Está en la página 1de 39

Escuela Académico Profesional de Enfermería

FÍSICA APLICADA
Javier Pulido
Villanueva
ELASTICIDAD
Introducción
Cuando una fuerza se aplica a un cuerpo, la forma y el tamaño del cuerpo
cambian. Dependiendo de cómo se aplique la fuerza, el cuerpo puede ser
estirado, comprimido, doblado o retorcido. La elasticidad es la propiedad
de un cuerpo que tiende a devolver el cuerpo a su forma original después
de que se retire la fuerza. Sin embargo, si la fuerza aplicada es
suficientemente grande, el cuerpo se distorsiona más allá de su límite
elástico y la forma original no se restablece después de retirar la fuerza.
Una fuerza aún más grande romperá el cuerpo.

Revisaremos brevemente la teoría de la deformación y luego examinaremos


los efectos dañinos de las fuerzas sobre los huesos y tejidos.
Esfuerzo y Deformación
ESFUERZO
 El esfuerzo define como la fuerza externa F por unidad de área de la
sección transversal A sobre la que se aplica

  FUERZA ()
 ESFUERZO
  ÁREA ()

La unidad del esfuerzo en el SI es N/m2.

Dependiendo del tipo de la fuerza aplicada se definen 5 tipos de esfuerzos:


esfuerzo de tracción o tensión, esfuerzo de compresión, esfuerzo de corte o
cizalladura, esfuerzo de torsión y esfuerzo de flexión.
Tracción Corte
o Compresión o Torsión Flexión
tensión tangencial
DEFORMACIÓN
 Se define como la razón de cambio de longitud entre la longitud inicial

  CAMBIO DE LONGITUD ()
 DEFORMACIÓN
  LONGITUD INICIAL ()
La deformación no tiene unidades, es adimensional.
La deformación puede ser:

- Deformación (visco) plástica o irreversible. Deformación en que el


material no regresa a su forma original después de retirar la carga
aplicada.
- Deformación elástica o reversible. Deformación en la que el cuerpo
recupera su forma original al retirar la fuerza que le provoca.
Módulo de elasticidad
La deformación de los sólidos se explica en términos del esfuerzo y la
deformación. Si el esfuerzo y la deformación son pequeños, estos son
directamente proporcionales. A esta constante de proporcionalidad se le
llama módulo de elasticidad, esto es

ESFUERZO
 MÓDULO DE ELASTICIDAD
DEFORMACIÓN

En general el módulo de elasticidad relaciona lo que se hace a un objeto (se


aplica una fuerza) como responde dicho objeto (se deforma en cierta
medida).
Se consideran tres tipos de deformación y se define un módulo elástico para
cada caso:

1. El módulo de Young mide la resistencia de un sólido a un cambio en su


longitud.

2. El módulo de cizalladura o corte mide la resistencia al movimiento de los


planos dentro de un sólido paralelos unos con otros.

3. El módulo de volumétrico mide la resistencia de los sólidos o líquidos a


cambios en su volumen.
MÓDULO DE YOUNG

Para el caso de tracción o compresión longitudinal, la razón entre el


esfuerzo y la deformación esta dada por la constante Y, denominada
módulo de Young, que es característico de cada material.

ESFUERZO  
 
DEFORMACIÓN  

o también
F  
       
A  
MÓDULO DE CORTE
 Cuando la fuerza F que actúa sobre el cuerpo es paralela a una de las caras
mientras que la otra cara permanece fija, se presenta otro tipo de
deformación denominada de cizalladura en el que no hay cambio de
volumen pero si de forma. La deformación de corte se define como la
relación , donde es la distancia horizontal que se mueve la cara cortada y h
es la altura del objeto. El módulo de corte es

 ESFUERZO(DEFORMACIÓN)

F  
       
A  

donde G es el módulo elástico llamado módulo de Cizalladura.


MÓDULO DE TORSIÓN

La torsión es un fenómeno típico de cizalladura. Se produce una


deformación cuando se aplica un par de fuerzas F en la parte superior de la
barra y la sección inferior de la barra está fija.
MÓDULO DE VOLUMÉTRICO

Si un cuerpo se somete a iguales esfuerzos de tracción o compresión por


todos los lados, entonces el cuerpo sufrirá deformación volumétrica.

 
 
 

donde B es el módulo volumétrico.


Ley de Hooke
Cuando un resorte se estira, hay una fuerza restauradora que es
proporcional al desplazamiento. La ley que regula éste comportamiento
elástico es la ley de Hooke.

El signo menos es porque la fuerza restauradora es


en oposición a la deformación.

La constante de proporcionalidad varía con el


material y recibe el nombre de constante elástica del
resorte.
Bioelasticidad de los tejidos humanos
BIOELASTICIDAD DEL HUESO
El hueso tiene tres propiedades mecánicas fundamentales: resistencia,
rigidez y elasticidad.
El hueso cortical es más rígido que el
hueso esponjoso, soportando mayor
esfuerzo pero menos deformación antes
del colapso.
El comportamiento mecánico del hueso varía en función del tipo de carga
aplicada.
Tensión
La carga se aplica hacia fuera desde la superficie de la estructura La
deformación máxima se produce en un plano perpendicular a la carga
aplicada. Bajo esta carga, la estructura se alarga y se estrecha.

