Está en la página 1de 18

La ciencia política

JUEVES 08 DE AGOSTO DE 2019


El punto de partida
¿Qué es analizar el pensamiento político desde el punto
de vista de la historia?
Identificar los elementos histórico-contextuales más determinantes

Establecer las relaciones existentes entre la historia y la teoría política

Determinar “la importancia del contexto para la comprensión del «pensamiento político»,
entendido como una multiplicidad de actos de habla realizados por los usuarios del lenguaje, en
un contexto histórico” (Pocock, 2011, 6)
La investigación histórica
Es anti-paradigmática: “multiplica las situaciones de conflicto, contingencias y contextos de todo suceso histórico, sin
límite teórico alguno. De este modo cumple la función liberal-conservadora de advertir por un lado, al gobernante y,
por otro, al revolucionario, de que siempre hay más de lo que podemos entender o mantener bajo control” (Pocock,
2011, 11-12)
“No es el ejercicio desinteresado y masoquista del anticuario ni la
exaltación desinteresada del romántico lo que nos induce a volvernos con
fervor, con una voluntad incondicional de aprendizaje, hacia el
Paradigma: un entramado mental y
lingüístico capaz de irrumpir
pensamiento político de la antigüedad clásica. Nos impele a hacerlo la crisis
drásticamente y de improviso, que no sólo de nuestro tiempo, la crisis de Occidente” (Strauss, 2006, 9)
determina qué respuestas cabe dar a las
preguntas sino incluso qué preguntas o
qué tipo de preguntas se han de formular
y cuáles se han de formular y cuáles se
han de excluir u obstruir El juicio de La risa de la La rareza del
Sócrates muchacha tracia filósofo
La filosofía política
“El tema de la filosofía política es la Ciudad y el Hombre” (Strauss, 2006, 9)

Filosofía política clásica Filosofía política moderna


La filosofía o la ciencia ya no debían
entenderse como esencialmente
contemplativas y orgullosas sino como
Gran parte de los asuntos que antes eran objeto de la filosofía política hoy son tratados por
Pensamiento sobre lo mejor y lo peor, lo Se pregunta por el origen de la ley, cuya Si bien se basa en la filosofía política clásica, activas y benévolas, debían estar al servicio
De manera explícita, la ciudad y el hombre El intento será el de reemplazar la opinión acerca de la naturaleza de las “cosas políticas”, una ciencia política no filosófica que forma parte de las ciencias sociales. Esta nueva ciencia
que lleva a pensar que las opiniones son problematicidad procede de que esta es la transforma, y por lo tanto no se ocupa ya de la condición humana, se las debía cultivar
es el tema de la filosofía política clásica por el conocimiento sobre la naturaleza de las “cosas políticas” política se ocupa de descubrir leyes del comportamiento político y, en última instancia, leyes
censurables establecida por la comunidad del tema en sus términos originales para potenciar al ser humano, debían
universales del comportamiento político
permitir al hombre convertirse en amo y
dueño de la naturaleza mediante la
conquista intelectual de la naturaleza

Positivismo de la ciencia social: la


Las “cosas políticas” son juzgadas con un
El filósofo interrogará a la ciudadanía para neutralidad ante el bien y el mal, la
De aquí la necesidad de ascender al criterio de bondad o de justicia, de aquí que Investigaciones basadas en el modelo de las Ascender al conocimiento político a partir
llegar al conocimiento de la naturaleza de liberación de los juicios morales, la
conocimiento sobre el bien busque el conocimiento del orden político ciencias naturales de las opiniones políticas
las cosas políticas dedicación plena a la búsqueda de la
justo
verdad.

La ciudadanía identifica “lo bueno” con “lo


propio”; de donde el filósofo cuestiona esa
relación, interrogando por “lo bueno”, de
donde procede su carácter corrosivo para la
ciudad (tensión, desagrado)
Nomós y physis
Lo que es por naturaleza se encuentra en el polo opuesto de lo que es por nomós (que en
general se traduce como «ley» o «convención»), esto es, aquello que no sólo no existe por sí
mismo, ni por la acción del hombre propiamente dicha, sino que existe sólo porque hay
hombres que sostienen o postulan su existencia, o porque acuerdan acerca de su existencia
• Reducción de la política a la retórica:
• Aristóteles afirma que los sofistas, o bien identifican la ciencia política con la retórica, o bien
la subordinan a esta. Si no hay cosas que sean justas por naturaleza o no hay un bien común
por naturaleza, si por lo tanto el único bien natural es el bien de cada hombre, se deduce
que el sabio no va a dedicarse a la comunidad sino sólo a utilizarla para sus propios fines o a
evitar que la comunidad lo utilice para su propio fin; pero el instrumento más importante
con este propósito es el arte de la persuasión
Filosofía política e ideología
“la filosofía política moderna, fue reemplazada por la ideología: lo que en su
origen fue una filosofía política se ha convertido se ha convertido en una
ideología” (Strauss, 2006, 10)
“La decadencia de la filosofía política en ideología se manifiesta claramente en
el hecho de que, tanto en la investigación como en la enseñanza, la filosofía
política fue reemplazada por la historia de la filosofía política” (Strauss, 2006,
19)

