Está en la página 1de 55

TRASTORNO DE LA

INGESTIÓN,CONDUCTA ALIMENTARIA

Carrera de Psicología
Curso: Psicopatología 1
Docente: Mg. Janeth Molina A.
LOGRO DE LA SESIÓN

Al término de la sesión el estudiante explica el Trastorno de la


Ingestión, Conducta Alimentaria: Definiciones, teorías etiológicas,
epidemiológicas, criterios diagnósticos, tipos, tratamiento y
prevención, a través de un caso clínico

............................
LLUVIAS DE
TRASTORNO DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA,
INGESTION DE ALIMENTOS
INTRODUCCIÓN

• Durante la infancia es común la presencia de


periodos donde predomina el rechazo a la comida y
los alimentos. Este comportamiento puede ser
considerado como parte del desarrollo normal
del niño. La literatura refleja el hecho de que la
mayor parte de los padres relatan que sus hijos, en
un momento u otro de su crecimiento, presentan
problemas relacionados con la ingestión de
alimentos (Harris & Booth, 1992).

• Los problemas relacionados con los trastornos de la


ingestión alimentaría de la infancia o la niñez son
motivo frecuente de consulta con profesionales de la
salud.
El DSM-V, la última versión
del manual psiquiátrico
internacional que contiene
los criterios para
diagnosticar:

En los trastornos de la Trastornos de la ingestión:


conducta alimentaria • La pica
tenemos: • El trastorno por rumiación
• La anorexia nerviosa • El trastorno de
• Bulimia evitación/restricción de la
ingestión alimentaria
• Ingesta por atracones
TRASTORNO DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA
ANOREXIA NERVIOSA
DEFINICIÓN

Es un trastorno de la conducta
alimentaria que se caracteriza por
el peso corporal anormalmente
bajo, el temor intenso a aumentar
de peso y una percepción
distorsionada del peso corporal.
ETIOLOGÍA

FACTORES
PRECIPITANTES: FACTORES
situaciones de PERPETUANTES:
FACTORES
PREDISPONENTES: crisis, como clínica de
pérdidas afectivas desnutrición y
individuales,
o inicio de dieta clínica afectiva
familiares y
estricta por asociada
culturales.
insatisfacción (ansiedad,
personal o depresión...).
corporal.
SÍNTOMAS
La persona con anorexia nerviosa frecuentemente:
• Se queja de estar gorda a pesar de estar muy delgada.
• Niega estar delgada.
• Piensa constantemente en cuestiones relacionadas con la
comida.
• Pesa sus alimentos.
• Acumula, esconde o tira la comida.
• Prepara platos elaborados para los demás.
• Se salta comidas.
• Aparenta que come, o miente sobre la cantidad de alimentos
ingeridos.
• Hace ejercicio de manera compulsiva.
• Lleva ropas holgadas o con muchas capas.
• Se pesa varias veces al día.
• Basa su autoestima en lo delgada que está.
CRITERIOS DIAGNÓSTICO

A. Restricción de la ingesta energética en relación con las necesidades, que conduce


a un peso corporal significativamente bajo con relación a la edad, el sexo, el curso del
desarrollo y la salud física. Peso significativamente bajo se define como un peso que
es inferior al mínimo normal o, en niños y adolescentes, inferior al mínimo esperado.

B. Miedo intenso a ganar peso o a engordar, o comportamiento persistente que


interfiere en el aumento de peso, incluso con un peso significativamente bajo.

C. Alteración en la forma en que uno mismo percibe su propio peso o constitución,


influencia impropia del peso o la constitución corporal en la autoevaluación, o falta
persistente de reconocimiento de la gravedad del peso corporal bajo actual.
TIPOS

(F50.01) Tipo restrictivo: Durante los últimos tres meses, el


individuo no ha tenido episodios recurrentes de atracones o
purgas (es decir, vómito auto provocado o utilización incorrecta
de laxantes, diuréticos o enemas). Este subtipo describe
presentaciones en la que la pérdida de peso es debida sobre todo
a la dieta, el ayuno y/o el ejercicio excesivo.

