Está en la página 1de 7

Propuesta para disminuir los conflictos de

intereses en la practica medica

Autor:

Junio, 2014
Especificación de la Situación:

La medicina y la profesión medica enfrentan variados desafíos de orden


ético, derivados de los nuevos descubrimientos científicos, la introducción de nuevas
tecnologías y los cambios sociales y económicos que ha experimentado nuestra
sociedad.
Entre estos desafíos están los conflictos de intereses que puedan influir en
las decisiones medicas y apartarlas de su fin primario que es considerar, antes que
nada, el bien del paciente.
Los conflictos que se presentan con mayor frecuencia en la actualidad y que
provocan inquietud y notoriedad publica son los relacionados con la industria
farmacéutica.
En forma no siempre evidente, la industria farmacéutica, al buscar optimizar
la venta de sus productos, realiza la actividad promocional de estos de manera tal
que influye en la toma de decisiones del medico, sesgando su juicio profesional y
colocando en segundo plano las necesidades del paciente. Se amenaza en forma
imperceptible la necesaria libertad del medico para cumplir con el fin primario de su
profesión.
Análisis

Situación: Disminuir los conflictos de intereses en la practica medica

Fuerzas que favorecen Fuerzas que se oponen

Recibir regalos de representantes farmacéuticos


Ética profesional

Relación de independencia La tasa de prescripciones de medicamentos se


profesional con la industria incrementa debido al obsequio de parte de los
farmacéutica representaes al gremio medico
Principio de la no La asistencia a conferencias promovidas
maleficencia por la industria farmacéutica
Participación de médicos
regidos por objetivos científicos Influencia publicitaria de la industria farmacéutica
y educativos, y no
recreacionales.

Anteponer el interés del enfermo Tiempo que los profesionales interactúan con los
por sobre cualquier otra visitadores médicos
consideración
Regalos, favores o beneficios que los médicos
Cumplimientos de normas sobre reciben de las compañías farmacéuticas
Promoción de medicamentos
Nivel de recuperación Nivel de recuperación
inferior a lo esperado esperado
status quo de este caso:
El principal interés de un profesional de la salud es actuar por el bien
de las personas y la comunidad a la que sirve. El interés secundario
frecuentemente no tiene ninguna relación con la misión fundamental del
profesional. Este es generalmente el producto de un enfrentamiento entre
diversas presiones, ya que dicho profesional puede estar confrontado a un
conflicto de intereses de naturaleza política, académica, religioso o personal.
Sin embargo, muy a menudo el interés secundario es de naturaleza financiera.
Existe pues, conflicto de intereses cuando una persona tiene la obligación
moral de actuar en nombre de otros y esta acción se ve comprometida por los
estrechos vínculos que tiene con un tercero.
Las empresas farmacéuticas hoy en día se enfrentan a una enorme
presión para ganar y retener una parte del mercado, creando un conflicto de
intereses inmanente entre los fines comerciales legítimos de esas empresas y
las necesidades médicas, económicas y sociales de los proveedores de salud
y del público. Hay conflicto de interés cuando la industria farmacéutica financia
congresos, conferencias, viajes, regalos, etcétera, a los médicos y estos
conflictos son contrarios a los principios elementales de ética médica.
status quo de este caso:
La autopercepción de los médicos en torno a la influencia de la
industria en su propia práctica y en su prescripción de medicamentos
tiende a ser errónea, mientras que fácilmente perciben esa influencia
en el resto de sus colegas de profesión . Por lo tanto, y teniendo en
cuenta los fallos de la auto-regulación médica, es necesario un agente
externo (más allá del mercado) que regule estas relaciones.
Desde un punto de vista bioético, la situación actual en la cual la
industria farmacéutica financia la formación médica continuada
plantea problemas graves en dos de los principios de la bioética. En
relación con el principio de no maleficencia, incita al médico a
prescribir nuevos medicamentos sin tener suficiente conocimiento
sobre su modo de acción o sus efectos adversos. Además, también
mina el principio de justicia, especialmente en sistemas Nacionales de
Salud, incrementando los costes relacionados con la prescripción de
medicamentos sin que ello suponga mejoras en resultados clínicos,
suponiendo un alto coste de oportunidad.
Soluciones

1.Evitar aceptar regalos, donaciones, o estipendios por parte de la industria


2.En caso de producirse un conflicto, éste siempre debe ser resuelto favoreciendo
el mejor interés del paciente.
3.Todo experto debe declarar públicamente los reales, potenciales o aparentes
conflictos de intereses que tenga con entidades comerciales (empresa,
asociación, organización u otra entidad).
4.El aporte valioso de las compañías farmacéuticas a la formación médica debiera
ser canalizado a través de instituciones independientes, como sociedades
científicas y universidades.
5.El profesional de la salud que tiene poder de decisión respecto a la compra de
insumos médicos (medicamentos y/o equipamientos)debe abstenerse de recibir
incentivos por parte dela industria proveedora de estos insumos. Debe declarar a
sus superiores y
colaboradores eventuales conflictos de intereses y ante intereses declarados
puede ser necesaria su exclusión parcial o total del proceso de toma de
decisiones.
6. Prohibir todo tipo de regalos que la industria farmacéutica ofrece a los Médicos.