Está en la página 1de 87

Proceso completado

Haga
Entr
clicpruebas
Espere mientras realizamos aquí de
para ar en
audio e imagen
su equipo
Especial en
este
número
dossier de
poesía visual
norteamericana

desliz
archivo digital artístico literario II
[ parte 2]

Mayo de 2008
La Habana

deslizarse
Poema visual. Mario Cervantes.
desliz
II
Para deslizarse elija una de las opciones siguientes

desliz
revist
revist
a a

Ver Sumario
general
desliz Sumario
II Menú
Principal parte 0 general parte 2
Dossier de poesía visual (Inéd Yolyanko
(Inéd
Presentación del dossier
norteamericana ito) Ex-ergo
William (corto fílmico
ito)
animado) /Dibujos
Pájaros en la playa
/ Nota
(por el grupo de teatro El Cie
parte 1
preliminar por Carlos M.
Selección de texto con (In éd
Luis
Jorge /Enrique
Dossier Lage (Inéd muestras en video tomadas ito)
Doceito) e una de sus puestas en (Inéd
microficciones del libro inédito César Reglero
Octavio Armand escena
Vultureffect (Inéd ito)
Dos semblanzasito) y un Envoltorios, regalos y deslices
autorretrato (manipulaciones gráficas,
Ernesto Carrión Thomas Ville
Fragmentos (Inéd
poéticas y visuales)
del libro de poemas Demonia ito)
Little life
Factory, (Inéd Juan Carlos Castillón
(Fotografía)
Rosana Fernández
reciente aparición editorial
ito)
Organigramas
The hammer and the tickle de
Juan Zur éd
/Imágenes en(In Ben Lewis (reseña
(Inéd
4 piezas de música) Orlando Luis Pardo Lazo
diapositivas / ito
Dibujos literaria)
ito)
electroacústica El ruido histórico de la
Alejandro Arango Milián (Inéd diá(s)poratura (reseña literaria)
Teatro: El patio de miito ) o The
casa We are porno (Inéd
flesh failures (continuación) Dossier sobre elito)
YZO (Inéd primer evento
Timeline Retrospectiva
ito) internacional de arte
especialmente confeccionada pornográfico en La
desliz
II
Menú
Principal

desliz
revist
revist parte 2

deslizarse a a
azarosamente

sumario
desliz
II ir a modo sumario
Menú
Principal
deslizarse
usted está en el modo azarosamente

parte 2
elige
de los
X
autores
señalados X X
con una X

X X
X X
desliz ir a modo azaroso
II
Menú deslizarse
Principal
usted está en el modo sumario

(La sugerencia desliz


para un sumario puede
leerse siguiendo la
parte 2
sucesión
We are porno
predeterminada

(Inéd
Dossier sobre el
de diapositivas)

ito)
primer evento
Yolyanko internacional de arte
(Inéd

Excergo
William (corto pornográfico en La
ito)

fílmico animado) Habana, realizado


/ Dibujos por Aglutinador –
Orlando Luis

(Inéd
Pájaros en la playa Laboratorio
(Inéd

Pardo Lazo

ito)
(por el grupo de teatro El Ciervo Encantado)
ito)

Selección de texto con El ruido histórico de


muestras en video de la diá(s)poratura
una de sus puestas en Juan Carlos (reseña literaria)
escena César Reglero
(Inéd

Castilón
ito)

The
(Inéd

Envoltorios, Thomas Ville hammer and the


ito)

regalos y deslices tickle


(manipulaciones Little life de Ben Lewis
gráficas, poéticas
desliz
II
deslizarse

Nace en Jovellanos, Matanzas, Cuba,


el 12 de febrero de 1975.
Graduado de la Escuela de Bellas
Artes San Alejandro (1994-1997), ha
realizado exposiciones personales y
colectivas, así como ilustraciones
para libros y revistas. En 1998 asiste
al curso de dibujos animados en los
Estudios de Animación del ICAIC
(Instituto Cubano del Arte y la
Industria Cinematográfica). Sin
abandonar el mundo de la pintura
incursiona en el dibujo animado
experimental. Sus dos cortos, La
Catedral Sumergida y Ex-ergo
obtuvieron el Premio FIPRESCI en la
última Muestra de Jóvenes
Realizadores de La Habana (2007).
desliz
II
deslizarse