(F50.02) Tipo con atracones/purgas: Durante los últimos tres


meses, el individuo ha tenido episodios recurrentes de atracones
o purgas (es decir, vómito auto provocado o utilización incorrecta
de laxantes, diuréticos o enemas).
Los límites siguientes derivan de las categorías de la Organización Mundial de
la Salud para la delgadez en adultos; para niños y adolescentes, se utilizarán
los percentiles de Índice Masa Corporal correspondientes.
La gravedad puede aumentar para reflejar los síntomas clínicos, el grado de
discapacidad funcional y la necesidad de supervisión.

• Leve: IMC ≥ 17 kg/m2

• Moderado: IMC 16–16,99 kg/m2

• Grave: IMC 15–15,99 kg/m2

• Extremo: IMC < 15 kg/m2


EPIDEMIOLOGIA

• Entre el 0,4 y el 1,5 % de las mujeres de


entre 14 y 35 años padecen anorexia
nerviosa. Esta suele desarrollarse durante
el inicio de la pubertad.

• El mayor número de casos se registra entre


las jóvenes de 14 años. La incidencia en el
sexo femenino es 10 veces superior que en
el masculino.
TRATAMIENTO

Los objetivos globales del


tratamiento son la • Ambulatorio: si no hay
corrección de la episodios de bulimia, ni
vómitos y hay un compromiso
malnutrición y los
familiar.
trastornos psíquicos del
paciente. • Internamiento: si la
desnutrición es muy grave y
En primer lugar se intenta desorden psíquicos y pobre
conseguir un rápido apoyo de la familia.
aumento de peso y la Coordinación entre los
recuperación de los servicios sanitarios implicados:
hábitos alimenticios, ya psiquiatría, psicología,
que pueden implicar un endocrinología y pediatría.
mayor riesgo de muerte.
CASO CLINICO
María llegó a la consulta a sus 23 años. La traía su mamá: Susy de 43
años, profesional de la salud; divorciada del padre de María, cuando
ella tenía 3 años.

Padre de 43 años, también profesional de la salud, vive en otra


provincia, al norte del país. Tiene Hermanos: 2 varones, de 16 y 11
años respectivamente; María es la única mujer e hija del medio.

La evaluada es alta, pálida, delgada. Sostenía férreamente su postura,


sumergida en un inconmovible silencio, el cuál era interrumpido
solamente para defenderse agriamente de las indicaciones del médico
y la nutricionista. Todo se podía esperar de Ella, bolsillos llenos de
cualquier cosa para engañar solo a la balanza, recriminaciones y
peleas con su madre al bajar la escalera de nuestra Institución.
Silencio y más silencio. Enojo y más enojo. Sufrimiento y más
sufrimiento
• Evaluación nutricional:

Peso: 44,500 Kgrs.

Talla: 164 cms.

IMC: 16,6

Peso Mx. 48 Kgrs.

• Paciente que pierde 6-7 Kgrs. En un período de 6 meses,


disminuyendo las porciones y llegando a comer un 50 % de lo que
comía habitualmente. (Información obtenida de la madre).

• Se observa en María una alimentación restrictiva y selectiva,


eliminando alimentos en forma gradual. Lácteos enteros, carnes
rojas, carnes en general, grasas, preparaciones con salsas,
continúa ingiriendo alimentos con azúcar.
• Durante la semana María no responde positivamente al plan alimentario ni
a las indicaciones dadas, continúa realizando actividad física y
disminuyendo raciones. (Distorsión de las porciones de alimentos).

Evaluación Médica:

• Menarca: 11 años.

• Dispepsia manifestada como náuseas post-prandiales y distensión


abdominal.

• Antecedentes de asma bronquial.

