Está en la página 1de 9

SUJETOS DEL

INTERROGATORIO
En el interrogatorio se requiere a 2 sujetos.

1. El interrogador (sujeto activo)

2. Interrogado (sujeto pasivo)


EL INTERROGADOR

• Es importante que el interrogador tenga que


estar preparado física y mentalmente y
deba reunir ciertas cualidades que le
permita inducir a su interlocutor a expresar
la veracidad de los hechos. Dichas
cualidades son:
• Tener habilidad para interrogar, es uno de los principales requisitos y se
logra en base a educación, conocimiento y experiencia en el trabajo. La
facilidad de palabra y personalidad del interrogador influye mucho para
lograr esa habilidad.
• Estar alerta, el interrogador debe estar preparado para detectar
contradicciones en un relato, ser capaz de hacer análisis y tener la mente
ágil, rápida al cambio de táctica para afrontar nuevas situaciones que se
presenten, afín de realizar preguntas para encausar el interrogatorio que
pudiera ser desviado por el interrogado.
• Paciencia y tacto, Son virtudes especiales del buen interrogador policial, la
bondad y la paciencia; forzar al interrogado a dar información es método
que no da buenos resultados y resulta a la postre inoperante. Se debe usar
la diplomacia y tacto para escuchar una determinada versión espontánea y
fijar el momento oportuno para dar fin al interrogatorio, en tal forma que
al interrogado le quede el deseo de hablar nuevamente.
• Habilidad para pensar con lógica, la mente del investigador debe estar
preparada para seguir un problema en orden lógico, de lo contrario la
información valiosa se puede perder. Hay que tener en cuenta que el
interrogado cree que determinada información no es importante, por lo que
no la expone
• Habilidad para observar e interpretar, es necesario que el interrogador
sepa observar las reacciones de los individuos a las preguntas y poder
interpretar estas reacciones físicas, así como el verdadero significado de sus
respuestas o declaración dada.
• Habilidad para apreciar el punto de vista de otro, el éxito muchas veces
dependerá del modo correcto de enfrentar al individuo. Si la manera de
dirigirse ha sido antipática al sujeto, se obtendrá poca información; por eso
el interrogador debe colocarse en el lugar del sujeto interrogado y debe
determinar que método técnico es el más conveniente para provocar una
reacción favorable.
• Poder de control, el autocontrol debe ser permanente. Se incurre a
menudo en el error de perder el control del temperamento, al enojarse
el interrogador esta imposibilitado de pensar con claridad y muy
frecuentemente divulga al sujeto información valiosa. Si esto sucede, le
da la oportunidad al interrogado de darse cuenta exacta de lo que sabe
el investigador.
• Habilidad de guiar el interrogatorio, hay que tener en cuenta que
cualquier persona sujeta al interrogatorio desea saber cuanto se sabe
acerca de ella; porque cierta información se necesita y cual es el plan
de acción. Controlando el interrogatorio, el interrogador puede lograr la
información que desea, sin descubrir la información que posee.
• Memoria excelente, permite tener en la mente toda la situación que se
investiga y se puede captar todo lo expuesto por el interrogado a fin de
ser utilizada la información para hacer las preguntas y descubrir
contradicciones que levan al esclarecimiento de los hechos.
EL INTERROGADO

El denunciante
Llámese denunciante a la persona que siendo victima
de un hecho delictuoso o teniendo conocimiento de
él se presenta ante la autoridad para hacerlo de su
conocimiento.
El testigo
Es la persona que por medio de los sentidos ha
podido percibir un hecho referente al delito que se
investiga.
El Sospechoso
Es el individuos que por alguna razón o
circunstancia se presenta ante la policía como
autor o implicado en un hecho delictuoso.
El Autor
Es la persona que esta íntimamente relacionada
con el delito que se investiga. Es el que ejecuta el
hecho o el que concibe, planea o dirige sin actuar
material o físicamente en el mismo.