Guión, Diseño y Dirección: Yolyanko William


Producción independiente.
Edición: Liliana Hernández
Existe una historia donde un hombre Música: Afrodities child. Voz: Irene Papas
se muerde un dedo, lo saborea Sonido: Jorge Guevara
a gusto y decide comerse a sí Duración: 1 min
mismo. No conozco todo el cuento,
pero me interesó la idea de la
autofagia. ¿Por qué comenzar por un
dedo? Entonces vino a mi memoria el
dedo más famoso de la historia del
arte, el de la creación de Miguel Haga clic aquí para ver el archivo
Ángel… de video
En Ex--ergo el hijo de Dios, tocado por
la gracia y seducido por el impulso de
probar lo divino, se autodevora hasta
culminar en su propia nulidad.
A la hora de animar no utilizo dibujos
limpios, sino bocetos, ya que Adán es
en sí un boceto, un roft, un apunte de
Dios.
desliz
II
deslizarse siguiente
desliz
II
deslizarse anterior siguiente
desliz
II
deslizarse anterior siguiente
desliz
II
deslizarse anterior siguiente
desliz
II
deslizarse anterior siguiente
desliz
II
deslizarse anterior siguiente
desliz
II
deslizarse anterior siguiente
desliz
II
deslizarse anterior siguiente
desliz
II
deslizarse anterior siguiente
desliz
II
deslizarse anterior siguiente
desliz
II
deslizarse anterior siguiente
desliz
II
deslizarse anterior siguiente
desliz
II
deslizarse anterior siguiente
desliz
II
deslizarse anterior siguiente
desliz
II
deslizarse anterior
desliz
II
deslizarse Pájaros en la
playa
Los fragmentos de texto e imagen que
presenta desliz de la obra Pájaros en la
playa, no pertenecen a una versión definitiva
de esta pieza. El grupo El Ciervo
Encantado, uno de los proyectos de las artes
escénicas más importantes dentro del
panorama cultural de la isla, revisa su
propuesta antes de cada nueva temporada,
investigando en los ensayos desde la
condición presente de actores y directora.
Ello conduce inexorablemente a la
transformación constante de los textos y el
lenguaje escénico de cada una de sus piezas
a lo largo del tiempo. Cualquier lectura de
Pájaros en la playa, así como del resto de las
puestas de El Ciervo Encantado, ha de
incorporar como elemento de consideración
el carácter procesual del trabajo de este
grupo.
desliz es responsable de la selección de los
fragmentos. Para ello se ha utilizado, en
Texto de Pájaros en la
coordinación con Mariela Brito, actriz y
promotora del grupo, la versión más reciente
playa
de la obra.
(Selección. Incluye fragmentos de
video)
desliz (Selección de texto con muestras en video tomadas de una de
II
volve
r
Pájaros en la
sus puestas en escena)

Versión de Nelda Castillo


Fuentes de la investigación: playa
-Pájaros de la Playa, El Estampido de la Vacuidad, Escrito sobre un Cuerpo,
Poesía Bajo Programa, Maitreya, Un testigo Perenne y Delatado, Para una Biografía
Pulverizada en el número -que espero no póstumo- de Quimera y Últimos Poemas
de Severo Sarduy.
- Isla, de Virgilio Piñera.
- Subida al Monte Carmelo, de San Juan de la Cruz.
- Los Inmortales, de Jorge Luis Borges.
-Del Sentimiento Trágico de la Vida de los Hombres y los Pueblos, de Miguel de Unamuno.
-Ensayo sobre el Cansancio, de Peter Handke.
-El Travestismo como Transculturación en tres novelas de Severo Sarudy, de Alan West.
-Para una Arqueología de Pájaros de la Playa, de Francisco Javier H.
-Dioses en el Desempleo, de Joseph M. Villagrasa.
-La enfermedad como camino, de Thorwald Dethlefsen y Rüdiger Dahlke.
Los Seres
Nota: El texto que aparece a continuación forma parte
del ritual de la memoria llevado a escena por los
Enfermo 1 actores Mariela Brito, Eduardo Martínez y Lorelis
Enfermo 2 Amores, bajo la conducción teatral de Nelda Castillo.
Enfermo 3 Estrenado en Agosto del 2001, en la Sala El Ciervo
Encantado, ISA.
La puesta en escena de la cual forma parte este texto,
fue Premio de Dirección, Diseño Integral y Actuación
de Conjunto del Festival Nacional de Teatro de
Camaguey 2002, y Grand Prix a la Mejor Producción y
Mejor Actuación en el Festival Internacional de Teatro
de Mount-Laurier, Québec, 2007. anteri continu
or ar
desliz (Selección de texto con muestras en video tomadas de una de
II
volve
r
Pájaros en la
sus puestas en escena)

playa Versión de Nelda Castillo


[ Haga cilc en los subrayados para ver la muestra en video del texto seleccionado.
En la edición de estos fragmentos audiovisuales de brevísima duración se intentó la
impresión fugaz en el lector, más sugerente que reveladora, en su calidad de
acompañamiento del texto.. El lector encontrará en cada caso una suerte de foto fija
animada que evoca el lenguaje escénico de El Ciervo Encantado. ]

