Está en la página 1de 20

Fotografía de alimentos o comidas

Curso de Fotografía

Lic. Rubén Alania Contreras


Comidas

Pero el tomar fotografías


de alimento es más
complicado de lo que
parece, ya que las
cualidades que hacen que
la comida sea atractiva a
las personas, son el olor y
el sabor. Cuando estamos
tomando fotografías de
alimentos, no podemos
incluir esas
características, por ello
tenemos que recurrir a
trucos o formas de hacer
que se vea lo más
apetitosa posible.
Comidas

Lo más importante es la
iluminación. Hay que ver, analizar
el entorno y buscar la fuente de luz
más idónea. La luz natural es
magnífica, siempre y cuando sea
suficiente, pero no está de más
apoyarla con luz auxiliar. Con
reflectores (una simple cartulina
blanca) o algún flash indirecto.
Evitar el uso del flash directo,
produce unos brillos excesivos con
resultados poco agradables.
Hay que lograr potenciar al máximo
las texturas, por lo que es
importante que la luz no sea
excesiva. Mejor algo más baja de lo
que pensamos, una vez hagamos
las primeras mediciones con la
cámara.
Comidas

Para ingredientes translúcidos,


como hojas de verduras, es muy
interesante una suave fuente de luz
desde atrás.
Siempre utiliza trípode, así
evitamos movimientos indeseados
en las tomas. Y además, intenta
mantener la cámara entre unos 10
y 45 grados por encima del plato o
del motivo, con ello lograremos
profundidad.
Comidas

Cuida el fondo. Es muy importante.


Si fotografías un plato con una
jugosa carne guisada por tu madre,
puedes optar por colocar detrás
algún cesto con panes. Preparar un
bodegón sencillo de fondo es
idóneo, sin que reste interés al
motivo principal (se pueden utilizar
copas, botellas de cristal, por
ejemplo). La composición es muy
importante, por lo que además
intenta utilizar encuadres cerrados,
eliminando todo lo prescindible y
las posibles distracciones.
Mide bien con el Balance de
Blancos, es importante para lograr
una temperatura de color adecuada
al motivo y resaltar bien los colores.
Comidas
Comidas
Comidas
TRUCOS

Los pollos estaban crudos y maquillados para parecer horneados. Por


eso le ponen los gorritos en las patas, para que no se vea que están
crudos.
Con las hamburguesas, muchas veces la carne no está cocinada,
sólo maquillada, pero siempre usaban comida de verdad, nada de
plástico.
TRUCOS

Hay muchos trucos que usan los fotógrafos de comida para sacar
mejor color y brillo a la comida, como por ejemplo rociarla con
colorizantes o aceites no comestibles. La leche que aparece en los
anuncios de cereales, por ejemplo, suele ser pegamento blanco o
pintura. El puré de patatas o la manteca vegetal mezclada con azúcar
sustituye muy bien al helado en las fotos.
TRUCOS

Unos trucos para hacer que las hamburguesas aparezcan mejor en


las fotos son: pegar las semillas de sésamo en el lugar ideal, usar
cartulina para que la carne (cruda excepto los bordes) no se pegue a
la lechuga, añadir betún marrón para darle color a la carne. Para dar
la impresión de que la comida está caliente, se puede un poco de
incienso o calentar en el microondas un pedazo de algodón mojado
con agua antes de colocarlo detrás de la comida.

Para resaltar algunos alimentos podemos utilizar algunos trucos


profesionales: pulveriza con aceite una ensalada y lograrás unas
fantásticas gotas o con glicerina sobre la fruta y darás un aspecto de
frescura idóneo.
TRUCOS

Cualquiera que sea el efecto que quieras conseguir en tus fotos


gastronómicas, no hay más remedio que preocuparse un poco de la
presentación y de los “decorados”. No hace falta nada lujoso ni caro.
Sólo pensar un poco en los colores, estilo y textura para que sean
adecuados a la idea que queremos dar del plato. Y si no tenemos
ninguna idea que transmitir, muy bien, con que queden bonitos vale.
Pero piensa que un pequeño detalle puede cambiar una foto aburrida y
corriente y convertirla en una foto interesante que diga algo (“cómeme”,
por ejemplo).
TRUCOS

Los cubitos de hielo, están hechos de metacrilato. Además de tener


una transparencia mejor, no flotan, se quedan el el fondo de los vasos y
compensan mejor los volúmenes.

