Está en la página 1de 14

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Defensa


Universidad Nacional Experimental Politécnica de la
Fuerza Armada Nacional Bolivariana
Núcleo Falcón – Extensión Punto Fijo

Realizado por:
Añez Angel C.I 28363197
Garcés José C.I 28369226
Maldonado Luis C.I 28363150
Medina Juan C.I 28731454
Nuñez Pedro C.I 28046182
Ing. Sistemas II Semestre sección “A”
Energía Potencial:
Es la energía que poseen los cuerpos que están en reposo. Puede
considerarse que la energía almacenada en un cuerpo presenta las
siguientes características: Depende la posición, ya que a mayor altura,
mayor energía potencial; y se relaciona con la masa, cuanto mayor sea la
masa del cuerpo, mayor será su energía potencial.

Energía Cinética:
Si determinamos el trabajo necesario para poner el cuerpo en
movimiento obtendremos el valor de la energía cinética del cuerpo. Se
denomina energía cinética a la energía que tiene un cuerpo por el hecho
de estar en movimiento. Para determinar el valor de la energía cinética
que posee un cuerpo cuando lleva a una cierta velocidad, se deberá
calcular el trabajo necesario para que este cuerpo adquiera dicha
velocidad partiendo del reposo.
Conservación de la Energía:
Uno de los principios fundamentales de la física es el principio de
conservación de la energía, que establece que la energía del Universo se
mantiene constante, es decir, ni se crea ni se destruye aunque puede
transferirse de un cuerpo a otro o transformarse de un tipo a otro de
energía. Si en un proceso determinado, el tipo de energía que interviene
es la energía mecánica, el principio de conservación de la energía se
denomina principio de la conservación de la energía mecánica. La energía
mecánica se define como la suma de la energía cinética y de la energía
potencial que posee un cuerpo.
Fuerzas conservativas y no conservativas:
Se dice que una fuerza es conservativa cuando el trabajo que efectúa sobre una partícula para
trasladarla de una posición a otra sólo depende de dichas posiciones, siendo independiente de la
trayectoria seguida. Ejemplos de fuerzas conservativas son las fuerzas gravitatorias, las fuerzas elásticas
y las fuerzas eléctricas. En cambio, el rozamiento es un ejemplo de fuerza no conservativa ya que el
trabajo efectuado en una trayectoria cerrada no es nulo.

Por ejemplo:
Si despreciamos el rozamiento del aire, cualquier objeto lanzado verticalmente hacia arriba vuelve al
punto de partida con la misma velocidad con la que fue lanzado. Como el trabajo efectuado por el peso
(Fuerza gravitatoria) en esta trayectoria cerrada es nulo, las fuerzas gravitatorias son conservativas.
Ahora bien, si tomamos en cuenta el rozamiento del aire, cualquier objeto lanzado verticalmente hacia
arriba regresa al punto de partida con una velocidad menor que la inicial, y por tanto, la variación de
energía cinética es negativa, ya que la energía cinética final es menor que la energía cinética inicial. Como
el trabajo efectuado por la fuerza de rozamiento a lo largo de una trayectoria cerrada no es nulo, la
fuerza de rozamiento es una fuerza no conservativa.
ENERGÍA POTENCIAL PROBLEMA #1
SOLUCIÓN
PROBLEMA #2
SOLUCIÓN
CONSERVACIÓN DE LA ENERGÍA
PROBLEMA #1
SOLUCIÓN
EJERCICIO PLANTEADO #1
EJERCICIO PLANTEADO #2
EJERCICIO PROPUESTO #3
CONCLUSIÓN

En este trabajo aprendimos sobre los diferentes


tipos de energías y fuerzas . Aprendimos a
resolver algunos ejercicios de estos al momento
de explicarlo, gracias a los conceptos básicos
pudimos comprender con exactitud el uso de las
fuerzas y como funcionan la energía sobre las
cosas. Además comprendimos sobre el uso de
estos en la vida diaria
Ortega Graciela (2016). Energía Cinética y potencial[Documento en línea]. Revisado el 07 de
diciembre de 2019. Disponible en: https://www.abc.com.py/edicion-
impresa/suplementos/escolar/energia-cinetica-y-potencial-1463988.html

Tabone Yay (2018). Conservación de Energía [Documento en línea]. Revisado el 07 de


diciembre de 2019. Disponible en: https://m.monografias.com/trabajos96/conservacion-
energia/conservacion-energia.shtml

Sacramento, N. (Ed.). (2010). La Biblia de la Física y Química. Barcelona, España: Lexus


Editores

También podría gustarte