Acto único

Espacio oscuro. Sonido de alarma en simultaneidad con entrada de las luces que develan tres cuerpos s
nylons de gran tamaño (4x4 metros). Durante todo el tiempo se utilizan dichos nylons
que adquieren muy diversos significados.
Los cuerpos se incorporan con el sonido de la alarma que cesa cuando sacan las cabezas de adentro
de los nylons.
Los cuerpos semidesnudos, solo portan pequeños taparrabos de gasa, las cabezas también envueltas en
levines o sondas de hospital.
Los Enfermos se desplazan hacia el borde del escenario frente al público. Ejecutan sonidos vocales y
entra tema musical “Masquerade” de Aram Khachaturian.
(Acción física con música)
Enfermo 1: (Al concluir la acción física). Aquí me tiene.
Enfermo 2: En los pies Fungamil
Enfermo 1: En las rodillas Penicilina.
Enfermo 2: En el testículo Boristerol.
Enfermo 1: Analgésicos, antialérgicos, antivomitivos.
anteri continu
or ar
desliz (Selección de texto con muestras en video tomadas de una de
II
volve
r
Pájaros en la
sus puestas en escena)

Versión de Nelda Castillo


playa
Enfermo 2: Me escapé... me escapé…
Enfermo 3: Con el sexo claveteado...
Enfermo 2: Me escapé del contagio...
Enfermo 3: Con la lengua afuera....
Enfermo 2: Me escapé del sufrimiento físico.
Enfermo 3: Yo también tengo un truco, hago ejercicios simplones para
aumentar la capacidad respiratoria.
(…)
Enfermo 3: Ha tenido vómitos?, diarreas?, falta de aire?....
Enfermo 1: Nunca, fui atleta, un lanzador de jabalina....
Enfermo 2: Abrir los ojos a la luz sin peso, al día sin bordes ni comienzo,
donde no se manifieste divinidad alguna, ni gama alguna de color.
Enfermo 1: La vida volverá.
Enfermo 2: Y que hacemos con las ganas de vomitar?
Enfermo 3: Olvidar el resto, pero no hay resto.
Enfermo 1: Hay que aferrarse al enrejado y saltar....
Enfermo 2: A ver si me acuerdo....
Enfermo 1: Hay que romper mesas, tirar sillas, alzar si es posible el vuelo....
Enfermo 2: Un pasito para adelante.....
Enfermo 3: Pá lante, pá lante.....
Enfermo 2: Cuatro pasitos para atrás.....
Enfermo 3: Pá lante, pá lante.....
Enfermo 2: Hay que tener fe, que todo llega.
Enfermo 1: Me sangran las encías.
anteri continu
or ar
desliz (Selección de texto con muestras en video tomadas de una de
II
volve
r
Pájaros en la
sus puestas en escena)

Versión de Nelda Castillo


playa
Enfermo 2: Cada día se pierde un don, la capacidad de hacer algo.
Enfermo 3: El embarazo debe procurar esa misma sensación.
Enfermo 2: Aquí espío.
Enfermo 1: Sarna.
Enfermo 2: Apatía.
Enfermo 1: Sarcoma.
Enfermo 2: Frustración.
Enfermo 1: Forúnculos.
Enfermo 2: Miedo.
Enfermo 1: Granos.
Enfermo 2: Miedo.
Enfermo 1: Miedo.
Enfermo 2: Miedo a cortarse las uñas.
Enfermo 1: Miedo.
Enfermo 2: Miedo a herirse.
Enfermo 2: Aposté al ser humano, y perdí.
Enfermo 1: Al ánimo, al ánimo…
Enfermo 3: Yo creo en la virgencita de la Caridad del Cobre, pero debe
de estar sorda.
Enfermo 1: Los veo babosos, paralíticos, el lomo inclinado hacia la tumba.
Enfermo 3: Rozar lo inmundo.
Enfermo 2: Me baño solo día por día sin la ayuda de nadie.
Enfermo 3: Perderse en el asco y la corrupción.
Enfermo 1: ¿Qué prefiere, escobilla o esponja?
anteri continu
or ar
desliz (Selección de texto con muestras en video tomadas de una de
II
volve
r
Pájaros en la
sus puestas en escena)

