Está en la página 1de 25

Los Territorios del Yo

Un estudio de la violencia contra las mujeres


desde la perspectiva del Análisis Crítico del
Discurso

MSc. Yelitza Antonieta Ramírez Díaz


Lunes 11 de marzo de 2019 Analista del Discurso
Hora: 2pm UCV/FHE/FaCES/UNESR/PNUD
UNESR núcleo Los Teques
yely.ramirez@gmail.com
Ambiente 01
Los Territorios del Yo
Un estudio de la violencia contra las mujeres
desde la perspectiva del Análisis Crítico del
Discurso

MSc. Yelitza Antonieta Ramírez Díaz


Analista del Discurso
UCV/FHE/FaCES
yely.ramirez@gmail.com
VIOLENCIA

Etimológicamente el vocablo violencia proviene del latín


violentia, es decir, cualidad de violentus. La palabra se compone
de la partícula vis que significa "Fuerza", y el sufijo -lentus que
tiene valor de continuidad, de lo que se deriva el sustantivo
violencia “uso continuo de la fuerza”, en virtud del cual surge el
verbo violar o actuar violento.

La violencia es un tipo de interacción humana cuyo elemento


esencial es causar daño, tanto físico como psicológico. La
violencia se manifiesta en conductas o situaciones que de forma
deliberada, aprendida o imitada, provocan (o amenazan con
hacerlo) un daño a la propia estima y valía de la persona o la
colectividad, y un sometimiento de tipo físico, sexual o
psicológico limitando sus posibilidades de acción.

yely.ramirez@gmail.com
La violencia
El tipo de violencia que
trataremos acá trasciende lo
verbal e incluso pudiese
afirmarse que también
trasciende lo discursivo
abarcando así otro tipo de
experiencias. Todos como
usuarios del lenguaje podemos
interpretar un insulto o una
amenaza como actos violentos
de naturaleza verbal que en la
mayoría de los casos son el
preludio de la violencia física,
sin embargo no es el insulto o
la amenaza lo que nos interesa
estudiar como actos de habla.

yely.ramirez@gmail.com
El Discurso

El discurso es una práctica social, es una forma de


acción entre las personas que se articula a partir del
uso lingüístico contextualizado ya sea oral o escrito.
El discurso es socialmente constitutivo así como está
socialmente constituido: constituye situaciones, objetos
de conocimiento, identidades sociales y relaciones entre
personas y grupos de personas. Es constitutivo tanto en
el sentido de que ayuda a mantener y reproducir el
statu quo social, como en el sentido de que contribuye
a transformarlo (Fairclough y Wodak, 1997)

yely.ramirez@gmail.com
El problema

¿No es una forma de violencia el silencio


intencionado, o cuando le quito el saludo o
no le dirijo la palabra al otro?

¿De qué manera se presenta este fenómeno de no


reconocimiento en las interacciones sociales
cotidianas? y, ¿Cuáles son las estrategias de (des)
cortesía que se aplican a los grupos dominados y
subyugados?

yely.ramirez@gmail.com
El Análisis Crítico
del Discurso

La violencia a la que nos


referiremos es invisible y se
ejecuta de forma permanente
sobre los ‘territorios del yo’. Antes
bien, tal y como lo expone el
Análisis Crítico del Discurso (ACD)
quien ejerce el poder controla
también todas las estructuras de
la comunicación: dice de qué se
habla (TEMA), quiénes pueden o
no hablar de ello
(INTERLOCUTORES VÁLIDOS),
controla las circunstancias de
tiempo y espacio (DONDE Y
CUANDO SE HABLA DEL TEMA),
entre otras estructuras.

yely.ramirez@gmail.com
El Análisis Crítico
del Discurso
El ACD estudia el abuso de
poder, discriminación, y
dominación y las estrategias
que se utilizan para ello por
razones de género, raza, clase
social o religión. De la manera
como enfocamos el problema de
estudio, la violencia contra las
mujeres viene a constituir no
tan sólo una táctica, sino más
bien un conjunto de estrategias
cuya intencionalidad no es
necesariamente causar daño,
aunque termine causándolo,
sino mantener el control y el
poder.

yely.ramirez@gmail.com
Los Territorios de
Goffman

El territorio es un concepto que


proviene de la etología y se
entiende en la teoría
microsociológica de Erwin Goffman
(1979) como el espacio material,
psicológico y simbólico del sujeto
social que lo siente, asimismo,
como propio. Goffman extiende la
categoría de territorialidad a las
reivindicaciones que funcionan
como territorios pero que no son
tan sólo espaciales. Todas estas
formas de reivindicación territorial
se asocian a las posiciones de
rango y estatus social de un
individuo.

yely.ramirez@gmail.com
Los Territorios de
Goffman

Estos territorios refieren a


formas de territorialidad
situacional y egocéntrica, de
tal manera que, a mayor
estatus mayor será el
tamaño de los territorios del
yo de una persona y,
también mayor será el
control que despliegue sobre
sus fronteras y la de los
otros.

yely.ramirez@gmail.com
Los Territorios de Goffman
•Territorio Cognitivo: Respeto a mis pensamientos, ideas, creencias, a
mi cultura, a mi turno de palabra. La intrusión con el volumen de la
música, los ruidos, etc.

