Está en la página 1de 12

EL MEDICO FRENTE

A LA MUERTE
Cultura de la muerte versus Cultura de la vida
Definición de muerte y vida

• Para definir la muerte


debemos primero definir la
vida.
• Sabemos de la muerte, como
compañera inseparable de la
vida, como parte del
proceso de vivir, como
secuencia final.
• La muerte nos concierne a
todos, pues somos seres
nacidos para morir, realidad
certera que nos marca
desde el comienzo y que por
ineludible y angustiante,
marca nuestra condición de
ser vivo.
MUERTE VIDA

 Es el fin de la vida, opuesto al  La vida (del latín vita) en


nacimiento. El evento de la general se define como un
muerte es la culminación de sentimiento apreciativo por
la vida de un organismo vivo, las interacciones del ego con
mientras que el estado es lo el medio, y por reacción ('al
que sucede a dicho evento. sentimiento apreciativo')
como este lucha por sostener
su homeostásis como estado
preferente.
 En biología se define como
viva la estructura molecular
capaz de establecer un
soporte material de
transferencia energética
homeostática, cuando es
estimulada por el medio en
condiciones favorables.
• El médico en formación aprende a actuar como si
todos los pacientes tuvieran posibilidades de
recuperación. Los únicos objetivos de la Medicina
parecen ser luchar contra la enfermedad, evitar la
muerte y lograr una curación completa del
enfermo para devolvérselo a su familia y a la
sociedad. Esta visión tan parcializada de la
realidad conduce a grandes frustraciones y a un
mal manejo de actividades que son inherentes al
quehacer médico, lo que se puede traducir en
incremento del sufrimiento y de la ansiedad del
paciente y de la familia, y de la inseguridad del
equipo de salud.
• La confrontación con la muerte, los
moribundos y el duelo es una realidad cotidiana
para los médicos en su práctica clínica.
• La muerte es uno de los problemas esenciales
del hombre y presenta un intenso temor. El
médico con frecuencia no sabe que hacer ni
qué decir ante la muerte de sus pacientes, por
ello es un gran desafío para él aprender a
manejar esta situación con:
• OPTIMISMO
• PRUDENCIA
• ESPIRITUALIDA.
El Médico y la Muerte
• La responsabilidad del médico no atañe sólo
al vivir sino también al morir.
• Al médico se le identifica como un luchador
contra la muerte, teniendo siempre un
límite y un momento.
• La eliminación del sufrimiento y del dolor
forma parte de la misión de los médicos.
• No se le puede decir al moribundo palabras
de rutina, deben expresar fe y esperanza.
• El médico debe ser OPTIMISTA.
• El médico se hará consejero espiritual de su enfermo.
• Los médicos acompañan a sus enfermos sin distinción
alguna.
• El médico es el portador de la mala noticia, cuando el
fin llega.
• Para los médicos actuales que intentan la cura, admitir
la muerte del paciente es enfrentarse con su
incapacidad de curar.
• Una vez en el hospital el paciente y su familia quedan
subordinados a la decisión del cuerpo médico. El
médico nunca provocará intencionalmente la muerte de
ningún paciente, aunque él mismo ó sus familiares se lo
soliciten.
Los médicos decían: “el médico lleva
muchas muertes encima...”, “la muerte
crea impotencia, influye en tu vida al
tener una constante presencia”. Estos
momentos difíciles de su tarea los
vivían con gran exigencia y
culpabilidad: “me angustia lo poco que
sé”, “si hubiera estudiado más, no
hubiera muerto”.
• “¿Habéis hablado de la muerte?, A mí, si me lo
dijeran, no lo aceptaría. Cuando me muera, me
muero”.
• “Te callas por la angustia, te mueres de pena,
me angustia no dar la información de que hay
esperanza”.
• “Todo el mundo tiene que morir, si una persona
quiere morir en paz, hay que asumirlo”.
• “Hablar de la muerte me pone un nudo en la
garganta... Un día se murió un paciente en
urgencias, en ese momento sudas, tienes
taquicardias, te pone mal la situación, pero es
bueno hablarlo porque la muerte forma parte de
nuestra profesión”.
• Finalmente el médico debe de ser fuerte y prudente
ante la muerte recordando que también posee
sentimientos.

También podría gustarte