Está en la página 1de 17

PENSAMIENTO POLÍTICO:

LIBERALISMO
CONCEPTO
El liberalismo es un sistema filosófico, económico y de
acción política, que promueve las libertades civiles y el
máximo límite al poder coactivo de los gobiernos
sobre las personas; se opone a cualquier forma de
despotismo y es la doctrina en la que se fundamenten
el gobierno representativo y la democracia
parlamentaria.
El liberalismo como doctrina política se oponía al yugo
arbitrario del poder absoluto, al respeto ciego al
pasado, al predominio del instinto sobre la razón.
• El liberalismo se presenta como filosofía
de progreso económico, social, técnico que
potencia las capacidades del individuo. Sus
divisas clásicas: individualidad y libertad.
• Tiene una visión optimista del hombre, al
que ve autónomo, materialista y dotado de
razón. Ser feliz aquí por desarrollar sus
capacidades individuales.
• Preconizaba la búsqueda de la verdad por
parte del individuo sin ningún tipo de trabas,
mediante el diálogo y la confrontación de
pareceres, dentro de un clima de tolerancia,
de libertad y de fe en el progreso. Se
asentaba en la confianza en el poder de la
razón humana que todo lo esperaba de las
constituciones y de las leyes escritas
INICIO DEL LIBERALISMO
•EL término se acuñó por primera vez en España con motivo de
la Constitución de 1812 y se generaliza en Francia e Inglaterra
poco después.
•El concepto de liberalismo hunde sus raíces en la Antigüedad y
se desarrolló enormemente en los siglos XVII y XVIII a través de
pensadores como Locke y Montesquieu.

El padre del liberalismo político es John Locke que


considera al hombre un ser racional que busca la felicidad; los
hombres son libres e iguales; la propiedad es un derecho
natural que no tiene porqué ser reconocida ni establecida por
la autoridad.
El objetivo era el progreso material y la búsqueda de la
felicidad y el bienestar general. Los fundamentos básicos del
liberalismo se encuentran plasmados en una obra llamada
"Tratado sobre el gobierno civil" en 1689 del inglés John Locke
PENSAMIENTO JOHN LOCKE
 Hay tres tesis presentes en Locke que son el núcleo
básico de la tradición liberal inglesa posterior:
a) Los derechos fundamentales de la persona.
b) La propiedad privada y el libre mercado
c) El gobierno representativo o parlamentarismo. Locke
representa el ascenso de la mediana burguesía en
expansión: orden, tranquilidad y seguridad.
 El Estado tiene un origen contractual. El poder supremo
es el poder legislativo, separado del ejecutivo (Locke no
considera el poder judicial).
 Considera aceptable una monarquía limitada que detente
el poder ejecutivo y represente los intereses del pueblo a
través del Parlamento.
Los derechos de libertad, igualdad y propiedad, derechos
inalienables del ser humano se inscriben junto con la separación
de poderes de Montesquieu .

El verdadero vínculo social ha de estar basado en un contrato


libre. Esto no significa que en el orden social y político establecido
por ese contrato no tenga que haber obligatoriedad de la ley y
sometimiento a ella.
El carácter genuino del contrato social está, precisamente, en el
sentido del sometimiento a la ley en libertad.
En el contrato social, por el que se pasa de una libertad natural a
una libertad civil y política, se da una alineación querida y libre, a
favor de toda la comunidad. Se crea así una unidad social perfecta,
cuya expresión y principio rector es lo que llama la voluntad
general.
PRINCIPIOS LIBERALES
 La soberanía reside en la nación

 División de poderes

 Derecho del pueblo al sufragio

 Imperio de la Ley presidido por la Constitución

 Derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos.

 Libertad de prensa, reunión, expresión…

 Libertad económica (oferta y demanda)

 Derecho a la vida, a la propiedad, a la libertad…

 Separación de la iglesia y el Estado.


