Está en la página 1de 29

SEMINARIO TEOLÓGICO

BAUTISTA DE GUATEMALA
Feminario 2009
 Buscar en la historia del cristianismo el origen de la
denominación Bautista es una tarea complicada, ya que,
“una hojeada a la historiografía bautista revela que son
varios los puntos de vista en cuanto al origen de la
denominación”, y en cada punto de vista, hay diferentes
criterios y conclusiones. Sin embargo, la pregunta
importante es “¿cuándo comienza la sucesión histórica
de las iglesias bautistas que forman parte de la
denominación bautista en el día de hoy? Al respecto,
existen en la historiografía bautista tres teorías que
tratan de darle respuesta a esta pregunta.
 Esta teoría suele entremezclar la
historia del bautismo por inmersión
con la de los bautistas. Piensan que
la denominación bautista en el día de
hoy es la culminación de una larga
lucha contra el bautismo infantil
 Esta teoría sostiene que la historia de los bautistas
se remonta a los tiempos apostólicos, con esto,
pretenden poder vincular todos los eslabones para
completar una antigua cadena de sucesión
apostólica. Los defensores de esta postura se
asemejan a los romanistas, al pensar que Mt. 16:18
exige una sucesión histórico apostólica
ininterrumpida; por ello tratan de vincular todos
los eslabones perdidos.
 Según esta teoría los bautistas se originaron en el siglo
XVII en Inglaterra como parte de un movimiento
separatista, que a su vez fue producto de otro
movimiento más amplio, el puritanismo. Alrededor del
1633 el bautismo llegó a ser una cuestión candente entre
los puritanos. Como resultado del estudio bíblico, varios
sectores del movimiento rechazaron el bautismo
infantil, practicando el bautismo por inmersión,
alrededor del año 1641. Fueron llamados “bautistas”, y
así surgió denominación moderna.
LA TEORÍA DE LA RELACIÓN ANTI-PAIDO-BAUTISTA

Siglo I Época Siglo III, Siglo IV, Donatistas Siglo V Paulicianos


APOSTÓLICA Novacianos

Siglo XII, Siglo XII, Siglo XVI Siglo XVII


PETROBRUSIANOS VALDENSES ANABAUTISTAS BAUTISTAS

LA TEORÍA DE LA SUCESIÓN APOSTÓLICA

Siglo I Época Siglo II, Siglo III,


APOSTÓLICA MONTANISTAS NOVACIANOS

Siglo IV, Siglo V Siglo XII,


Donatistas Paulicianos PETROBRUSIANOS

Siglo XII, Siglo XVI Siglo XVII


VALDENSES ANABAUTISTAS BAUTISTAS
LA TEORÍA DE LA RESTITUCIÓN SEPARATISTA

Siglo I Época Siglo II, Siglo IV, Siglo V


APOSTÓLICA MONTANISTAS DONATISTAS PAULICIANOS

Siglo XII, SECTAS Siglo XVI Siglo XVII


MEDIEVALES ANABAUTISTAS BAUTISTAS
 Luego del análisis de las teorías del origen de los
bautistas, es propicio preguntarnos ¿Cuál de estas
teorías es la más acertada o idónea? No obstante, la
idoneidad la podemos encontrar en una combinación
de las tres; sabiendo que lo que nos da fuerza no es una
sucesión histórica, o un año determinado o un
fundador humano, sino unos principios bíblicos que
surgen de las iglesias neotestamentarias.
 Justo Anderson citando Henry C.Vedder, nos dice que:
"El vocablo "bautista", como un nombre que describe a
un cuerpo de cristianos se usó por primera vez en
idioma inglés en el siglo XVII. Inicialmente aquellos
cristianos no querían que se relacionara con el grupo
"anabautista" ya que había sido desacreditado
totalmente
 Precursores espirituales inmediatos : “los anabautistas
“evangélicos” del continente, o sea, los representantes
de un sector de la Reforma “radical” del siglo XVI que
se iniciaron a partir de 1525”