•Territorio Temporal: Respeto a mi tiempo. No hacerme esperar, no


ser impuntual, respeto a las citas y a las metas establecidas, tener
tiempo para las cosas propias y personales, etc.

•Territorio Espacial: Respeto al espacio físico que ocupa el propio


cuerpo y/o los objetos personales (mi escritorio, mi silla, mi cartera)

•Territorio Económico: Respeto a los recursos, a las decisiones y


autonomía en la administración, gozo y disfrute de los propios
recursos económicos.

•Territorio Afectivo: Respeto a mi familia, a mis amigos, compañeros y


en general a las personas por las que se siente afecto.
La Teoría de la
Cortesía Lingüística

La cortesía es un principio de
regulación social de las
interacciones. Como actividad
social, es un mecanismo
mediante el cual,
teóricamente, se busca el
equilibrio de la imagen de
hablante y oyente . Estudiando
la cortesía estamos estudiando
la interacción social.

yely.ramirez@gmail.com
La Teoría de la
Cortesía Lingüística
La cortesía tiene que ver con la
imagen que tenemos de nosotros
mismos y de las personas con
quienes interactuamos en una
situación concreta. Tiene que ver
también con el territorio que
consideramos nuestro y con el
que asignamos a los demás. A
partir de ahí la cortesía nos
orienta hacia: 1) cómo mantener
y preservar nuestra imagen y
territorio, y 2) cómo no amenazar
la imagen de los demás ni invadir
su territorio. (Tusón, 1997)

yely.ramirez@gmail.com
La noción de Imagen

La noción de imagen tanto positiva como negativa


de Brown y Levinson (1987, p. 61) derivan de
Goffman (1972), pero son Brown y Levinson (1987)
quienes construyen teóricamente la noción de
imagen positiva y negativa a partir de los
conceptos de imagen y territorio de Goffman,
respectivamente.

yely.ramirez@gmail.com
La noción de Imagen

La imagen de cada ser humano se compone de dos factores


complementarios marcados por los términos positivo y
negativo. El primero designa la imagen positiva que el
individuo tiene de sí mismo y que aspira a que sea reconocida
y reforzada por los otros miembros de la sociedad.

El segundo (la imagen negativa) se refiere al deseo de cada


individuo de que sus actos no se vean impedidos por otros. La
aspiración del individuo a que se respeten sus deseos de
libertad en sus acciones y de no injerencia a su privacidad.

yely.ramirez@gmail.com
La Teoría de la Cortesía
Lingüística

En la propia dinámica de la
interacción, la cortesía que se
enfoca hacia la imagen positiva
se traduce en marcas lingüísticas
que fortalezcan y respalden los
atributos construidos por el
interlocutor, como son por
ejemplo los halagos y refuerzos
de lo que la propia persona
desea escuchar de sí.
En términos de cortesía negativa
se deriva el respeto a los
territorios del yo.

yely.ramirez@gmail.com
Las Funciones de la Cortesía

Es inherente a la perspectiva teórica de la cortesía lingüística,


que la personalidad humana es un objeto sagrado cuya
violación no suele quedar impune. La sanción es el conflicto, o
sea un tipo de interacción marcada, valorada negativamente por
ir en contra de las normas generalmente aceptadas. Para evitar
que se produzca esta situación, los interactuantes buscan un
equilibrio, intentando proteger su propia personalidad
(Haverkate, 1994, p.17).

La cortesía discursiva facilita al hablante el alcanzar sus


propósitos comunicativos y cumple básicamente con dos
funciones: 1) minimizar los conflictos y, 2) mantener las
relaciones sociales.

yely.ramirez@gmail.com
¿Reconocimiento o menosprecio?
Un criterio central de este estudio sobre la violencia es
reconocer, como lo expone muy claramente Haverkate
(1994, p. 15), que:

[…] Ningún hablante, cualquiera que sea su lengua


materna, es capaz de expresarse de forma neutra: sus
locuciones son corteses o no lo son, lo cual equivale a
afirmar que la cortesía está presente o está ausente; no
hay término medio. Este fenómeno no se debe
considerar aisladamente, ya que se deriva de la
naturaleza del comportamiento humano en general.
Como cada forma de comportamiento, sea verbal, sea
no verbal, se manifiesta de una manera determinada, no
hay un comportamiento neutro, ni siquiera existe un no
comportamiento.

