tomar decisiones conjuntamente
y buscar la implicación y la participación de los colectivos
interesados.
 Desarrollar un enfoque capacitante, en relación con los
usuarios y no profesionales, que facilite el empoderamiento
de los grupos y colectivos interesados.
 Capacidad para programar intervenciones sostenibles y
realistas al contexto social e institucional donde se
desarrollan.
 Desarrollar una cultura de mejora continua de la
promoción de salud integrando los modelos de
buena práctica y los sistemas de evaluación en las
intervenciones de promoción de salud.
 Asesorar y desarrollar la abogacía en favor de la
salud tanto a nivel local como institucional.
 Capacitarse para el trabajo intersectorial:
compartir distintos lenguajes, espacios,
organizaciones, puntos de vista distintos y
complementarios en programas y planes de
corresponsabilidad compartida.
La promoción de la salud tiene tres
componentes esenciales:
 1. Buena gobernanza sanitaria
 La promoción de la salud requiere que los
formuladores de políticas de todos los
departamentos gubernamentales hagan de la
salud un aspecto central de su política. Esto
significa que deben tener en cuenta las
repercusiones sanitarias en todas sus decisiones,
y dar prioridad a las políticas que eviten que la
gente enferme o se lesione.
 Estas políticas deben ser respaldadas por regulaciones
que combinen los incentivos del sector privado con
los objetivos de la salud pública, por ejemplo
armonizando las políticas fiscales que gravan los
productos nocivos o insalubres, como el alcohol, el
tabaco y los alimentos ricos en sal, azúcares o grasas,
con medidas para estimular el comercio en otras
áreas. Asimismo, hay que promulgar leyes que
respalden la urbanización saludable mediante la
facilitación de los desplazamientos a pie, la reducción
de la contaminación del aire y del agua o el
cumplimiento de la obligatoriedad del uso del casco y
del cinturón de seguridad.
 2. Educación sanitaria
 Las personas han de adquirir conocimientos,
aptitudes e información que les permitan elegir
opciones saludables, por ejemplo con respecto a
su alimentación y a los servicios de salud que
necesitan. Tienen que tener la oportunidad de
elegir estas opciones y gozar de un entorno en el
que puedan demandar nuevas medidas
normativas que sigan mejorando su salud.
 3. Ciudades saludables
 Las ciudades tienen un papel principal en la
promoción de la buena salud. El liderazgo y el
compromiso en el ámbito municipal son
esenciales para una planificación urbana
saludable y para poner en práctica medidas
preventivas en las comunidades y en los centros
de atención primaria. Las ciudades saludables
contribuyen a crear países saludables y, en última
instancia, un mundo más saludable.
CONTEXTO DEL SISTEMA DE SALUD
 1.1. ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN DE SALUD
 1.1.1. ANÁLISIS DEMOGRÁFICO
 De acuerdo a las proyecciones de población realizadas
por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos
 (INEC), en el año 2006 la población del país era de
13.408.270 habitantes, con 6.723.631 hombres y
6.684.639 mujeres. La mayoría de la población (64%)
vive en zonas urbanas, con una densidad poblacional
de 52,3 habitantes por km2.
 La estructura demográfica refleja una población
predominantemente joven con más del 30% de menores de
 15 años y un índice de envejecimiento del 25,97% (adultos
mayores de 60 años/población 0-14 años). La esperanza de vida
para los quinquenios 1995-2000 y 2000-2005 se incrementó
para ambos sexos, pasando de 72,3 a 74,2 años (de 69,6 a 71,3
años en hombres y de 75,1 a 77,2 en las mujeres).1
 El crecimiento anual durante el período inter censal 1990-2001
fue de 2,1 por 100 habitantes.
 El país se caracteriza por ser multiétnico y pluricultural. El
6,1% de la población mayor de 15 años se considera indígena, el
5% afroecuatoriana y mulata, el 77,7% mestiza y el 10,8%
blanca. La mayor concentración de población indígena se
encuentra en las provincias de la Sierra (Chimborazo 70%,
Cotopaxi 60%, Imbabura 45%, Bolívar 40% y Tungurahua
28%).
 La tasa cruda de mortalidad (por 1.000 hab.) en el 20013 era de 5,8 y en el 20054 de
5,0. La tasa de mortalidad infantil era de 24,9 por 1.000 n.v. en el 2001 y de 22,3 en
el 2004. La tasa de natalidad muestra un descenso sostenido en los últimos 15 años.
