Está en la página 1de 28

ASISTENCIA AL USUARIO EN LAS

ACTIVIDADES DE LA VIDA DIARIA

Karen Gonzalez
Willner Castro
Juliana Hajduk Barrios

CENTRO DE SISTEMAS DE URABA – CDS


LAS CLASES DE POSICIONES, PROCEDIMIENTO PARA
COLOCAR EL USUARIO EN DIFERENTES POSICIONES

Se conocen como posiciones básicas del paciente


encamado, todas aquellas posturas o posiciones que el
paciente puede adoptar en la cama, camilla, mesa de
exploraciones, etc.

Existen diversas posiciones como:

 POSICIÓN DE DECÚBITO
 POSICIÓN DE FOWLER
 POSICIÓN GENUPECTORAL
 POSICION GINECOLOGICA O DE LITOTOMIA
 POSICIÓN DE ROSE O DE PROETZ
 POSICIÓN DE SIMS
 POSICIÓN DE TRENDELENBURG
 POSICIÓN DE TRENDELENBURG INVERTIDA
 POSICIÓN DE DECÚBITO

Decúbito es toda posición del cuerpo en estado de reposo


sobre un plano horizontal. Según sea la parte de cuerpo en
contacto con la superficie.

Se diferencian distintos decúbitos.

 Decúbito supino o dorsal

 Decúbito prono, ventral o abdominal

 Decúbito lateral
DECUBITO SUPINO O DORSAL
La persona se encuentra tendida boca arriba, en posición horizontal,
con la espalda en contacto con la superficie y las extremidades
inferiores extendidas.

CONSIDERACIONES DE ENFERMERÍA:
Es la posición que espontáneamente tiene a adoptar la
persona en la cama y la más utilizada para exploraciones e
intervenciones quirúrgicas, como las abdominotorácicas y
algunas de los miembros inferiores.
Cuando una persona imposibilitada ha de permanecer
mucho tiempo en decúbito supino, conviene colocar un
soporte en los pies. También debe evitarse que se
mantengan las piernas cruzadas, para impedir la presión
sobre vasos sanguíneos y nervios.
DECÚBITO PRONO, VENTRAL O ABDOMINAL
La persona se encuentra tendida sobre el pecho y el abdomen, con la
cabeza girada hacia un lado, las extremidades superiores extendidas junto
al cuerpo o flexionadas a nivel del codo y los miembros inferiores extendidos.

CONSIDERACIONES DE ENFERMERÍA:
La persona no suele aguantar mucho tiempo en
decúbito prono, lo que debe tenerse en cuenta
cuando se encuentre imposibilitada para girarse por
sus propios medios.
DECÚBITO LATERAL

La persona se encuentra tendida de lado, con uno u otro costado sobre la


superficie, el miembro superior del lado en que se halla recostado por
delante del cuerpo, y los miembros inferiores extendidos, un poco
flexionados o con el que queda arriba algo flexionado y adelantado.

CONSIDERACIONES DE ENFERMERÍA:
Si la persona tiene que permanecer mucho tiempo
en decúbito lateral, es conveniente colocar una
almohada entre las piernas para evitar la
compresión de nervios y vasos sanguíneos.
 POSICIÓN DE FOWLER

Se trata de una posición dorsal en un plano inclinado de tal modo que la


espalda forme un ángulo de unos 45 grados con la horizontal. Se obtiene al
elevar unos 40-50 cm la cabecera de la cama. Las extremidades inferiores
pueden mantenerse flexionadas en mayor o menor ángulo o mantenerse
extendidas. En ocasiones se habla de posición de Fowler baja (semi – Fowler)
o elevada, en función del ángulo que adopte la espalda.

CONSIDERACIONES DE ENFERMERÍA:
Se emplea para practicar numerosas técnicas.
Proporciona mayor comodidad a personas que
presentan problemas cardíacos o respiratorios.
Favorece el drenaje después de operaciones
abdominales.
 POSICIÓN GENUPECTORAL

La persona se coloca abajo, apoyándose sobre las rodillas y el pecho, con


la cabeza ladeada y los muslos perpendiculares a la cama.

