Está en la página 1de 24

FILIACIÓN:

Es la relación de parentesco entre el progenitor e hijo, también


puede definirse como el lazo de descendencia que existe entre
el padre, la madre con el hijo.

La filiación constituye un estado jurídico a diferencia de la


procreación, la concepción del ser, el embarazo y el
nacimiento, son hechos jurídicos, que regula el derecho y que
se originan no sólo por virtud del hecho de la procreación, sino
que supone otros elementos, para que esa relación jurídica
entre progenitor e hijo sea una situación estable, que se
manifieste a través de derechos y obligaciones durante toda la
vida del progenitor o del hijo y que no va a desaparecer.
CLASES DE FILIACIÓN:
1. FILIACIÓN MATRIMONIAL:
Es la del hijo concebido durante el matrimonio, aunque éste
sea declarado insubsistente, nulo o anulable. Art. 199 C.C

2. FILIACIÓN CUASIMATRIMONIAL:
La del hijo nacido dentro de la unión de hecho debidamente
declarada y registrada. Art. 182 C.C numeral 1º
3. FILIACIÓN EXTRAMATRIMONIAL:
La del hijo procreado fuera de matrimonio o de la unión de
hecho no declarada y registrada Art. 209 C.C

4. FILIACIÓN ADOPTIVA:
La del hijo que es tomado como hijo propio por la persona
que la adopta.
Ante la imposibilidad de poder fijarse con certeza el día en
que un ser humano es concebido, y toda vez que el
matrimonio puede celebrare después de ocurrido el
hecho de la concepción el legislador, para favorecer y
resolver sin lugar a dudas la situación del hijo que nazca
después del matrimonio o de la disolución de este,
establece el plazo máximo y el mínimo de duración del
embarazo.

Es así como se presume concebido durante el matrimonio


1º. El hijo nacido después de 180 días de la celebración
del mismo.
2. El hijo nacido dentro de los 360 días siguientes a la disolución
del matrimonio Art. 199 C.C
Contra la presunción contendida en el Artículo citado se admite
la impugnación de paternidad, Art. 200 C.C

El marido no puede impugnar la paternidad del hijo concebido o


nacido durante el matrimonio, alegando el adulterio de la
madre, aún cuando ésta declare en contra de la paternidad del
marido, salvo que se le hubiere ocultado el embarazo y el
nacimiento del hijo, en cuyo caso si podrá negar la paternidad
probando todos los hechos que justifiquen la impugnación. Si
al marido se le hubiere declarado en estado de interdicción,
podrá ejercitar ese derecho su representante legal . Art 203.
La prueba de la filiación, entendido este como el medio
probatorio esta constituido esencialmente por la partida
de nacimiento respectiva, y en su caso por la partida
matrimonial.
El Artículo 200 del C.C establece que: Prueba en contrario;
contra la presunción del artículo anterior no se admiten
otras pruebas que la prueba molecular genética de Ácido
Desoxirribonucleico (ADN), así como haber sido
físicamente imposible al marido tener acceso a su
cónyuge en los primeros 120 días de los 300 que
precedieron al nacimiento por ausencia, enfermedad,
impotencia o cualquier otra circunstancia.
Prueba de la filiación matrimonial:
Debe de entenderse esta como el medio probatorio que
esta constituido esencialmente por la certificación de
nacimiento respectiva, y en su caso por la partida
matrimonial
EL RECONOCIMIENTO
Para establecer presunciones legales como las que existen
para la filiación, la única forma de determinar y constatar
aquella es el reconocimiento que puede ser:

1. Voluntario: Es el reconocimiento propiamente dicho,


tiene lugar cuando el padre o la madre, conjunta o
separadamente, hacen constar en forma legal, que han
tenido un hijo fuera del matrimonio.

2. Forzoso: Tiene lugar cuando, a petición del hijo, y en los


casos determinados por la ley, la paternidad es
declarada por los tribunales e impuesta a los padres.
En el matrimonio el hijo tiene a su favor la presunción legal
de paternidad, el marido es el padre del hijo, mientras no
se pruebe lo contrario, y si no existe matrimonio, el hijo
puede ser reconocido por el padre (reconocimiento
voluntario).
Art. 220 C.C Acción judicial de filiación
El hijo que no fuere reconocido voluntariamente, tiene
derecho a pedir judicialmente se declare su filiación y
este derecho nunca prescribe respecto de él.
Formas del reconocimiento
El reconocimiento puede hacerse:
1. En la partida de nacimiento, por comparecencia ante el
registrador civil.
2. Por acta especial ante el mismo registrador.
3. Por escritura pública
4. Por testamento
5. Por confesión judicial.
1. En la partida de nacimiento, por comparecencia ante
el registrador civil:
Tiene razón de ser cuando el padre y la madre comparecen
al Registro Nacional de las Personas a asentar el
nacimiento de su hijo.

2. Por acta especial ante el mismo registrador.


Tiene razón de ser cuando el hijo ha sido reconocido
únicamente por la madre, y se agregan únicamente sus
apellido.