 ANÁLISIS EPIDEMIOLÓGICO
 En el Ecuador, más que una transición epidemiológica se
evidencia una acumulación epidemiológica, en la que las
enfermedades carenciales y transmisibles comparten espacio
con las crónico-degenerativas y los problemas de salud
colectiva. Entre las primeras predominan las infecciones
respiratorias agudas, las enfermedades diarreicas, la malaria, la
tuberculosis pulmonar, las enfermedades inmunoprevenibles,
la desnutrición global, la desnutrición crónica y la anemia.
Entre las segundas están las enfermedades cerebro vasculares,
las cardiopatías isquémicas, la hipertensión arterial, la diabetes
mellitus, los tumores malignos, el SIDA y los problemas de
salud mental. Los problemas de salud colectiva más frecuentes
son los accidentes de transporte y las agresiones. Este perfi l
epidemiológico está relacionado con una serie de
determinantes tales como los niveles de pobreza y de inequidad
en el país; los mismos serán analizados en este documento.
 Según el INEC, la primera causa de atención en los
establecimientos hospitalarios durante el año 2006 fueron
la diarrea y la gastroenteritis de presunto origen
infeccioso, con una tasa de 25.6 por cada 10.000habitantes.
 La segunda causa fue el aborto no especifi cado con una
tasa de 19,2 por cada 10.000 habitantes y en tercer lugar
estaba la neumonía inespecífi ca, con una tasa de 18,2 por
cada 10.000 habitantes. Dentro de las diez principales
causas se encuentra la atención materna por
anormalidades conocidas o presuntas de los órganos
pelvianos, con una tasa de 6,3 por 10.000 habitantes.
 Entre las enfermedades de notificación obligatoria, las
infecciones respiratorias agudas (tasa de 26,6 por
100.000 habitantes en el 2005) constituyeron la
primera causa de consulta externa en las unidades
operativas del Ministerio de Salud Pública (MSP). Para
ese período, este tipo de infecciones triplicaron a las
enfermedades diarreicas agudas.
 El informe destaca la marcada y sostenida reducción de
la morbilidad y mortalidad debidas a las Enfermedades
Prevenibles por Vacuna (EPV) que son objeto del
Programa Ampliado de Inmunización (PAI),
introducido por el MSP desde 1985. El impacto logrado
a la fecha ha sido la eliminación de algunas
enfermedades del territorio nacional, como es el
sarampión eliminado hace nueve años, la poliomielitis
eliminada hace dieciséis años, la fiebre amarilla
eliminada hace seis años, la difteria y la rubéola y el
síndrome de rubéola congénita eliminados hace dos
años; la disminución de la tos ferina; la eliminación del
tétanos neonatal como problema de salud pública
nacional y provincial y la disminución de las neumonías
y meningitis por haemophilus infl uenzae tipo b.
Salud en el Ecuador

 El Sistema de Salud del Ecuador se caracteriza por la


segmentación en sectores, privado y público. Como en
otros países, un sistema de seguridad social financiado
por cotizaciones de los trabajadores del sector formal
coexiste con sistemas privados para la población de
mayor poder adquisitivo y con intervenciones de salud
pública y redes asistenciales para los más pobres.
 Existen múltiples financiadores y
proveedores: Ministerio de Salud, Seguro Social IESS,
ICS, ONG, etc., que actúan independientemente. La
cobertura de la seguridad social es relativamente baja
(IESS 10% y Seguro Campesino 10%) y la red asistencial
pública muy limitada quedando aproximadamente sin
cobertura un 30% de la población. Otros prestadores
que cubren pequeñas cuotas de aseguramiento son: la
Sociedad Ecuatoriana de Lucha Contra el Cáncer
(SOLCA), la Junta de Beneficencia de Guayaquil (JBG)
y los servicios de la Fuerzas Armadas y de la Policía
Nacional.
 La consulta nacional de 1997 atribuye cuatro roles del
estado en salud:
 rectoría
 promoción de la salud
 garantía de acceso equitativo a la atención
 provisión descentralizada de los servicios
 La estructura dependiente del MSP está muy debilitada
por la falta de presupuesto y su capacidad de liderar el
sector salud es por el momento limitada.
 La red de servicios de salud dependiente del Ministerio de
Salud Pública (MSP) se estructura de forma regionalizada
con dos niveles de descentralización: el provincial
(direcciones provinciales de salud) y cantonal (áreas de
salud). Las áreas de salud no siempre coinciden con la
delimitación del cantón.