CONSIDERACIONES DE ENFERMERÍA:
Esta posición se utiliza para efectuar exploraciones y
procedimientos rectales.
 POSICIÓN GINECOLÓGICA O DE LITOTOMÍA

Es una posición de decúbito supino con las piernas flexionadas sobres los
muslos y los muslos en abducción y flexión sobre la pelvis. Puede efectuarse
en una camilla especial que cuente con dispositivos para mantener las
piernas elevadas, apoyando las pantorrillas o los pies en soportes o estribos.

CONSIDERACIONES DE ENFERMERÍA:
Esta posición se emplea para exploraciones
ginecológicas y partos
 POSICIÓN DE SIMS

Es una posición de decúbito lateral izquierdo con el brazo y la pierna de este


lado extendida y la extremidad inferior derecha flexionada a nivel de la
cadera y la rodilla. El brazo izquierdo puede colocarse bajo la cabeza o
mantenerse extendido junto al tronco, de tal modo que el peso del cuerpo
descanse sobre el tórax.

CONSIDERACIONES DE ENFERMERÍA:
Se emplea para exploraciones vaginal y rectal
(manuales y endoscópicas), y para poner enemas.
Se recomienda como posición de seguridad en
caso de accidente con pérdida de conocimiento
y riesgo de vómitos.
 POSICIÓN DE ROSE O DE PROETZ

Es una posición de decúbito supino con la cabeza colgando fuera de la


camilla o mesa de operaciones.

CONSIDERACIONES DE ENFERMERÍA:
Esta posición se emplea para evitar la
aspiración de sangre o secreciones, así como
en operaciones de las vías respiratorias.
Se emplea para lavar el cabello cuando la
persona no puede levantarse de la cama.
 POSICIÓN DE TRENDELENBURG

Es una posición de decúbito dorsal sobre un plano inclinado de tal modo


que la pelvis quede más alta que la cabeza y los muslos más altos que la
pelvis.

CONSIDERACIONES DE ENFERMERÍA:
Se usa en cirugía para efectuar operaciones en
abdomen inferior y pelvis, y en algunas
intervenciones de los miembros inferiores. Se
sitúa a la persona en una mesa inclinada a 45
grados, con la cabeza hacia abajo y las piernas
colgando, apoyadas sobre un sector regulable.
TECNICAS PARA MOVILIZAR AL USUARIO

TRASLADO DEL PACIENTE DE LA CAMA A LA CAMILLA:

Para mover al paciente de la cama a la camilla hay varios


procedimientos a seguir, Actualmente en las mayorías de centros
hospitalarios lo realiza personal capacitado y entrenado. Sin embargo,
es responsabilidad del personal de enfermería estar presente para dirigir
la acción y evitar molestias al paciente.
PROCEDIMIENTO:

La camilla se colocará paralela a la cama, frenadas ambas. Si el


paciente puede desplazarse, se le ayudará a colocarse en la camilla, si
no pudiera moverse se le desplazará con la ayuda de DOS o TRES
personas (Toda movilización dependerá del del grado de movilidad
que disponga el enfermo, por un lado, y del número de personas que
intervengan en la misma, por otro).