yely.ramirez@gmail.com
¿Reconocimiento o
menosprecio?
La violación sistemática,
permanente y naturalizada de esos
territorios, antes mencionados, es el
tipo de violencia de la que hablamos
y constituye en sí misma una forma
de no reconocimiento o
menosprecio (Honneth, 1997)
fuente moral de los conflictos
sociales. En nuestro criterio, aunque
la violación de estos territorios
indudablemente es por razones de
género, esta violencia no solamente
es ejercida por el hombre hacia la
mujer sino por toda la sociedad
hacia sus miembros más
vulnerables y vulnerados.

yely.ramirez@gmail.com
Estrategias de Descortesía Lingüística
1. Producir frecuentes retenciones de turno, lo que puede indicar que se desconocen (o ignoran) los reclamos
de turno.
2. Tomar el turno de palabra para reafirmar la misma idea de otro participante.
3. Interrupción explícita y abierta del turno de palabra
4. Usurpar el turno de palabra para exponer opiniones contrarias a las expuestas por otros participantes.
5. Desconocer o ignorar el turno de palabra
6. Negativa abierta a colaborar en la progresión temática del discurso
7. Desprestigiar al contrario por medio de varias sub-estrategias:
a.- Insultar. Recurso: utilizar la palabra para injuriar y lanzar improperios, utilizar metáforas de carácter
escatológico.
b.- No mención
c.- Referencia dentro de la situación comunicativa al contrincante bajo la forma de 3ª persona, despojándole
de la categoría de persona del discurso, para pasar a ser la “cosa” de la que se habla
d.- Poner en evidencia las palabras de otro, atacando su imagen, relativizando o negando el valor de las
pruebas aportadas.
e.- Acusar de desconocer la realidad de la que se habla.
f.- Decir que el otro miente
8. Amenazar: “Ten cuidado con lo que dices, que…”: Forma de imposición ya que amenaza el que se reconoce
como superior en una situación comunicativa. Intrínsecamente es una forma de descalificación y distorsión
del otro.

yely.ramirez@gmail.com
La Teoría del Reconocimiento
Recíproco

Honneth (1997) presenta un concepto de persona


intersubjetivo y, en este sentido, distingue tres formas de
reconocimiento recíproco que están presentes en las
diferentes esferas de la vida social: la primera se refiere a la
dedicación emocional (amor), seguida por el reconocimiento
jurídico (derecho) y, por último, la adhesión solidaria ( valoración
social).

yely.ramirez@gmail.com
La Teoría del
Reconocimiento Recíproco

Cada una de ellas constituye un


estadio o forma de integración
social en que el sujeto es
reconocido de una manera
diferente en su autonomía y en
su identidad personal.

A cada una de estas tres formas


de reconocimiento corresponde,
a su vez, tres formas de
menosprecio respectivamente

yely.ramirez@gmail.com
La Teoría del
Reconocimiento
Recíproco
Honneth expresa que las experiencias
. de falta de reconocimiento
prácticas
adoptan también tres formas:
1) al amor como forma primaria de
reconocimiento corresponde el maltrato
físico que va desde la violación física a la
psíquica, abarcando también las
diferentes formas de tortura;
2) al reconocimiento jurídico atañe la
privación de derechos y,
3) a la adhesión solidaria concierne la
desvalorización social. La lucha de los
grupos sociales por el reconocimiento se
convierte en “una fuerza estructurante del
desarrollo moral de la sociedad”.

yely.ramirez@gmail.com
Conclusiones

Consideramos la falta de reconocimiento o menosprecio


como la forma más elevada de violencia y maltrato que se
pueda ejercer contra una persona o un grupo social, puesto
que son prácticas sociales que, dicho en términos
filosóficos, llegan incluso a negar la propia existencia del
otro y, por ende, de los territorios que considera como
propios y que merecen RESPETO en cuanto a su condición
humana.

yely.ramirez@gmail.com
Conclusiones

La autoconfianza, autorespeto y autoestima son las palabras


clave socialmente situadas en cada esfera de reconocimiento
y son los atributos que despliegan nuestra autonomía.

Las formas de menosprecio o maltrato que corresponden a


estas formas de reconocimiento le son aplicadas a los grupos
discriminados, excluidos y subordinados socialmente.

Las estrategias de descortesía que se aplican a las mujeres


constituyen en sí mismas una forma de menosprecio y
aunque no son distintas que para otros grupos subordinados
y subyugados se utilizan para mantener el orden y el control
socialmente establecido.
yely.ramirez@gmail.com

También podría gustarte