“reemplazar la filosofía política por la historia de la filosofía política significa


reemplazar una doctrina que afirma ser verdadera por una visión general de
errores más o menos brillantes” (Strauss, 2006, 19)
Multiplicando las situaciones de conflicto…
La lucidez de la ciencia
social procede de la
posibilidad de alcanzar
una comprensión
coherente e integral de “la ciencia política no es otra cosa que
lo que a menudo se
llama el sentido común la forma plenamente consciente de la
de los asuntos
políticos, es decir, si comprensión del sentido común de lo
comprende en primer
lugar lo político tal
político” (Strauss, 2006, 24)
como lo entienden los
ciudadanos o los
hombres de estado
Los comienzos de la filosofía política
Sócrates fue el primer filósofo que Con Protágoras y los sofistas entra
se ocupó principal o en escena un nuevo ámbito para la
exclusivamente no de asuntos reflexión filosófica, el de la filosofía ¿Aristóteles?
divinos o celestiales sino de asuntos práctica, la filosofía moral y política
humanos y la teoría del estado

Protágoras había elevado a rango de categoría el


movimiento social que en las ciudades griegas había
Sócrates fue el primero que hizo descender la
conducido a la democracia, tomando como modelo
filosofía desde el cielo, quien la estableció en las
la Atenas de Pericles. Explicaba en sus obras la
ciudades, la introdujo además en los hogares y la
necesidad de que todos participaran en las
obligó a interrogar la vida y las costumbres de los
decisiones políticas y normativas y aportaba
hombres, así como lo bueno y lo malo
argumentaciones teóricas para justificar esta
participación
Aristóteles
No niega la existencia de cierto tipo de filosofía política anterior a Sócrates.
Para Aristóteles, la filosofía política es ante todo y en última instancia la búsqueda del mejor régimen político por naturaleza en todo lugar y,
podemos agregar, en toda época.
Esta búsqueda no recibirá el reconocimiento que merece en tanto los hombres se encuentren por entero inmersos en la vida política, toda vez su
visión se encuentra limitada por lo que pueden o deben hacer “aquí y ahora”.
El primer filósofo político será el primer hombre no involucrado en la vida política que haya intentado hablar acerca del mejor régimen político. Ese
hombre, nos dice Aristóteles, fue un tal Hipodamo
Además de ser el primer filósofo político, Hipodamo fue también un planificador urbano famoso; a causa de su ambición, llevó una vida un tanto
desmesurada en otros sentidos (por ejemplo, prestaba demasiada atención a su vestimenta) y deseaba alcanzar la sabiduría también sobre la
naturaleza entera.
“Si el primer filósofo se volvió ridículo en cierta ocasión a los ojos de una esclava bárbara, el primer filósofo político fue más bien en general ridículo
a los ojos de un ciudadano sensato. Este hecho indica que la filosofía política es más cuestionable que la filosofía en sí” (Strauss, 2006, 34)
Hipodamo no tuvo éxito en la fundación de la filosofía o ciencia política porque no comenzó por plantear la pregunta «¿qué es político?», o más
bien «¿qué es la pólis?». Esta pregunta, y todas las preguntas de este tipo, fueron planteadas por Sócrates, quien por ese motivo se convirtió en el
fundador de la filosofía política
No fue Sócrates ni Platón sino Aristóteles el verdadero fundador de la ciencia política: como disciplina individual, y de ningún modo como la
fundamental o más jerarquizada, entre una serie de disciplinas.
Las artes y las leyes. La insuficiencia de la persuasión
para guiar al vulgo y la necesidad de leyes
verdaderamente efectivas

Las artes Las leyes


La ley debe su fuerza por completo a la costumbre, y la costumbre surge sólo después de un
Susceptibles de un largo período de tiempo

refinamiento infinito, por lo La ley no debe en nada su eficacia a la razón, o lo hace sólo en muy pequeña medida
• Por evidente que resulte lo razonable de una ley, su razonabilidad se ve oscurecida por las pasiones que refrena. Estas

tanto, progresan
pasiones sustentan máximas u opiniones incompatibles con la ley

“La ley, el instrumento más importante para la educación moral de «la mayoría», debe estar
sustentada por opiniones ancestrales, por mitos –por ejemplo, por mitos que hablan de los
dioses como si fueran seres humanos– o por una «teología civil»” (Strauss, 2006, 40)

