Está en la página 1de 31

“LOS

TEMPERAMENTOS”

Tomado del libro “Manual del Temperamento:


Descubra su Potencial”
del Dr. Tim LaHaye.
• Es la combinación de características con que
nacemos
• Esta basado en la disposición de los genes con
que somos concebidos
• Hace que una persona sea, abierta y extrovertida,
o tímida e introvertida
• Es lo que hace que unas personas se entusiasmen
por el arte y la música, otras se centren en los
deportes o en la producción industrial.
Comprender nuestro
temperamento nos facilitará
entender nuestro comportamiento
y nos ayudará a superar nuestras
debilidades.
Sólo manteniéndonos en
constante relación con el Señor,
podremos potenciar las fortalezas
y mantener el control sobre las
debilidades de nuestro
temperamento.
• El Carácter es el resultado del temperamento
natural modificado por...
– instrucción
– educación
– actitudes básicas
– creencias
– principios y
– motivaciones recibidos en la infancia
• Personalidad: combinación de carácter y
temperamento manifestados externamente
¡HAGAMOS EL
TEST!
Resumen del Popular
Sanguíneo
• Deseo: Divertirse.
• Fuerzas Clave: Puede hablar de cualquier cosa en cualquier momento y en
cualquier lugar con o sin información. Tiene una personalidad alegre, es
optimista, tiene sentido del humor además de una habilidad para contar
historias y le gustan las personas. Es el más extrovertido de todos. Los
sentimientos más que los pensamientos reflexivos le llevan a tomar
decisiones.
• Debilidades Clave: Desorganizado, no puede recordar detalles ni nombres,
exagera, no es serio con respecto a nada, confía en que otros hagan el
trabajo, es demasiado ingenuo y confiado. Puede ser el menos confiable de
todos si no vive bajo la llenura del Espíritu Santo. Indisciplina es otro de
sus rasgos negativos predominantes.
• Podría mejorar si: Se volviera organizado, no hablara tanto y aprendiera a
ser puntual y honesto en sus relaciones interpersonales.
• Se lo reconoce por: Hablar constantemente, estridente, ojos brillantes, mueve
sus manos, ropa colorida, personalidad magnética, habilidad para contar
historias.
Resumen del Poderoso
Colérico
• Deseo: Tener el control.
• Fuerzas Clave: Habilidad de estar a cargo de cualquier
cosa en el instante, hacer juicios rápidos y correctos.
Tomar decisiones y elaborar proyectos útiles.
• Debilidades Clave: Demasiado autoritario, egoísta,
dominante, insensible, no está dispuesto a delegar ni
dar crédito a otros.
• Podría mejorar si: Permitiera que otros tomaran
decisiones, delegara autoridad, fuera más paciente, no
esperara que todos tuvieran la misma productividad
que él.
• Se lo reconoce por: Su acercamiento rápido, por tomar
rápidamente el control, confianza en sí mismo, una
actitud inquieta y que se sobrepone.
Resumen del Perfeccionista
Melancólico
• Deseo: Hacerlo bien, hacerlo perfecto.
• Fuerzas Clave: Habilidad para organizar, fijar metas a
largo plazo, tener normas e ideas elevadas, analizar
profundamente.
• Debilidades Clave: Se deprime fácilmente, demasiado
tiempo de preparación, se concentra demasiado en los
detalles, recuerda las cosas negativas, sospecha de los
demás. Altamente crítico consigo mismo y con los demás.
Emocionalmente inestable.
• Podría mejorar si: No tomara la vida tan seriamente y no
insistiera en que los demás fueran perfeccionistas.
• Se lo reconoce por: Su naturaleza seria y sensible, su
acercamiento correcto, desaprobar los comentarios y por
ser meticulosos y bien vestidos.
Resumen del Pasivo
Flemático
• Deseo: No tener conflictos, mantener la paz.
• Fuerzas Clave: Es balanceado, tiene disposición, tienen un
seco sentido del humor y personalidad agradable.
• Debilidades Clave: Falta de decisión, entusiasmo,
motivación propia y energía, no hay defectos obvios sino
una voluntad de hierro escondida.
• Podría mejorar si: Se trazara metas y se auto motivara,
estuviera dispuesto a hacer las cosas más rápido de lo
