Está en la página 1de 42

Técnicas de Literatura

Contemporánea
El Montaje

- Recurso propio del cine que influencia la literatura


- Es la fase técnica de producción de una película
en el que el director de la película y el montador de
la misma escogen, cortan y pegan los distintos
trozos (fotogramas, planos, secuencias) de una
película
- Es la selección y combinación de los planos de
acuerdo a una temporalidad y orden narrativo
establecido para que el filme sea como un todo
organizado
Fines del montaje

- Cambiar y reordenar el orden real de la


filmación por un orden temporal y espacial con
un fin estético y narrativo
- Posibilita saltos en el tiempo y espacio,
modificando el sentido argumental y puede ser
utilizado como un método de censura
- Se presenta en forma simultanea
acontecimientos que se desarrollan en planos
espaciales y/o temporales distintos (montaje
paralelo)

- Los planos se asocian o se relacionan a


través de un elemento común, que sirve de
nexo

- Rompe la continuidad cronológica creando


un carácter subjetivo del tiempo : Flash Back
(futuro) y Flash Forward (futuro)
Técnicas del montaje

- Anacronía o tiempo en “desorden”: Es aquel que


presenta rupturas en la línea de acontecimientos.
Puede ser:
- Salto hacia el futuro, llamado PROLEPSIS
- Salto hacia el pasado, llamado ANALEPSIS. Éste se
puede dar a través de: Flash- Back: comienza en el
presente y llega al pasado
- Racconto: viaje al pasado incrustando el episodio. Viaje
extenso
REPRESENTACIÓN SUBJETIVA DEL TIEMPO

- Ejemplos de alteración del tiempo en la literatura:


- “Hijo de Ladrón” (Manuel Rojas) se inicia en un
momento que corresponde a la parte final de la historia,
luego retrocede hacia la infancia del personaje, desde
donde avanza intercalando distintos instantes, hasta volver
al lugar en que la obra comenzaba.
- “Crónica de una muerte anunciada” de Gabriel García
Márquez.
- En obras como éstas, será el lector el que reconstruya el
orden de los hechos, pues este no viene dado en el texto.
REPRESENTACIÓN SUBJETIVA DEL TIEMPO

- Se caracteriza por los saltos temporales, el uso del flash- back, el


flash- forward y otros trastornos en las secuencias de la historia.
Recuerda que:
- Los movimientos temporales narrativos (o técnicas cronológicas) se
denominan Anacronías y se dividen en dos grandes grupos:
Analepsis y Prolepsis.

- La Analepsis o Anacronía Analéptica es un regreso al pasado y


este puede ser: breve (Flash back) o extenso (Racconto). Ambos se
diferencian solo por su extensión.

- La Prolepsis o Anacronía Proléptica es un adelanto del futuro.


Es una prospección o mirada al futuro porque el tiempo del relato se
detiene momentáneamente para incorporar a la narración sucesos
con un tiempo posterior al de la historia narrativa presente.
Flash back
Es un tipo de anacronía analéptica y
se define como una narración que
rememora o es retrospectiva de
corta duración. Es un relato fugaz
de un hecho ocurrido en un
tiempo anterior.
Fragmento breve
Racconto
Es un tipo de anacronía analéptica y se define
como una narración que rememora o es
retrospectiva de larga duración. Es un
relato largamente desarrollado de un
hecho ocurrido en un tiempo anterior.
Ocupa varias páginas del relato.

Fragmento extenso
Flash forward
Es un tipo de anacronía proléptica y
se define como una narración
prospectiva o de anticipación. Es
un relato breve que adelanta o
anuncia posibles hechos futuros.
Se pueden encontrar prolepsis
correspondientes a un narrador
externo o a un personaje.
REPRESENTACIÓN SUBJETIVA DEL TIEMPO

- Narrativa tradicional: Sigue un orden cronológico.


Disposición narrativa: Ab ovo.
Por ejemplo: Nacimiento – niñez – adolescencia – etapa actual.
- Narrativa contemporánea: Alteraciones en la ordenación
cronológica y causal de los hechos narrados. No existe un
orden cronológico claro o lineal.
Disposición narrativa: In media res o In extrema res.
Por ejemplo: Adolescencia – etapa actual – niñez – adolescencia
- etapa actual.
RECUERDA QUE: LA DISPOSICIÓN NARRATIVA

AB-OVO Lineal o cronológico.

IN MEDIA RES Desde la mitad de la historia.

IN EXTREMA RES Desde el final.


Ab-ovo
Etimológicamente significa “desde el
huevo” y el nombre sirve para
representar a los relatos contados
ordenadamente desde el principio.
Es decir, sigue una línea cronológica
consecutiva en el avance de la historia
de principio a fin.