CON UNA PERSONA


Si el enfermo posee movilidad, puede él solo
trasladarse a la camilla, con algo de ayuda por
parte del celador o auxiliar.
CON DOS PERSONAS
1. Una de las personas realiza la movilización del enfermo y la otra
se asegura de fijar la camilla para que no se mueva y de ayudar
a la primera;
2. La camilla se coloca paralela a la cama y bien pegada a ésta;
3. Previamente se habrá sacado la sábana tras haber retirado la
sábana encimera y las mantas hacia los pies;
4. Una de las dos personas se ubica en el lado externo de la
camilla, en el centro, y tira de la sábana hacia sí, mientras la otra
se coloca en la cabecera sujetando al enfermo por los hombros,
levantándolos y acercándole hacia la camilla;
5. Una vez que el enfermo está en la camilla, se le tapa con las
sábanas y mantas.
CON TRES PERSONAS
1. Si el enfermo no puede moverse en absoluto, serán
necesarias tres personas;
2. La camilla se coloca perpendicular a la cama, con la
cabecera de la camilla tocando los pies de la cama;
3. Las tres personas se sitúan frente a la cama, adelantando
un pie hacia la misma;
4. Doblan las rodillas al unísono y colocan sus brazos bajo el
paciente: el primero, uno por debajo de la nuca y hombros y
el otro en la región lumbar; el segundo, uno bajo la región
lumbar y otro debajo de las caderas, y el tercero, uno
debajo de las caderas y el otro debajo de las piernas;
5. Después vuelven al paciente hacia ellos, haciéndole
deslizar suavemente sobre sus brazos. Éstos se mantienen
cerca del cuerpo para evitar esfuerzos inútiles;
6. Se levantan, giran los pies y avanzan hacia la camilla,
luego doblan las rodillas y apoyan los brazos en la misma. Los
movimientos han de ser suaves y simultáneos para dar
seguridad al enfermo y evitar que se asuste.
TRASPORTE DE PACIENTE MEDIANTE SILLAS DE RUEDAS, CAMA O CAMILLAS
Cuando la situación o el tipo de desplazamiento lo requiera, el transporte del enfermo se ha de
realizar mediante la propia cama, camilla o silla de ruedas. Para ello deberemos tener en cuenta
una serie de Consideraciones Generales:
1. Explicarle al paciente el recorrido que van a realizar y cómo lo van a hacer.
2. Elegir el medio de transporte más adecuado, atendiendo a las indicaciones del personal
sanitario sobre la movilidad del paciente.
3. Si lo que vamos a movilizar es una cama eléctrica, comprobar que no está enchufada a la
red.
4. Antes de mover la Camilla, Cama o Silla de Ruedas debemos verificar que todos los
componentes, sueros, bombas, sondas, bala de oxígeno, etc. están en el lugar adecuado y
asegurarnos que no nos van a entorpecer el traslado cuando entremos en un ascensor,
atravesemos una puerta, etc.
5. El paciente deberá estar bien sujeto para evitar caídas en su desplazamiento.
6. Evitar situaciones donde existan corrientes de aire o en lugares donde el enfermo pueda
sentirse incómodo.
7. Los movimientos en el traslado deben ser rápidos y coordinados.
8. Una vez llegado al destino, planta de hospitalización, servicio de radiología, quirófano, etc. no
abandonar al paciente hasta que no se hagan cargo de él el personal correspondiente.
TRASLADO DE UN PACIENTE DE LA CAMA A UNA
SILLA DE RUEDAS

• Siga estos pasos para trasladar a un paciente de la cama a una silla


de ruedas. La técnica siguiente supone que el paciente puede
pararse al menos en una pierna.
• Si el paciente no puede usar al menos una pierna, usted necesitará
utilizar un ascensor para trasladarlo.
PREPARACIÓN
• Analice muy bien los pasos antes de actuar, y consiga ayuda si es
necesario. Si no es capaz de asistir usted mismo al paciente, podría
lesionarse usted y lesionar al paciente.
• Verifique que cualquier alfombra suelta esté fuera del camino para
evitar resbalones. Tal vez necesite poner calcetines o zapatos
antideslizantes en los pies del paciente si este necesita pararse sobre
una superficie resbaladiza.