que se espera, y si pudiera enfrentar sus propios
problemas de la misma manera en que se maneja los
problemas de los demás.
• Se lo reconoce por: Su acercamiento calmado y agradable,
su postura relajada y porque participa y aprende cuando
hay la posibilidad.
CÓMO
FORTALECER TUS
DEBILIDADES
• El Espíritu Santo trae estabilidad emocional a
nuestras vidas.
• Las nueve fortalezas emocionales del
temperamento controlado por el Espíritu Santo
hacen de cada temperamento lo que Dios quería
al principio.
• Cualquier persona llena del Espíritu Santo,
tendrá sus propias fortalezas naturales y
mantendrá su individualidad, pero Dios por
medio del Espíritu transformará sus debilidades.
• Amor hacia Dios y hacia nuestros semejantes.
• “Y amarás al señor tu Dios con todo tu corazón, y con
toda tu alma, con toda tu mente y con toda tu fuerza...
Y... Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Marcos
12:30, 31).
• SI tenemos el amor de Dios derramado en
nuestros corazones, será para beneficio de otros
a nuestro alrededor.
• El amor dado por el Espíritu de Dios nos hace
desear obedecerle.
• Prueba simple: “¿Soy obediente a Sus mandamien-
tos revelados en su Palabra?”
• El gozo dado por el Espíritu Santo no está
limitado por las circunstancias.
• La fuente: “Puestos los ojos en Jesús, el autor y
consumador de la fe...”
• Salmos 4:7
• Filipenses 4:4
• Juan. 15:11
• Lucas 10:20
• La “paz” mencionada aquí es en realidad de
doble sentido. Es “paz con Dios” y “la paz de
Dios”, Juan 14:27
• El Espíritu Santo es la fuente de la paz. La paz
con Dios es el resultado de la salvación por la fe
(Romanos 5:1).
• La paz de Dios, no es tan automáticamente
poseída. Muchos son los que tienen propensión
a angustiarse, en tanto que aquellos que “creen
a Dios” podrán tener una buena noche de sueño
reparador (Filipenses 4:6-7).
• Capacidad de soportar daños o de sufrir
reproches o aflicciones sin responder de
igual manera.
• Una persona paciente es la que puede hacer
las tareas humildes, oscuras y difíciles con
gentileza como el Señor, sin quejarse o sentir
resentimiento.
• Manifiesta el amante
• Espíritu de Cristo.
• Actos bondadosos, atentos, educados,
gentiles, considerados y llenos de
comprensión que surgen de un corazón muy
tierno.
• Es el resultado de la compasión del Espíritu
Santo hacia una humanidad
perdida y agonizante.
• Benevolencia en el más puro de los sentidos.
• Incluye la hospitalidad.
• Todos los actos de bondad que surjan de un
corazón desprendido,
más interesado en dar
que en recibir.
• Es un total abandono a Dios en una total
dependencia de Él: un perfecto antídoto contra
el temor.
• Algunos comentaristas sugieren que aquí se
refiere a fidelidad o fiabilidad. Una persona que
tenga la fe inspirada por el Espíritu será fiel y
fiable.
• Demasiados cristianos tienen “la visión de la
langosta”. Son como los diez espías infieles
(Núm. 13:33).
• Salmo 27:14
• Cuando el Espíritu Santo llena la vida de un
individuo, se volverá humilde, gentil, sumiso y fácil
de tratar.
• El mayor ejemplo es el Señor Jesucristo. Él es el
Creador del universo, y con todo estuvo dispuesto a
humillarse a Sí mismo, tomando la forma de un
siervo, y a someterse a los caprichos de la
humanidad.
• No es algo natural para nosotros. Sólo la residencia
sobrenatural del Espíritu de Dios podría hacer que
cualquiera de nosotros reaccione con mansedumbre
ante una persecución física o emocional.
• También podría traducirse como auto-disciplina: “auto
controlado por el Espíritu Santo”.
• El temperamento controlado por el Espíritu será
consecuente, fiable y bien ordenado.
• Los cuatro temperamentos básicos
tienen una dificultad común que será
vencida por el rasgo de la llenura del
Espíritu del dominio propio: Una vida
devocional inconsecuente o ineficaz.
• Esto será resuelto alimentándose
regularmente de la Palabra de Dios.
BIENAVENTURADOS LOS... PORQUE EL ESPÍRITU LES DA...