Versión de Nelda Castillo


playa
Enfermo 2: Señorita... señorita..., esponja.
Enfermo 1: Tiene usted el cuello más estirado.
Enfermo 2: La medicina verde hace milagros.
Enfermo 1: Se ve mucho mas animada.
Enfermo 2: Seria usted capaz de levantarme....... los senos?
Enfermo 1: Duplicaremos la dosis con aguardiente de berros y moras.
Enfermo 2: Lo esperaré envuelta en una toalla humedecida en agua de lavanda.
Enfermo 3: Volví a mearme en el pasillo.
Enfermo 1: Quedaremos reducidos y calvos como un lagarto de pie.
Enfermo 3: El pasado amarra a lo irrecuperable.
Enfermo 2: Esperan pájaros.
Enfermo 1: Esperar...
Enfermo 2: Una tempestad...
Enfermo 1: Esperar...
Enfermo 2: Un milagro...
Enfermo 1: Esperar pensando en otra cosa...
Enfermo 2: Mire como estoy, nadando en seco.
Enfermo 1: Y tomando Anís de Mono
Enfermo 2: De asombro en asombro.
Enfermo 1: Como se espera a un marinero.
Enfermo 2: Un Mayito....
Enfermo 1: Esperar...
(…)
anteri continu
or ar
desliz (Selección de texto con muestras en video tomadas de una de
II
volve
r
Pájaros en la
sus puestas en escena)

Versión de Nelda Castillo


playa
Enfermo 1: Me sorprendo evocando un cuerpo, un cuerpo esbelto que
nada en una piscina de mosaico azul, el bañador es negro, las
nalgas duras, se zambulle, se contrae, el agua fresca
me salpica.
Enfermo 3: Este amasijo de tendones vencidos, de flacidez y hastío.
Enfermo 1: Me vi desnuda, me vi desnuda, bajando de un tren antiguo, y
en las manos un ramo de violetas. Me unto saliva, me apretó
la oreja derecha. Decían que era por amor, por amor.
Enfermo 2: No voy a permitir que este sanatorio ceda a los delirios de un
yerbero, un sanatorio vanguardia.
Enfermo 1: ¡Que sabrosa, que sabrosa la naranja china!, no lo había dicho
antes para que no me tomaran por una vieja loca.
Enfermo 2: Fitoterapia manigüera.
Enfermo 3: Si no supiera de qué se trata todo esto pensaría que estoy en un hotel de
lujo.
Enfermo 2: Habrá temperatura, habrá presión., habrán películas cómicas, a
pesarse temprano, a respirar.... parejo.
Enfermo 1: Aquí están existen.
Enfermo 3: Yo tengo un truco, me peso con las medias y los calzoncillos.
Enfermo 1: Condenados pero aferrados a las cosas.
Enfermo 2: Maricona, sin camas ni bastidores.
Enfermo 3: Los insultos nos caen encima pero somos felices.
Enfermo 1: Esta tristón.

anteri continu
or ar
desliz (Selección de texto con muestras en video tomadas de una de
II
volve
r
Pájaros en la
sus puestas en escena)

Versión de Nelda Castillo


playa
Enfermo 2: Habrá ritmo.
Enfermo 1: Que toque la Sonora Matancera.
Enfermo 3: El sol cura.
Enfermo 2: Mierda de gato.
Enfermo 1: El cariño cura.
Enfermo 2: Mierda de pájaro.
Enfermo 1: Me voy del mundo.
Enfermo 3: Lo mejor es expulsar los líquidos putrefactos del cuerpo
para sanar.
Enfermo 2: Mierda de gente.
Enfermo 1: Buche y pluma na má.
Enfermo 3: Señora, usted que tiene mas fuerza que yo..., ¿por qué
no me empuja el carrito?.
Enfermo 2: Iremos hasta los tilos.
(…)
Enfermo 2: Igual que en las revistas de corte y costura....eran pájaros
de la playa.
Enfermo 3: El aire me despeina.
Enfermo 1: Hay que ponerse la corbata.
Enfermo 2: Que se llevara este verano?
Enfermo 1: Una cruz de esparadrapo.
Enfermo 2: Los zapatos puestos.
Enfermo 3: Mirarse de frente al espejo.
Enfermo 2: Las medias limpias.
anteri continu
or ar
desliz (Selección de texto con muestras en video tomadas de una de
II
volve
r
Pájaros en la
sus puestas en escena)

Versión de Nelda Castillo


playa
[ Haga cilc en los subrayados para ver la muestra en video del texto seleccionado. En la
edición de estos fragmentos audiovisuales de brevísima duración se intentó la impresión
fugaz en el lector, más sugerente que reveladora, en su calidad de acompañamiento del
texto. El lector encontrará en cada caso una suerte de foto fija animada que evoca el lenguaje
escénico de El Ciervo Encantado. ]

Enfermo 1: No hay perfume como el de la modernidad.


