Está en la página 1de 11

La insuficiencia renal se define como la incapacidad de los

riñones para excretar los productos de desecho del organismo,


concentrar la orina y conservar los electrólitos.

Se produce cuando los riñones no son capaces de filtrar


adecuadamente las toxinas y otras sustancias de desecho de la
sangre. Fisiológicamente se manifiesta en una presencia
elevada de creatinina en el suero, por la disminución del flujo
plasmático renal.
 Aguda
La insuficiencia renal aguda es la pérdida rápida (menos de dos días) de la capacidad de los riñones para
eliminar los residuos y ayudar con el equilibrio de líquidos y electrolitos en el cuerpo.
Las posibilidades de recuperación funcional son mucho mayores en la insuficiencia renal aguda.

 Crónica
La enfermedad renal crónica (ERC) se define por la presencia de lesiones renales y/o el descenso de la
tasa de filtración glomerular (TFG) de más de tres meses de evolución.
Se establece el diagnóstico de insuficiencia renal cuando la tasa de filtración glomerular (TFG) es inferior
a 60ml/min/1,73 m2.
La detección precoz de la ERC se basa en la determinación de la creatinemia, la estimación de la TFG y la
determinación de la microalbuminuria en pacientes con factores de riesgo de desarrollar una ERC.
Cuando la TFG es inferior a 20ml/min/1,73 m2, debe considerarse un tratamiento de sustitución:
Trasplante renal, diálisis peritoneal, hemodiálisis.
 Las causas más frecuentes de la insuficiencia renal crónica son:
La glomerulonefritis crónica, la pielonefritis crónica, anomalías congénitas,
hipertensión, diabetes mellitus, enfermedad renal poliquística, lupus eritematoso
sistémico, así como factores hereditarios y medio ambientales
Los diuréticos, algunos antibióticos (sobre todo los aminoglucósidos) los
antiinflamatorios no esteroideos, y los inhibidores de la enzima convertidora de la
angiotensina también pueden provocarla.
Disminución del volumen de orina excretado (diuresis), aunque a veces se mantiene estable
• Retención de líquido, que causa hinchazón en las piernas, los tobillos o los pies
• Falta de aire
• Fatiga
• Desorientación
• Náuseas
• Debilidad
• Ritmo cardíaco irregular
• Dolor u opresión en el pecho
• Convulsiones o coma en casos severos
En ocaciones, la insuficiencia renal aguda no provoca signos ni síntomas y se detecta a través de
pruebas de laboratorio que se realizan por otros motivos.
Paciente adulto

Los pacientes que padecen Insuficiencia renal aguda no presentan alteraciones significativas a nivel oral
 - Uno de los primeros síntomas que presentan es el fetor urémico, debido a una mayor concentración de
urea en la saliva y su posterior metabolismo a amonio.
 -Sangrado gingival, petequias y equimosis, resultado de la disfunción plaquetaria, trombocitopenia y
tromboastenia o ambas, además de los efectos de los anticoagulantes en los pacientes sometidos a
diálisis.
 -Ardor y Sialorrea (salivación excesiva) por la irritación y como reflejo del ardor que producen las
ulceraciones de origen urémico en la boca.
 -Las ulceraciones bucales pueden aparecer por la uremia misma, la toxicidad del epitelio y la anemia
asociada.
 -El estado urémico favorece la formación de cálculos dentales, lo que favorece la formación y retención
de placa dentobacteriana, dando lugar a problemas periodontales.
 -En el maxilar hay predisposición a desarrollar tumores pardos o tumores café, semejantes al
granuloma central de células gigantes.
-Osteoporosis: existe predisposición a fracturas patológicas de maxillares
Paciente niño

 -Agrandamientos gingivales
-Disminución del flujo salival
-Retraso en la erupción y exfoliación dentaria.
-Presencia de sarro
-Calcificaciones en la cámara pulpar
-Erosiones dentales
 Los dientes pueden sufrir hipoplasia del esmalte, en etapas del desarrollo y
formación dental.
 La urea provoca úlceras por atrofia de la mucosa que la hace más sensible a la
irritación y al dolor. Además evita la caries dental debido a que las bacterias
productoras de caries no proliferan en un medio con elevado contenido de urea.
 Los pacientes con Insuficiencia Renal requieren consideraciones específicas previo al
tratamiento odontológico. Por el riesgo de hemorragia, mayor riesgo de infección y la
medicación que se utilizará.
 -Valoración bucal completa tanto clínica como radiográfica.
 -Control de estomatitis infecciosas de tipo bacteriano, fúngico o viral previo al manejo
dental.
 -La extensión del plan de tratamiento dental dependerá de la gravedad de la
insuficiencia, del pronóstico de vida del paciente y de aspectos psicológicos.
 En insuficiencias leves, el tratamiento puede ser tan extenso como las necesidades
del paciente lo requieran. En paciente bajo diálisis, podrán influir según su capacidad
ambulatoria, el estado anímico y las expectativas de vida.
 La diálisis es un mecanismo artificial que limpia la sangre de los residuos de nitrógeno y otros
productos tóxicos del metabolismo. En la Hemodiálisis la filtración de la sangre se lleva por una
máquina (dializador) equipado con una membrana semipermeable que permite el paso del
exceso de líquidos y productos de desechos. Durante la hemodiálisis, los pacientes deben recibir
anticoagulación, para facilitar el paso de la sangre por el dializador.
 Valoración bucal completa clínica y radiográfica
 Iniciar el tratamiento dental lo antes posible al inicio de diálisis o a la programación quirúrgica.
 En un paciente bajo diálisis se sugiere un interrogatorio dirigido a indagar sobre la frecuencia de
la diálisis, el uso de anticoagulantes, su resistencia física, la calidad de vida, etc Es necesario
conocer y documentar la actitud mental del paciente y su deseo de recibir el tratamiento dental.
 Los focos infecciosos periodontales y dentales deben ser atendidos prioritariamente bajo
procedimientos que garanticen un alto nivel de éxito.
 En caso de duda en el pronóstico terapéutico, será mejor la extracción dental.
 -La obturación dental preferentemente definitiva, y la aplicación de la fase periodontal,
son requisitos ineludibles.
-Debe establecerse un programa de control de placa de alto rendimiento, que pondere
la condición oral del paciente, sus habilidades neuromotoras y los aspectos emotivos
de integración al programa higiénico.
-De acuerdo con la condición clínica inicial sistémica, local y psicológica del paciente,
debe establecerse un programa de mantenimiento dental y periodontal , cada 3 ó 4
meses.
 -El programa de atención dental debe ser tenido en cuenta en cualquier protocolo de
trasplante . La toma de decisiones dentales es bajo un contexto que varía del usual.
 -La infección aguda o crónica debe prevenirse, de tal manera que dientes que en otro
momento se intentaría reconstrucción sofisticada, terapia regeneradora, atención de
furcas y endodoncia de difícil realización, deban ser condenados a extracción, para
evitar focos de complicación futuros.
 El tratamiento dental del paciente debe ser lo más próximo a la realización de la
diálisis, para poder manejarlo lo mejor posible, sin embargo, esta atención no
debe ser dentro de las primeras cuatro horas de haber recibido diálisis, pues aún
estará presente el efecto anticoagulante de la heparina, lo que puede exponer a
hemorragia o sangrado prolongado, en este tipo de observación están incluidas
las punciones anestésicas.
 La mejor opción es planear el tratamiento al día siguiente de haber sido efectuada
la diálisis.

También podría gustarte