• Irregularidad en sus ciclos menstruales.

• Se solicitan análisis de rutina.

• María se presenta muy irritable. No se alimenta adecuadamente. Presentó


mareos en dos oportunidades con hipotensión arterial. Muy constipada.
Atraso menstrual.
• Continúa descendiendo de peso. PA: 43,700 Kgrs.

Evaluación Psicológica:

• María comienza en diciembre de 1997 con restricción alimentaria,


pérdida marcada de peso, incremento de la actividad física.

• Cambios bruscos de humor.

• Aislamiento.

• Gran temor a aumentar de peso.

• Distorsión de su imagen corporal. (Se ve la panza).

• Manifiesta disconformidad con su cuerpo y expresa su deseo de tener


un control absoluto sobre sus necesidades corporales, referidas
específicamente al hambre.
• Evaluamos a María en equipo: inquietud, temor, urgencia, esto nos
provoca la posición
• Sólo come lo que le dan, demostrando reticencia y frente a esta
situación dice: "...las personas no entienden mis verdaderos
problemas...estoy gorda…acaso no se dan cuenta".

• Recordar, llenar oscuros espacios vacíos, desandar el camino,


armar el rompecabezas con piezas de un pasado olvidado.

• Rápidamente su peso descendía y la restricción alimentaria se


agudizaba. La distorsión de su imagen corporal cada vez más
marcada y el temor a ganar peso, junto a la negación del peligro
que comporta el bajo peso corporal se hacían cada vez más
evidentes. La menstruación desapareció ese mes. Parecía una
carrera desenfrenada hacia lo más profundo de la enfermedad
TRASTORNO DE BULIMIA NERVIOSA
DEFINICIÓN

La bulimia nerviosa es un trastorno de la alimentación que


se caracteriza por episodios repetidos de ingesta excesiva
de alimentos en un periodo corto de tiempo.
Esto se une a una preocupación excesiva por el control del
peso corporal, lo cual le puede llevar a utilizar métodos
para controlar el aumento de peso.
ETIOLOGÍA

Es multifactorial y la
sintomatología clínica
representa el final de
la interacción de tres
tipos de factores:

FACTORES PRECIPITANTES:
FACTORES situaciones de crisis, como FACTORES PERPETUANTES:
PREDISPONENTES: pérdidas afectivas o inicio de clínica de desnutrición y
individuales, familiares y dieta estricta por clínica afectiva asociada
culturales. insatisfacción personal o (ansiedad, depresión...).
corporal.
SÍNTOMAS

Los síntomas que indican que una persona puede presentar bulimia son los
atracones y la ingesta desmesurada de alimentos en poco tiempo.
• Pérdida de control sobre la comida, lo cual a su vez genera mucha
ansiedad.
• Utiliza mecanismos compensatorios para controlar el aumento de
peso (uso de diuréticos, laxantes, ejercicio excesivo, dieta
hipocalórica, periodos de ayuno, etc.).
• Ansiedad
• Depresión
• Baja autoestima
• Síntomas físicos como cefaleas, problemas dental, pérdida de cabello,
irregularidad en la menstruación, deshidratación, arritmias, etc.
• Problemas de adicción o trastornos del control de impulsos (compras
compulsivas, cleptomanía -robar cosas que no se necesitan-,
automutilación y promiscuidad).
CRITERIOS DIAGNÓSTICOS

A. Episodios recurrentes de atracones. Un episodio de atracón se caracteriza


por los dos hechos siguientes:

1. Ingestión, en un periodo determinado (p. ej., dentro de un período


cualquiera de dos horas), de una cantidad de alimentos que es claramente
superior a la que la mayoría de las personas ingerirían en un período
similar en circunstancias parecidas.

