Está en la página 1de 23

OPERACIONES DE CRÉDITO.

CARTA DE CRÉDITO Y CRÉDITO


DOCUMENTARIO.
Alumno: JORGE ARTURO LUNA ESCOBEDO
DR: GUILLERMO GARCÍA RIVERA
CONCEPTO
• Óscar Vásquez del Mercado define a la carta de crédito como la carta
que una institución de crédito dirige a otra invitándola a entregar al
tenedor una suma de dinero.

• Para Dávalos Mejía, la carta de crédito es una carta (misiva) dirigida a


un sujeto al que se le pide que entregue un determinado valor a su
portador.
ELEMENTOS PERSONALES.
• Dador de la carta. (remitente)
Es el suscriptor del documento en virtud de las relaciones que
establece con el destinatario y el beneficiario.
• Destinatario. (pagador)
Es a quien se dirige la carta, que se encargará de materializar su objeto,
consistente en entregar al beneficiario la cantidad pactada.
• Beneficiario o tomador.
Es quien se beneficia del cumplimiento de la orden o la invitación de
pago
REQUISITOS.
• Artículo 311 de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito.

• Las cartas de crédito deberán expedirse en favor de persona


determinada y no serán negociables; expresarán una cantidad fija o
varias cantidades indeterminadas; pero comprendidas en un máximo
cuyo límite se señalará precisamente.
CARACTERÍSTICAS.
• No es un título de crédito, es un contrato de crédito.
• Las cartas de crédito no se aceptan ni se protestan. Art 312
• No confiere derecho alguno en favor del tomador. Art 312
• Deben expedirse por una cantidad fija o varias indeterminadas, pero
incluidas en un máximo cuyo límite debe ser fijo.
• Los beneficios deben indicarse de manera expresa en el texto; si se expide
al portador no surte efectos.
• Debe especificar claramente la persona a quien va dirigida, así como la
fecha de expedición.
• Se perfecciona en sí mismo, sin necesidad de celebrar otro contrato por
separado que organice las relaciones entre las partes.
DERECHOS Y OBLIGACIONES.
• Artículo 313.- El tomador no tendrá derecho alguno contra el dador,
sino cuando haya dejado en su poder el importe de la carta de
crédito, o sea su acreedor por ese importe, en cuyos casos el dador
estará obligado a restituir el importe de la carta, si ésta no fuere
pagada, y a pagar los daños y perjuicios. Si el tomador hubiere dado
fianza o asegurado el importe de la carta, y ésta no fuere pagada, el
dador estará obligado al pago de los daños y perjuicios.

• Si la carta se expidió con provisión (paga por adelantado), o el


tomador dio fianza o aseguró su importe, y ésta no se paga, el dador
está obligado por los daños y perjuicios.
• Si se trata de cartas de crédito con provisión, el dador no puede
revocarlas y, si así lo hace, que obligado a pagar los daños y perjuicios,
que no pueden exceder de la décima parte del importe de la suma no
pagada.
• El dador podrá anular las cartas de crédito sin provisión en cualquier
momento, pero deberá poner su deseo en conocimiento del tomador
y de aquel a quien fuere dirigida.
• La obligación fundamental del tomador sólo se presenta en las cartas
de crédito sin provisión, y consiste en pagar a dador la cantidad que el
pagador le exhibió. La segunda obligación es pagar la cantidad en el
plazo convenido.
ELEMENTOS REALES.
• Cuantía del crédito.
El crédito puede fijarse en moneda nacional o extranjera, por una
cantidad fija o por una cantidad indeterminada, pero hasta por el límite
máximo que se menciona en el documento. Art. 311

• Forma de utilización.
Es variada ya que puede consistir en la entrega de dinero en efectivo
contra recibos, o en el pago de documentos cambiarios (pagarés,
letras).
En el documento debe constar la fecha y el lugar de expedición.
NATURALEZA JURÍDICA.
Época: Quinta Época
Registro: 342817
Instancia: Tercera Sala
Tipo de Tesis: Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
Tomo CVIII
Materia(s): Civil
Tesis:
Página: 685
CARTAS DE CREDITO, NATURALEZA JURIDICA DE LAS.
Conforme el artículo 312 de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, las cartas de crédito no se aceptan ni son protestables, ni
confieren a sus tenedores derecho alguno contra las personas a quienes van dirigidas. Por tanto, la carta por la cual una persona ordena a otra
que entregue por su cuenta a un tercero una cantidad de dinero, no es más que un mandato en el sentido gramatical de la palabra, y en virtud
de ese documento, no se opera substitución alguna de deudor, pues quien recibe la orden, no contrae compromiso alguno con el beneficiario
de ella, ni éste se encuentra capacitado para exigir legalmente su cumplimiento del mandatario.
Amparo civil directo 6695/49. Domene Milán Juan. 16 de abril de 1951. Unanimidad de cinco votos. Ponente: Carlos I. Meléndez.
CLASES
(AUTORES CLÁSICOS).
• I.-
Únicas (simples). Aquellas cartas de crédito en las que hay un solo
destinatario y en las que se consigna el nombre.
Circulares. Son aquellas cartas de crédito en las que hay múltiples
destinatarios, siempre deben estar determinada.
• II.-
Con provisión. El portador pone a disposición del remitente el dinero
que costará el derecho, y que el destinatario le proporcionará en otra
plaza; es decir, el portador de la carta paga por adelantado el derecho
que le otorgará el destinatario y, por tanto, tiene exigibilidad sobre ese
derecho.
Sin provisión. Son aquellas cuyo valor debe pagar el portador, a su
regreso, a quién suscribió la carta.
• III.-
Sin financiamiento. Se consigna el importe de la carta de crédito al
banco. No hay apertura de crédito.
Con financiamiento. Es una verdadera operación de crédito, el dador
abre una línea de crédito a favor del tomador, y esta línea de crédito
debe pagarse por el destinatario de la carta.
OTRAS CLASES.
• I.- CARTAS DE CRÉDITO DE EXPORTACIÓN.
Es un instrumento de pago que recibe un (exportador/ vendedor/
beneficiario) por medio de un banco confirmador/notificador con el
compromiso de honrar el pago a su favor, contra la presentación
conforme de documentos relativos a la venta de mercancías.
Se deben cumplir estrictamente los términos y condiciones estipulados
en la Carta de Crédito emitida por un banco emisor que actúa por
cuenta y orden de un importador/ comprador/ ordenante.
• II.- CARTAS DE CRÉDITO DE IMPORTACIÓN.
Instrumento de pago usual en el comercio exterior y se define como
una orden condicionada de pago que emite una institución de crédito
(banco emisor) por cuenta y orden de Personas Morales (importador/
comprador/ ordenante), a favor de otra (exportador/ vendedor/
beneficiario).