Las artes deben su eficacia a Debido a que la ciudad tiene un carácter refractario a la razón, exige para su bienestar una
retórica distinta de la retórica forense y deliberativa al servicio del arte político

la razón La naturaleza misma de los asuntos públicos a menudo rechaza la razón


• Esto nos permite comprender por qué la naturaleza de los asuntos políticos se opone en cierta medida no sólo a la razón,
sino también a todo tipo de persuasión, y encontramos otro motivo por el cual resulta absurda la reducción sofista del arte
político a la retórica
Prioridad de la ley
“las facultades más estimadas le están Las artes deben estar reglamentadas por ley y,
subordinadas, como la estrategia, la por lo tanto, subordinadas a esta. La ley posee
economía, la retórica. Y puesto que la esta jerarquía mayor porque se supone que es el
política se sirve de las demás ciencias y mandato de la razón, y que la razón vigente en
prescribe, además, qué se debe hacer y qué
se debe evitar, el fin de ella incluirá los fines
las artes es inferior a la razón vigente en la ley tal
de las demás ciencias, de modo que como la ley debería ser. Las leyes son obra del
constituirá el bien del hombre” (1094b3-6) arte legislativo, pero el arte legislativo es la
forma superior de la sabiduría práctica o la
prudencia, la prudencia que se ocupa del bien
común de una sociedad política, distinta de la
prudencia en el sentido primario de atender al
“las leyes bien establecidas son las que propio bien. La diferencia entre las artes y las
deben ejercer la soberanía, y que el leyes, entonces, se funda en la diferencia entre
magistrado, ya sea uno o varios, debe las artes y la prudencia. La prudencia posee una
ejercerla sólo en aquellas materias en que dignidad mayor que las artes porque todas las
las leyes no pueden expresarse con artes se ocupan de un bien parcial mientras que
exactitud, por no ser fácil dar definiciones
generales para todos los casos”
la prudencia se ocupa del bien humano en su
totalidad, de la vida buena
Prudencia y arte. Razón práctica y razón
técnica.
La distinción entre la prudencia y las artes implica que no hay arte que me indique qué bien parcial proporcionado por un arte debería
elegir antes que otro en este momento. No hay experto que pueda responder a los interrogantes vitales de un hombre prudente mejor
que él mismo. Ser prudente significa llevar una vida buena, y llevar una vida buena significa que uno merece ser su propio amo o que
uno toma bien sus propias decisiones

Los expertos (eidósin) y los aficionados o instruidos (pepaideuménois)

“podría parecer que el juzgar quién es el que cura bien es propio de la misma persona que es capaz de curar y sanar al enfermo de la afección presente; es
decir, el médico. Y lo mismo podría decirse de las demás prácticas y artes. Como el médico debe rendir cuentas ante médicos, así también los demás ante
sus iguales. Pero el término médico significa a la vez el practicante ordinario, el que dirige un tratamiento y en tercer lugar el instruido en ese arte. (Tales
categorías existen, por así decir, en todas las artes). Y concedemos la facultad de juzgar no menos a los instruidos que a los expertos […] Parece que puede
aplicarse, entonces, el mismo principio a la elección: el elegir bien es misión de los expertos; por ejemplo, a un geómetra corresponde a los expertos en
geometría, y a un piloto a los expertos en pilotaje. Aunque en algunos trabajos y artes participan también algunos profanos, no lo hacen mejor que los
expertos. De modo que, según este razonamiento, no debe hacerse soberano al pueblo ni de la elección de magistrados ni de la rendición de cuentas […]
Pero, quizá todo esto no sea correcto, a causa del argumento de antes, si la masa no está demasiado envilecida (pues cada uno será peor juez que los
expertos, pero todos reunidos serán mejores o al menos no peores); y porque en algunas cosas el que las hace no es el único juez ni el mejor; es el caso de
aquellos de cuyas obras entienden también los que no poseen ese arte. Por ejemplo, apreciar una casa no es sólo propio del que la ha construido, sino que
la juzga incluso mejor el que la usa (y la usa el dueño); y un piloto juzga mejor un timón que el carpintero, y un banquete el invitado y no el cocinero”
(Aristóteles, Política, III, 11, 1281b10-1282a14)
La transposición del socratismo
La transposición del socratismo puede
“Ahora que Sócrates es conducido a la celda interpretarse como cierto gesto fundacional de
donde habrá de morir, algunos de sus amigos (si una tradición filosófica en el marco de su
es que merecen tal nombre, pues no estamos reflexión sobre la ciudad. De manera que, la
historia de la filosofía política pueda leerse en
seguros de que su admiración pueda términos de los intentos, por parte de los
interpretarse, sin más, como auténtica amistad) filósofos, de continuar dicha transposición: ya
sea que se repliegue a la defensa de los valores
contemplan al grupo de los acusadores y se de la ciudad o bien que se atrinchere en la
encuentran frente a un dilema: cada uno quiere crítica de los mismos.
aspirar al título de heredero legítimo de la
herencia socrática pero, al mismo tiempo, se
siente amenazado por el acto de fuerza que
acaba de manifestar la polis. Ellos no aspiran a
repetir la biografía de Sócrates. Lo que buscan es La historia de la filosofía occidental ha
la posibilidad no tanto de recibir como de germinado, al calor de esta interrogación, en un
intento inacabado de transposición de la atopía
transponer el socratismo, conduciéndolo más allá socrática
de este tribunal y su sentencia” (Luri Medrano,
1998, 15)
“la racionalidad tiene otra vertiente: el residuo
de la violencia fundante” (Ricoeur, 1998, 98)
“no hay, probablemente, ningún Estado que no haya nacido de
la violencia, sea por conquista, usurpación, matrimonio forzado
o por las hazañas bélicas de algún insigne recolector de
territorios” (Ricoeur, 1998, 98)

