Está en la página 1de 9

La Filatelia

Diógenes S. Fernández S.
12-0030
¿Qué es la Filatelia?
La filatelia es la afición por coleccionar y clasificar
sellos, sobres y otros documentos postales, así
como estudiar la historia postal. En los sellos queda
representada parte de la historia nacional o regional
de los países mediante figuras de personajes
ilustres, monumentos, pinturas, flora, fauna, historia
postal, etc.
El vocablo filatelia se debe al coleccionista francés
Georges Herpin, quien lo propuso en un artículo
escrito para el periódico Le collectionneur de
Timbres Poste, de París, que salió publicado el 15
de noviembre de 1864.
Historia
Prefilatelia
Los historiadores concuerdan que en Egipto, en el siglo VI a. C., ya
existía un servicio de transporte de correspondencia oficial.

China, en el siglo III a.C., fue el primer país que contó con un servicio
postal organizado y fue también el primero en emplear el papel en su
correspondencia.

Los persas, durante el reinado de Ciro el Grande (555 a.C.)


establecieron un servicio de postas. Todos estos servicios eran solo
para el traslado de correspondencia oficial, el público en general no
tenía acceso a ellos.
En 1625, durante la
época del cardenal
Richelieu, Francia
fue el primer Estado
que tomó a su cargo
directamente la
organización y
explotación de los
servicios de correos.
Los primeros sellos postales
Sir Rowland Hill fue el creador del sistema postal de
prepago.

El 14 de septiembre de 1839 el Ministerio del Tesoro de


Gran Bretaña convocó un concurso para presentar
propuestas para un sello postal adhesivo.

Se presentaron 2.700 proyectos y finalmente se seleccionó


el de Rowland Hill. Los sellos se emitieron el 6 de mayo de
1840, y el “Penique Negro” fue el primer sello postal
adhesivo que circuló en el mundo. Se emitieron 68.158.080
ejemplares.
Fabricación
En la fabricación de los sellos se utilizan todos los
procedimientos gráficos (tipografía, litografía, grabado de
talla dulce, huecograbado y fotografía); pero el más bello,
sin duda, es el grabado a buril sobre plancha metálica con
la impresión mediante la prensa llamada tórculo,
denominado calcografía.

En el papel se ha de tener en cuenta, aparte del color y el


grosor, la filigrana o marca especial de agua que puede
distinguirse al trasluz o mediante el filigranoscopio.
Coleccionismo
Inicios
El conde de Villayer implantó en París en 1653 la venta de unos sobres
uniformes para la correspondencia -que se ofrecían a dos sueldos- pero
fracasó en su empeño. Hasta el siglo XIX, en 1839, no resurge de nuevo la
idea, rescatada por un maestro de escuela inglés, Rowland Hill, progresista y
emprendedor.
Actividades de filatelistas
Se han celebrado grandes exposiciones filatélicas, como la de Berlín
de 1930, la de Buenos Aires de 1950 y la de Nueva York en 1956. En
las grandes ciudades se reúnen bolsas filatélicas al aire libre, donde
los filatelistas conversan, cambian, compran y venden. Son famosas
la de Buenos Aires en el Parque Rivadavia y la de Barcelona de la
Plaza Real.