 Precursores históricos inmediatos: son los


“Separatistas “rebautizadores” de Inglaterra, los
representantes del sectores de la Reforma “puritana”
de siglo XVII que se iniciaron a partir de 1609”.
 Muchos historiadores argumentan que los bautistas
modernos tienen sus raíces históricas en los
anabautistas de la reforma radical del siglo XVI, sin
embargo, históricamente hablando no se puede trazar
esa línea histórica, pero, lo que sí es un hecho, es que
los anabautistas son los precursores “espirituales”
inmediatos de los bautistas, y esto, porque cuando las
primeras iglesias bautista se constituyeron sus
fundadores apelaron al espíritu y a la doctrina de los
anabautistas. Así que, los anabautistas tienen una línea
espiritual y doctrinal con los bautistas modernos.
I.- Los espiritualistas de la Reforma
Radical

II.- Los racionalistas de la Reforma


Radical

III.- Los Anabautistas de la Reforma


Radical
A.- Los Espiritualistas revolucionarios. Dentro de los representantes
más destacados de los espiritualistas “revolucionarios” esta Tomás
Muntzer quien fue el causante de la guerra de los campesinos en 1525, los
profetas de Zwickau y Andrés Carlstadt. La Biblia para este género de
hombres, no era fuente de fe, sino una guía para la confirmación de su
experiencia personal
B.- Los Espiritualistas Pietistas. Dentro de los
espiritualistas “pietistas” el prototipo de esta escuela fue
Caspar Schwenckfeld (1489-1561) quien se nutria
bíblicamente en la literatura juanina del Nuevo
Testamento, esencialmente es más místico que
especulativo. No es, básicamente, un movimiento
intelectual; enfatiza más bien la piedad personal.

C. Los Espiritualistas Místicos. Finalmente, al hablar de


los espiritualistas “místicos” se pueden mencionar a los
proponentes principales del siglo XVI, estos fueron,
Paracelso (1453-1541), Valentín Weizel (1533-1588) y
Sebastián Frank (1499-1542). Estos se basaban más en el
espíritu del hombre que en el Espíritu Santo.
Esta escuela reconoció la piedad natural y la
razón como sus bases de autoridad, La Biblia se
sometió a la autoridad de estás. Generalmente,
estos racionalistas rompieron su relación con las
iglesias católicas y protestantes y formaron
congregaciones disciplinadas y basadas en el
Nuevo Testamento. Su doctrina cardinal fue el
antitrinitarismo. representado por Miguel
Servét, Bernardino Ochino, Sebastian Costiello,
Jorge Biandrata y Faustino Sozino.
A.- Los anabautistas Carismáticos
(Revolucionarios).
Los protagonistas y prototipos del anabautismo
“carismático”, fueron Melchior Hoffman, el teólogo
(Elias); Juan Mathys, panadero de Haarlem (el profeta
Enoc); Juan de Leyden, sastre (el rey David)

Estos hombres representan a los anabautistas


“carismático”, bautizaban a los creyentes, practicaban
la disciplina y pretendían basarse en la Biblia, pero
con graves errores hermenéuticos (mucho uso del
Antiguo Testamento), un quialismo sin riendas, y un
espiritualismo profético”. Con estos preceptos, los
anabautistas “carismáticos” o “revolucionarios”
pretendían implementar los principios bíblicos por la
fuerza. “la ciudad de Muster”
en la ciudad alemana
de Münster sucedió el
episodio más oscuro
del anabaptismo del
siglo XVI
B.- Los anabautistas
Contemplativos. (Se desarrollan en
Alemania y Holanda)
Aparte de los anabautistas revolucionarios, también
estaban los “contemplativos”, “creían en el próximo fin
de esta etapa de la historia y en el advenimiento del reino
de los santos. Pero a diferencia de los revolucionarios,
aconsejaban aguardar pacientemente el fin, creían en la
directa accesibilidad del Espíritu, aparte de la Biblia, y
que consideraban innecesarias las Escrituras para la
salvación, y también acentuaban la relación individual
con Dios sin referencia a la comunidad Su prototipo sería
Juan Denck, por un tiempo, el decano de los
anabautistas del sur de Alemania. También, Luis
Haetzer, Alan Pastor y Obbe Phillips.
C.- Los anabautistas Evangélicos.
Los Hermanos de Suiza (El
nacimiento del movimiento a
partir de 1525)
En Zurich donde había un grupo de creyentes, asiduos
lectores de la Biblia, y varios de ellos ilustrados, que
instaban a Zwinglio a tomar medidas más radicales de
reforma”

