Está en la página 1de 19

EL EXISTENCIALISMO EN SU

APLICACIÓN PRÁCTICA.
Buber, Maslow, Faure, Freire,
Fromm.
Por: Ps. Jaime Botello Valle
Preguntas básicas para conocerse:
a) Quién soy?
b) De dónde vengo?
c) A dónde voy
Otras preguntas más amplias:
• Qué puedo saber? (saber reflexionar sobre sí
mismo).
• Qué debo hacer con esta experiencia de ser
humano? (para autoliberarme, para
autotrascender, autorrealizarme).
• Qué debo esperar? (cuál es mi verdadera
vocación, para qué nací?)
• Qué soy yo? (desentrañar mi propio misterio).
• Qué es el mundo? (y qué o cuál es mi relación
con él?).
Otras reflexiones:

• El hombre debe
preguntarse también
cuál es su relación con
el cosmos, con su
destino o vida, con la
muerte, con las otras
personas.
Meditaciones:

• El hombre toca el
infinito al participar de
él en una continua
reflexión-acción sobre
sí mismo.
Meditaciones:

• Descubrirse humano,
y no objeto, es la
experiencia más
única, más sublime y
bella.
Meditaciones:

• La soledad nos acerca a la verdadera dimensión


de ser nosotros mismos.
Más reflexiones:

• El hombre cuando se
encuentra a sí mismo
se hace uno con la
humanidad.
REFLEXIONES:
• SÓLO HAY UN MUNDO, NO DEBEMOS
DESTRUIRLO, AL DESTRUIRSE, NOS
AUTODESTRUIMOS.
El hombre se hace más completo cuando ayuda a
contruir un mundo mejor.
Reflexiones:

• El mundo tiene más


valor cuando nos
damos la
oportunidad de
verlo a través de los
ojos de las otras
personas.
Pensamientos existencialistas:

• Sentirse como extranjero en la propia


patria, en el mundo, es la peor desgracia
para una persona que ama la vida.
Cuando abrimos nuestro ser diáfano, transpa-
rente a las personas, celebramos la fiesta ex—
quisita de la comunión amorosa con la huma-
nidad.
Más existencialismo:

• Construirse a sí mismo cada día es la


invitación generosa de la vida, pero
ayudar a construirse a los otros es la
más grande maravilla de la bondad
cristalizada en un acto de entrega y
amor.
• Somos una totalidad
inacabada, que nos
esforzamos por
• La vocación del hombre
completar en nosotros
es ser más, no tener
el plan humano de
más (bienes
liberarnos de las
materiales). Es llegar a
cadenas del odio,
la cúspide de la
enajenación, egoísmo y
autorrealización.
destrucción.
El espíritu del existencialismo:

• La invitación de cada
mañana es llegar a la
plenitud de nosotros
mismos, poseernos,
gozarnos, alegrarnos,
por cada nuevo día.
La libertad humana:
• Cómo construir el propio destino, la
propia vida, la experiencia, sin afectar,
ni dañar a otras personas? El empezar
a tener conciencia de los propios actos
en forma responsable es el inicio de
una visión existencialista
completamente pura y llana.
Comprometerse en una búsqueda com—
pleta de autotrascendencia, libre y res—
ponsable y al mismo tiempo ayudar a que
otros trasciendan y se liberen, es una ta-
rea de los humanos llenos de altruismo y
compasión por el sufrimiento humano.
Esto es una objetivo que nos involucra a
TODOS.
Aquí no hay pobres, ni ricos, ni
sabios, ni ignorantes, ni miserables,
no hay distinción, pues todos lleva-
mos sobre nuestras espaldas el
enorme papel de responderle al
mundo con valentía, mutualismo,
reciprocidad, ya que todos somos
parte importante de este gran pro-
yecto, que se llama: HUMANIDAD.