Está en la página 1de 10

“Año de la Lucha contra la Corrupción

e Impunidad”

HIPERTROFIA
PROSTATICA
integrantes:
• Rosmery Cebrian Granados
• Diego Rodriguez de la Cruz
• Giarella Rosas Palomino
Concepto

 Afección benigna (no cancerosa) por la que


el crecimiento excesivo del tejido de la
próstata presiona la uretra y la vejiga, y
bloquea así el flujo de la orina. También se
llama hiperplasia prostática benigna y HPB.
causas

 La principal causa de la hipertrofia


prostática benigna es la edad y los
cambios hormonales que se
producen con el paso del tiempo,
principalmente el aumento de los
estrógenos sobre la testosterona.
Signos y sintomas

Algunos signos y síntomas frecuentes de la hiperplasia prostática benigna son los


siguientes:
 Necesidad de orinar frecuentemente o con urgencia
 Aumento de la frecuencia de la orina por la noche (nicturia)
 Dificultad para comenzar a orinar
 Flujo de orina débil o que se detiene y vuelve a comenzar
 Goteo después de orinar
 Imposibilidad de vaciar la vejiga por completo
 Los signos y síntomas menos frecuentes comprenden:
 Infección de las vías urinarias
 Imposibilidad de orinar
 Sangre en la orina
Diagnostico

Examen inicial comprende:


 Tacto rectal. El médico inserta un dedo en el recto para controlar la próstata y
detectar agrandamiento.
 Análisis de orina. El análisis de una muestra de orina puede ayudar a descartar
una infección u otras afecciones que pueden ocasionar síntomas similares.
 Análisis de sangre. Los resultados pueden indicar problemas renales.
 Análisis de sangre para el antígeno prostático específico. El antígeno
prostático específico es una sustancia que se produce en la próstata. Los niveles
de antígeno prostático específico aumentan en casos de agrandamiento de la
próstata. Sin embargo, los niveles elevados de antígeno prostático específico
pueden deberse a procedimientos recientes, infección, cirugía o cáncer de
próstata
Examenes Adicionales

 Prueba del flujo urinario. Debes orinar en un recipiente que está conectado a
una máquina que mide la fuerza y la cantidad de tu flujo urinario. Los resultados
de la prueba ayudan a determinar si tu afección mejora o empeora con el tiempo.
 Prueba de orina residual posterior al vaciado. Esta prueba mide si puedes
vaciar tu vejiga por completo. Esta prueba puede hacerse utilizando una ecografía
o introduciendo una sonda en la vejiga después de orinar para medir el volumen
de orina que queda en la vejiga.
 Diario de vaciado de 24 horas. Registrar la frecuencia y la cantidad de orina
puede resultar especialmente útil si más de un tercio de la eliminación de orina
diaria ocurre por la noche.
Si tu trastorno es más complejo, es posible que el médico recomiende:
 Ecografía transrectal. Se inserta una sonda ecográfica en el recto para medir y
evaluar la próstata.
 Biopsia de la próstata. La ecografía transrectal guía a las agujas que se utilizan
para tomar muestras de tejido (biopsias) de la próstata. El examen del tejido
puede ayudar al médico a diagnosticar o descartar el cáncer de próstata.
 Estudios urodinámicos y de presión de flujo. Se inserta una sonda por la uretra
hasta llegar a la vejiga. Se inyecta agua (o, con menos frecuencia, aire)
lentamente en la vejiga. Así, el médico puede medir la presión en la vejiga y
determinar cómo funcionan los músculos de la vejiga. Por lo general, estos
estudios se realizan solo a hombres con presuntos problemas neurológicos y a
hombres que se han sometido a un procedimiento de próstata anterior y siguen
teniendo síntomas.
 Cistoscopia. Se inserta un instrumento flexible y con luz (cistoscopio) dentro de la
uretra, que le permite al médico ver el interior de la uretra y la vejiga. Te
administrarán un anestésico local antes de realizar esta prueba.
Prevención

 Como las causas de una hiperplasia benigna


de la próstata no están determinadas, la única
medida que existe es intentar prevenirla con
medidas generales. Es recomendable llevar
una alimentación sana y baja en grasas,
mantener un peso normal, realizar ejercicio
físico con regularidad y no abusar en el
consumo de alcohol. Además, se debe evitar
el tabaco.
Tratamientos

 Medicamentos
 Los medicamentos son el tratamiento más frecuente para los síntomas leves a moderados del
agrandamiento de próstata. Algunas de las opciones son:
 Alfabloqueantes. Estos medicamentos relajan los músculos del cuello de la vejiga y las fibras musculares
de la próstata, lo que hace que orinar sea más fácil. Los alfabloqueantes (entre ellos, alfuzosina
[Uroxatral], doxazosina [Cardura], tamsulosina [Flomax] y silodosina [Rapaflo]) por lo general actúan
rápidamente en hombres con próstatas relativamente pequeñas. Los efectos secundarios pueden
comprender mareos y un trastorno inofensivo que consiste en que el semen regresa a la vejiga en lugar
de salir por la punta del pene (eyaculación retrógrada).
 Inhibidores de 5-alfa reductasa. Estos medicamentos achican la próstata ya que previenen los cambios
hormonales que producen el crecimiento de la próstata. Estos medicamentos (entre ellos, finasterida
[Proscar] y dutasterida [Avodart]) pueden tardar hasta seis meses en actuar. Uno de sus efectos
secundarios es la eyaculación retrógrada.
 Terapia con combinación de medicamentos. El médico te puede recomendar que tomes un bloqueante
alfa y un inhibidor de 5-alfa reductasa al mismo tiempo, si por separado ninguno de ellos es efectivo.
 Tadalafilo (Cialis). Hay estudios que sugieren que este medicamento, que a menudo se administra para
tratar la disfunción eréctil, también puede tratar el agrandamiento de próstata.
Terapia mínimamente invasiva o quirúrgica

 Resección transuretral de la próstata


 Incisión transuretral de la próstata
 Terapia transuretral por microondas
 Ablación transuretral con aguja
 Terapia con láser
 Levantamiento uretral prostático (PUL)
 Embolización
 Prostatectomía abierta o asistida por robot