Lo que sostenían estos cristianos “que se daban el


nombre de “hermanos”, era que se debía fundar una
congregación o grupo de los verdaderos creyentes, en
contraste con quienes se decían cristianos por el hecho
de haber nacido en un país cristiano y haber sido
bautizados de niños”.
1.- Los Hermanos de Moravia y los
Huterianos de Tirol (a partir de 1526)
Estos lugares se constituyeron en refugio de los
anabautistas que huían tanto de Suiza como de
Alemania y otros lugares. Moravia estaba en lo que
hoy es Checoslovaquia, mientras, que Tirol está en
los Alpes austriacos.Así que, “una segunda
manifestación del anabautismo evangélico
“apareció” en Nicolsburgo, Moravia, en relación con
el ministerio y con la vida de Baltasar Hubmaier,
(1480-81-1528) y Jacobo Hutter. quienes representan
un vínculo directo entre los Hermanos de Suiza y los
de Moravia.
Michael Sattler (1490-1527). Este personaje es
famoso por la forma en que murió. La tortura
incluía cortarle la lengua en pedazos,
quemarlo con pinzas de hierro en varias partes
del cuerpo, arrastrarlo por la ciudad amarrado
atrás de una carreta tirada por caballos, y por
fin, morir quemado en el centro de la ciudad
de Rottenburgo otros de los representantes de
este grupo fue, Pilgram Marpeck (murió en
1556 . Fue otro de los Mártires) .
Otro foco del anabautismo evangélico en el
siglo XVI se encontraba en los países Bajos.
Especialmente en Holanda. Estos
anabautistas pertenecieron a una segunda
generación. Llevan el nombre de menonitas,
Los dos representantes de los Neo-
anabautistas Evangélicos fueron Dirk
Phillips (1504-1568) y Menno Simons (1496-
1561) Fueron ellos quienes resucitaron los
restos de anabautismo pacifico y los
organizaron en una confraternidad
internacional, bien disciplinada y
adoctrinada, que perdura hasta el día de hoy
«Ultima cartade Maeykens Wens a su hijo Adrián»
O mi querido hijo, aunque ahora aquí te sea quitada tu madre, esfuérzate
desde tu juventud en el temor a Dios para que la puedas recibir otra vez
arriba, en la Nueva Jerusalén, donde nunca más habrá separación. Mi
querido hijo, espero ahora ir delante tuyo; sígueme así como que valoras tu
propia alma, porque aparte de este no hay otro camino a la salvación. Ahora
te encomiendo al Señor, que te guarde. Confío en el Señor que él lo hará, si tú
le buscas. Amaos unos a otros todos los días de vuestra vida; coge en brazos a
Juanito por mí de vez en cuando. Y si vuestro padre también os es arrebatado,
cuidaos unos a los otros. El Señor os guarde a todos. Mis queridos hijitos,
daos unos a otros un beso por mí, para recordarme. Adiós mis queridos hijos,
cada uno. Mi querido hijo, no temas este sufrimiento; no es nada en
comparación con aquello que permanece para siempre. El Señor quita todo
temor; yo no sabía qué hacer, fue tan inmenso el gozo que sentí cuando me
sentenciaron. Por tanto no dejes de temer a Dios, por causa de esta muerte
pasajera; no puedo expresar mi gratitud a Dios por la gracia que me ha
mostrado. Adiós una vez más, mi querido hijo Adrián; siempre se bueno, te
pido, con tu padre todos los días de tu vida, y no le des preocupaciones; esto
os pido a todos, porque lo que pongo para el mayor va también para el
menor. Ahora os encomiendo una vez más al Señor. He escrito esto después
de oir mi sentencia a muerte por el testimonio de Jesucristo, el día 5 de
octubre de 1573.
los mártires solían
testificar, cantar y alabar
a Dios, causando entre el
pueblo una impresión
contraria a los intereses
de las autoridades