MATEO 5:3-12 GÁLATAS 5:22-25


“Bienaventurados... “Pero el fruto del Espíritu es...
...los pobres en espíritu... ...amor...
...los que lloran... ...gozo...
...los mansos... ...paz...
...los que tienen hambre y sed de justicia... ...paciencia...
...los misericordiosos ...benignidad...
...los de limpio corazón... ...bondad...
...los pacificadores... ...fe...
...los perseguidos por causa de la justicia... ...mansedumbre...
...los insultados, perseguidos, calumniados...” ...templanza (dominio propio)...”
LAS NECESIDADES
DE CADA
TEMPERAMENTO
El chispeante Sanguíneo necesita al menos seis de los
rasgos del fruto del Espíritu
• Inquietos por naturaleza, verdaderamente necesitan la
sobrenatural paz de Dios.
• La paciencia: es algo extraño a su naturaleza. Por lo
general deja una montaña de proyectos inacabados.
• Son directos, ruidosos, y pocas veces conscientes de
cómo han dañado a otros. La benignidad del Espíritu
suavizará sus injuriosas lenguas.
• Ellos creen que son lo mejor que hay. Pero, cuando el
espíritu de la mansedumbre controla su vida, el
sanguíneo deja de pensar más en sí mismo.
• Uno de los rasgos menores de una personalidad
sanguínea es sus temores e inseguridades secretas. Para
ellos, la fidelidad es una maravillosa fuente de
bendición.
• La necesidad principal del sanguíneo es la del dominio
propio. Hemos visto que su problema natural de falta de
auto-disciplina resulta ser generalmente su destrucción.
Es el único de los temperamentos que tiene una necesidad específica de
siete de los nueve fortalezas del fruto del Espíritu Santo. Es vulnerable a
confundir su propia voluntad con la voluntad de Dios.
• Necesitan amor y compasión, debido a su naturaleza emocional
insensible y poco desarrollada.
• Son felices en tanto que estén ocupados trabajando en una de sus metas
en la vida, pero el gozo que el Espíritu Santo da no está relacionado con
su esfuerzo humano, sino que caracterizará al colérico incluso frente a la
adversidad.
• Los coléricos necesitan desesperadamente la paz con Dios.
• El mejor lugar para manifestar la benignidad inducida por el Espíritu será
su forma de hablar. Nadie pude ser más cáustico y cortante que un
colérico.
• Los coléricos necesitan bondad. Esto es, necesitan involucrarse en la
bondad de Dios. Les es importante invertir sus vidas en algo que valga la
pena.
• Un colérico no es manso por naturaleza. Los coléricos, universalmente,
identifican la mansedumbre con debilidad.
¡Dios ha usado a más melancólicos en la Biblia que a todos los demás
temperamentos juntos! Sin embargo, necesitan cinco rasgos del fruto del
Espíritu Santo.
• Nada revoluciona tanto la vida de un melancólico como el amor. Por
naturaleza, un melancólico es egocéntrico. Su tendencia hacia el
perfeccionismo lo hace muy impaciente.
• Necesitan que el gozo reemplace su naturaleza variable, deprimida y
afligida.
• La paz del Espíritu Santo es necesaria para sus pensamientos internos
fluctúan desde la crítica y la condena a la hostilidad y la venganza, y
de vuelta a la sospecha y al temor.
• Hay un rasgo del espíritu de altivez en el melancólico. La
mansedumbre o humildad llevan un gran equilibrio a su vida y le
hace menos crítico de los demás y más fácil de tratar.
• El melancólico necesita desesperadamente la fidelidad, debido a su
tendencia siempre presente a limitarse a sí mismo por su incredulidad,
y lo inspirará a tomar pasos de fe.
Son por naturaleza personas agradables. Sin embargo, su tendencia natural a ser
gentiles no debería ser confundida con la gentileza o bondad del Espíritu Santo de
Dios. Los flemáticos son gentiles en su trato con otras personas sin tener en cuenta
su motivación espiritual.
• La necesidad primaria del flemático es amor y compasión hacia las otras
personas. Su parte menos desarrollada de la naturaleza de un flemático es su
motivación.
• La constancia o paciencia es una de las grandes necesidades del flemático. No
sólo son sumamente lentos en entrar en acción, sino que también son respetables
abandonistas. El Espíritu Santo los motivará a persistir.
• En toda iglesia hay más de una de estas personas amables, simpáticas, que
calientan bancos, pero que nunca se involucran en la obra del Señor. El antídoto a
todo esto es el rasgo de la bondad, o sea actos de servicio por Jesucristo.
• Una de las principales necesidades del flemático es fe para vencer sus temores y
su natural propensión a la ansiedad.
• Los flemáticos carentes del Espíritu Santo, tienden hacia un estilo de vida más y
más pasiva, hasta que finalmente son motivados en la conversión por el dominio
propio del Espíritu Santo y reconocen que su actitud es de auto indulgencia.