 El principal problema que tienen las redes de salud es
la escasez de personal y su limitada capacidad de
resolución en atención primaria y especializada de
nivel cantonal y provincial. Efectivamente, los médicos
de MSP están contratados por 8horas/día recibiendo
un salario en torno a los 2000 U$/mes (incluidas
bonificaciones). Se estima que en el medio rural
existen menos de cinco médicos de planta por 10.000
habitantes, el resto de médicos son residentes que
hacen su año rural.El gasto en salud total por capital en
dólares internacionales (2001) es de 100.000 dólares.
Dicho gasto, presenta una gran desigualdad en relación
con el tipo de cobertura.El gasto por cápital en salud
aumentó de 202 dólares en 2000 a 474 dólares en 2008.
 Existen barreras económicas, culturales y geográficas que
limitan el acceso a los servicios de salud y que afectan
especialmente a la población pobre que vive en zonas
rurales, indígena en su mayoría.
 Desde 1995 se ha venido desarrollando en Ecuador un
proceso de Reforma del Sector Salud, asentado sobre un
proceso de descentralización y transferencia de funciones
del MSP a las Municipalidades que lo soliciten. Al
momento actual no existen consensos completos entre los
diversos actores de cómo llevar adelante dicho proceso de
descentralización, que no ha contado con decisiones
políticas acordes.
 Esta situación, unida a la reducción muy importante de los
recursos asignados al sector salud, ha repercutido en la
calidad de atención, niveles de coberturas de servicios que
no responden adecuadamente a las necesidades sentidas y
a la realidad epidemiológica de poblaciones, especialmente
en aquellas zonas más depauperadas.
 A pesar de ello, tanto el MSP como el Consejo Nacional
de Salud han reconocido esta situación de crisis y están
comprometidos en llevar a delante el proceso de
reforma del sector a nivel central y hacer lo necesario a
fin de apoyar el proceso de de transferencia de
funciones a los gobiernos locales. Existen leyes en las
cuales se apoya la reforma del sector como:
 Ley Orgánica del Sistema Nacional de Salud
 Ley de Maternidad Gratuita y Atención a la Infancia
 Ley de Medicamentos Genéricos de Uso Humano
 Programa Nacional de Nutrición y alimentación
 Ley de Descentralización y participación social
 Varias de estas leyes apoyan la descentralización del
SNS en Sistemas Cantonales de Salud, la participación
ciudadana y el aumento de la cobertura. No obstante, el
nivel de aplicación de estas leyes es muy reducido
debido a inestabilidad política que ha sufrido el país en
los últimos años.
 Como ejemplo de descentralización relativa del SNS se
han identificado cuatro cantones o municipalidades:
Cotacachi, Pedro Moncayo, Cuenca y Guamote. Como
denominador común destaca el alto grado de
organización comunitaria, el apoyo político de las
autoridades locales y la gran proporción de población
indígena (Quichua). En todos los casos han
desarrollado el plan cantonal de salud participativo
pero en ningún caso han recibido fondos del Ministerio
de Economía.
Promedio de gastos en salud

 Los gastos per cápita, en salud, por año, tomando como


base la totalidad de los hogares es de U$ 147.93 (Año 2004),
si se excluyen los hogares que no tienen problemas de
salud, este promedio sube a U$ 157.29. Si se considera
separadamente el área urbana, y el área rural, la diferencia
entre ellas es de U$ 50.
 La diferencia por provincia se aprecia en el gráfico de la
derecha. Como se puede apreciar las provincias más críticas
son las de Cotopaxi y Bolívar (U$ 99.17). Adicionalmente
cabe señalar que el gasto medio en las familias mestizas es
casi el doble del de las familias indígenas.
 En la comunidad indígena de Otavalo no existe una
política que contribuya en alto porcentaje al cuidado
de la salud; principalmente en niños y personas de la
tercera edad, incrementando de esta manera altos
índices de desnutrición.
 Las escasas campañas realizadas por el gobierno
central se desarrollan con mayor frecuencia en los
lugares más poblados, mientras que en poblaciones
tales como la comunidad de San Rafael los programas
de salud no se cumplen con regularidad generando el
descuido de los pobladores que habitan en completo
abandono.
