Está en la página 1de 27

EL REALISMO

• La época histórica. Sociedad,


economía y política de la
segunda mitad del siglo XIX.
• El Realismo, movimiento
cultural Gustave Courbet,
Los picapedreros
• El Naturalismo
• La novela realista

Ilustración de la portada:
Gustave Caillebotte,
Los acuchilladores de parqué (1875) Gustave Courbet,
Une après-dinée à Ornans
LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XIX

ECONOMÍA, POLÍTICA Y SOCIEDAD

Claude Monet,
Rue Montorgueil, Paris,
Festival of June 30,
(1878)

Robert Koehler, La huelga (1886)


LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XIX

ECONOMÍA, POLÍTICA Y SOCIEDAD


❑Consolidación del capitalismo en los países
más avanzados: la segunda revolución
industrial.
❑Constitución de los estados nacionales en
sentido moderno: gobierno central,
legislación unitaria, régimen fiscal común,…
❑Desarrollo de la burguesía y el proletariado,
cuyos enfrentamientos son frecuentes.
Nacimiento de los movimientos obreros de
inspiración socialista y anarquista.
LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XIX
LA REVOLUCIÓN TECNOLÓGICA
Bombilla (1879)

Motor de combustión interna Teléfono (1876)


(1859)

Aeroplano (1900)

Automóvil (1894)

Cine (1895)
Radio (1895)
LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XIX

LA REVOLUCIÓN CIENTÍFICA
El desarrollo de las ciencias experimentales en
esta época revoluciona la manera de entender la
vida e influye en los escritores notablemente.

Una lección de Claude Bernard


(fundador de la medicina moderna)

Teoría de la
La teoría de la evolución de las
lucha de clases especies de
como motor de Charles Darwin
la historia de
Carlos Marx Leyes de la herencia
genética de Mendel
LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XIX : LA CULTURA
¿QUÉ DIFERENCIAS HAY ENTRE ESTOS CUADROS?
ROMANTICISMO REALISMO
Honoré Daumier,
El vagón de tercera
clase

Caspar David Friedrich,


El caminante sobre el mar Jean François Millet,
de nubes Las espigadoras
El Realismo
Nace Alfonso
XIII, hijo
Proclamación de póstumo de
Fin de la Alfonso XII.
la I República.
segunda guerra
carlista.
1873 1886
1859 Pronunciamiento
Revolución en
Estalla de Martínez
Francia.
«La Gloriosa»: Campos:
Manifiesto
destronamiento Restauración de
comunista.
de Isabel II. la monarquía.

1848 1868 1874

Isabel II Sexenio Revolucionario Alfonso XII Regencia de María Cristina


(1843-1868) (1868-1874) (1875-1885) (1885-1902)

1874 1885
1858
Juan Valera
Clarín publica
publica
Bécquer publica La Regenta.
Pepita Jiménez.
1849 su primera
leyenda.
Fernán 1881
Caballero 1886
1868
publica Galdós publica
La Gaviota. Emilia Pardo
Galdós escribe La desheredada.
Bazán publica
La Fontana
Los pazos
de Oro.
de Ulloa.
EL REALISMO
Es el movimiento cultural
característico de la sociedad
burguesa de la segunda mitad del
siglo XIX que reacciona contra la
estética romántica idealista,
subjetivista y sentimental

