Está en la página 1de 17

Psicopatía

El Psicópata
• posee una personalidad, que sin llegar a ser una enfermedad mental,
es anormal. Se la diagnostica, según el DSMIV (Manual de diagnóstico
de Psiquiatría) dentro de los Trastornos de Personalidad, como un
TRASTORNO ANTISOCIAL DE LA PERSONALIDAD.
• Dentro de esta categorización, podemos encontrar un amplio
espectro y por lo tanto, grados diferentes de manifestación, desde “el
criminal”, hasta una persona aparentemente integrada al entramado
social, que trabaja, estudia, tiene hijos, familia; esto los hace
especialmente peligrosos ya que el otro, posible víctima, se encuentra
más vulnerable porque no hay señales externas que alerten y
permitan una actitud defensiva.
• La característica principal de estas personas es que tienen anestesia
afectiva, no sienten culpa, por lo tanto, ellos no son los que sufren,
pero sí las personas de su entorno. Las emociones que sí pueden
sentir son cólera, ira o tristeza, cuando las cosas no son como ellos
quieren.
• Solo los mueve su propio interés y para llegar a ello, que es obtener
dominio y poder sobre su ambiente, pueden llegar a simular, “no a
sentir”, amor, compasión, solidaridad, ternura, sentimientos de
amistad, sólo hasta conseguir sus objetivos
Causas de la psicopatía: ¿qué les lleva a actuar
así?
• Sobre las causas que originan la psicopatía, todavía no están claras,
existiendo un factor genético que puede expresarse en éste u otro
trastorno, en función del ambiente en donde se desarrolle la persona,
pero lo que sí parece determinante es la falta de cariño recibido de
los padres durante la infancia del individuo afectado, así como la
despreocupación de estos por su educación moral; lo que se proyecta
en el afectado, ya desde la etapa escolar, en problemas de conducta
con sus compañeros.
• Aunque no toda conducta inadecuada de este tipo durante la infancia
va a desembocar en una psicopatía, si es suficientemente importante
explorar los motivos por los que el pequeño molesta e incluso agrede
a sus compañeros, sin que en apariencia medie causa para ello, con el
fin de poder descartar la patología o, de diagnosticarse, intervenir a
tiempo, ya que cuanto antes se haga mayor eficacia tiene el
tratamiento para la psicopatía.
Diferencias entre TPAS, TPL, y Psicopatía:
• Antisocial: que aparece alrededor de los 15 años, donde se da el
fracaso para adaptarse a las normas sociales, deshonestidad,
mitomanía, estafas por beneficio personal o por placer; impulsividad,
irritabilidad y agresividad, despreocupación imprudente por su
seguridad o la de los demás, falta de remordimiento.
• El DSM-IV menciona la falta de remordimientos, pero no habla de la
extrema frialdad del psicópata. La psicopatía no sólo se manifiesta,
por lo criminal, como sería el TPAS, sino también por la carencia
vincular, asociada a una incapacidad afectiva en su relación con los
demás
limite
• Aquí radica la diferencia con el trastorno psicopático, donde lo
afectivo no está presente y los arrebatos de furia y violencia, son
breves, sin razón aparente y seguidos por un descenso de la
excitación fisiológica tal que no quedan rastros de esta alteración.
Mientras que el paciente límite, permanecerá gravemente afectado,
debiendo recurrir frecuentemente a medicación de emergencia
seguido generalmente, de un período de sueño prolongado
• Walsh, Swogger y Kosson (2005) señalan que es factible sugerir que
los psicópatas se involucran en una violencia instrumental,
premeditada y a sangre fría; mientras que las personas que sufren de
un TPAS se traban en una violencia defensiva.
• Los PSICÓPATAS PRIMARIOS no responden al castigo, a la aprehensión, a la
tensión ni a la desaprobación. Parecen ser capaces de inhibir sus impulsos
antisociales casi todo el tiempo, no debido a la conciencia, sino porque eso
satisface su propósito en ese momento. Las palabras no parecieran tener el
mismo significado para ellos que el que tienen para nosotros. No siguen ningún
proyecto de vida, y parece como si fueran incapaces de experimentar cualquier
tipo de emoción genuina.
• Los PSICÓPATAS SECUNDARIOS son arriesgados, pero son individuos más
proclives a reaccionar frente a situaciones de estrés, guerreros, y propensos a la
culpabilidad. Se exponen a más estrés que la persona promedio, pero son tan
vulnerables al estrés como la persona promedio. Son gente audaz, aventurera y
poco convencional que comenzó a establecer sus propias reglas de juego a
temprana edad. Son conducidos fuertemente por un deseo de escapar o de evitar
dolor, pero también son incapaces de resistir a la tentación. Tanto los psicópatas
primarios como los secundarios están subdivididos en:
• Los PSICÓPATAS DESCONTROLADOS: los que parecen enfadarse o
enloquecer más fácilmente y más a menudo que otros subtipos. Su frenesí
se asemejará a un ataque de epilepsia. Por lo general son también hombres
con impulsos sexuales increíblemente fuertes, capaces de hazañas
asombrosas con su energía sexual. También parecerían estar caracterizados
por ansias muy fuertes, como en la drogadicción, la cleptomanía, la
pedofilia, cualquier tipo de indulgencia ilícita o ilegal.

• Los PSICÓPATAS CARISMÁTICOS: son mentirosos encantadores y atractivos.