Enfermo 3: Y la orquesta Aragón tocando su cha-cha-chá.
Enfermo 2: A ver si me acuerdo...
Toma chocolate, paga lo que debes..
Toma chocolate, paga lo que debes..
Enfermo 1: Mi nombre es Sonia.
Enfermo 2: Por un instante real.
Enfermo 1: Quiero una casa en el fondo de la tierra, fresca y silenciosa,
donde entren y salgan lagartos y pájaros, y pájaros.....
Enfermo 2: Paga.
Enfermo 3: El bombillo rojo se encendió otra vez.
Enfermo 2: Ha muerto el arquitecto.
Enfermo 1: Aparecen y mueren las mariposas en el calor.
Enfermo 3: No me quiero ir.
Enfermo 2: Nunca olvidare esa canción de cuna....
(tararea la melodía de Drume Negrita)
Enfermo 1: Cayó de golpe como siempre el breve crepúsculo de las islas.
(Sonido. Pieza musical “The End”, de Jim Morrison, interpretada por The Doors.)
(Acción física con música)

anteri continu
or ar
desliz (Selección de texto con muestras en video tomadas de una de
II
volve
r
Pájaros en la
sus puestas en escena)

Versión de Nelda Castillo


playa
[ Haga cilc en los subrayados para ver la muestra en video del texto seleccionado. En la
edición de estos fragmentos audiovisuales de brevísima duración se intentó la impresión
fugaz en el lector, más sugerente que reveladora, en su calidad de acompañamiento del
texto. El lector encontrará en cada caso una suerte de foto fija animada que evoca el lenguaje
escénico de El Ciervo Encantado. ]

Enfermo 2: (Al finalizar la música.) Uno se hunde en la fiebre, los


temblores y los desmayos y sigue viviendo.
Enfermo 1: Soy Dios, soy héroe, soy demonio, y soy mundo. Lo cual es
una fatigosa manera de decir que no soy, que no soy.
Enfermo 2: Se acerca la hora del que aspira a nacer.
(Canta una melodía.)
Enfermo 1: Esperen, no se vayan, hay que terminar la noche en grande.
Tantos libros que nadie ha leído nunca, tanto ardor que no
calmó ningún cuerpo. Esperen no se vayan.
Enfermo 3: Abrazamiento, quemazón, arder hasta convertirse en esa luz.
Enfermo 1: Una tregua.
Enfermo 2: ¿Esperan pájaros?, una tempestad?, un milagro?
Esperan.
Esperan un milagro.
Enfermo 1: La cresta de las olas ha levantado un muro blanco en el borde
de la tierra.
Enfermo 2: Caen fulminados hombres y pájaros...Recojan los matules
que nos vamos, las tiñosas se encargaran de la limpieza...,
San se acabó.
Enfermo 1: Todo es efímero, hasta el deseo de morir. Observar en
silencio como se desvanecen asentimientos, recuerdos,
oscuridades, y afectos........... afectos. anteri continu
or ar
desliz (Selección de texto con muestras en video tomadas de una de
II
volve
r
Pájaros en la
sus puestas en escena)

Versión de Nelda Castillo


playa
[ Haga cilc en los subrayados para ver la muestra en video del texto seleccionado. En la
edición de estos fragmentos audiovisuales de brevísima duración se intentó la impresión
fugaz en el lector, más sugerente que reveladora, en su calidad de acompañamiento del
texto. El lector encontrará en cada caso una suerte de foto fija animada que evoca el lenguaje
escénico de El Ciervo Encantado. ]

Enfermo 2: Te seguimos buscando poema, te seguimos buscando tierra,


te seguimos buscando..... dicha.
Enfermo 3: Soy libre.
Enfermo 1 y 2: (Canción de cuna.) Drume negrita....
Que yo va compra nueva cunita
Que va tené cascabé
Y va tené capité

(Sonido. Final de la pieza musical “The End” de Jim Morrison interpretada por The Doors)

Drume negrita
Que yo va comprá nueva cunita
Que va tené ........

(Continúa pieza musical “The End” hasta el final.)


(Acción física con música.)

Silencio. Sonido de los nylons al caer al suelo.