PRINCIPIO
In media res
Etimológicamente significa “desde el
medio de las cosas” y el nombre sirve
para representar a los relatos que se
cuentan desde la mitad de la historia
y, desde ahí, en forma paralela se
avanza al futuro y se aclaran sucesos
del pasado.
In extrema res
Etimológicamente significa “desde el
extremo de las cosas” y el nombre sirve
para representar a los relatos que se
cuentan desde el final de la historia y,
desde ahí, se aclaran sucesos del pasado.
Habitualmente en la primera página de la
obra se nos da a conocer el desenlace de
la misma.
INICIO
El narrador contemporáneo: subjetivación y
relativismo

- Se deja la omnisciencia del siglo XIX

- Incorpora el relativismo cultural de nuestra


época

- Solo conoce algunos datos, conoce ciertos


aspectos, está en condiciones de contar
algunas cosas, y por lo tanto, su historia dista
mucho de estar resuelta
Técnicas subjetivas y relativas del
narrador
El narrador personal
- Utiliza mayoritariamente la 1ª persona singular

- Visión restringida de la realidad narrativa

- Se relata a partir de una serie de limitaciones

- Por ejemplo: los narradores niños


Técnicas que subjetivizan y
relativizan al narrador
2. La pluralidad de voces narrativas

- Disminución de la importancia del narrador básico

- Mayor espacio a varias voces que aparecen como


narradores

- Consecuencia: disminución del conocimiento del mundo


narrado, contradicción entre las distintas visiones del
hecho narrado
- Un ejemplo de ello es la novela “La Hojarasca”
de Gabriel García Márquez, en que tres
narradores, de tres generaciones distintas – el
padre, su hija y su nieto- todos en primera
persona, dejan fluir sus impresiones respecto de
una situación que viven en común: El entierro de
un médico rechazado por el pueblo y al que solo
ellos asisten.
El discurso interior de los personajes

- Consecuencia del psicoanálisis


- El hombre posee un lenguaje interior que canaliza de
modo particular nuestros deseos y pensamientos más
íntimos
- La literatura lo aborda plasmando las conciencias de los
personajes
- Para ello, parte de la base de que el lenguaje interno es
representable lingüísticamente (a pesar de su
desorganización y arbitrariedad)
DISCURSO INTERIOR DE LOS
PERSONAJES

- Técnicas narrativas que dan cuenta del discurso


interior de los personajes son:

- Monólogo interior.

- Corriente de la conciencia.

- Soliloquio.
Monólogo interior

- Es una modalidad expresiva que no necesita una


presentación previa de parte del narrador, ya que es el
personaje quien asume la responsabilidad del discurso.
- Consiste en verbalizar los contenidos mentales del
personaje, dando lugar para que el autor se introduzca
directamente en su interioridad.
- Conserva una organización sintáctica reflejada en la
secuenciación lógica de las oraciones, estructurada a
través del uso de la puntuación (diferencia con el fluir
de la conciencia).
Corriente de la conciencia

- Consiste en una narración que muestra lo que el personaje


piensa casi sin ser procesado, por lo tanto, a menudo el texto
carece de cohesión (a veces no hay conectores ni signos de
puntuación) y no hay mucha coherencia,, pues el personaje
habla saltando de un tema a otro, aunque correspondan al
mismo o a distinto contexto.
- Es un monólogo interior que responde específicamente a
contenidos mentales carentes de una estructura lógica.
- Busca reproducir el fluir inconsciente de pensamientos que
aparecen en la mente de algún personaje.
Corriente de la conciencia

- La estructuración discursiva es caótica y no obedece a


las normas lingüísticas cotidianas. El discurso no se
desenvuelve conforme a una coherencia lógica, sino que
sigue el ordenamiento subjetivo en que se presentan los
contenidos al interior de la conciencia.
- Los signos de puntuación sufren una alteración severa
o desaparecen, porque la intención de esta técnica es
mostrar las ideas más íntimas en toda su dimensión, esto es,
desorganizadas.
Soliloquio

- Conocido como “monólogo citado”.


- Consiste en la transcripción directa de la conciencia y los
procesos síquicos desde la mente de un personaje, sin la
presencia del narrador.
- Corresponde a un tipo de monólogo interior que necesita
una reflexión estructurada, pues en ella el personaje
argumenta para ser oído.
Soliloquio
- Es mucho más organizado y lógico que los otros
discursos interiores.
- Los pensamientos y emociones se presentan con
cierto control y ordenamiento lógico, como si el
personaje estuviese realizando un autoanálisis o
confesión.
- Se puede hablar de una “reflexión en voz alta”.
El soliloquio es un monólogo tradicional que
supone siempre una hipotética audiencia,
por lo tanto, debe ser más claro, lógico y
razonado. El monólogo interior no se
preocupa de ese detalle, simplemente
reproduce lo que sucede en nuestra
mente, sin preocuparse de ordenarlas,
las muestra tal como fluyen en nuestra
conciencia.
Ejemplo de Monólogo interior

“Ya he dicho que yo no había comentado nada con


Imaz, mucho menos con Carpanta. ¿A qué, pues,
tales palabras? ¿Cómo se había enterado de lo que
yo sentía? ¿Se burlaba de mí o acaso quería ayudar
a su hermana Magdalena, que parecía tan inhibida
como yo mismo a la hora de manifestar sus
sentimientos? La posibilidad de que se tratara de esto
último alentaba mi esperanza (...)”
Ejemplo de Corriente de la Conciencia

