Está en la página 1de 32

Ingeniería mecánica

Ing. Rodrigo
Rodríguez Román
SUJECIONES CON REMACHES
TIPOS DE UNIONES
En cuanto a la disposición de los elementos por unir
existen dos tipos de uniones para remaches y para
tornillos:

Juntas a traslape.
Juntas a tope.
UNIÓN A TRASLAPE
En una unión a traslape las placas a unir se colocan
solapadas, una sobre otra, y se unen entre si
mediante una o varias filas de remaches, como se
observa en la figura 12.1.
UNIÓN A TOPE
En una unión a tope las dos placas a unir están colocadas
en el mismo plano, con sus bordes a tope, y se sujetan
mediante dos placas, una a cada lado de las placas a
unir, se le llaman cubrejuntas, y que se remachan a cada
una de las placas principales a unir. A veces incluso se
coloca una sola cubrejunta. La junta se llama simple o de
una fila, doble o de dos filas, triple, etc; según sean una,
dos, tres o las filas de remaches que unen entre si las
placas (figura 12.2)
Figura 12.2. Uniones a tope
JUNTA A PRESION
En las uniones de las calderas suele hacerse el
cubrejuntas exterior más estrecho que el interior, como
en (c) de la figura 12.2, de manera que el cubrejuntas
exterior es lo suficientemente ancho para incluir sólo la
fila de remaches en la que éstos están menos
espaciados. Este tipo de unión se denomina junta a
presión, y suelen además calafatearse o retacarse con el
cincel y martillo las aristas de los bordes de los
cubrejuntas exteriores para asegurar la hermeticidad del
cierre.
La separación entre los remaches de una fila se llama
paso. Cuando existen varias filas de remaches, el paso
puede ser igual en todas ellas, o distinto de unas a otras.
Cuando los remaches de dos filas consecutivas, con igual
paso, están alternados, a la distancia entre uno de una
fila y el correspondiente de la otra se le llama paso
diagonal.
RESISTENCIA DE LA UNIÓN
Al determinar la resistencia de una unión remachada se
suele referir los cálculos a la longitud de unión
correspondiente a un grupo de remaches que se repiten,
en distancias y disposición, a todo lo largo de la unión.
La longitud del grupo, al que se suele llamar sección
tipo, es igual al paso mayor.
RESISTENCIA DE LA UNIÓN
Para evitar confusiones en cuanto al número de remaches que
constituyen la sección tipo, tracemos dos líneas perpendiculares a la
junta por los centros de dos remaches consecutivos de los que tienen
el paso mayor y contemos los remaches, enteros o mitades, que
existen entre dichas dos líneas paralelas. Por ejemplo, en la figura l2.2c
hay cinco remaches efectivos en cada mitad (los que unen los
cubrejuntas a una de las dos placas) de la sección tipo, dos medios en
la fila 1, dos enteros en la fila 2 y un entero y dos medios en la fila 3.
Análogamente, en cada mitad de la sección tipo de la unión cuádruple
de la figura l2.2d hay once remaches.
EFICACIA
La eficacia de una unión remachada indica si ha sido
bien diseñada, y se mide por la relación entre la
resistencia de la unión y la de la placa llena, es decir,

𝑅𝑒𝑠𝑖𝑠𝑡𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝑢𝑛𝑖𝑜𝑛
𝐸𝑓𝑖𝑐𝑎𝑐𝑖𝑎 =
𝑅𝑒𝑠𝑖𝑠𝑡𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝑝𝑙𝑎𝑐𝑎 𝑙𝑙𝑒𝑛𝑎
BARRENADO JUNTAS A PRESION
Los orificios para los remaches se realizan por taladro o
por punzonado, retocándolos con un escariador de
diámetro 1.5 mm mayor que el del remache. Se supone
que, al situar los remaches, éstos entran tan ajustados,
en este tipo de uniones a presión, que llenan por
completo el orificio, y por ello en los cálculos se toma
como diámetro de cálculo el del orificio.
RESISTENCIA DE UNA UNION SIMPLE A TRASLAPE
Las uniones remachadas se pueden considerar y estudiar
como casos de esfuerzo uniforme en los que se verifica
𝑃 = 𝐴𝜎 𝑜 𝑃 = 𝐴𝜏. La aplicación de estas ecuaciones a
los tipos fundamentales de ruptura de la unión se
comprende fácilmente observando lo que pasa en una
unión a traslape de una sola fila de remaches. Cualquier
movimiento relativo qué puedan tener las placas unidas
es equivalente a la ruptura o falla de la unión, ya que
quedaría anulada su función, que es mantener una
unión rígida y hermética.
RESISTENCIA DE UNA UNION SIMPLE A TRASLAPE
En la figura 12-3 la ruptura por cortante del remache
permite que las placas unidas deslicen una sobre otra. La
carga de ruptura por cortante viene dada por:

𝜋𝑑 2
𝑃𝑠 = 𝐴𝑠 𝜏 = 𝜏
4
𝑃𝑠 = 𝑐𝑎𝑟𝑔𝑎 𝑎𝑝𝑙𝑖𝑐𝑎𝑑𝑎
𝐴𝑆 = 𝑎𝑟𝑒𝑎 𝑑𝑒𝑙 𝑝𝑒𝑟𝑛𝑜
𝑑 = 𝑑𝑖𝑎𝑚𝑒𝑡𝑟𝑜 𝑑𝑒𝑙 𝑜𝑟𝑖𝑓𝑖𝑐𝑖𝑜
La figura 12-4 representa la ruptura o falla por tensión
en una de las placas cosidas. Este tipo de ruptura puede
ocurrir en la sección que pasa por el centro del orificio,
ya que es la de menor área, y menor resistencia.
Llamando L al ancho de la sección, el área resistente es
la sección neta, o sea el producto del ancho neto (L - d)
por el espesor e. La de ruptura por tensión es:

𝑃𝑡 = 𝐴𝑡 𝜎𝑡 = (𝐿 − 𝑑)𝑒𝜎𝑡
Una tercera forma de ruptura, producida por una
presión de contacto excesiva, es la indicada en la figura
12-5. En este caso, aunque no llegue a romperse, el
movimiento relativo entre las placas unidas está
originado por la deformación permanente o
alargamiento del orificio del remache, o por el
aplastamiento del mismo roblón o remache.
En realidad, la presión de contacto no es uniforme sino
que varía desde cero en los extremos hasta un máximo
en el centro de la superficie de apoyo del remache
contra el borde del orificio, pero se suele emplear un
esfuerzo de contacto que se supone uniformemente
distribuido sobre el área ed de la proyección del orificio
sobre un plano normal a la dirección de la fuerza. Por
tanto, la carga de ruptura o de falla por presión de
contacto queda expresada por:

𝑃𝑏 = 𝐴𝑏 𝜎𝑏 = (𝑒𝑑)𝜎𝑏
Existen otros tipos o formas de ruptura, que no
deben presentarse en una union bien diseñada.
Caben citar la ruptura por desgarramiento de los
bordes de la placa por detrás del orificio, y la
ruptura por cortante de la placa por el mismo sitio.
Como indica la figura 12-6a y 12-6b, o una
combinación de ambas. Estas formas de ruptura
son poco probables si las distancias del centro del
orificio al borde de las placas es igual o superior a
1.75 a 2 veces el diámetro.