Oscuro.
Se ilumina nuevamente la escena, donde solo quedan los tres nylons enrollados.
Oscuro final. anteri
FIN or
desliz
II
deslizarse
Envoltorios,
regalos y
manipulacionesdeslices
gráficas
poéticas y visuales
Información de contacto
deCésar Reglero
César Reglero
Apartado de Correos 861
43080 Tarragona
España
Campos Tarragona -
España

Enlaces web para César


Reglero

http://www.boek861.com
http://
www.cesareglero.boek861.
com
Imagen Imagen Imagen
1 2 3

S/T S/T Un regalo


inesperado Ver
Ver Ver
desliz
II
deslizarse
Envoltorios,
regalos y
manipulacionesdeslices
gráficas
poéticas y visuales
deCésar Reglero
Imagen
1 Campos
Imagen Imagen
2 3

S/T Un regalo
inesperado Ver
Ver

S/
T
desliz
II
deslizarse
Envoltorios,
regalos y
manipulacionesdeslices
gráficas
poéticas y visuales
deCésar Reglero
Imagen
2 Campos
Imagen Imagen
1 3

S/T Un regalo
inesperado Ver
Ver

S/
T
desliz
II
deslizarse
Envoltorios,
regalos y
manipulacionesdeslices
gráficas
poéticas y visuales
deCésar Reglero
Imagen
3 Campos
Imagen Imagen
1 2

S/T S/T
Ver Ver

Un regalo
inesperado
desliz
II
deslizarse
little
life
Thomas
Ville
Nací en 1985, en Francia.
Estoy fascinado con las imágenes.
Tomo fotografías, hago diseño
gráfico, dibujos e ilustraciones. En mi
serie “Pequeña vida” observo el
mundo como miniatura, imaginando la
perspectiva de un gigante. Trato de
amplificar la vida en mi obra, usando
colores intensos y atmósferas
difuminadas.

fotografí
a
1 2 3 4 5
Ver Ver Ver Ver Ver
desliz
II
deslizarse

Thomas
Ville

2 3
Ver Ver

4 5
Ver Ver
fotografía
1
desliz
II
deslizarse

Thomas
Ville

1 3
Ver Ver

4 5
Ver Ver
fotografía
2
desliz
II
deslizarse

Thomas
Ville

1 2
Ver Ver

4 5
Ver Ver
fotografía
3
desliz
II
deslizarse

Thomas
Ville

1 2
Ver Ver

3 5
Ver Ver
fotografía
4
desliz
II
deslizarse

Thomas
Ville

1 2
Ver Ver

3 4
Ver Ver
fotografía
5
desliz
Es un antiguo librero que cansado de vender libros ajenos lleva algunos
II años escribiendo los propios. Tiene dos novelas, LA MUERTE DE HÉROE Y
deslizarse OTROS SUEÑOS FASCISTAS y NIEVES SOBRE MIAMI, y un libro de ensayos
AMOS DEL MUNDO, UNA HISTORIA DE LAS CONSPIRACIONES, traducido al
polaco, portugués, ruso, rumano e italiano. Su próximo libro, EXTREMO
OCCIDENTE, se encuentra en proceso editorial.

Esta reseña ha sido tomada con el permiso de su autor, del boletín electrónico
del mes de mayo The Juan Carlos Castillón review of books ( Porque si
yo no me dedico una revista nadie más lo hará )

The hammer and the tickle


página 1 Juan Carlos Castillón de Ben Lewis
Ben Lewis es un premiado director de documentales, famoso por hacer películas divertidas sobre temas siniestros. Uno de
sus trabajos anteriores es un film sobre el comunismo en Rumania: Nicolae Ceaucescu: The King of Communism.
Communism.
A pesar del tema fue un film en el que la gente rió.
En época de Franco, el Conde de Mora y Aragón trató de inaugurar una discoteca que debía llamarse La hoz y el martini.
martini.
La censura franquista no se lo permitió porque a pesar de que el Conde estaba por encima de toda sospecha, de derechas,
hermano de una reina consorte y en consecuencia poco partidario de repúblicas o comunismos, lo propio de un censor,
incluso de uno no franquista, es no mostrar sentido del humor. Como nombre era más gracioso que el de este libro una
vez traducido. El título del libro, un juego de palabras sobre la hoz y el martillo convertidos en La cosquilla y el martillo,
martillo,
nos indica tanto su contenido como lo difícil que puede resultar traducir un libro de chistes… Pero puestos a contar
historias no me resisto a contar la anécdota de Stalin que aparece en este texto. Durante toda la guerra cada vez que
Stalin se cruzaba con el comisario a cargo de la construcción naval, Vladimir Nosenko, le decía con aire de falsa sorpresa
"¿Aún no te han detenido? Creí haber sido claro al respecto". Al cabo de una semana de noches perdidas esperando a la
pareja de la KGB, el comisario se volvía a cruzar con Stalin, quien a veces le decía que todo no era más que una broma,
pero a veces le repetía el chiste… Al final de la guerra Stalin presidió un gran desfile de la victoria y al acabar el mismo
explicó a sus más allegados, entre ellos el general embromado, por qué habían ganado la guerra… No era debido a su
superioridad técnica, ni a su superioridad numérica, sino debido a que "Ni en los peores momentos perdimos el sentido del
humor… ¿No es verdad Nosenko?"… Y todos se rieron de nuevo del comisario, cuya historia conocían, y por una vez junto
a él… La historia acaba bien. Stalin murió y ese suele ser un buen final para cualquier tipo de historia.

