Está en la página 1de 13

DESHIDRATACION COMO

METODO DE CONSERVACION
DE ALIMENTOS

GRUPO N° 1

Marisell Garcia V
Luis Jaramillo
Mónica Revollo
Sindy Gutiérrez
Antecedentes.

La conservación de alimentos por deshidratado es uno de los


procedimientos más antiguos usados por el hombre.
En el año de 1950 la deshidratación tomó auge, lo que
permitió el desarrollo de nuevos y mejores métodos de
conservación de alimentos especialmente durante conflictos
bélicos.
En estos periodos tenían un papel importante en la
alimentación humana más por razones estratégicas que por
razones de calidad.
Deshidratación:

Definición
Consiste en extraer el agua de los alimentos para
evitar la proliferación de microorganismos y la
putrefacción, mediante calor suave que no altere
los nutrientes, tratando de conservar en la medida
de lo posible su color, aroma y sabor original, y su
calidad alimentaria.
Deshidratación dentro del alimento:

La deshidratación o desecación ocurre siempre que


la presión vapor del producto es mayor que la
presión vapor del aire de los alrededores del mismo,
la rapidez de la pérdida de humedad del producto
es proporcional a la diferencia entre las presiones del
vapor y el área de superficie expuesta del producto.
Ventajas de la deshidratación:

■ Permite conservar todos los alimentos.


■ Conservación durante meses o años: la
conservación es más larga mientras menos agua
retengan.
■ Mantiene las propiedades nutricionales de los
alimentos.
■ Los sabores se intensifican al concentrarse.
Equipos utilizados en el proceso de
deshidratación

La manera más antigua de


deshidratar los alimentos es
la de exposición solar, pero
a causa de sus
inconvenientes respecto a
las variaciones externas de
éste se han creado equipos
de deshidratación, los
cuales se presentarán a
continuación.
Deshidratador por aire forzado con
calentamiento indirecto tipo “T“.

Toma el aire del exterior del horno filtrándolo y


calentándolo a temperatura seleccionada , lo pasa
a través del producto arrastrando la humedad
superficial del género y comienza la
deshidratación por capilaridad en las fibras del
producto.
Deshidratador por aire forzado con
calentamiento de aire a recirculación.

Es similar al anterior pero


el ciclo de circulación
del aire es cerrado sin
ventilación o
renovaciones del aire,
para bajar la humedad
del aire usa periodos de
escarche secando el aire
con una unidad
evaporadora de
refrigeración.
Deshidratador de túnel de lecho fluido.

Este horno es una cinta de


transporte encerrada en
un túnel por donde se
bombea aire caliente a
alta velocidad por debajo
de la cinta, produciendo
un colchón de aire de
gran potencia, éste es
evacuado hacia el exterior
Desidratador rotativo o de cilindro
rotante

Se constituye por un cilindro que gira sobe un eje, el


cual es calefaccionado en toda su superfície
transmitiendo por contacto el calor mientras que una
corriente de aire circula internamente. La velocidad de
rotación es variable, como la temperatura.
Deshidratador de sistema “spray”.

Es un proceso de deshidratado para productos


pulverizados o líquidos que “colisionan” dentro de
un “ciclón” a contracorriente de aire y calor.
Conclusion.

La deshidratación de los alimentos es un


método de conservación muy antiguo y es
considerado como el más eficaz, ya que
pretende no afectar, tanto al alimento y así
poderlo conservar durante más tiempo.
Existen diversos equipos de deshidratación
dependiendo del alimento que se pretende
conservar.