Sistema Nacional de Salud en el
Ecuador
 El marco legal ecuatoriano refleja la conceptualización
del Sistema Nacional de Salud (SNS) y sus funciones
en la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Salud
(Losns), y detalla en su artículo 2 que "tiene por
finalidad mejorar el nivel de salud y vida de la
población ecuatoriana y hacer efectivo el ejercicio del
derecho de la salud. Estará constituido por las
entidades públicas, privadas, autónomas y
comunitarias del sector salud, que se articulan
funcionalmente sobre la base de principios, políticas,
objetivos y normas comunes". Así, el SNS desempeña
cinco funciones fundamentales
Funciones del Sistema Nacional de Salud
Provisión de
Rectoría Coordinación Aseguramiento Financiamiento
servicios

El Estado La provisión de Es la garantía de


Es la función del El financiamiento es
acceso universal y
garantizará la servicios de salud la garantía de
sistema que equitativo de la
disponibilidad y
rectoría del sistema es plural y con población al Plan
coordina el sostenibilidad de los
a través de la participación Integral de Salud en
relacionamiento recursos financieros
Autoridad coordinada de las cumplimiento al
entre las demás necesarios para la
Sanitaria Nacional, instituciones derecho iudadano a la
cobertura universal
funciones y entre protección social en
será responsable de prestadoras. El en salud de la
los integrantes del salud. Se promoverá
formular la política Sistema establecerá población. El Consejo
Sistema. Su la ampliación de
nacional de salud, los mecanismos Nacional de Salud
ejercicio es cobertura de salud de
establecerá
y normará, para que las todas las entidades
competencia del mecanismos que
regulará y instituciones prestadores de
Ministerio de Salud permitan la
controlará todas las garanticen su servicios y del Seguro
Pública, en todos asignación equitativa
actividades operación en redes General Obligatorio y
y solidaria de los
sus niveles, como Seguro Social
relacionadas con la y aseguren la recursos financieros
autoridad sanitaria Campesino,
salud, así como el calidad, entre grupos sociales,
nacional, apoyado pertenecientes al
funcionamiento de continuidad y provincias y cantones
por los Consejos de IESS, de otros seguros
del país, así como su
las entidades del complementarieda públicos, como el
Salud. uso eficiente.
sector. d de la atención. Issfa e Isspol.

Constitución de la Ley Orgánica del Ley Orgánica del Ley Orgánica del Ley Orgánica del
República del Sistema Nacional Sistema Nacional Sistema Nacional de Sistema Nacional de
Ecuador Art. 361 de Salud Art. 10 de Salud Art.11 Salud Art.12 Salud Art.13
 el SNS busca cumplir con cuatro objetivos principales:
 Garantizar el acceso equitativo y universal a servicios de
atención integral de salud, a través del funcionamiento de
una red de servicios de gestión desconcentrada y
descentralizada.
 Proteger integralmente a las personas de los riesgos y daños
a la salud; al medio ambiente de su deterioro o alteración.
 Generar entornos, estilos y condiciones de vida saludables.
 Promover la coordinación, la complementación y el
desarrollo de las instituciones del sector.
 Incorporar la participación ciudadana en la planificación y
veeduría en todos los niveles y ámbitos de acción del
Sistema Nacional de Salud.
La reforma del sector salud
 Casi tres décadas han transcurrido desde la Reunión
de Alma-Ata, donde se fijó la meta de “Salud Para Todos
en el año 2000” y se establecieron los indicadores
sanitarios mínimos, a alcanzar por parte de los países de
Latinoamérica y el Caribe.
 Unos cuantos años después empezaron a generarse
propuestas de Reforma al Sector Salud, muchas de ellas
dentro de las Reformas a los Estados. Lamentablemente, el
desarrollo político y social fue insuficiente, se acentuó la
falta de equidad y al culminar el siglo XX, más del 20% de la
población carecía de acceso a la protección total de la salud.
El análisis de la reforma del sector salud intentó entonces,
además de examinar las políticas sociales para extender la
cobertura, vincular a éstas con los factores condicionantes y
determinantes de las estrategias adoptadas para alcanzar
estas metas.
 En la región de las Américas, la Reforma del Sector de la Salud y
del desarrollo de las políticas sanitarias se producen en contexto
de apertura económica, consolidación democrática y ajuste
estructural de los Estados. Procesos que han influido en los
mecanismos y estrategias orientadas a mejorar el acceso de la
población a los sistemas de protección social, especialmente en
la década de los 90, donde se intensificaron estos procesos
 En la I Cumbre de las Américas, celebrada en EEUU en 1994, los
gobiernos de la región reafirmaron su compromiso de incorporar
en sus procesos de Reforma del Sector de la Salud, mecanismos
para garantizar el acceso equitativo a determinados servicios
básicos sanitarios y de mejorar la calidad de los mismos. Un año
después, la Organización Panamericana de la Salud junto con
otras agencias internacionales, patrocinaron una reunión
especial sobre Reformas del Sector de la Salud, donde se
establecieron sus criterios rectores, basados en los principios de
equidad, efectividad y calidad, eficiencia, sostenibilidad y
participación social.
