Está en la página 1de 9



     

m   Ética
 
 BARRIOS, Victor

 BUSCIGLIO, Paola
OSNAGHI, Carolina
 2010
Al leer este mito la primera relación que hicimos fue la
de nuestra propia experiencia en las clases de Ética.
=sta alegoría pretende simbolizar nuestra naturaleza,
nuestra relación con respecto al conocimiento.

Los prisioneros de
la caverna seriamos
nosotras,
prisioneras de las
apariencias
sensibles de las
esencias.
=l hombre que se libera lo vemos representado en
nuestro profesor que Dznos liberadz para poder llegar a
nuestra plena realización.
La caverna simboliza
nuestra sociedad que vive
en el olvido y que hace lo
que el resto. Por lo cual es
muy difícil salir y el que lo
logra intenta ayudar a los
demás pero es juzgado
como loco.
La cultura establecida y la forma de pensar ajena
imponen ideas a las que nos adaptamos toda la vida sin
detenernos a pensar en la verdadera esencia de las cosas.
› 
         
Al salir de nuestras propias limitaciones, nos cuesta
mucho entender y aceptar lo real, pero al no tener
conciencia ni voluntad volvemos a lo que creemos que es
nuestra realidad, aquello a lo que estamos adaptados, el
mundo sensible.
Podemos ver, creer y entender solo lo q vemos. Lo que nos
muestran y enseñan desde chicos, la representación material
de las ideas pero no su esencia.
A través de la razón los hombres podemos entender y
llegar a comprender el mundo, más allá de lo físico: lo que
nos diferencia de los animales.

Tenemos la capacidad de
liberarnos de la condición
humana natural, de captar
solo apariencias y de
mostrar el camino a los
demás. Debemos empezar
a cuestionar lo ya
establecido hoy en día
   
Somos
prisioneros de nosotros
mismosdz.