1. Sensación de falta de control sobre lo que se ingiere durante el episodio


(p. ej., sensación de que no se puede dejar de comer o controlar lo que se
ingiere o la cantidad de lo que se ingiere).
B. Comportamientos compensatorios inapropiados recurrentes para evitar el
aumento de peso, como el vómito autoprovocado, el uso incorrecto de
laxantes, diuréticos u otros medicamentos, el ayuno o el ejercicio excesivo.

C. Los atracones y los comportamientos compensatorios inapropiados se


producen, de promedio, al menos una vez a la semana durante tres meses.

D. La autoevaluación se ve indebidamente influida por la constitución y el


peso corporal.

E. La alteración no se produce exclusivamente durante los episodios de


anorexia nerviosa.
TIPOS
TRATAMIENTO

Psicoterapia: consiste en hablar sobre la bulimia y los asuntos relacionados


con un profesional de salud mental.

• Terapia cognitiva conductual para ayudarte a identificar creencias y


comportamientos negativos y poco saludables, y reemplazarlos por otros
positivos y saludable.

• Terapia familiar para ayudar a que los padres intervengan para detener
las conductas alimentarias poco saludables de su hijo adolescente; luego,
ayudar a que el adolescente recupere el control de su alimentación.

• Psicoterapia interpersonal, que aborda las dificultades en las relaciones


cercanas y ayuda a mejorar tu comunicación, así como las técnicas de
resolución de problemas.
Medicamentos: Los antidepresivos pueden ayudar a aliviar los síntomas de la
bulimia cuando se los usa junto con psicoterapia.

Educación nutricional y peso saludable: Los dietistas y otros profesionales de


salud diseñar un plan de alimentación que te ayude a lograr un peso saludable
y a aprender hábitos alimentarios normales y buena alimentación.

Hospitalización: Generalmente, la bulimia se puede tratar fuera del hospital


Pero si sufres un tipo grave de bulimia y complicaciones de salud importantes,
tal vez tengas que recibir tratamiento en un hospital.
TRASTORNO DE ATRACONES
DEFINICIÓN

El trastorno por atracón es


un trastorno alimentario
grave en el que la persona
que lo padece consume
con frecuencia grandes
cantidades de comida y
siente que ha perdido el
control durante el atracón.
Después de la
sobreingesta, la angustia
severa o preocupación por
el peso suele aparecer.
ETIOLOGÍA

Antecedentes familiares y factores biológicos. Son más propensos a tener


un trastorno alimenticio si sus padres o hermanos tienen (o han tenido) un
trastorno alimentario.

Problemas psicológicos. La mayoría de las personas que tienen trastorno por


atracones tienen sobrepeso, muy consciente de su apariencia y se sienten
mal por ello. Y es posible que tenga problemas para hacer frente al estrés, la
preocupación, la ira, la tristeza y el aburrimiento.

Dieta. Muchas personas con trastorno de atracones tienen una historia de la


dieta – algunos han hecho dieta en exceso que se remonta a la infancia.

Su edad. Aunque las personas de cualquier edad pueden tener un trastorno


de atracones, a menudo comienza en la adolescencia
SÍNTOMAS
A continuación se muestran los síntomas principales del trastorno por
atracón:
• Comer cantidades exageradas de comida
• Sensación frecuente de falta de control sobre la cantidad de comida que
se come
• Comer más rápido que lo normal
• Comer a pesar de estar llenos y a disgusto
• Comer grandes cantidades de comida, pese a no tener hambre
• Comer solo por vergüenza de lo mucho que come
• Tras el atracón, sentir tristeza, depresión o vergüenza
• Cambios frecuentes de peso
• Baja Autoestima
• Pérdida del deseo sexual
• Realizar dietas frecuentes sin éxito
CRITERIOS DIAGNÓSTICO

A. Episodios recurrentes de atracones. Un episodio de atracón se caracteriza


por los dos hechos siguientes:

1. Ingestión, en un periodo determinado (p. ej., dentro de un período


cualquiera de dos horas), de una cantidad de alimentos que es claramente
superior a la que la mayoría de las personas ingerirían en un período similar
en circunstancias parecidas.