continúa…
desliz
Es un antiguo librero que cansado de vender libros ajenos lleva algunos
II años escribiendo los propios. Tiene dos novelas, LA MUERTE DE HÉROE Y
deslizarse OTROS SUEÑOS FASCISTAS y NIEVES SOBRE MIAMI, y un libro de ensayos
AMOS DEL MUNDO, UNA HISTORIA DE LAS CONSPIRACIONES, traducido al
polaco, portugués, ruso, rumano e italiano. Su próximo libro, EXTREMO
OCCIDENTE, se encuentra en proceso editorial.

Esta reseña ha sido tomada con el permiso de su autor, del boletín electrónico
del mes de mayo The Juan Carlos Castillón review of books ( Porque si
yo no me dedico una revista nadie más lo hará )

The hammer and the tickle


página 2 Juan Carlos Castillón de Ben Lewis
El libro por su parte nace de una experiencia del autor. Cada vez que el autor hacía un reportaje sobre los antiguos
componentes del bloque soviético aparecían una serie de chistes, a menudo repetidos pero siempre presentados como
propios del país del narrador, que eran inseparables de aquella cultura política, lo que condujo al autor, y a otros muchos
antes que él, como comprobaría a lo largo de su investigación, a pensar que existe un tipo de humor específicamente
comunista –o en realidad, anticomunista– tanto por sus temas como en sus desarrollos. A partir de ahí, ante el
descubrimiento de ese subgénero, el autor se planteó la necesidad de definirlo, investigarlo, relacionar los chistes en torno
al comunismo con su historia y sobre todo plantearse la relación entre los mismos y la desaparición del sistema soviético.
Hay varias tesis en torno al papel del humor durante los regímenes comunistas; el autor plantea y trata de probar la suya:
todo chiste es, citando a Orwell, una pequeña revolución.
Ese intento de probar la tesis propia no le impide mostrar la opuesta: el humor como válvula de escape ayudó a sostener
por más tiempo al comunismo. A lo largo del libro el autor entrevista tanto a Gorbachov como a Lech Walesa y Walesa, un
señor muy serio e increíblemente paciente frente a alguien a quien ve como un sujeto que insiste en perder su tiempo; no
recuerda haber contado nunca chistes sobre el comunismo sino haberse tomado el comunismo siempre muy en serio.
Walesa en realidad afirma que el comunismo pasó a desaparecer cuando la gente dejó de hacer chistes y se enfrentó al
sistema. Por su parte, Gorbachev le indica que siempre consideró a los chistes como una válvula de escape increíblemente
útil para el sistema y que comenzó a preocuparse cuando la gente dejo de hacer chistes para hacer críticas. Dice
mucho sobre la honradez del autor que sea capaz de reconocer tesis que contradicen la que es su preferida.

continúa…
desliz
Es un antiguo librero que cansado de vender libros ajenos lleva algunos
II años escribiendo los propios. Tiene dos novelas, LA MUERTE DE HÉROE Y
deslizarse OTROS SUEÑOS FASCISTAS y NIEVES SOBRE MIAMI, y un libro de ensayos
AMOS DEL MUNDO, UNA HISTORIA DE LAS CONSPIRACIONES, traducido al
polaco, portugués, ruso, rumano e italiano. Su próximo libro, EXTREMO
OCCIDENTE, se encuentra en proceso editorial.