“Sin embargo yo venía pensando en la mujer rubia de la película


como todos los sábados cuando después del cine atravesamos
el baldío de atrás de la fábrica si con la luna uno se pone
siempre romántico pero no me iba a poner romántico con Marta
claro después de diez años lentos de matrimonio todo cambia y
cuando ella me llamó Juan María el nombre me pegó en la nuca
como una corriente de aire y recién entonces la vi uniformada
por la luna en una silueta que empezaba a vencerse nunca se
me había ocurrido que pudiera reprocharme”
(Cuento El
Idilio, Mario Benedetti)
Ejemplo de Soliloquio

“Imagínate que tienes una herida en


alguna parte de tu cuerpo, en alguna parte
que no puedes ubicar exactamente, y que
no puedes, tampoco, ver ni tocar, y supón
que esa herida te duele y amenaza abrirse
o se abre cuando te olvidas de ella y
haces lo que no debes,...inclinarte, correr,
luchar o reír (...)”
Los Estilos o Modos
Narrativos
Estilo Indirecto libre

- Es una mezcla de ambos estilos anteriores, por


lo tanto, más complejo. Mezcla la omnisciencia
del narrador con la expresión de la interioridad
de los personajes. Como resultado, el narrador
parece hablar desde el interior de sus
personajes.
¿Qué son los estilos narrativos?

- Se denominan estilos o modos. Se refieren al modo de


narrar, representan los niveles de influencia del narrador
en los hechos relatados.

- El concepto de “modo narrativo” se refiere a “cómo está


dicho”, es decir, el tipo de discurso que utiliza el autor
para recrear el mundo ficticio o real que quiere contar

- Se dividen en tres estilos: Directo, indirecto e indirecto


libre
Estilo Directo

- En el estilo directo se interrumpe el hilo narrativo


para reproducir literalmente lo dicho.

- Cuando los personajes “hablan” en el relato lo


hacen por medio del diálogo. El narrador lo
introduce a través de un recurso retórico que
consiste en señalar directamente lo que dijo tal
personaje- viene a ser una cita literal de las palabras
que ocupó.
- A través de este modo se permite conocer
inmediatamente el pensamiento del personaje a
través de su propia expresión, es decir, las
palabras o pensamientos de los personajes se
reproducen tal cual fueron dichas o pensadas, sin
cambiar, añadir o quitar nada. En el texto aparece
señalado por el uso de un guión que introduce la
voz del personaje o por la acotación entre
comillas de esta.
Ejemplo de estilo directo

...-Rosa, si para verte fuera preciso tomarse cada


minuto un vaso de agua, yo me tragaría el mar-.
La joven se rió mostrando su blanca dentadura.
-¡Así, y con pescados, barcos y todo!
Con una alegre carcajada saludó la moza la
ocurrencia...
El Pozo, Baldomero Lillo
Estilo Indirecto
- Predomina el lenguaje del narrador. Cuando éste
quiere darle paso a las palabras de alguno de los
personajes, las menciona en su propio discurso,
narrándolas él mismo, sin dejar hablar a nadie.
- La marca formal de este estilo es el uso de la
conjunción subordinante que.

Por ejemplo: Clavándole la mirada,


su madre le dijo que nunca sería
feliz lejos de allí.
Ejemplo de estilo indirecto

“...Una tarde, habiéndome informado bruscamente


de que lady Madeleine ya no existía, me anunció
la intención de conservar el cuerpo durante una
quincena (en espera del entierro definitivo) ,en una
de las numerosas cuevas situadas bajo los
gruesos muros del castillo...”

La Caída de la Casa Usher, Edgar Allan Poe.


- El narrador, en tercera persona, recoge las palabras o
pensamientos de los personajes como si fuera en estilo
indirecto, pero las palabras se insertan en el relato sin
verbo de lengua o pensamiento, sin los nexos, y sin marcas
topográficas.

- Suprime los verbos de habla y pensamiento


introductorios: “pensó”, “se preguntó” dijo- exclamó-.

- Reproduce el vocabulario característico del habla


personaje
Ejemplo de estilo Indirecto libre
Un calor perfumado subió desde dentro de las cobijas.
Era bueno el acondicionador que usaba para la ropa.
Campo de lavandas. Cinco días de fragancia decía el
aviso. Debía podar las margaritas sin falta. Si no, en la
primavera no florecerían. Ocho minutos para levantarse.

Se quedó mirando las franjas de luz que entraban por las


persianas. Haría frío, seguro, porque los vidrios estaban
empañados. María Puértole. Mi María. Era el único que
no la llamaba María José. Cerró los ojos. A quién podía
ocurrírsele poner una puerta de chapa en una casa en el
mar. A veces los sueños eran tan estúpidos.

El protagonista comienza su día dentro de la cama, y


luego va realizando una cantidad de acciones domésticas
que están contadas en tercera persona, objetivamente.
Pero para contar los pensamientos que acompañan ese
quehacer nos habla directamente el personaje.
Algunos libros son probados, otros devorados,
poquísimos masticados y digeridos.
Sir Francis Bacon (1561-1626) Filósofo y
estadista británico.