Está en la página 1de 20

Sistemas De Dirección

• La dirección es el conjunto de órganos que permiten a cualquier


vehículo variar su trayectoria para seguir el rumbo deseado.
• El sistema de dirección convierte la rotación del volante en un
movimiento giratorio de las ruedas, de tal manera que la llanta da un
gran giro para mover las ruedas por un tramo corto.
En la actualidad el sistema de dirección empleado por
prácticamente todos los turismos, vehículos industriales
ligeros, todo caminos y la mayoría de los todoterrenos utiliza
rótulas para conectar las manguetas con los brazos de la
suspensión y con los tirantes de la dirección. Gracias a los tres
grados de libertad que permiten estas uniones se puede
fácilmente independizar el movimiento vertical de la
suspensión del horizontal de la dirección. Estos sistemas,
mucho más compactos, emplean por lo general una barra de
dirección transversal e incluyen:
• Las manguetas.
• El volante y la columna de dirección habitualmente articulada.
• La caja de dirección y barra de dirección en un único módulo, generalmente formado por la
propia cremallera de dirección y en algunos casos por un sistema de recirculación a bolas y
barra de dirección. El sistema de tornillo sin fin y barra longitudinal -brazo Pitman- solo se
utiliza en vehículos pesados.
• Los brazos de acoplamiento o tirantes conectados mediante rótulas a la masa suspendida -
barra de dirección o cremallera- y a la masa no suspendida -manguetas o porta manguetas-.
• Las rótulas, tipo de unión que permite independizar el movimiento vertical de la suspensión
del horizontal de la dirección.
• Cremallera del sistema de dirección de un automóvil:
• 1: volante
• 2: columna de dirección
• 3: piñón y cremallera
• 4:tirante articulado mediante rótulas
• 5: mangueta
Tipos de dirección
• Básicamente existen cuatro tipos de dirección:
• Mecánica
• Hidráulica
• Electrohidráulica
• Electromecánica
• Eléctrica.
Mecánica
• Como su nombre indica, no está asistida por sistemas hidráulicos o
eléctricos. Generalmente funciona por medio de una cremallera y es el
principio de todas las direcciones modernas en los vehículos.
Dirección asistida
• La dirección asistida es un sistema mediante el que se reduce la fuerza (par de giro)
que ha de efectuar el conductor sobre el volante de un coche para accionar la
dirección.
• Cuando se giran las ruedas para cambiar la dirección del vehículo aparece una fuerza
sobre el neumático que tiende a alinear la dirección de la rueda con la del vehículo.
Esta fuerza se debe principalmente a la resistencia del neumático a ser deformado y
la posición adelantada del centro de presiones respecto al centro de la rueda.
• La función de la dirección asistida es ayudar al conductor a vencer esta fuerza. De
esta forma la fuerza que deba de hacer el conductor más la que aplica la dirección
serán iguales a la fuerza de auto alineamiento de la rueda:
TRueda = TAsistencia + TConductor
Hidráulica
• Fue sustituyendo a la mecánica y presenta una bomba conectada al
motor que le brinda una mayor suavidad, tanta que en ocasiones hubo
que dotar al sistema de una asistencia variable que depende de la
velocidad. Sólo funciona con el motor en marcha.
Electrohidráulica
• En lugar de gestionarse por la acción de una bomba hidráulica, lo
hace por medio de un motor eléctrico que se alimenta a través de la
batería. Por lo tanto, ahorra combustible porque no depende del motor
directamente y sólo se activa cuando se la necesita.
Dirección electromecánica o eléctrica
• Es la más novedosa. En ella un motor eléctrico acoplado al eje o a la
caña de la dirección induce con su rotación la ayuda para reducir el
esfuerzo a la hora de girar el volante. Es la utilizada en los vehículos
más modernos para, efectivamente, combinarse con algunos sistemas
de seguridad de última generación.
Mantenimiento
• El sistema de dirección es muy importante, y otro de los aspectos
fundamentales a los que debemos prestar atención a la hora de salir a
la calle con nuestros vehículos.
• Como cualquier sistema o aspecto técnico, es posible tomar un
mantenimiento correcto, tomando algunas precauciones:
• Los sistemas de dirección se consideran de bajo mantenimiento, pero
deben estar sujetos a inspecciones periódicas de los componentes
sujetos a desgaste, como las rótulas (terminales y rótulas), las tapas
anti polvo, el nivel de líquido de la bomba, la sustitución y/o
sustitución de fluidos según las recomendaciones del fabricante, las
mangueras, las correas de transmisión de la bomba, etc. Se
recomienda inspeccionar en busca de posibles fugas de fluido que
indiquen el deterioro del sistema. El ruido asociado con las correas del
motor cuando se lleva el volante a su parada derecha o izquierda