Se deben seguir los siguientes pasos:


• Explíquele los pasos al paciente.
• Ubique la silla de ruedas junto a la cama, cerca de
usted.
• Ponga los frenos y separe los reposapiés.
ALISTAR AL PACIENTE PARA TRASLADARLO
• Antes de pasarse a la silla de ruedas, el paciente debe estar sentado.
• Permítale al paciente sentarse un momento, en caso de que el
paciente se sienta mareado al ponerse en posición de sentado.
• Se deben llevar a cabo los siguientes pasos al prepararse para mover a
un paciente:
• Para llevar al paciente hasta una posición sentada, voltéelo sobre el
mismo lado de la silla de ruedas.
• Ponga uno de sus brazos bajo los hombros del paciente y uno detrás
de las rodillas. Flexione sus rodillas.
• Balancee los pies del paciente fuera del borde de la cama y
aproveche el impulso para ayudarle al paciente a sentarse.
• Mueva al paciente hasta el borde de la cama y baje la cama de
forma que los pies queden tocando el suelo.
GIRO DE PIVOTE
• Si tiene un cinturón de traslado, colóquelo sobre el paciente para ayudarle a tener un
agarre durante la transferencia. Durante el giro, el paciente puede aferrarse a usted o llegar
a la silla de ruedas.
• Párese lo más cerca que pueda del paciente, rodéelo con las manos por el pecho y
sujételas por detrás de él o agarre el cinturón de traslado.
• Se deben llevar a cabo los siguientes pasos:
• Coloque la pierna externa del paciente (la más alejada de la silla de ruedas) entre sus
rodillas para obtener apoyo. Doble sus rodillas y mantenga su espalda recta.
• Cuente hasta tres y lentamente párese. Utilice las piernas para levantarse.
• Al mismo tiempo, el paciente debe colocar las manos a los lados y ayudar a empujarse
fuera de la cama.
• El paciente debe ayudar a apoyar su peso sobre su pierna buena durante el traslado.
• Gire hacia la silla de ruedas, moviendo los pies para que la espalda quede alineada con las
caderas.
• Una vez que las piernas del paciente estén tocando el asiento de la silla de ruedas, doble las
rodillas para bajar al paciente hasta el asiento. Al mismo tiempo, pídale al paciente que
alcance el apoyabrazos de la silla de ruedas.
• Si el paciente comienza a caerse durante el traslado, bájelo hasta la superficie plana,
cama, silla o piso más cercanos.
QUÉ ES LA INMOVILIZACIÓN?

El personal médico capacitado usa métodos de inmovilización para


detener o limitar el movimiento de su hijo. Puede que estos métodos se
utilicen sin su permiso.
POR QUÉ MI NIÑO NECESITA DE MÉTODOS DE INMOVILIZACIÓN?

Es posible que se necesite de la inmovilización para que los médicos


puedan brindar los cuidados inmediatos y necesarios en forma segura.
Los médicos tratarán de calmar a su hijo antes de aplicar cualquier
método de inmovilización. Si su hijo no coopera con el personal médico,
es posible que se necesite utilizar métodos de inmovilización para que
lo puedan examinar y tratar. Puede que un niño que esté agitado o sea
violento necesite de métodos de inmovilización para asegurarse de que
no se lastime a sí mismo o a otras personas. Los métodos de
inmovilización también pueden necesitarse si el niño trata de quitarse el
equipo médico que tiene puesto para salvarle la vida, como por ejemplo
una vía intravenosa o tubos para respirar.
¿QUÉ TIPOS DE MÉTODOS DE INMOVILIZACIÓN SE PUEDEN UTILIZAR?
LOS MÉTODOS DE INMOVILIZACIÓN FÍSICA
son dispositivos que limitan el movimiento de su hijo. Incluyen métodos de
inmovilización de brazo, pierna, regazo o con chaleco. Puede que se usen
sábanas de cama para envolver a un niño pequeño. Es posible también
que el personal médico sostenga los brazos, el pecho o las piernas de su
hijo para mantenerlo inmóvil durante ciertas pruebas.
LOS MÉTODOS DE INMOVILIZACIÓN CON MEDICAMENTOS
se usan para sedar rápidamente a su niño si es violento. Estos
medicamentos se administrarán en píldora o inyección.

El método de aislamiento quiere decir que se coloca a su niño en una


habitación solo. La habitación se cierra con llave y se mantiene libre de
cualquier artículo que pueda causar lesiones. Los médicos vigilará a su hijo
en todo momento, mientras se encuentra en aislamiento.
Gracias