3. Por escritura pública:


Sucede cuando comparece el padre ante el Notario, con el
objeto de reconocer a su hijo.
4. Por testamento:
Sucede cuando el testador en su testamento en una de las
clausulas indica que es el padre de su hijo a quien no
había reconocido Artículos 212 y 213 del C. C

5. Por Confesión Judicial:


Sucede cuando dentro de un proceso judicial el padre
admite que es padre de su hijo no reconocido.
RECONOCIMIENTO DE AMBOS
PADRES Artículo 214

Los padres pueden reconocer al hijo conjunta o


separadamente.
1. El hijo reconocimiento hecho por uno solo de los padres,
solo produce efecto sobre él.
2. El padre o la madre que no intervino en el acto, así como
el propio hijo o un tercero interesado legítimamente,
puede impugnar el reconocimiento, dentro de 6 meses a
contar del día en que tal hecho fuere conocido por ellos.
Si el hijo fuere menor de edad, puede contradecir el
reconocimiento dentro del año siguiente a su mayoría.
Leer los Artículos del 215 al 219, 221, 222.
ACCIÓN JUDICIAL DE FILIACIÓN Art. 220 C.C:
El hijo que no fuere reconocido voluntariamente, tiene
derecho a pedir que judicialmente se declare su filiación y
este derecho nunca prescribe respecto de él.

RECONOCIMIENTO ES UN ACTO DECLARATIVO:


El reconocimiento voluntario y judicial son actos
declarativos de la paternidad y, por consiguiente, surten
efectos desde la fecha del nacimiento del hijo.
EL PARENTESCO
Es la relación jurídica entre dos o más personas unidas por
vínculos de sangre, o por disposición de ley. El parentesco
impone a los relacionados entre sí determinados
comportamientos recíprocos, cuya trasgresión conlleva las
consecuencias que determina la ley. La característica más
esencial del parentesco es la permanencia de la conexión
que existe entre varias personas por vínculo de sangre.
El parentesco
Es el vínculo fundado en nexos de sangre , la unión o afinidad
por razones de matrimonio o de adopción se denomina
parentesco civil. El parentesco biológico o natural implica
que las personas unidas por el vínculo consanguíneo
desciendan unas de otras o provengan de un tronco común.
Dicho vínculo, puede ser de mayor o menor intensidad,
dependiendo del número de generaciones que separe a sus
integrantes en el caso de parientes que desciendan unos de
otros, o de la distancia que separe a esas personas de su
tronco común, en el caso de parientes en la línea colateral
El parentesco se encuentra regulado en el Artículo 190 del
Código Civil, El cual indica que La ley reconoce el parentesco
de consanguinidad dentro del cuarto grado, el de afinidad
dentro del segundo grado; y el civil que nace de la adopción y
sólo existe entre el adoptante y el adoptado. Los conyugues
son parientes, perno no forman grado. Artículos 191, 192

EL GRADO:
El parentesco se gradúa por el número e generaciones, cada
generación constituye un grado. Artículo 193.

LA LINEA: La serie de generaciones o grados procedentes de un


ascendiente común en línea recta Artículos 194, 195, 196.
Clases de parentesco
1. Parentesco por
consanguinidad

2. Parentesco por Afinidad

3. Parentesco por
Adopción

4. Parentesco por
procreación asistida
1. PARENTESCO POR CONSANGUINIDAD Art. 191 C.C:
Es el vínculo que existe entre personas que descienden de
un mismo ascendiente o tronco común.
Es el vínculo de la conexión biológica o natural que existe
entre dos o más personas por tener en común uno o
más ascendientes, partiendo de un cabeza de familia
como el punto de partida del parentesco consanguíneo
a partir de la existencia de un tronco común para
describir al pariente en la línea ascendente del que
descienden las dos personas sobre las cuales existe el
parentesco consanguíneo.
Cada generación es un grado y la sucesión de grados forma
la línea de sucesión. La línea de sucesión puede ser recta
o directa, formada por personas que ascienden o
descienden unas de otras (abuelos, padres, hijos, nietos),
o colateral, formada por personas que proceden de un
mismo tronco común (hermanos, tíos, sobrinos). La línea
puede ser también descendiente, la que liga a una
persona con aquéllas que descienden de él (abuelos,
padres, hijos, nietos) o ascendente, que liga a una
persona con aquellos de los que desciende (nietos,
padres, abuelos).
2. PARENTESCO POR AFINIDAD ART. 192 C.C:
El matrimonio crea parentesco por afinidad entre cada uno
de los cónyuges y los parientes consanguíneos del otro en
la línea recta y en la línea colateral. La disolución del
matrimonio termina el parentesco por afinidad, salvo que
la ley disponga otra cosa.
La doctrina reconoce que el parentesco por afinidad es el
que une a cada uno de los cónyuges con la familia
consanguínea del otro. Según Manresa, del principio de
que, al constituir el matrimonio la unión de dos en uno o
a un solo fin común, nació este parentesco, por virtud del
cual el marido se relaciona con los parientes de su mujer
como si lo fuesen suyos y la mujer se relaciona con los
parientes de su marido, de igual forma.
El Artículo 198 regula que: “El parentesco de afinidad se
computa del mismo modo que el de consanguinidad y
concluye por la disolución del matrimonio.

3. PARENTESCO POR ADOCIÓN o CIVIL:


Es el vinculo que surge entre el adoptante y el adoptado
derivado de la adopción que es el acto jurídico de
asistencia social por el que el adoptante toma como hijo
propio a un menor que es hijo de otra persona.
4. PARENTESCO POR PROCREACIÓN ASISTIDA:
Los avances científicos han permitido la procreación
humana asistida, con la participación de los padres
biológicos como únicos proveedores del material genético
que da vida al hijo o hija, esto con la participación de
terceras personas que aportan todo o parte de ese
material genético. Esta realidad científica y social tiene
serias implicaciones jurídicas, por lo que requiere un
tratamiento especial en materia de parentesco.
Actualmente en Guatemala al respecto no existe ninguna
normativa que regule sobre este aspecto.