Está en la página 1de 5

Cambiadores de calor

• Intercambiador de calor es un dispositivo diseñado para transferir


calor entre dos medios, que estén separados por una barrera o que se
encuentren en contacto. Son parte esencial de los dispositivos de
refrigeración, acondicionamiento de aire, producción de energía y
procesamiento químico. Un intercambiador típico es el radiador del
motor de un automóvil, en el que el fluido refrigerante, calentado por
la acción del motor, se refrigera por la corriente de aire que fluye
sobre él y, a su vez, reduce la temperatura del motor volviendo a
circular en el interior del mismo.
Clasificación

Intercambiadores de contacto indirecto: los intercambiadores de flujo


paralelo (intercambio líquido - líquido) y los cambiadores de flujo
cruzado (intercambio líquido - gas)
• Alternativos: ambos fluidos recorren un mismo espacio de forma
alternada, la mezcla entre los fluidos es despreciable.
• De superficie: son equipos en los que la transferencia de calor se
realiza a través de una superficie, cilíndrica o plana, sin permitir el
contacto directo
Usos del intercambiador de calor

• Los intercambiadores de calor se emplean para los siguientes usos:


• Elevar la temperatura de un fluido gracias a otro más caliente.
• Refrescar un fluido empleando otro con menor temperatura.
• Llevar al punto de ebullición a un fluido por la acción de un segundo con
mayor temperatura.
• Condensar gases utilizando fluidos fríos.
• Llevar a ebullición un determinado fluido mientras se condensa otro gaseoso
más caliente.
Tipos de intercambiador de calor

• Intercambiador de calor de contacto directo


En los intercambiadores de contacto directo la transferencia de calor se efectúa
por medio de una mezcla física de los fluidos intervinientes en el proceso. Las
dos corrientes son fácilmente separables tras el intercambio de energía.
Las torres de refrigeración son intercambiadores de contacto directo, que se
encargan de quitar el calor de una corriente de agua caliente, por medio de aire
seco y frío circulante en el sistema.
Intercambiador de calor de contacto indirecto

En los mecanismos de acción indirecta, por el contrario, no existe contacto directo entre
los fluidos, no llegan a mezclarse. Se hallan separados por elementos sólidos, por un
espacio e, incluso, por un lapso de tiempo. El calor se transfiere por convección o
conducción a través de la pared separadora.
Los intercambiadores de calor de contacto indirecto pueden ser de tubos concéntricos o
doble tubo, de coraza y tubos, de placas, compactos, regeneradores etc.
Los equipos de doble tubo son los más sencillos que existen. Están conformados por dos
piezas concéntricas de diferente diámetro. Uno de los fluidos circula por el interior del más
pequeño y el otro lo hace por el espacio anular entre ambos tubos.
Los intercambiadores de coraza y tubos son muy utilizados en la industria. Como el nombre
indica, sus componentes básicos son una coraza y multitud de tubos.
Por su parte, los sistemas de placas están ensamblados a base de una sucesión de láminas
de metal, armadas todas en un bastidor y separadas por juntas fijadas a una coraza de
acero. La conexión entre las láminas permite que entre la primera y la segunda fluya un
determinado fluido, entre la segunda y la tercera otro y así sucesivamente.