 En los primeros años de la década de los 90 los países de la
región aún no tenían una unificación de criterios respecto a
la Reforma del Sector de la Salud, la reunión convocada en
1995 por la Organización Panamericana de la Salud
produjo luego, una definición que se ha venido utilizando
ampliamente desde entonces:
 “La Reforma en Salud es un proceso orientado a introducir
cambios sustantivos en las diferentes instancias y funciones
del sector con el propósito de aumentar la equidad en sus
prestaciones la eficiencia de su gestión y la efectividad de
sus actuaciones, y con ello lograr la satisfacción de
necesidades de salud de la población. Se trata de una fase
intensificada de transformación de los Sistemas de Salud
realizada durante un período determinado de tiempo y a
partir de coyunturas que la justifican y viabilizan”.
 En 1998 la OPS redactó y sugirió unos lineamientos
metodológicos para la preparación de los perfiles de los
sistemas de servicios de la salud, en los países de la región,
en sus componentes básicos: contexto político, económico y
social; organización general, recursos y funciones; y,
seguimiento y evaluación de las reformas.
 En este último, se examinan las diferentes fases en los
procesos de Reforma: génesis, diseño, negociación,
ejecución y evaluación, identificándose además los actores
principales del proceso tanto en la sociedad cuanto en el
propio sector.
 Los contenidos generales propuestos para pretender
establecer estrategias de cambio dentro del proceso de
Reforma del Sector Salud en los países de la región, y que
son los que han sido considerados en diferente magnitud
por nuestras naciones:
 Marco Jurídico
 Derecho a los cuidados de la Salud y al aseguramiento.
 Aumento de la Cobertura.
 Función Rectora de los Ministerios de Salud.
 Separación de Funciones
 Descentralización.
 Participación y control Sociales.
 Financiamiento y Gasto
 Oferta de Servicios
 Modelos de Gestión
 Formación y Capacitación de los Recursos Humanos
 Calidad y Evaluación de Tecnologías
 Con las políticas implantadas se han logrado adelantos
importantes, fundamentalmente en el aspecto normativo y
teórico, ya que los sistemas de salud de toda la región reconocen,
de manera implícita y explicita el carácter universal del derecho a
la Salud de toda la población. No obstante, las reformas
adoptadas en este sentido no siempre han logrado en la práctica
dar cobertura de salud a todos los habitantes.
 Una rápida mirada al sector salud en el Ecuador en las últimas
décadas, refleja una realidad bastante problemática y la presencia
de limitantes en su accionar: Acceso inequitativo a los servicios,
bajas coberturas y calidad de atención, modelo de atención
curativo y biologista, gestión centralizada y de bajas coberturas de
atención, falta de una política integral de recursos humanos,
inadecuada coordinación interinstitucional, paternalismo de
instituciones públicas y privadas, alto costo de insumos y
tecnologías, situación similar a la de otros países de la región, que
sin embargo ha sufrido algunos cambios en los últimos años,
cuando se empiezan a implementar acciones relacionadas con la
reforma del sector salud, que inicia en la década de los 80´s.
 Varios técnicos del sector consideran que el proceso debía contar con
lo que se denominó la Reforma Mínima, a través de la cual,
progresivamente se produciría un cambio y al mismo tiempo facilitaría
consolidar nuevas fuerzas para enfrentar más tarde procesos Máximos.
Esta Reforma Mínima se caracterizaría por:
 La Separación de las funciones de financiamiento de la provisión de
servicios;
 El fortalecimiento de la función rectora del Ministerio de Salud;
 El fortalecimiento de las entidades territoriales o del régimen
seccional;
 El apoyo a los programas de garantía de calidad y acreditación de
servicios;
 La regulación de las empresas de aseguramiento privado;
 El apoyo a la creación de nuevos actores sociales en provincias y
cantones;
 La ampliación de coberturas, mediante programas de servicios básicos
localizados en zonas de mayor carencia de servicios;
 El apoyo a la gestión administrativa y financiera descentralizada de las
unidades de salud;
 La realización de proyectos a pequeña escala para probar la
aplicabilidad de mecanismos e instrumentos de reforma.