Permanece dentro del Estado una violencia residual


incorporada por la autoridad a la cual se le garantiza la
capacidad de decisión
La paradoja política: La racionalidad específica de lo
político y la lucha por la dominación y el poder políticos
LO POLÍTICO (LE POLITIQUE, POLITY, DIE LA POLÍTICA (LA POLITIQUE, POLICY, DAS
POLITIK) POLITISCHE)
• Una racionalidad específicamente política • Un mal específicamente político

• Actualiza una relación humana que no puede reducirse a los • Desarrolla males específicos que son precisamente males políticos,
conflictos entre clases males del poder político

• Alude al “vivir juntos”: un esquema conceptual o espacio público • Alude al “poder”: un proceso de toma de decisions y de establecer
político ampliamente compartido y dirigir el curso de acción perseguido por el gobierno

• La esfera ideal de lo político (que encarna la concordia racional) • La esfera del poder (la política del poder)

• Permanencia, idea racional, concepto teórico • Flujo, contingencia, implementación práctica

• Idealidad • Realidad

• Razón • Poder

• El momento asociativo de la acción política • El momento disociativo de la acción política

• La política políticamente auténtica: la forma política de la política • La política políticamente pervertida: la forma a-política de la
política

Lo político y la política se hallan en una relación paradójica cuya elucidación no es sino la tarea de la filosofía política
La ciencia política
LA CIENCIA POLÍTICA ANTIGUA LA NUEVA CIENCIA POLÍTICA

Ante los males que los Comprende que lo que


No podía ofrecer ningún seres humanos seguían Se le entiende como un los hombres necesitan es
medio para realizar sus padeciendo, dicha ciencia gran empeño paz, estabilidad, ley,
elevadas metas sólo recomendaba humanitario orden y alivio de la
resignación pobreza y la enfermedad

La categoría política
Los antiguos hablaban de
destacada será el
virtud y no de bienestar
bienestar y no la virtud
Lo político asociativo
La gente en su pluralidad se asocia libremente dentro del ámbito público motivada por su cuidado de lo común

El aspecto de actuar de común acuerdo o de actuar juntos

La necesidad de mantener la diferencia política, todas vez se sopesan los efectos de una política inauténtica, burocratizada

Lo auténticamente político incluye el cuidado y la responsabilidad de nuestra visión común y colectiva

El rasgo asociativo de lo político no pretende indicar meramente el fenómeno de la colectividad política, sino la manera en que se
establece lo colectivo

Integrar la política, como la lucha por la ventaja competitiva, con lo


Insistir en una división infranqueable entre lo política y la política
político como un espacio de comunalidad

Ricoeur Arendt
Lo político disociativo
Una comunidad se establece a través de un antagonismo externo frente a un enemigo o a un afuera constitutivo

Localiza la especificidad de lo político en la distinción particular entre amigo y enemigo

No sólo hay que garantizarle a lo político cierta autonomía sino también una cierta primacía

En los casos extremos de emergencia o guerra la distinción amigo-enemigo supera las demás distinciones

Lo que opera como principio político de una comunidad es una operación disociativa: el antagonismo

La política entendida como policía: lo político es en realidad sólo un asunto concerniente a la política exterior entre Estados, mientras que a política
interna pasa a ser una cuestión relativa a la vigilancia del orden

Carl Schmitt Chantal Mouffe