2. Sensación de falta de control sobre lo que se ingiere durante el episodio (p.


ej., sensación de que no se puede dejar de comer o no se puede controlar lo
que se ingiere o la cantidad de lo que se ingiere).
B. Los episodios de atracones se asocian a tres (o más) de los hechos
siguientes:

1. Comer mucho más rápidamente de lo normal.

2. Comer hasta sentirse desagradablemente lleno.

3. Comer grandes cantidades de alimentos cuando no se siente hambre


físicamente.

4. Comer solo debido a la vergüenza que se siente por la cantidad que se


ingiere.

5. Sentirse luego a disgusto con uno mismo, deprimido o muy avergonzado.


C. Malestar intenso respecto a los atracones.

D. Los atracones se producen, de promedio, al menos una vez a la semana


durante tres meses.

E. El atracón no se asocia a la presencia recurrente de un comportamiento


compensatorio inapropiado como en la bulimia nerviosa y no se produce
exclusivamente en el curso de la bulimia

Leve: 1–3 atracones a la semana.


Moderado: 4–7 atracones a la semana.
Grave: 8–13 atracones a la semana.
Extremo: 14 o más atracones a la semana.
TRATAMIENTO

• Psicoterapia
La Terapia Cognitivo Conductual, Terapia interpersonal, Terapia de
Aceptación y Compromiso o el Mindfulness pueden ser de gran ayuda
para que el paciente pueda superar el trastorno.
• Farmacología
Ciertos medicamentos como los Inhibidores Selectivos de Recaptación de
Serotonina.
• El consejo de una nutricionista
Una vez reducidos los síntomas, un dietista puede diseñar una dieta para
una mejor relación entre la alimentación del paciente y su bienestar.
TRASTORNO DE LA INGESTIÓN
TRASTORNO DE PICA

DEFINICIÓN

Es un trastorno que consiste en ingerir sustancias no


nutritivas como, por ejemplo, arena o yeso. Es más
habitual durante la infancia, y en algunos casos se
presenta en niños que tienen autismo o un retraso
mental.
ETIOLOGÍA

Teorías nutricionales: Se atribuyen a la deficiencia específica de


minerales en el cuerpo, como el hierro y el zinc.

Teorías sensoriales y fisiológicas: Estas teorías se basan en las


afirmaciones de muchos de los pacientes de que disfrutan del sabor, la
textura o el olor de la sustancia que están ingiriendo.

Teoría neuropsiquiátrica: Hay evidencias de que ciertas lesiones


cerebrales están asociadas con comportamientos de alimentación
anormales.

Teorías psicosociales: La ingestión de sustancias no alimentarias se


convierte en un método para aliviar el estrés.
EPIDEMIOLOGIA

Es difícil establecer la prevalencia de este trastorno debido a las


diferencias en su definición.

Por encima de los 12 años, sólo un estimado 10% de la población


presenta este trastorno.

Se observa con más frecuencia en niños entre el segundo y tercer año


de vida.

Cuando se trata de personas con discapacidades mentales, la


incidencia de la pica varía según la edad, el CI, la medicación y las
manifestaciones de comportamiento y apetito.
CRITERIOS DIAGNÓSTICOS
(F98.3)

Los criterios para diagnosticar pica son:

Ingestión persistente de sustancias no nutritivas durante un período de al


menos 1 mes.

La ingestión de sustancias no nutritivas es inadecuada para el nivel de


desarrollo.

La conducta ingestiva no forma parte de prácticas sancionadas


culturalmente.

Si la conducta ingestiva aparece exclusivamente en el transcurso de otro trastorno


mental (p. Ej., retraso mental, trastorno generalizado del desarrollo, esquizofrenia)
es de suficiente gravedad como para merecer atención clínica independiente.
TRATAMIENTO

Las intervenciones conductuales son eficaces en el


tratamiento de niños.