 El Ministerio de Salud Pública a inicios del nuevo milenio,
se pronunció mediante la emisión de un documento para
discusión, posicionamiento del MSP frente a la Reforma
del Sector Salud. (Abril de 2001.), que el Ecuador se
encuentra aún en la fase de formulación de la Reforma en
Salud. Sin embargo, debido a que las transformaciones de
esta magnitud son el resultado de procesos acumulativos y
complejos, que involucran tanto a la sociedad como a las
organizaciones públicas y privadas del sector, este proceso
de Reforma Sanitaria se ha insinuado a través de esfuerzos
dispersos e inconexos, generados tanto desde el Estado,
cuanto desde organizaciones autónomas, ONG´s y
organismos internacionales. En este contexto se inserta el
Programa PASSE.3 Estas experiencias acumuladas
permiten evaluar la validez de ciertas propuestas y definir
los principales lineamientos de la Reforma que le
convienen al Ecuador.
Concepto actual de salud pública
 A principios del siglo xx surgen las primeras definiciones de
salud pública. La más completa y de mayor trascendencia
que ha llegado hasta nuestros días es la de C. E. A. Winslow
(1920): «La salud pública es la ciencia y el arte de impedir
las enfermedades, prolongar la vida, fomentar la salud y la
eficacia fisica y mental, mediante el esfuerzo organizado de
la comunidad para: a) el saneamiento del medio; b) el
control de las enfermedades transmisibles; c) la educación
sanitaria; d) la organización de los servicios mé- dicos y de
enfermería, y e) el desarrollo de los mecanismos sociales
que aseguren al individuo y a la comunidad un nivel de vida
adecuado para la conservación de su salud»..
 Winslow no habla de la provisión de servicios de
asistencia sanitaria gratuitos y de cobertura universal.
Se detiene en la organización de los servicios médicos
y de enfermería. Tendrían que pasar más de 20 años
para que los gobiernos, empezando en Inglaterra,
asumieran la responsabilidad de proporcionar
servicios universales de restauración de la salud a su
población
 Hacia los años cuarenta se afianza cada vez más el
criterio de que la restauración de la salud debe formar
parte de la salud pública. «La nueva salud pública es
un enfoque multidisciplinario para proteger y
promover el estatus de salud de los individuos y de la
sociedad mediante la provisión equilibrada a la
población de servicios de control sanitario del medio
ambiente y de promoción de la salud de forma
coordinada con servicios curativos de rehabilitación y
de cuidados a largo término».
 En definitiva, se puede concluir que la salud pública es
«la ciencia y el arte de organizar y dirigir todos los
esfuerzos de la comunidad destinados a defender y
promover la salud de la población cuando está sana y a
restablecerla cuando se ha perdido». Es una acción de
gobierno multidisciplinaria, eminentemente social,
cuyo objetivo final es la salud de la población. La salud
pública es una responsabilidad de los gobiernos, a los
que corresponde la organización de todas las
actividades comunitarias que, directa o
indirectamente, contribuyen a la salud de la población.
 De estas actividades, unas son propias de los servicios
de salud y están dirigidas primariamente a la
consecución de los objetivos de la salud pública. Son
las acciones de fomento y defensa de la salud,
prevención de las enfermedades y restauración de la
salud, que se llevan a cabo por parte de los servicios de
salud. Otras son actividades organizadas de la
comunidad que, aunque primariamente están
dirigidas a otros objetivos, contribuyen también de
forma importante a la promoción de la salud de la
población o permiten proporcionar a toda la población
asistencia sanitaria gratuita y de calidad.
 Por un lado, están las acciones organizadas de la
comunidad dirigidas a defender la salud, prevenir las
enfermedades y promover el óptimo estado vital fisico,
mental y social de la población: son las acciones de
fomento y defensa de la salud y prevención de la
enfermedad. Por otro, están las dirigidas a recuperar la
salud cuando se ha perdido: son las acciones de
restauración de la salud. Unas y otras no serían posibles
si no se controlan los factores sociales que influyen
sobre la salud y no se dispone de recursos suficientes
para financiar las acciones propias de los servicios de
salud que se acaban de mencionar. De ahí la necesidad
de las acciones comunitarias que influyen sobre la
salud. Su planificación y ejecución corresponden al
gobierno, que las lleva a cabo a través de los
correspondientes departamentos ministeriales.