- La mayoría de las verduras que se suponen que están cocinadas,


están crudas y pulverizadas con una ligera capa de aceite para darles
brillo. Si están cocinadas, no suelen quedar apetitosas en las fotos.
- Lo mismo pasa con los pescados. Están crudos (o casi) y si tiene que
tener marcar de parrilla (barbacua o similar) se marca de una en una.
- Los licores tostados (whisky, ron, cognac...) se simulan con te cargado.
El punto de color se afina, añadiendo cantidades de agua. Esto es
porque el te, una vez filtrado, no tiene ni impurezas ni hace "las aguas"
tan típicas de los licores que provocan un aspercto turbio en las fotos.
TRUCOS

- Por la misma razón, el café, se simulacon un concentrado de carne (yo


he usado el Bovril) rebajado con un poco de agua.
- El el caso de las sopas, el humo, se puede simular con un poquito de
hielo carbónico (hielo seco), y en otros montajes, por ejemplo el café, se
puede simular con humo de tabaco.
- El truco del hielo seco, sirve también para conseguir primero planos de
sopas hirviendo, sin que se empañen los objetivos.
TRUCOS

- Cuando hay que fotografiar cerveza, para que la espuma no se baje,


hay que añadir un poco de sal.
- Y para que las bebidas frescas, lo aparenten, se deposita con una
jeringuilla, un cuantagotas o un pulverizador, una mezcla de glicerina y
agua, que hace que las gotas sean muy estables y no corran por el
vaso o la botella.
TRUCOS

- En general los rebozados (empanados, apanados... ya sabes, huevo y


pan rallado), se hacen rebozando piezas no comestibles: las croquetas,
con pequeños trozos de madera (aunque si tienen que tener apariencia
casera, quedan muy bien con algodón de farmacia), los "san jacobos",
libritos y carnes rebozadas se hacen con trozitos de listón de madera...
y los calamares a la romana y los aros de cebolla, con aros de madera
de los de colgar cortinas.

Pues un truco que me enseñaron era barnizar la comida por ejemplo el


pan o las verduras para que simulen que estan frescas
TRUCOS

Para que las frutas y verduras parezcan frescas y podamos transmitir


esa sensación podemos rociarlas con agua usando un difusor o un
aerosol, para conseguir crear un efecto mojado, si la sesión fotográfica
va a alargarse y no queremos estar rociando continuamente porqué a la
larga el agua se acumularía y estropearíamos el plato podéis usar en
vez de agua glicerina, que es un fluido incoloro y mas denso que el
agua quedándose adherido, también conseguiremos un brillo extra.

Si queréis que dar un brillo perpetuo al plato podéis usar aceite de


cocinar y embadurnar los alimentos, también podemos usar de forma
mas limpia y práctica laca para el pelo.
TRUCOS

Para que las frutas y verduras parezcan frescas y podamos transmitir


esa sensación podemos rociarlas con agua usando un difusor o un
aerosol, para conseguir crear un efecto mojado, si la sesión fotográfica
va a alargarse y no queremos estar rociando continuamente porqué a la
larga el agua se acumularía y estropearíamos el plato podéis usar en
vez de agua glicerina, que es un fluido incoloro y mas denso que el
agua quedándose adherido, también conseguiremos un brillo extra.

Si queréis que dar un brillo perpetuo al plato podéis usar aceite de


cocinar y embadurnar los alimentos, también podemos usar de forma
mas limpia y práctica laca para el pelo.
TRUCOS

Fondos
Los fondos hay que cuidarlos aunque pienses dejarlos desenfocados.
Retira todo aquello que no quieres que salga y haz zoom para que el
plato sea el protagonista de la foto. Todos hemos visto en muchos blogs
la típica foto de “lo que he comido hoy”, sobre el mostrador de la cocina
con alguna miga y alguna que otra gota de tomate…
TRUCOS

Otros materiales
Cartulinas, papeles, madera, piedra, hojas. En las fotos profesionales se
sirven de todo tipo de materiales como base de la comida o como
fondo. Una tabla de madera la hay en cualquier casa y te será muy útil.
Te conviene tener una nueva que uses sólo para las fotos, aunque a
veces las que tienen muchas marcas de cuchillo hacen un efecto
precioso según para qué.
El papel cebolla, papeles de seda de distintos colores, cartulinas,
pueden servir de fondo, de envoltorio o de base… Hay también fotos
muy bonitas con fondos de papel decorado, pero cuidado con los
dibujos muy grandes de fondo: son difíciles de encajar cuando se está
empezando.
Con la ayuda de estos materiales, nos será más fácil conseguir un
fondo bonito y que sea el más adecuado al plato en estilo, color y
textura.