Los padres pueden ser educados sobre


cómo supervisar a sus hijos durante el juego y a
poner ciertas precauciones dentro de su hogar (P. ej.,
quitar pinturas con base de plomo) y en los entornos
de juego (P. ej., recoger los heces de una mascota).

En algunos casos es necesario hacer una


intervención quirúrgica para sacar objetos del tracto
digestivo o para reparar lesiones de tejidos.
TRASTORNO POR RUMISIÓN

Este trastorno se caracteriza por


regurgitaciones repetidas de alimento, que
van del estómago a la boca, para volver a
masticar.
Estas regurgitaciones repetidas hacen
incompatible el mantenimiento de un peso
adecuado.
ETIOLOGÍA

Distensión gástrica, que es seguida por la compresión abdominal y la posterior


relajación del esfínter esofágico inferior.

Haber vivido en un entorno psicosocial poco estimulante a nivel cognitivo.

Haber recibido un cuidado negligente por las figuras principales de apego (e incluso
situaciones de abandono).

Experimentar eventos altamente estresantes en sus vidas (como alguna muerte de un


ser querido, cambios de ciudad, separación por parte de los padres…)

Situaciones traumáticas (abuso sexual infantil).

Dificultades en el vínculo paterno-filial.

Déficit intelectual u otros trastornos del neurodesarrollo.


EPIDEMIOLOGIA

Aunque los datos sobre prevalencia son inconclusos, parece ser


que se produce con mayor frecuencia en bebés, niños y en
personas con diversidad funcional intelectual.

La edad de inicio del trastorno de rumiación en niños suele ser en


torno a los 3 y 12 meses. Este problema alimentario puede producir
síntomas severos de malnutrición en niños, llegando a ser
potencialmente fatal.
CRITERIOS DIAGNÓSTICOS
(F98.21)

A. Regurgitación repetida de alimentos durante un período mínimo de


un mes. Los alimentos regurgitados se pueden volver a masticar, a
tragar o se escupen.

B. La regurgitación repetida no se puede atribuir a una afección


gastrointestinal asociada u otra afección médica (p. ej., reflujo
gastroesofágico, estenosis pilórica).

C. El trastorno alimentario no se produce exclusivamente en el curso de


la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa, el trastorno de atracones o el
trastorno de evitación/restricción de la ingestión de alimentos.

D. Si los síntomas se producen en el contexto de otro trastorno mental (p. ej.,


discapacidad intelectual [trastorno del desarrollo intelectual] u otro trastorno del
desarrollo neurológico), son suficientemente graves para justificar atención clínica
adicional.
TRATAMIENTO

En niños y en personas con déficits intelectuales las


técnicas de modificación de conducta, incluyendo los
tratamientos que emplean técnicas operantes, son las
que han mostrado más eficacia.

En adolescentes el biofeedback y las técnicas de


relajación o respiración diafragmática después de la
ingesta o cuando se produce la regurgitación han
mostrado ser útiles.

En los niños, es importante que la familia entienda el


trastorno y aprenda algunas pautas de acción ante la
conducta problemática, y tener mucha paciencia.
.
• ¿Qué es la bulimia?

• ¿Cuáles son los criterios


diagnósticos de la Bulimia?

• ¿Qué es la Anorexia?

• ¿Cuáles son los criterios


diagnósticos de la Anorexia?
REFERENCIAS

Harris, G., & Booth, I. W. (1992). The nature and management of eating problems in preschool
children. In P.J. Cooper & A. Stein (Eds.), Feeding problems and eating disorders in children and
adolescents (pp. 61-81). London: Harwood Academic Publishers.

Asociación Americana de Psiquiatría (2014). Manual Diagnostico y estadística de los trastornos


mentales. DSM-5™ Washington.
Material elaborado para uso exclusivo del curso Psicopatología 1, 2019 –
I. Carrera de Psicología - Universidad Privada del Norte.