 Las acciones propias de los servicios de salud, dirigidas
al fomento y defensa de la salud y prevención de la
enfermedad, se acostumbran a clasificar en dos grandes
grupos (fig. 1-6), según incidan sobre el medio
ambiente ((Las acciones de protección de la salud están
dirigidas al control sanitario del medio ambiente, en su
sentido más amplio. Desde el punto de vista operativo,
se acostumbra a hacer una distinción entre las dirigidas
a la vigilancia y control de la contaminación del agua,
del aire y del suelo (control sanitario del medio
ambiente o saneamiento ambiental) y las dirigidas a la
vigilancia y control de la contaminación de los
alimentos (control sanitario de los alimentos o higiene
alimentaria).
 Se trata de prevenir los riesgos para la salud humana
derivados de la contaminación física, química o
biológica del medio ambiente donde el hombre vive y
trabaja, y de los alimentos que consume. Estas
acciones se basan en conocimientos científicos
aportados por ciencias distintas a la medicina
(veterinaria, farmacia, biología, bromatología,
ingeniería sanitaria, etc.) y son llevadas a cabo por
profesionales sanitarios no médicos (veterinarios,
biólogos, farmacéuticos, bromatólogos, ingenieros
sanitarios, ingenieros de seguridad e higiene en el
trabajo, etc.).
 Las acciones de promoción de la salud y prevención de
la enfermedad incluyen las actividades de los servicios
de salud que tienen como objetivo el fomento y defensa
de la salud y la prevención de las enfermedades
mediante actuaciones que inciden sobre las personas.
Se trata de incrementar los niveles de salud de los
individuos y colectividades y de prevenir las
enfermedades específicas, cuya historia natural sea
conocida y para las que se disponga de instrumentos de
prevención primaria o secundaria efectivos y eficientes
(inmunizaciones, quimioprevención, quimioprofilaxis,
educación sanitaria, cribados)
 Algunos autores establecen una clara distinción entre
las acciones de promoción de la salud y las de
prevención de la enfermedad. Las primeras
pretenderían fomentar la salud de los individuos y
colectividades promoviendo que se adopten estilos de
vida saludables. Esto se podría conseguir mediante
intervenciones de educación sanitaria a nivel
comunitario (a través de los medios de comunicación
de masas a cargo de los comunicadores, y de las
escuelas a cargo de los maestros) y de la atención
primaria (educación sanitaria individual -consejo
médico- a cargo del equipo de atención primaria:
médico, enfermera y asistente social).
 Con la prevención de la enfermedad, en cambio, se
trataría de reducir la incidencia de enfermedades
específicas mediante intervenciones concretas y
puntuales basadas en los conocimientos científicos
aportados por las ciencias médicas (vacunaciones,
quimioprofilaxis, quimioprevención) aplicadas por el
médico o su equipo, en general, en el marco de la
atención primaria, aunque en algunos casos también
pueden llevarse a cabo en otros ámbitos (escuelas,
fábricas, etc.).
 Esta separación de la promoción de la salud y de la
prevención de la enfermedad fue definida por el gobierno
americano en su famoso informe Healthy People: Health
Promotion and Disease Prevention (U. S. Department of
Health, 1979). También recibe el soporte de medios
profesionales no médicos (sociólogos, psicólogos, etc.) que
trabajan en los servicios de salud o en las organizaciones
internacionales (OMS). Si bien las acciones de prevención
específica (vacunaciones, cribados, etc.) no contribuyen,
por lo general, al fomento de la salud, es indudable que las
acciones dirigidas a modificar los estilos de vida insanos
(alimentación, ejercicio físico, tabaco, alcohol, drogas, etc.)
contribuyen a prevenir un conjunto de enfermedades y
problemas de salud (enfermedades cardiovasculares,
cáncer, enfermedades respiratorias crónicas, accidentes,
etc.), cuyos factores de riesgo son precisamente estos
hábitos insanos.
 Por ello, en nuestro medio no se suele distinguir entre
uno y otro concepto, y normalmente se usan asociados
bajo el epígrafe de «promoción de la salud», el cual
incluye todas las acciones de fomento de la salud y
prevención de la enfermedad que se ejecutan en las
personas. Las acciones de restauración de la salud
comprenden todas las actividades organizadas que se
realizan para recuperar la salud en caso de perderla.
Estas acciones son responsabilidad de los servicios de
asistencia sanitaria, los cuales despliegan sus
actividades en dos niveles: primario y hospitalario..
