Está en la página 1de 12

República Bolivariana De Venezuela

Ministerio para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología


Ministerio del Poder Popular para la Salud
Universidad de las Ciencias de la Salud “Hugo Chávez Frías”
Programa nacional de formación de Medicina Integral Comunitaria
Misión médica cubana
Santa Ana – Estado Táchira

Avitaminosis A
Ponente:
Mónica Balza

Dra. Erika Bermúdez

Septiembre 2019
¿Qué es la
Avitaminosis A?
La vitamina A tiene un rol muy importante en su
visión. Para ver todo el espectro de luz, el ojo tiene que
producir ciertos pigmentos para que la retina funcione
correctamente. La deficiencia de vitamina A impide la
producción de estos pigmentos, lo que ocasiona ceguera
nocturna. El ojo también necesita vitamina A para nutrir
otras partes del ojo, como la córnea. Sin suficiente vitamina
A, los ojos no pueden producir suficiente humedad para que
se mantengan debidamente lubricados.
Desarrollo de la
enfermedad
La historia de esta deficiencia va marcada por los trastornos
visuales. A medida que la deficiencia se agrava los ojos van sufriendo una
serie de cambios, comenzando por la incapacidad de ver en ambientes con
poca iluminación (ceguera nocturna). Esto ocurre por el compromiso en la
formación de rodopsina, pigmento esencial para el funcionamiento de los
receptores (bastones) ubicados en la retina. Luego pueden aparecer en la
conjuntiva ocular manchas blancas denominadas manchas de Bitot, que son
metaplasia queratinizante de la conjuntiva, reuniéndose una pila de células
epiteliales escamosas queratinizadas junto a bacilos gram negativos
(Corynebacterium xerosis). Esto se produce debido a que la vitamina A es
necesaria en el proceso de formación de epitelio mucoso secretor. Al
agravarse la deficiencia, se produce xerosis de la cornea, aparición de
úlceras corneales y queratomalacia.
Etiología
Es una enfermedad que se relaciona con el bajo
nivel socioeconómico, niveles bajos de alfabetización
femenina, carencia de tierra, desigualdades, falta de
atención primaria de salud curativa y preventiva, alta
tasa de enfermedades infecciosas y parasitarias
(frecuentemente en relación con saneamiento y
suministro de agua insuficientes) e inseguridad
alimentaria de la familia.
Factores de Riesgo
• La desnutrición en los pueblos subdesarrollados.

• Deficiencia en los alimentos ricos en vitamina A: el hígado,


pescado, verduras y frutas de color naranja, amarillo y verde
oscuro.

• El sistema inmunitario se ve afectado por la deficiencia de


vitamina A.

• Afecta el sistema digestivo y produce diversos trastornos en los


demás órganos.

• El consumo de alcohol en el embarazo produce síndromes como


el de alcoholismo fetal, que produce una teratogenecidad muy
similar a la deficiencia materna de vitamina A.
Causas

La principal causa de una carencia de vitamina


A es la ingesta inadecuada de alimentos ricos en
vitamina A es decir, como zanahorias, huevos, el
brócoli y el hígado de res. Asimismo, otros problemas
son: como la fibrosis, alcoholismo y trastornos del
hígado podrían causar un déficit.
Síntomas y Signos

1. Xeroftalmía
2. Ceguera nocturna
3. Resequedad en la piel
4. Retraso en el crecimiento
5. Problemas de fertilidad
6. Afecta el sistema inmune y la
cicatrización
Diagnostico
• La realización de exámenes oculares.

• Revisión de los antecedentes médicos e interrogatorio al


paciente.

• Realizar un análisis de sangre puede medir la cantidad de


vitamina A que hay en la sangre. Sin embargo, la deficiencia de
vitamina A ocurre mayormente en zonas con acceso limitado a la
atención médica, el diagnóstico a menudo se hace de manera
informal. Por ejemplo, la madre puede mencionar que el niño
tiene ceguera nocturna, lo que es un signo frecuente.

• El diagnostico de la Avitaminocis A se puede diagnosticar


probando con suplementos de vitamina para comprobar si con
ello el paciente alivia sus síntomas y signos.
Exámenes de
Laboratorio
La determinación del nivel sérico de vitamina
A es útil en las encuestas de comunidades. Los
niveles de retinol sérico a menudo caen de las cifras
normales entre 30 a 50 µg por 100 ml de plasma, a
valores por debajo de 20 µg por 100 ml de plasma.
Los niños con xeroftalmía casi siempre tienen
niveles menores de 10 µg por 100 ml.
Tratamiento
El tratamiento para niños de un año de edad o
más consiste en 110 mg de palmitato de retinil o 66
mg de acetato de retinil (200 000 UI de vitamina A)
por vía oral o preferiblemente 33 mg (100 000 UI)
de vitamina A soluble en agua (palmitato de retinil)
en inyección intramuscular. La vitamina A en aceite
no se debe utilizar para inyecciones. La dosis oral se
debe repetir el segundo día y de nuevo en el
momento de salir del hospital o entre siete y 30 días
después de la primera dosis. Estas dosis se deben
reducir a la mitad para los bebés.
Prevención
Existen varias maneras de mejorar el estado
de la vitamina A entre la población. Los alimentos
ricos en esa vitamina no siempre están al alcance de
las personas que la necesitan. En muchas partes del
mundo industrializado, los productos alimenticios
están fortificados para asegurarse de que la
población recibe la cantidad adecuada de la
vitamina. En muchos países, los niños y también los
adultos toman diariamente suplementos vitamínicos.
Los siguientes métodos son los más eficaces en
relación al coste y los más rápidos para mejorar el
estado de la vitamina A en la población.
Recomendaciones