puede ser un indicador de la falta de tensión de la correa o de que la
correa está dañada. La presencia de ruido en la bomba de dirección
puede ser causada por la falta de líquido (utilice sólo el recomendado
por el fabricante), también puede evidenciar la obstrucción de una
manguera o válvula en el sistema.
• Lo primero que hay que hacer es revisar periódicamente cada uno de
los elementos del sistema de dirección. En este aspecto, los elementos
más utilizados en la barra de dirección son los extremos de dirección,
la cremallera de dirección y los bujes guía de la barra.
• A continuación, en la columna de dirección es importante comprobar
el piñón de dirección.
• Además, en el sistema hidráulico de la dirección asistida, es necesario
comprobar periódicamente si la presión de la bomba es correcta y si
no hay fugas en el circuito.
• El segundo trabajo que debemos hacer es verificar que los elementos
de dirección (ya sean mecánicos o asistidos) funcionen correctamente.
Esta tarea se realizará con el coche en movimiento. Una vez hecho
esto, si es necesario tendremos que ajustar la alineación de la
dirección y equilibrar los neumáticos.
• El tercer aspecto a tener en cuenta es el lubricante. La falta de líquido
perjudica considerablemente el sistema de dirección. Esto también
ocurre con la mala presión o el desgaste excesivo de los neumáticos, y
con el mal estado de los amortiguadores.
• Finalmente, me gustaría tomarme la libertad de recomendarle que
visite a un mecánico en cualquiera de los siguientes casos: La
dirección se vuelve dura, inestable o si hace ruido.
• Estos son algunos de los aspectos que deben tenerse en cuenta para el
mantenimiento del sistema de dirección. De todos modos, en el
manual de nuestro vehículo también encontraremos algunos consejos
al respecto.
Fallas y averias
• 1. Volante duro
• Se trata de un fenómeno realmente molesto, cuando te cuesta mucho
girar el volante y esto afecta negativamente tu seguridad en el tránsito,
especialmente en las horas pico. Cuando esto te ocurra, primero debes
chequear el líquido de la dirección asistida a ver si queda debajo del
nivel “low”. En caso negativo, procede a revisar la bomba, que quizá
se encuentre averiada con paletas desgastadas, manguera agrietada
de la que gotea el líquido a la cremallera de dirección, o rasguños en
su superficie.
• 2. Pobre retorno del volante
• Este fenómeno suele producirse a la vez de que el volante se ponga
duro, debido al pobre funcionamiento de la bomba. Son varias las
razones de esto, tales como la reducción de presión y corriente de
líquido por la bomba, anillos del pistón flojos en la cremallera de
dirección, lo que conduce a la fuga de aceite al compartimento
contiguo, o la carencia de lubricante en las cajas o barras de dirección,
dejándolas gastadas y aumentando la fricción a la hora de que
retornemos el volante.
• 3. Volante flojo
• El grado de aflojamiento del volante reflejará el mismo estado del
sistema de direccion automotriz. Tras un largo período de uso, las
rótulas, tales como las conectadas con el eje intermedio, el piñón o
con las cajas de dirección, se desgastan, y como consecuencia, dejan
aflojada la dirección. Cuando sientas demasiado juego al volante, hay
que llevar el coche al taller para un reajuste de bujes y una aplicación
de lubricante en las rótulas necesarias.
• 4. Ruido inusual en el sistema de dirección
• Al girar el volante, te das cuenta de algún ruido raro emitido del
sistema de dirección. ¿Por qué se produce ese sonido?
• En caso de que el nivel del líquido de dirección caiga al fondo o la
bomba no funcione bien, podemos escuchar un zumbido girando el
volante al máximo. Sin embargo, normalmente anteceden a esto otros
fenómenos como endurecimiento o retorno inhabitual del volante. Si
no te cuesta nada girar la dirección y todavía notas algún sonido
debajo del suelo, quizá es culpa de los bujes, que se encuentran
desgastados y flojos.
• En cuanto a las gamas de autos que emplean una correa de
transmisión separada, un chirrido molesto al girar el volante indica
que la correa está suelta, lo que provoca el sonido.
• 5. Fuga de líquido en la cremallera de dirección
• Se trata de un fenómeno bastante visto en la dirección hidráulica,
principalmente a causa de la fuga de líquido de los retenes. Como
tienen una corta vida útil, solo después de un cierto período de uso los
retenes se desgastan y fallan en sellar el líquido de dirección. También
pueden ser dañados debido a la penetración de agua y polvo por
rasgaduras en los fuelles de protección. Otra causa consiste en el
estado flojo de dos terminales de la cremallera de dirección, que deja
expuestos al aire partes del cilindro interior y afecta los retenes
adentro.