Hubert von Herkomer,


En huelga (1891)
Jean François Millet, El Ángelus
RASGOS DE LA ESTÉTICA DEL
REALISMO
• Observación y descripción rigurosa, Se opone al idealismo
romántico
exacta y fiel de la realidad en la que
viven. Muestran un afán de
documentación igual al de las ciencias
experimentales en auge en ese
tiempo.
• Las historias que se cuentan deben No hay evasión ni fantasía
responder a la verosimilitud: se basan como en el
Romanticismo
en la realidad cotidiana, con
personajes comunes y en el contexto
contemporáneo del autor y el lector.
Se escribe sobre lo que se conoce,
sobre lo cotidiano.
• Sobriedad y sencillez estilística: el Se aparta de la retórica
romántica
ideal estilístico es la exactitud, se
busca ante todo la claridad.
LA INTENCIÓN CRÍTICA DEL REALISMO
Las obras realistas muestran una clara
intención crítica social, política y moral
que se desprende del detallado análisis
de la sociedad de su tiempo.
Esta intención varía según la ideología
de cada escritor:
✓ los conservadores describen la realidad
para mostrar su degradación y reclamar
una vuelta a los valores tradicionales;
✓ los progresistas denuncian las lacras
sociales del momento que son fruto de
la mentalidad conservadora y
reivindican las causas de los más
desfavorecidos. Honoré Daumier,
El levantamiento (1848)
EL NATURALISMO
En el último tercio del siglo XIX se
desarrolló una corriente literaria conocida
como Naturalismo, cuyo máximo defensor
fue el escritor francés Émile Zola.
Para el Naturalismo la literatura debe
analizar científicamente el
Émile Zola, comportamiento humano siguiendo los
retratado por
Édouard Manet
principios de la observación y de la
experimentación. Para ello parten de la
idea de que el hombre no es libre, de que
está condicionado por su herencia genética
y por el ambiente social en el que vive.
EL NATURALISMO
Se caracteriza este movimiento por
mostrar en sus obras ambientes
miserables y sórdidos y personajes
marginales, embrutecidos o tarados ya
que son los más adecuados para defender
sus tesis

Gustave Courbet,
Gustave Courbet,
Picapedreros (1849)
Entierro en Ornans (1850)
EL NATURALISMO
✓Al igual que el científico, el
narrador naturalista es
impersonal y objetivo.
✓En las técnicas narrativas se
extremaron los rasgos del
Realismo: descripciones
minuciosas, reproducción fiel
de la lengua oral,…
Los Pazos de Ulloa,
una novela naturalista de
Emilia Pardo Bazán
LA NOVELA
El Realismo y el Naturalismo mostraron
predilección por la novela porque es el género
que mejor refleja la realidad en su totalidad.
El novelista es un «cronista» del mundo real
contemporáneo, es un «historiador del
presente».

Puerta del Sol de Madrid


(1870)
LA NOVELA SEGÚN STENDHAL
«Una novela es un espejo
que se pasea por un ancho
camino. Tan pronto refleja el
azul del cielo ante nuestros
ojos, como el barro de los
barrizales que hay en el camino.
¡Y el hombre que lleva el espejo
en el cuévano será acusado por Stendhal,
ustedes de ser inmoral! Más pseudónimo de Henri
Beyle, autor de Rojo y
justo sería acusar al largo Negro y La cartuja de
camino donde está el barrizal y, Parma

