Está en la página 1de 5

PRINCIPIO DE NO CONTRADICCION

¿QUÉ ES?
ESTE PRINCIPIO SE ENUNCIA DICIENDO: "ES IMPOSIBLE QUE ALGO SEA Y NO SEA AL MISMO
TIEMPO Y EN EL MISMO SENTIDO". EN FORMA ESQUEMÁTICA SE PUEDE SIMBOLIZAR ASÍ:
"ES IMPOSIBLE QUE A SEA B Y NO SEA B."
POR EJEMPLO, NO ES POSIBLE QUE UN OBJETO SEA UN LIBRO Y NO SEA, A LA VEZ, UN
LIBRO. ES POSIBLE PENSAR QUE EL OBJETO PUEDA SER ALGO AHORA Y NO SER ESE ALGO
DESPUÉS, PERO NO AL MISMO TIEMPO. ASÍ, LO QUE ANTES FUE UN LIBRO PUEDE SER
AHORA BASURA O CENIZAS. YO PUEDO ESTAR AQUÍ AHORA Y NO ESTAR DESPUÉS, PERO
NO AL MISMO TIEMPO.
ASÍ COMO EL PRINCIPIO DE IDENTIDAD NOS DICE QUE UNA COSA ES UNA COSA, EL
PRINCIPIO DE NO CONTRADICCIÓN NOS DICE QUE UNA COSA NO ES DOS COSAS A LA VEZ.
EN EL PLANO LÓGICO, DE LOS JUICIOS, ESTE PRINCIPIO DE NO CONTRADICCIÓN NOS DICE
QUE: DOS JUICIOS CONTRADICTORIOS ENTRE SÍ NO PUEDEN SER VERDADEROS LOS DOS
HISTORIA
LA FORMULACIÓN DE ESTE PRINCIPIO VIENE
DE PARMÉNIDES QUIEN FORMULÓ SU LEY DE IDENTIDAD DONDE
ENUNCIA "LO QUE ES ES Y LO QUE NO ES NO ES", A PARTIR DE ESTE
PRINCIPIO DEDUCE QUE "LO QUE ES NO PUEDE NO SER", AUNQUE
OTROS COMO ALLAN BLOOM, CONSIDERA QUE LA PRIMERA
DECLARACIÓN EXPLÍCITA CONOCIDA DEL PRINCIPIO DE NO
CONTRADICCIÓN SE DA EN LA REPÚBLICA DE PLATÓN DONDE EL
PERSONAJE SÓCRATES DICE, "ES CLARO QUE LA MISMA COSA NO
ESTARÁ DISPUESTA AL MISMO TIEMPO A HACER O SUFRIR COSAS
CONTRARIAS CON RESPECTO A LO MISMO Y EN RELACIÓN AL
MISMO OBJETO", DESCONOCIENDO EL PAPEL DE LA LÓGICA DE
PARMÉNIDES, PERO ESTÁ CLARO QUE PLATÓN Y ARISTÓTELES
TUVIERON BASES EN LOS PRESOCRÁTICOS ELEATAS PARA
FORMULAR ESTE PRINCIPIO.
ARISTÓTELES, EN SU METAFISICA PRESENTA LA SIGUIENTE FORMULACIÓN DEL PRINCIPIO DE NO CONTRADICCIÓN: «ES
IMPOSIBLE QUE, AL MISMO TIEMPO Y BAJO UNA MISMA RELACIÓN, SE DÉ Y NO SE DÉ EN UN MISMO SUJETO, UN MISMO
ATRIBUTO». DE SU NO OBSERVANCIA SURGIRÁ UNA CONTRADICCIÓN LÓGICA FORMAL. ESTA ES QUIZÁS LA
FORMULACIÓN MÁS CONOCIDA E INFLUYENTE DEL PRINCIPIO DE NO CONTRADICCIÓN. ADEMÁS DE DAR LA
FORMULACIÓN, ARISTÓTELES OFRECE UNA DEFENSA DE LA VERDAD NECESARIA DEL PRINCIPIO. SEGÚN ARISTÓTELES,
COMO EL PRINCIPIO DE NO CONTRADICCIÓN ES JUSTAMENTE UN PRINCIPIO, NO PUEDE SER DEDUCIDO A PARTIR DE
PRINCIPIOS MÁS BÁSICOS. EN CAMBIO, SE LO PUEDE DEFENDER MOSTRANDO LAS CONSECUENCIAS INTOLERABLES
DE NEGARLO, O QUE TODO AQUEL QUE LO NIEGUE DE ALGUNA MANERA LO ESTÁ SUPONIENDO. POR EJEMPLO,
ARISTÓTELES ARGUMENTA QUE AL NEGAR EL PRINCIPIO DE NO CONTRADICCIÓN, IMPLÍCITAMENTE SE LO ESTÁ
SUPONIENDO, PORQUE EL MISMO ACTO DE HACER UNA AFIRMACIÓN IMPLICA QUE SE AFIRMA UNA COSA Y NO LO
CONTRARIO. ADEMÁS, ARISTÓTELES CONSIDERA EL CASO DE ALGUIEN QUE NIEGA EL PRINCIPIO, SOSTENIENDO QUE
CADA PROPOSICIÓN ES A LA VEZ VERDADERA Y FALSA, Y PREGUNTA POR QUÉ TAL PERSONA TOMA LA RUTA
DE MEGARA PARA LLEGAR HASTA ALLÍ DESDE ATENAS, PUESTO QUE EN LA OPINIÓN DE TAL PERSONA ES TAN
VERDADERO QUE CUALQUIER OTRO CAMINO LO LLEVARÍA A MEGARA.