Por lo general están dotados de uno u otro talento, y lo utilizan a su favor
para manipular a otros. Son generalmente compradores, y poseen una
capacidad casi demoníaca de persuadir a otros para que abandonen todo
lo que poseen, incluso hasta sus vidas. Este subtipo llega a menudo a
creerse sus propias ficciones. Son irresistibles.
Rasgos típicos
• El psicóparta sortea las normas, pero no al 100% porque sería rápidamente detectadoy eliminmado del
grupo. Normalmente sortea las normas, la ley social y se convierte en delincuente, estafadoro criminal.
• Encanto superficial: No todos los psicópatas son encantadores, los hay anodinos, amargados, hoscos y
algunos francamente repulsivos, otros inspiran temor. El grupo de los que utilizan el encanto corresponde
más a los explotadores (estafadores, vividores, parásitos) que lo usan como un medio de captación.
• Egocentrismo.
• Demuestra menor reacción afectiva. Algunos autores dicen que hay menor demostración de ansiedad y
gran tolerancia a la angustia en ciertas situaciones penosas para el grueso de la población. A veces el
psicópata, en situaciones extremas, conserva la calma, toma decisiones, acciona, se ajusta a las
circunstancias y puede salir bien.
• Vida sexual impersonal. Esto significa que no hay un compromiso afectivo, no hay una resonancia afectiva
con algunas parejas. Esto no quiere decir que el psicópata sea técnicamente un mal amante. Es más, muchos
psicópatas son excelentes amantes desde el punto de vista técnico y utilizan esa habilidad para manejar a su
pareja. El psicópata es aquel que puede copular con una anciana, de esas que uno mira y dice "no, con esa
viejecita yo jamás, ni por un millón de dólares", y sin embargo el psicópata es capaz de ejercer su técnica con
cualquiera.
• Amenaza de suicidio: Como parte de la manipulación.
• No aprenden de la experiencia. No aprende lo que no quiere aprender, lo que va en
contramano de sus principios y de sus necesidades. La repetición de un accionar
calificado como erróneo desde el común responde a satisfacer necesidades profundas,
incomprensibles para el que no esté en la piel del psicópata.
• Incapacidad de amar: El psicópata puede actuar afectivamente en el sentido de hacer
entrar al otro en el circuito psicopático a través de los afectos. Una vez utilizada la
persona, se la deja a un costado. La persona dejada a un costado dice que el psicópata
tiene una afectividad superficial, que no tiene capacidad de amar.
• Mentiras: El psicópata suele mentir, pero hay que distinguir la mentira banal de la
mentira psicopática. El psicópata utiliza la mentira como una herramienta de trabajo
más, está tan acostumbrado a mentir que es difícil captar cuando miente; son los que
mienten mirando a los ojos y con una actitud relajada.
• Comportamiento fantasioso: El mitómano trata de adaptar activamente la realidad a su
imaginación, a su personaje del momento, de acuerdo a la circunstancia. El mitómano es
un fabulador que actúa su fábula y su mentira activamente en la sociedad. Puede
convertirse en el personaje que su imaginación creó y hacerlo actuar en el medio real,
generando en todos la sensación de que están frente a un personaje verdadero. El
patrón de conducta que sigue el mitómano es establecido por su imaginación, no por la
realidad y suelen mudar de personaje, no está siempre en el mismo personaje.
• Droga, alcohol: Algunos necesitan de la sobre estimulación o el aturdimiento.
El cerebro de los psicópatas
• Recientemente un estudio ha demostrado que la estructura cerebral
de estas personas es significativamente diferente de los demás. En la
Universidad de Wisconsin-Madison, los investigadores han
descubierto que existen variaciones tras estudiar las imágenes de los
cerebros de los presos.
• El estudio mostró que los psicópatas tienen reducidas las conexiones
entre la corteza prefrontal, que es la parte del cerebro responsable de
sentimientos como la empatía y la culpa, y la amígdala, que se encarga
de reconocer el miedo y la ansiedad.
• demostraron una reducción de la integridad estructural en las fibras de
la sustancia blanca que conectan las dos áreas, mientras que un
segundo tipo de imagen que mapea la actividad cerebral,
concretamente una imagen de resonancia magnética funcional, la cual
mostró menos actividad coordinada entre la corteza prefrontal y la
amígdala .
• Estas dos estructuras en el cerebro, que son las principales reguladoras
de las emociones y el comportamiento social, parecen no estar
comunicándose como deberían
Menos materia gris
• Según la comparación de las diversas neuroimágenes, los sujetos
psicópatas, quienes se caracterizan por la falta de empatía, presentan
menos materia gris en la corteza prefrontal anterior y en los lóbulos
temporales que en el caso de los criminales no psicópatas y las
personas no criminales. Dichas áreas cerebrales resultan relevantes
para entender las emociones e intenciones de los demás; se activan
cuando las personas piensan sobre comportamiento moral, según
comentan los responsables del estudio
La psicopatía: ¿es curable?
• Quisiera iniciar este artículo con una frase de Lykken: "Una de las
razones por las que el psicópata primario es una mala apuesta
terapéutica es que carece de la motivación necesaria; los que sufren
las consecuencias de su afección son sus familiares y conocidos, no el
propio psicópata". Creo que a partir de esta frase se ha instaurado un
nuevo axioma en la forma de comprender y asumir las relaciones
terapéuticas con la persona con trastorno antisocial de personalidad.
También por esta causa, la mayoría de los terapeutas abogan por la
intervención temprana en un intento de prevenir la agudización de los
síntomas.