más aún, al inspector de


caminos que deja el agua
estancada y que se formen los
Según Benito Pérez Galdós
«la novela es imagen de la vida»
“El arte de componerla estriba en reproducir los
caracteres humanos, las pasiones, las debilidades,
lo grande y lo pequeño, las almas y las fisonomías,
todo lo espiritual y lo físico que nos constituye y
nos rodea, y el lenguaje, que es la marca de raza, y
las viviendas, que son el signo de familia, y la
vestidura, que diseña los últimos trazos externos de
la personalidad: todo esto sin olvidar que debe
existir perfecto fiel de balanza entre la exactitud y la
belleza de la reproducción”
[La sociedad presente como materia novelable,
discurso de ingreso en la Real Academia Española]
¿CÓMO ES LA NOVELA REALISTA?
Las acciones: ¿CÓMO ES LA
La historia ✓Fragmentos de realidad verosímiles NOVELA REALISTA?
Los personajes:
✓Individuos de la realidad cotidiana, en conflicto con la sociedad
- Protagonista individual: novela psicológica
- Protagonista colectivo: novela social
El marco escénico (época y ambientación):
✓Época contemporánea
✓Ambientes urbanos o rurales conocidos
El narrador:
El relato ✓Omnisciente: sabe, anticipa, juzga, se mete en los pensamientos,…
✓“Cronista” objetivo del mundo
La estructura y el tiempo del relato:
✓Cronológica, lineal, con retrospecciones o saltos atrás
✓“In medias res”, el relato se inicia cuando la historia ya ha empezado
El lenguaje y las formas de expresión:
✓Ideal de sencillez estilística, lengua próxima a la conversación
✓Formas de expresión:
- Narración abundante, “historiador del presente”
- Descripciones minuciosas y detalladas de personajes y
ambientes
- Diálogos que adecuan la lengua a los personajes, que hablan
según su clase, origen geográfico, edad,…
LA LABOR DEL NOVELISTA
«En Misericordia me propuse descender a las capas ínfimas de la
sociedad matritense, describiendo y presentando los tipos más
humildes, la suma pobreza, la mendicidad profesional, la
vagancia viciosa, la miseria, dolorosa casi siempre, en algunos
casos picaresca o criminal y merecedora de corrección. Para ello
hube de emplear largos meses en observaciones y estudios
directos del natural, visitando las guaridas de gente mísera o
maleante que se alberga en los populosos barrios del sur de
Madrid. Acompañado de policías escudriñé las Casas de dormir
de las calles de Mediodía Grande y del Bastero, y para penetrar
en las repugnantes viviendas donde celebran sus ritos
nauseabundos los más rebajados prosélitos de Baco y Venus, tuve
que disfrazarme de médico de la Higiene Municipal. No me
bastaba esto para observar los espectáculos más tristes de la
degradación humana, y solicitando la amistad de algunos
administradores de las casas que aquí llamamos de corredor,
donde hacinadas viven las familias del proletariado ínfimo, pude
ver de cerca la pobreza honrada y los más desolados episodios del
dolor y la abnegación en las capitales populosas.»

Benito Pérez Galdós, Prefacio a Misericordia (1913)


LAS DESCRIPCIONES
“Tenía la Benina voz dulce, modos hasta cierto punto finos y de
buena educación, y su rostro moreno no carecía de cierta gracia
interesante que, manoseada ya por la vejez, era una gracia borrosa
y apenas perceptible. Más de la mitad de la dentadura conservaba.
Sus ojos, grandes y oscuros, apenas tenían el ribete rojo que
imponen la edad y los fríos matinales. Su nariz destilaba menos
que las de sus compañeras de oficio, y sus dedos, rugosos y de
abultadas coyunturas, no terminaban en uñas de cernícalo. Eran
sus manos como de lavandera y aún conservaban hábitos de aseo.
Usaba una venda negra bien ceñida sobre la frente; sobre ella,
pañuelo negro, y negros el manto y vestido, algo mejor apañaditos
que los de las otras ancianas. Con este pergeño y la expresión
sentimental y dulce de su rostro, todavía bien compuesta de líneas,
parecía una Santa Rita de Casia que andaba por el mundo en
penitencia. Faltábanle sólo el crucifijo y la llaga en la frente, si bien
podía creerse que hacía las veces de ésta el lobanillo del tamaño
de un garbanzo, redondo, cárdeno, situado como a media pulgada
más arriba del entrecejo.”
LOS DIÁLOGOS
No encontró Nina en su casa grandes novedades, como por tal no se tuviera, el contento de doña Paca,
que no cesaba de alabar la finura de su huésped. Propuso a Nina que se trajeran a Frasquito dos botellas
de jerez, pavo en galantina, huevo hilado y cabeza de jabalí.
-Sí, señora -respondió la criada-, todo eso traeremos, y luego nos vamos a la cárcel, para ahorrar a los
tenderos el trabajo de llevarnos. ¿Pero usted se ha vuelto loca? Para esta noche haré unas sopas de ajo
con huevos y sanseacabó. Crea usted que a este caballero le sabrán a gloria, acostumbrado como está
a comistrajos indecentes.
-Bueno, mujer. Se hará como tú quieras.
-En vez de cabeza de jabalí, pondremos cabeza de ajo.
-Creo, con tu permiso, que en todas las circunstancias, aunque sea sacrificándose, debe una portarse
como quien es. En fin, ¿cuánto dinero tenemos?
-Eso a usted no le importa, déjeme a mí que ya sabré arreglarme. Cuando se acabe, no es usted quien
ha de ir a buscarlo.
-Ya, ya sé que irás tú y lo buscarás. Yo no sirvo para nada.
-Sí sirve usted. Y ahora, ayúdeme a pelar estas patatitas.
-Lo que quieras. ¡Ah...!, se me olvidaba. Frasquito toma té... y como está tan delicadillo, hay que
traerlo bueno.
-Del mejor. Iré por él a China.
-No te burles. Vas a la tienda y pides del que llaman mandarín. Y de paso te traes un quesito bueno de
postre.
-Sí, sí... eche usted y no se derrame.
-Ya ves que está acostumbrado a comer en casas grandes.
-Justamente: como la taberna del Boto, en la calle del Ave María... ración de guisado a real; con pan y
vino, treinta y cinco céntimos.
-Estás hoy que no se te puede aguantar. Pero a todo me avengo, Nina. Tú mandas.
-¡Ay, si yo no mandara, bonitas andaríamos! Ya nos habrían mandado a San Bernardino o al
mismísimo Pardo.
Bromeando así llegó la noche, y cenaron frugalmente, alegres los tres y resignados con la pobreza, mal
tolerable y llevadero cuando no falta un pedazo de pan con que matar el hambre.
LOS TEMAS DE LA
NOVELA REALISTA
La novela realista muestra los conflictos de la
sociedad de la época:

❑Tensiones religiosas y políticas


Raimundo Madrazo,
❑Hipocresía social La toilette (1890)

❑Relaciones humanas

❑Importancia del dinero

❑Mundo del trabajo


Joaquín Sorolla,
¡Aún dicen que el pescado es caro!(1894)
CRÍTICA SOCIAL Y MORAL DE LA
NOVELA REALISTA
▪ Los novelistas progresistas se centran
especialmente en la crítica de las
actitudes y comportamientos de la
burguesía: la falsedad, la hipocresía,
las apariencias, la frivolidad, el Federico de Madrazo,
egoísmo, la codicia,... Doña Amalia de Llano y
Dotres, Condesa de Vilches

▪ Muestran desapego hacia quienes no (1853)

se han adecuado a los tiempos: clero,


nobles, ociosos,…
▪ Sienten respeto por las clases más
desfavorecidas: mendigos, enfermos,
lisiados,… Ramón Casas, La carga
(1903)
NOVELAS REALISTAS ESPAÑOLAS
CONCLUSIÓN: DIFERENCIAS ENTRE
EL ROMANTICISMO Y EL REALISMO
EN LITERATURA
ROMANTICISMO REALISMO
Actitud del autor

Estética

Ambientación de sus obras

Tipos de personajes

Estilo

Intención

Géneros literarios preferidos


ROMANTICISMO REALISMO
Subjetiva, se centra en el propio yo Actitud del autor Objetiva, se centra en el mundo
exterior

Idealista: desconecta de la Estética Realista: la observación de la


realidad realidad y la documentación le
hace ser minucioso y detallado

En épocas y lugares remotos Ambientación de sus En la realidad cotidiana


obras

Personajes marginales y exóticos: Tipos de personajes Personajes extraídos de la vida


piratas, caballeros medievales,… diaria

Estilo recargado, con toda clase de Estilo Estilo sencillo, preciso e incluso
recursos retóricos. Busca lo coloquial.
original y sorprendente Busca la claridad

Emocionar al lector Intención Intención didáctica y crítica

Poesía y teatro Géneros literarios Novela


preferidos

Intereses relacionados