Las fracturas producidas se suelen ver en


huesos con una gran proporción de hueso
esponjoso. Por ejemplo: fracturas de calcáneo
adyacentes a la inserción del tendón de
Aquiles.
Compresión
La carga se aplica hacia la superficie de la estructura. La deformación
máxima se produce en un plano perpendicular a la carga aplicada. Bajo
esta carga, la estructura se acorta y se ensancha.

Las fracturas producidas se encuentran comúnmente en las vértebras.

Fracturas por compresión vertebral.


Cizalla
Se aplica una carga paralela a la superficie de la estructura. Una estructura
sometida a la carga de cizalla se deforma internamente de una manera
angular.

Las fracturas en cizalla se ven más a menudo


en el hueso esponjoso.
Flexión
Es un esfuerzo a que está sometido un cuerpo cuando las fuerzas externas
tienden a curvarlo. Como consecuencia hay compresiones en la zona
interna de la curvatura (lado de aplicación de la fuerza) y tracciones en la
externa.
Las fracturas producidas se observan comúnmente en los huesos largos. A
veces se produce un tercer fragmento.

Fractura al caer y poner


la mano en el suelo.
Torsión
Se aplica una carga a una estructura de tal forma que le causa un giro
sobre un eje (común en esquiadores).

Las deformaciones en cizalla se distribuyen por toda la estructura, siendo


mayores cuanto más alejadas están del eje. Las fracturas son de tipo
espiroideo.
Carga combinada

El hueso está sometido a complejos patrones de carga durante las


actividades comunes como caminar o correr. La mayoría de las fracturas
óseas son producidas por una combinación de varios modos de carga.

Fractura según la causa que lo produce


- Fracturas habituales: por violencia.
- Fracturas patológicas: por enfermedad ósea.
- Fracturas por fatiga: por estrés repetido.
- Fracturas habituales: por violencia.

Se deben a traumatismos de intensidad superior a la que soporta un


hueso sano. Según la violencia del traumatismo las encontramos de alta y
baja energía (un accidente de automóvil y una fractura por torsión en un
esquiador, por ejemplo).
- Fracturas patológicas: por enfermedad ósea.

Osteogénesis imperfecta, osteoporosis, tumores...


- Fracturas por fatiga: por estrés repetido.

Son el resultado de someter el hueso a esfuerzos mecánicos repetidos


(son comunes en los metatarsianos, por ejemplo en bailarinas,
corredores...)
Remodelación ósea

El hueso tiene la habilidad de remodelarse, alterando su tamaño, forma y


estructura, para afrontar las demandas mecánicas que le son impuestas.
Este fenómeno se conoce como la Ley de Wolff.

Esta ley explica por ejemplo la


uniformidad de los huesos de los fetos y
el hecho de que se atrofien en las
personas postradas en cama, así como
el endurecimiento de ciertos huesos en
las artes marciales (nudillos, tibias...).
Cambios en el hueso con la edad

Como parte del proceso de envejecimiento normal se observa una


progresiva pérdida de densidad ósea.

Las trabéculas adelgazan o desaparecen. El resultado es una reducción en


la cantidad de hueso esponjoso, y un adelgazamiento del hueso cortical.
BIOELASTICIDAD DEL MÚSCULO
Desde el punto de vista mecánico, la actividad del músculo
se puede poner de manifiesto por un acortamiento, por el
desarrollo de fuerza de tracción o por ambas cosas. Este
proceso recibe el nombre de contracción muscular, y el
pasaje del estado de actividad al de reposo se llama
relajación.

En un músculo aislado con su nervio (preparado


neuromuscular), si aplicamos por medio de los electrodos S
un estímulo eléctrico al nervio, el músculo se contrae
bruscamente y enseguida se relaja, este proceso se llama
sacudida simple.

Si los extremos del músculo se hallan fijos, este, no se acorta, pero su actividad se pone igualmente
de manifiesto por un aumento de tensión que puede registrarse mediante un transductor de fuerza.
Contracción del músculo esquelético

Los músculos se componen de grupos de fibras musculares rodeadas por


tejido conectivo. Cada grupo contiene cientos de fibras musculares y cada
fibra contiene miles de miofibrillas.
El sarcómero es la unidad funcional del musculo esquelético o estriado.
La contracción de un músculo se debe al deslizamiento de filamentos de
actina y miosina. Los sarcómeros se acortan (se contraen) cuando los
filamentos de actina son halados por los filamentos de miosina hacia el
centro del sarcómero.

El movimiento de las cabezas de miosina requiere el uso de ATP (moneda


energética del metabolismo), por esto es que la contracción muscular
requiere de energía.
sarcómero relajado

sarcómero contraído
Interacción entre la actina y la miosina

Las cabezas de los filamentos de miosina están energizadas. Un aumento


en la concentración de iones de calcio expone el lugar donde la miosina
conecta con la actina y se forma un puente, la energía almacenada en las
cabezas se libera y éstas halan los filamentos de actina. El sarcómero se
contrae.
BIOELASTICIDAD DE LOS VASOS SANGUINEOS

Arterias, venas y capilares sanos son resistentes pero elásticos. También


son más o menos impenetrables y dejan pasar la sangre de manera fácil.
Los vasos que no están sanos, pierden esta resistencia y elasticidad. Se
vuelven débiles, flácidos y algo porosos. Se rompen y desgarran con
facilidad, causando hemorragias, pequeñas e insignificantes o grandes y
amenazadoras para la vida.