El liberalismo político
• Proponía una limitación del poder mediante la aplicación del principio de la
separación entre el legislativo, el ejecutivo y el judicial, de tal manera que el
legislativo quedaba en manos de una Asamblea elegida por sufragio
censitario.
• Esa división debía establecerse mediante la creación de órganos que
tuviesen la misma fuerza, pues en el equilibrio de los poderes residía la
mejor garantía de su control mutuo y al mismo tiempo de la libertad del
individuo frente al absolutismo.
• El liberalismo se distinguía de la democracia o del radicalismo porque
defendía la idea de la soberanía de las asambleas parlamentarias frente a
la soberanía del pueblo; porque daba primacía a la libertad sobre la
igualdad y porque preconizaba el sufragio limitado frente al sufragio
universal.
LIBERALISMO MODERNO
El liberalismo asume de una u otra forma al individuo desde su
existencia privada y a esa figura ciudadana que también es el
individuo, desde lo publico.
El principal planteamiento de liberalismo moderno se basa en
las condiciones de libertad para los individuos, en la libre
elección de sus preferencias individuales de los diversos
aspectos como el religioso, el profesional y laboral y hasta el
familiar, donde la persona tenga la oportunidad de llegar a la
autorrealización, lo que evidencia a un individuo jurídico,
quien es libre de autodeterminarse.
LIBERALISMO MODERNO
En el liberalismo moderno los individuos se
enfrentan con problemas políticos, es decir, con
concepciones comunitarias que limitan sus
actuaciones individuales, proponiendo así la política
en un escenario donde se pueda asegurar una
convivencia en sociedad, es por eso que se puede
entender entonces, a la política como la mejor forma
de asegurar la convivencia entre los individuos.
LIBERALISMO MODERNO
Pero a pesar de esto se debe entender y aclarar que no hay necesidad de hacer una
integración de las diferencias grupales o individúales que se puedan presentar en
una sociedad, de lo contrario, lo que se debe proponer es una forma de conllevar y
respetar tales diferencias, sin necesidad de integrarlas, para así llevar a la
convivencia social; ya que como el liberalismo moderno lo expone, que al proteger
al individuo y sus particularidades lo esta haciendo también con la comunidad.
Por último, podemos ver al liberalismo moderno como un sistema, que promueve
las libertades individuales y sociales; y que además se opone a cualquier forma de
determinismo social, apropiando así una república liberal que suscita los principios
políticos, siendo una corriente en la que se fundamentan la democracia, en una
ciudadanía participante en lo social desde lo individual.
PSICOLOGÍA LIBERAL
El Estado moderno que tiende a reducir sus funciones sociales, actúa
en nombre del principio de autonomía y de los derechos individuales.
Estas premisas se derivan de una creencia implícita en la capacidad
humana de autosuficiencia, y, a su vez, que esta creencia halla su
justificación en la forma como opera nuestra mente según John Locke.
Los fundamentos de la psicología liberal se encuentran, entonces, en
un análisis epistemológico.
La defensa de los derechos y libertades individuales, y con ello, la
renuencia a aceptar un amplio grado de intervención estatal, puede
encontrar su sustento en una concepción sobre las capacidades
humanas que se deriva de una aguda observación de las operaciones
mentales. Lo que en conjunto constituye la formulación de la
psicología liberal y de sus fundamentos
LA PSICOLOGÍA DE LA INDEPENDENCIA
EN EL LIBERALISMO DE LOCKE.
El afán por plantear una alternativa a las tendencias absolutistas de
los Estuardo en la Inglaterra de su época, obligó a Locke a pensar
sobre los fundamentos de la autoridad política.
Intenta dar argumentos que respondan de manera negativa a la
pregunta ¿El poder ilimitado del monarca es legítimo? O ¿hasta
qué punto y en qué condiciones estamos obligados a obedecer?
Para tratar esta cuestión, Locke debió establecer claramente los
principios de los cuales partiría, pues trataba de hallar una
justificación última a aquello que ya aparecía como una exigencia
en la sociedad: la primacía del interés público
PSICOLOGÍA LIBERAL
La concepción sobre las capacidades humanas que
alienta las medidas del Estado mínimo es la misma
que proclamaba también Kant en el siglo XVIII:
¡Sapere aude! (ten el valor de usar tu propia razón).
Se trata de una confianza en la capacidad del hombre
de autodeterminarse y autogobernarse, de ejercer su
autonomía y su libertad. De distanciarse de la
tradición y usar su propia razón. La creencia en la
autodeterminación e independencia respecto del
entorno y de los demás, propia del adulto, está
implícita en la defensa de los derechos individuales.
PSICOLOGÍA LIBERAL
El individuo debe cuidar de sí mismo y tiene toda la
capacidad para hacerlo. Esta capacidad se le supone al
hombre y de ella se derivan ciertas actitudes políticas. Este
es el principio por el cual se defiende un estado contrario al
absolutista, donde el hombre pueda ejercer su capacidad
de adulto responsable. La independencia es entonces, al
mismo tiempo, un derecho, y una obligación ineludible en
el Estado.
DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LA PSICOLOGÍA NOS
PODEMOS PREGUNTAR: ¿CÓMO AFECTA A NUESTRA
SALUD EMOCIONAL LA FORMA DE PENSAR DE ESTE
MODELOS POLÍTICO?

• Liberalismo: cada persona es responsable de su


situación. Los problemas sociales, como por ejemplo la
desocupación, son de causa meramente individual.

Así pues, vemos como la visión liberal adopta una actitud


según la cual nos hacemos totalmente responsables de lo
que nos pase en nuestra vida, tanto si son cosas positivas
como negativas.
¿Qué efecto tendrá esto en nuestra autoestima?
Pues ante los fracasos tendrá un efecto negativo, ya
que nos culpabilizaremos de estos sin tener en cuenta
que pueden haber otros factores que hayan influido.
• Por ejemplo, si no tenemos trabajo nos podremos
sentir culpables, aunque el entorno laboral sea poco
favorable. En cambio, una ventaja de la filosofía liberal
es que puede movilizar a la persona a cambiar las cosas
que no desea, centrándose en ella misma y sin buscar
excusas en los demás para justificar su situación
personal.