EN SU COMENTARIO A LA METAFÍSICA, AVICENA DA UN ARGUMENTO SIMILAR. DICE QUE A CUALQUIER PERSONA QUE
NIEGUE EL PRINCIPIO DE NO CONTRADICCIÓN, SE LA DEBERÍA GOLPEAR Y QUEMAR HASTA QUE ADMITA QUE SER
GOLPEADO Y SER QUEMADO NO ES LO MISMO QUE NO SER GOLPEADO Y NO SER QUEMADO.

PARA GOTTFRIED LEIBNIZ Y, EN GENERAL, PARA LOS FILÓSOFOS RACIONALISTAS, EL PRINCIPIO DE NO


CONTRADICCIÓN ES INNATA, ES DECIR, SU NATURALEZA SE HALLA EN EL ALMA HUMANA SIN NECESIDAD DE HABER
SIDO APRENDIDO. EN SUS NUEVOS ENSAYOS, LEIBNIZ LO EXPRESA DEL SIGUIENTE MODO: «EL PRINCIPIO DE NO
CONTRADICCIÓN INCLUYE DOS ENUNCIACIONES VERDADERAS: LA PRIMERA, QUE UNA PROPOSICIÓN NO PUEDE SER
VERDADERA Y FALSA A LA VEZ; LA SEGUNDA, QUE NO PUEDE OCURRIR QUE UNA PROPOSICIÓN NO SEA NI VERDADERA
NI FALSA.
EN SU COMENTARIO A LA METAFÍSICA, AVICENA DA UN ARGUMENTO SIMILAR.
DICE QUE A CUALQUIER PERSONA QUE NIEGUE EL PRINCIPIO DE NO
CONTRADICCIÓN, SE LA DEBERÍA GOLPEAR Y QUEMAR HASTA QUE ADMITA
QUE SER GOLPEADO Y SER QUEMADO NO ES LO MISMO QUE NO SER
GOLPEADO Y NO SER QUEMADO.

PARA GOTTFRIED LEIBNIZ Y, EN GENERAL, PARA LOS FILÓSOFOS


RACIONALISTAS, EL PRINCIPIO DE NO CONTRADICCIÓN ES INNATA, ES DECIR,
SU NATURALEZA SE HALLA EN EL ALMA HUMANA SIN NECESIDAD DE HABER
SIDO APRENDIDO. EN SUS NUEVOS ENSAYOS, LEIBNIZ LO EXPRESA DEL
SIGUIENTE MODO: «EL PRINCIPIO DE NO CONTRADICCIÓN INCLUYE DOS
ENUNCIACIONES VERDADERAS: LA PRIMERA, QUE UNA PROPOSICIÓN NO
PUEDE SER VERDADERA Y FALSA A LA VEZ; LA SEGUNDA, QUE NO PUEDE
OCURRIR QUE UNA PROPOSICIÓN NO SEA NI VERDADERA NI FALSA.