Está en la página 1de 8

Miriam, María

.
Una hermana cuidadosa

Conociendo a Éxodo 2:4


4 además le dijo a una hermana del niño que se quedara a

Miriam: cierta distancia, y que estuviera al tanto de lo que pasara


con él.
Apodo: La Profetisa

Otros nombres: María, Efrata

Nacimiento: 1400 A.C.

Imperio Egipcio

Fallecimiento: 1274 A.C. Desierto

Lugar de sepultura: Tiberíades (Israel) 1. Hermana de 2. Amor fraternal. 3. Preocupación por


Residencia: Imperio Egipcio Moisés. su hermano.
Nacionalidad: Israelita

Padres: Amram e Iojebed

Cónyuge: Hur Significado del nombre de Miriam: significa


2
"amargura", "rebelión" fue a propósito, porque a
causa de sus celos, el destino de Miriam fue una de
amargura extrema.
Miriam como
líder
Éxodo 15:20
20Entonces María, la profetisa,
hermana de Aarón, tomó un
pandero en su mano, y todas las
mujeres salieron detrás de ella con
panderos y danzas.

3
La envidia y
ambición
Números 12:1
12 María y Aarón hablaron contra
Moisés a causa de la mujer cusita
que había tomado, pues él había
tomado una mujer cusita.

4
Consecuencias
del pecado
Números 12:10,15
10 Tan pronto la nube se apartó del
Tabernáculo, María se llenó de lepra, y
tenía la piel blanca como la nieve.
Cuando Aarón miró a María y vio que
estaba leprosa,
15 Así María fue expulsada del
campamento durante siete días, y el
pueblo no siguió adelante hasta que se
reunió María con ellos.
5
Muerte de
Miriam
Números 20:1
20 Llegaron los hijos de Israel, toda
la congregación, al desierto de Zin,
en el primer mes, y acampó el
pueblo en Cades. Allí murió María,
y allí fue sepultada.

6
Características
de Miriam
1. Preocupada
2. Valiente
3. Amorosa
4. Aficionada a la música Éx. 15:21
5. Ambiciosa Nm. 12:1-2
6. Líder Mi. 6:4
7
Conclusión 8

Dios siempre busca personas que estén dispuestas a hacer todo lo que Él les pide.
María es un ejemplo para cada una de nosotras en este aspecto, aunque al final
haya fallado y la envidia triunfó en su corazón, Miriam nos enseña amarnos, y
velar por el bienestar de nuestros semejantes, a liderizar para bien, y alabar a
nuestro Dios.