Está en la página 1de 18

IMPORTANCIA DE LA

z
EVALUACIÓN
PSICOLOGICA
FORENSE
z
VALORACIÓN

El “evaluar” conlleva un análisis, valoración y ponderar


una determinada cosa, objeto y hasta una acción,
conducta, pensamiento, comportamiento, etc. De
alguna manera, cuando evaluamos estamos
“examinando” algo y del resultado de esta valoración,
llegamos, casi inevitablemente a la conclusión de un
“juicio”
z
PSICOLÓGICAS

 “psicológicas”, referidas por la “psijé” (espíritu) siendo una parte


totalmente diferente al “soma”(cuerpo) y, consiguientemente,
“invisible” a los ojos del hombre. Por tanto realizar un análisis y
concluir (evaluar) sobre algo que es “invisible”, ¿no podría
conllevar este análisis una carga de subjetividad? Intentamos, y
lo podremos apreciar a lo largo de toda la materia, que los
psicólogos están trabajando con objetividad, con instrumentos y
material (test) que son consistentemente “objetivos, fiables y
válidos”
z
Qué entendemos por “Evaluación
Psicológica”

La evaluación psicológica “es una parte de la Psicología que se


ocupa fundamentalmente del análisis objetivo de la conducta o
comportamiento del sujeto con distintos objetivos tanto desde el
punto de vista del diagnóstico, orientación, intervención como de
selección de personal”
z

 Queremos decir con ello que la conducta o comportamiento del


sujeto viene influenciado por:

 Conducta = f (variables personales + variables ambientales)

 (La conducta se encuentra en función de las variables


personales y de las variables ambientales)
z
¿Qué entendemos por variables
personales? Consideramos
fundamentalmente a las:
 Biológicas: Son consideradas las fisiológicas y neurológicas La
conducta o el comportamiento de cualquier persona puede estar
influenciada, por ejemplo, por una falta de sueño, una jaqueca,
un malestar de estómago, así como por cualquier alteración
cerebral, como epilepsia, disfunción del lenguaje, falta de
comprensión... que sea producto de un daño cerebral
(consecuente de un accidente cerebrovascular o traumatismo
cráneo-encefálico).
z

Cognitivas:
 Referido por las capacidades y aptitudes Intelectuales. Un
determinado sujeto al que se le ha evaluado y diagnosticado
como de “retrasado mental” puede ser determinante en la
consideración del juez para la emisión de su dictamen sobre la
responsabilidad criminal. Como consecuencia, no sabe, no
conoce o no distingue el bien del mal, una acción mala de una
buena (cognición), o no dispone de los criterios adecuados para
“querer” realizar una determinada acción (volición).
z

De personalidad
 Se consideran aquellas conductas o comportamientos de un
sujeto cuya forma de ser (personalidad) ha sido evaluada y
diagnosticada como moderada, severa o gravemente
trastornada. Por ello las implicaciones que puedan tener acerca
de la responsabilidad o irresponsabilidad de sus actos u
acciones, de sus implicaciones en la peligrosidad social, real o
potencial, incluso siendo consideradas por la legislación como
“antijurídicas” se convierten en elementos esenciales para el
dictamen de los jueces o jurados.
z
Experienciales:

 La experiencia agradable, indiferente o


traumática, condiciona una forma de
comportamiento. Los premios y los castigos
están, de alguna manera, condicionando un
comportamiento.
z
Las variables ambientales

Personas: entorno próximo, entorno


lejano. El hombre puede relacionarse con
personas más cercanas (familia, amigos,
compañeros de trabajo) y con otras más
lejanas con las que no se relaciona nunca
(metro, fútbol, autobús, jefes del trabajo)
o escasamente.
z

 Ambiente: Los ambientes marcan y obligan,


de alguna manera, a seleccionar la forma de
comportamiento o nuestra conducta. El
ámbito clínico de la evaluación, en donde la
persona solicita ayuda psicológica del
profesional de la Psicología, se encuentra
basado en la mutua confianza entre
evaluador y evaluado
z
El proceso de la evaluación

 El motivo de la consulta Alguien (persona, juez, fiscal, abogado


de parte) ha considerado la necesidad de llevar a cabo una
determinada pericia de tipo psicológico sobre algunas
características específicas personales que podrían dar luz y
ayudar a tomar una decisión más justa. Pensemos, por ejemplo
en un proceso de “guarda y custodia” Tenga en cuenta:

El “motivo de la consulta” es el punto fundamental que dirige todo


el proceso para llevar a cabo una determinada pericia
z
EJEMPLO

 El matrimonio decide que la mejor forma de resolver el


problema de quién puede ser la persona más adecuada, en qué
circunstancias y en qué condiciones, para responsabilizarse de
la atención, alimentación y educación de los hijos que hasta
ahora la habían compartido ambos cónyuges. Desde el mismo
Juzgado de Familia se le solicitará al psicólogo (puede formar
parte del equipo técnico del mismo juzgado) un informe con un
motivo concreto y específico (persona más idónea para la
guarda custodia y régimen de medidas).
z
Formulación y evaluación del problema

 Conocido el objetivo se plantea una hipótesis del planteamiento


más idóneo para trabajar con el/las persona/s que intervienen
en el caso y que nos pueden aportar elementos importantes
para nuestro trabajo pericial. En esta fase nos planteamos
siguiendo nuestro ejemplo, cuál es la mejor medida a adoptar
para el desarrollo integral y psicológico del niño. ¿Quién parece
la persona más adecuada para desarrollar este equilibrio y
desarrollo psicológico del niño?, ¿qué régimen de visitas sería
el más adecuado para la otra persona que no resultara ser el
guarda custodio?
z
Selección de conductas clave y
variables relevantes

 En esta fase nos interesa poder delimitar y definir


adecuadamente cuáles son las conductas más importantes a
definir y evaluar. En este punto, planificamos estrategias para la
evaluación de las variables más importantes a tener en cuenta,
¿quién las puede aportar?, ¿cómo abordar la problemática?,
¿cuáles son las variables más importantes para analizar?, ¿qué
técnicas psicológicas podremos emplear que nos puedan
prestar una información precisa y fiable sobre estas variables
que me interesan?, etc.
z
Obtención de información y tratamiento de
los datos

 Pasamos, en esta fase, a poner en marcha nuestra estrategia


de evaluación, administrando y corrigiendo los datos aportados.
Para ello entrevistamos a los padres, aplicamos las técnicas
psicológicas necesarias y obtenemos la información resultante
de nuestra evaluación.
z
Valoración de los resultados e informe

 La valoración de los resultados que se contempla en esta fase,


pasa por un proceso dinámico de conjuntar y elaborar de forma
inteligente todas las variables esenciales intervinientes en el
proceso que den respuesta al objetivo y motivo de la consulta
z
Seguimiento del tratamiento

 Siempre es aconsejable tener en cuenta la posibilidad de


tratamiento y su seguimiento si fuera necesario. En algunos
casos de la jurisdicción es importante poder apreciar la
posibilidad y potencialidad de rehabilitación o de reinserción en
la comunidad de origen

También podría gustarte