• III.- CARTA DE CRÉDITO DOMESTICA.


Es aquella que sirve como instrumento de pago en transacciones
comerciales en las que el ordenante y el beneficiario se encuentran en
el mismo país.
• IV.- CARTAS DE CRÉDITO STAND-BY Y GARANTÍAS A PRIMER
REQUERIMIENTO.
La carta de Crédito Stand-by es un instrumento flexible que se utiliza
para garantizar diferentes clases de obligaciones, en el cual, si el
solicitante no cumple con los compromisos adquiridos, el banco
garantiza el pago.
En operaciones de comercio internacional, el uso de la Carta de Crédito
‘Stand-by’ o de una Garantía a Primer Requerimiento se ha
generalizado como instrumento para asegurar el cumplimiento de
obligaciones.
• V.- PAGO ANTICIPADO DE CARTAS DE CRÉDITO DE EXPORTACIÓN.
Obtén liquidez de manera inmediata en forma fácil, segura y rápida. Es
un servicio ofrecido por Bancomext que permite la obtención de
recursos líquidos a través del pago anticipado de letras de cambio a
plazo derivadas de cartas de crédito de exportación.
CRÉDITO DOCUMENTARIO O CRÉDITO
CONFIRMADO.
CONCEPTOS.

• Para Cervantes Ahumada, el crédito documentario se da,


generalmente bajo la forma de una apertura de crédito, y se aplica
normalmente como una operación adicional en las compraventas de
plaza a plaza.
• Vásquez del Mercado dice que es una operación bancaria, que
engendra derechos y obligaciones entre un banco y su cliente, esto
es, se trata de un contrato bancario en consideración a que siempre
una de las partes es una institución de crédito.
• El crédito que se concede al acreditado tiene una peculiaridad en dos
formas, según se convenga por las partes, una que se caracteriza
precisamente porque el banco se obliga a entregar las sumas
requeridas, no al cliente que lo solicita sino a un tercero; y otra que
consiste en el compromiso del banco de suscribir a favor también de
un tercero títulos de crédito (letras de cambio).
FORMA DE OPERACIÓN.
• Un comerciante de Monterrey desea comprar mercancía a un comerciante
de CDMX, y pagarla a un plazo de 30 días después de recibida la mercancía.
El comprador pide a su banco, que abra una carta comercial de crédito a
favor del vendedor. El banco enviará a éste una comunicación, en que le
participe haber abierto a su favor un crédito comercial, generalmente
irrevocable, y en ejecución del cual el banco estará obligado a aceptar, a un
plazo de treinta días, una letra por el valor de las mercancías que el
vendedor enviará acompañadas con los documentos que se hayan indicado
(facturas, conocimiento de embarque, etc.). En esta forma, la operación se
habrá facilitado por la mediación del banco, y el vendedor tendrá
seguridad de que el precio de las mercancías le será cubierto en el plazo
convenido. El crédito documentario será de no aceptación, sino de pago
inmediato, contra la entrega de los respectivos documentos.
ELEMENTOS PERSONALES.
• Banco acreditante.
• Acreditado comprador.
• Beneficiario vendedor.
FORMA.
• Deberá ser por escrito, pues se trata de un contrato formal en el que
el documento es indispensable para que conste en él el compromiso
de irrevocabilidad, tal y como lo dispone el artículo 317 de la Ley
General de Títulos y Operaciones de Crédito que a la letra dice:
• Artículo 317.- El crédito confirmado se otorga como obligación directa
del acreditante hacia un tercero; debe constar por escrito y no podrá
ser revocado por el que pidió el crédito.
OBLIGACIONES.
• DEL ACREDITADO.
Tendrá la obligación de hacer al acreditante la oportuna provisión de
fondos, excepto pacto en contrario.

• DEL ACREDITANTE.
Debe ejecutar estrictamente las instrucciones del acreditado. Antes de
cubrir el crédito al beneficiario, su obligación esencial será la de
verificar la conformidad de los documentos con las instrucciones que
haya dado el acreditado al solicitar la carta de crédito.
• DEL BENEFICIARIO.
Ante el acreditado, responderá de la calidad de las mercancías vendidas
y de la regularidad de la venta. Ante el acreditante no tendrá obligación
directa.
TÉRMINO.
• En el documento deberá indicarse el término por el cual el crédito
estará vigente. Si no se indica, se entenderá que expirará seis meses
después de que el beneficiario reciba la carta de crédito. (art. 38,
Reglas de Viena).

También podría gustarte