Está en la página 1de 18

TECNOLOGÍA DEL HORMIGÓN

TEMA III

COMPONENTE AGUA
OBJETIVO DE LA UNIDAD.-
Al terminar la unidad temática el estudiante
debe ser capaz de:

•Describir la función que cumple el agua en la


elaboración y curado del hormigón, así como las
características que debe tener para no alterar
sus propiedades
AGUA DE MEZCLADO.-

•El agua de mezclado o amasado es aquella que se utiliza en la


elaboración del hormigón la cual juega un doble papel. Por una parte,
participa en las reacciones químicas de hidratación del cemento
(dándole la característica de fraguar); y por otra, confiere al hormigón
la trabajabilidad necesaria para una correcta puesta en obra.

•Puede estimarse que cada litro de agua de amasado de exceso


supone anular dos kilos de cemento en la mezcla y la fuerza de
adherencia de la pasta depende de la cantidad de agua en la mezcla.

•El agua de mezclado forma aproximadamente el 15 % del volumen


total del concreto, donde 5 % sirve para hidratar el cemento y el
restante 10 % sirve para darle la trabajabildad al hormigón, que luego
se evapora durante el proceso de fraguado.
AGUA DE MEZCLADO.-
•A medida que el cemento se hidrata, la mezcla plástica va pasando al
estado rígido, en éste proceso de fraguado la temperatura del
hormigón se eleva debido a las reacciones químicas, incrementándose
la evaporación del resto del agua, entonces puede decirse que el agua
de mezclado se la puede considerar bajo dos formas: Agua de
hidratación o no evaporable y agua evaporable.

•La cantidad de agua de amasado debe limitarse al mínimo necesario,


ya que si se aumenta esta sin modificar el contenido de cemento, se
incrementa el agua evaporable, creando una serie de conductos
capilares que se llenan de aire formando huecos, generando un
hormigón endurecido poroso, más permeable y menos resistente. Por
otra parte, no puede disminuirse excesivamente el contenido de agua,
pues se obtendrían masas poco trabajables y de difícil colocación en
obra; por todo esto se debe realizar un control estricto en la
dosificación del agua de amasado.
AGUA DE MEZCLADO.-
•La pasta se vuelve porosa y tanto más débil cuanto más agua
se emplee en la mezcla.
INFLUENCIA DEL EXCESO DEL AGUA POR M3 DE H°, EN LA CONSISTENCIA Y RESISTENCIA DEL HORMIGON.
CARACTERISTICAS DEL AGUA DE MEZCLADO

•Toda agua natural que es apta para el consumo humano, se puede utilizar para la
elaboración de hormigones, con excepción de las aguas de alta montaña, que por
su alto grado de pureza, les confiere un carácter agresivo.
Por el contrario algunas aguas insalubres, también pueden ser utilizadas, como es
el caso de aguas de residuos industriales, aguas pantanosas, etc., siempre y
cuando el análisis de éstas, estén dentro de los rangos admisibles.
•En general, no es conveniente emplear aguas cuyo pH sea inferior a cinco, ni las
que contengan aceites, grasas o hidratos de carbono. Cuando el agua contiene
materias sólidas en suspensión (limos o arcillas), solo se permitirán el uso cuando
no sobrepasen de las 2000 ppm, en cantidades mayores estos finos disminuyen
notablemente la adherencia pasta – árido.
CARACTERISTICAS DEL AGUA DE MEZCLADO
AGUA DE CURADO.-
•El agua de curado durante el proceso de fraguado y 1ros días de endurecimiento
del hormigón, tiene por objeto evitar la desecación, mejorar la hidratación del
cemento e impedir una retracción prematura, que se producen por pérdidas de
agua por evaporación, creándose una serie de huecos o capilares en el hormigón
que disminuyen su resistencia. Para compensar estas pérdidas y permitir que se
desarrollen nuevos procesos de hidratación, ya que no todas las partículas de
cemento se hidratan totalmente, quedando núcleos inertes envueltos
superficialmente; el hormigón debe curarse con abundante agua.
•De las operaciones necesarias para la ejecución de elementos de hormigón, el
curado es posiblemente el más importante, por la influencia decisiva que tiene no
solamente en la resistencia, sino en las demás cualidades del elemento final.
AGUA DE CURADO.-
Una vez colado el hormigón en obra, cuando ya está compactado y en reposo, se
desarrollan los procesos que los químicos llaman “hidrólisis” o “hidratación” del
cemento; este se convierte en un gel coloidal y es necesario protegerlo para que
no pierda el agua de amasado. El problema reside en que las partículas de
cemento no se hidratan en todo su volumen durante el proceso de mezclado y es
más bien un proceso lento y prolongado. Estas partículas no son esféricas pero,
para simplificar la explicación a grosso modo, las vamos a representar como
esferas.
AGUA DE CURADO.-
En el proceso de mezclado la penetración de las moléculas de agua es de unas
pocas micras. Las partículas de cemento tienen tamaños que pueden variar entre
3 y 5 micras hasta alrededor de 80 micras. A las pocas horas, solamente las
partículas más pequeñas se habrán hidratado en todo su volumen. Entonces, es
INDISPENSABLE que el hormigón no pierda el agua de amasado para permitir
que esta ingrese al interior de las partículas de cemento, continúe el proceso de
hidrólisis, la costra y los tentáculos vayan engrosando y en consecuencia siga
aumentando su resistencia.
Si se deja secar el hormigón, se detiene el proceso de hidrólisis en forma
irreversible.
AGUA DE CURADO.-
Las partículas más grandes del cemento (sobre 60 micras) no llegarán a
hidratarse por completo nunca. Se han encontrado pequeños núcleos
secos aun después de años de sumergida la pasta en agua. La razón parece
ser que cuando la costra ya es muy gruesa y resistente, se hace
impenetrable al agua.

Una operación que NO se debe realizar es mojar las estructuras


esporádicamente alternando humedecimiento y secamiento pues los
efectos pueden ser más bien negativos.

El correcto manejo del agua en cada etapa de fabricación y colado del


hormigón es garantía de éxito. El descuido de esta operación solo puede
llevar al fracaso.
AGUA DE CURADO.-
CARACTERISTICAS DEL AGUA DE CURADO.-
•Los criterios son diversos sobre las características debe tener el agua de
curado, algunos autores expresan que se debe ser más estricto en la aptitud de
un agua de curado que la de amasado; Otros por el contrario aseveran que los
requerimientos del agua de curado son menos exigentes que del agua de
amasado.
•En general, el agua que se considera buena para el mezclado también lo es para
el curado, debiendo tener especial cuidado con aquellas que contienen materia
orgánica o ferrosa, porque pueden provocar manchas en la superficie del
hormigón.