Está en la página 1de 10

CONCILIACION EN LA JURISDICCION

CONTENCIOSO ADMINISTRATIVA
 La conciliación en
asuntos de lo
contencioso
administrativo es un
mecanismo de
solución de los
conflictos entre los
particulares y el
Estado, La cual debe,
necesariamente,
progresar ante un
agente del Ministerio
Público como requisito
de procedibilidad.
En materia de lo contencioso administrativo la
conciliación es de derecho y no en equidad esto quiere
decir que tiene que seguir los lineamientos que manda la
ley.
El conciliador por obligación debe ser abogado, debido a
que un conciliador en derecho que no sea abogado vicia
la legitimidad del acto.
El estado por medio de sus representantes legales
tienen la posibilidad de conciliar total o
parcialmente en la etapa prejudicial o judicial sobre
los conflictos que existan de carácter particular y
contenido económico que conozca o pueda tener
una relación con lo contencioso administrativo.
 Que se trate de un asunto particular, que en el conflicto se vean
afectados de una u otra manera derechos de personas ya sean naturales o
jurídicas.
 Que se trate de asuntos económicos, que estén afectando el patrimonio
de una persona.
 Que sean de asuntos que se tramiten en la jurisdicción contenciosa
administrativa
 Los procesos de nulidad simple establecidos en los artículos 137 y 139 de la
constitución política, debido a que estos no tratan ningún caso particular o
económico.
 Los procesos en los que no esté en firme el acto administrativo.
 Cuando ya no esté vigente la acción.
 Que no se trate de asuntos tributarios.
 Cuando en los procesos ejecutivos se pida medida cautelares.
 Cuando la administración demande por un acto ocurrido por medios ilegales.
Toda persona natural o jurídica que considere se le ha
causado un daño antijurídico con ocasión de la expedición
de un acto administrativo particular debe intentar,
obligatoriamente, la celebración de un acuerdo
conciliatorio.
La conciliación extrajudicial es la que se da la oportunidad
de conciliar antes o durante el proceso judicial, está ya no
se podrá efectuar después que el juez haya dictado
sentencia.
El régimen probatorio en la conciliación administrativa es
mucho más riguroso que es las otras jurisdicciones y el
principio de la necesidad de la pena juega un papel muy
importante y este básicamente consiste en que todo
acuerdo bebe fundarse en las pruebas allegadas al proceso.
La conformación de los comités de conciliación
y la potestad para decidir si se inicia la acción
de repetición contra un servidor público
garantiza que los intereses patrimoniales del
Estado sean protegidos.
Los miembros del comité de conciliación
responden disciplinariamente de manera
individual por las actuaciones negligentes u
omisiones que conlleven a un detrimento
patrimonial del Estado.
El requisito de procedibilidad atinente a la
conciliación prejudicial no es aplicable a la
acción de repetición.
La acción de repetición procede también
cuando el detrimento patrimonial del Estado
generado por la conducta dolosa o
gravemente culposa de uno de sus agentes
sea consecuencia de una conciliación o
cualquier otra forma de solución de un
conflicto permitida por la ley.