 Hoy en día existe el criterio de que, siempre que sea
posible, las acciones de fomento y defensa de la salud
dirigidas al individuo deben realizarse de forma
integrada con las de asistencia a nivel primario por el
equipo de atención primaria de salud (médicos,
enfermeras y asistentes sociales) con base en los
centros de atención primaria o centros de salud
MEDICINA PREVENTIVA
 Tradicionalmente se ha definido la medicina como el
arte y la ciencia de curar y prevenir las enfermedades.
La medicina tendría, pues, dos vertientes o apartados:
la medicina preventiva, que incluiría el conjunto de
actuaciones y consejos médicos dirigidos
específicamente a la prevención de la enfermedad, y la
medicina curativa, que comprendería el conjunto de
actuaciones médicas dirigidas específicamente a la
curación de la enfermedad (Salleras, 1985). En la
actualidad existe acuerdo respecto a que, salvo
excepciones, es muy dificil separar la medicina
preventiva de la curativa.
 El cirujano que diagnostica y opera una apendicitis,
lleva a cabo medicina preventiva de la perito nitis. El
pediatra que diagnostica y trata una amigdalitis
estreptocócica, está haciendo medicina preventiva de la
fiebre reumática y de la glomerulonefritis. El tocólogo
que vigila una gestante durante el embarazo y la atiende
correctamente durante el parto, también previene la
morbilidad y mortalidad perinatales y posibles defectos
del feto. Claro está que hay actividades médicas que son
fundamentalmente preventivas (inmunizaciones,
quimioprofilaxis, quimioprevención, educación
sanitaria de personas sanas, etc.), pero incluso éstas se
aplican o tendrían que aplicarse integradas en la
medicina asistencial englobada en la atención primaria
(Salleras, 1994).
 La medicina preventiva es, pues, una parte de la
medicina. Su campo de acción es mucho más
restringido que el de la salud pública, la cual, como se
ha señalado, comprende todos los esfuerzos
organizados de la comunidad para defender y
promover la salud de sus ciudadanos y para recuperarla
en los casos en que se haya perdido. Uno de estos
esfuerzos, pero no necesariamente el más importante,
es el que aporta la medicina en sus dos vertientes,
preventiva y asistencial. en la década de 1970 el ~
significado del término «medicina preventiva» se
amplió considerablemente.
 A pesar de que continuaba utilizándose .~ para denotar
la aplicación por parte del médico de los principios y
técnicas de la prevención a pacientes individuales, se
comenzó a aplicar cada vez más a las actividades
sanitarias .organizadas de la colectividad para
promocionar la salud (fomento y defensa de la salud
de la población mediante acciones que inciden sobre
los individuos de esta colectividad). Los que aceptan
este criterio amplio de la medicina preventiva la hacen
equivalente a la promoción de la salud (Salleras, 1986).
 Para ellos, la medicina preventiva incluiría todas las
actividades preventivas de los servicios de salud
pública que inciden sobre el individuo, tanto si se
realizan sobre una ~ base individual (vacunación de
un niño en una consulta médica, control del adulto
sano en el consultorio, educación sanitaria mediante el
diálogo en la entrevista) como medida colectiva
(campañas masivas de vacunaciones, exámenes
colectivos de salud, pruebas de detección en la
población, campañas de información y educación
sanitaria a través de los medios de comunicación de
masas, etc.).
 En última instancia, todas estas acciones inciden sobre
el individuo y son ejecutadas por los servicios médicos
y de enfermería según los conocimientos científicos
aportados por la ciencia médica. Por el contrario, las
acciones de protección de la salud (sanidad ambiental
e higiene alimentaria) inciden sobre el medio
ambiente, no las ejecuta el médico, sino otros
profesionales de la salud pública (farmacéuticos,
veterinarios, biólogos, ingenieros sanitarios) y sus
bases científicas no las aporta la medicina sino otras
ciencias (ingeniería sanitaria, arquitectura, tecnología
de los alimentos).
 En definitiva, tal como afirma Last, el término
«medicina preventiva», aun en su versión más amplia,
implica un encuentro más personal (inmunizaciones,
exámenes de salud) entre el individuo y el personal
sanitario médico que el que comportan las actividades
de protección de la salud (potabilización y fluoración
de las aguas de abastecimiento público, higienización
de la leche, evacuación higiénica de excretas). En este
caso, el personal sanitario no médico (farmacéuticos,
ingenieros sanitarios, veterinarios, etc.) no entra en
contacto en ningún momento con el paciente (Last,
1983).

También podría gustarte