Esta reseña ha sido tomada con el permiso de su autor, del boletín electrónico
del mes de mayo The Juan Carlos Castillón review of books ( Porque si
yo no me dedico una revista nadie más lo hará )

The hammer and the tickle


página 3 Juan Carlos Castillón de Ben Lewis
Lewis entrevista también a otros expertos, supervivientes de los distintos regímenes comunistas, ex opositores, ex altos
funcionarios, al portavoz del gobierno polaco que por largos años difamó en los medios oficiales a Walesa –ahora es
multimillonario y vive en una casa en que todos los cuadros de las paredes son pornográficos, gracias al capitalismo en
una clara demostración de que el comunismo carecía de humor pero la historia es aficionada a las bromas–, a un ex líder
polaco que durante los años finales del sistema soviético dirigió un grupo de cómicos contra el comunismo y una vez
organizó una manifestación de enanos para celebrar la revolución de Octubre –en realidad no eran enanos sino gente de
tamaño normal disfrazada como enanos de jardín—, y a un asistente de Alexander Putín que lo conduce a través de un
restaurado Kremlim, que gracias al Presidente ha recuperado la grandeza zarista, y no es aficionado al humor, de ningún
tipo. Lewis le pregunta en medio de una sala, construida originalmente por Catalina la grande y restaurada aún más
ricamente por Putin, redecorada con pan de oro y suelos de madera incrustada en nácar, "¿Cree que algún día volverá la
grandeza de los zares?". "Ya ha llegado", contesta el funcionario.
Entre un zar y otro, la historia del humor (anti)comunista es también la historia del comunismo. Vemos el comunismo con
Lenin y los debates públicos que suscitó el tema del humor entre los primeros bolcheviques –¿era el humor un residuo del
viejo sistema o un medio de acelerar la llegada del comunismo?–, el humor perseguido durante la era estalinista, con un
intermedio destinado a mostrar las similitudes y diferencias entre el humor bajo el comunismo y el humor bajo el nazismo
–Hitler tuvo más paciencia con los chistes– , el humor comunista extendido a los países ocupados por el ejército rojo

continúa…
desliz
Es un antiguo librero que cansado de vender libros ajenos lleva algunos
II años escribiendo los propios. Tiene dos novelas, LA MUERTE DE HÉROE Y
deslizarse OTROS SUEÑOS FASCISTAS y NIEVES SOBRE MIAMI, y un libro de ensayos
AMOS DEL MUNDO, UNA HISTORIA DE LAS CONSPIRACIONES, traducido al
polaco, portugués, ruso, rumano e italiano. Su próximo libro, EXTREMO
OCCIDENTE, se encuentra en proceso editorial.

Esta reseña ha sido tomada con el permiso de su autor, del boletín electrónico
del mes de mayo The Juan Carlos Castillón review of books ( Porque si
yo no me dedico una revista nadie más lo hará )

The hammer and the tickle


página 4 Juan Carlos Castillón de Ben Lewis
en 1945, y las anécdotas sobre Stalin –cuyo sentido del humor era apropiadamente siniestro– y Ceaucescu, un viejo
conocido del autor, ocupan la mayor parte de las páginas del libro.
Paralelamente a esa historia, en que aparecen todos los horrores del comunismo se desarrolla la historia paralela de su
relación con una artista germano oriental que sufre un caso grave de Ostalgie y trata de recuperar a través de su obra una
visión nostálgica, idílica y agradable del comunismo en su país. La Ostalgie,
Ostalgie, esa nostalgia alemana por el comunismo, que
tiende a pintar a aquel sistema según sus colores más favorables, aparece tanto en la reunión con los antiguos policías
rusos, que tratan de convencerle de que no eran tan duros como decían –en realidad y desde tiempos de Brejnev ya casi
nunca torturaban–, como entre los jóvenes reunidos en un rally de viejos Trabant,
Trabant, uno de los coches más contaminantes
e inseguros del mundo y sin embargo antaño motivo de orgullo de muchos germano-orientales. Para algunos, aquella
sociedad regimentada, provinciana, sectaria y cerrada, que con Brejnev ya había perdido gran parte de la brutalidad
estalinista –dicho a partir de que los policías ya casi nunca torturaban–, era más segura que una sociedad moderna y
competitiva. En algunos momentos, arrastrado por su pasión hacia la alemana (n)ostálgica, el autor parece compartir esa
Ostalgie frente al mundo globalizado que lo rodea, y en el que tan bien saben vivir tanto él como su novia, enriquecida
con sus cuadros entre lo cursi y lo bolchevique, sin por ello dejar de ser conscientes de todos los crímenes de la
revolución, de los grandes terrores del estalinismo, de la locura de Ceausescu y su esposa o de la indudable brutalidad del
Muro de Berlín. Así frente a una ensalada demasiado cara en un restaurante moscovita, llega a decir que añora los años
de Stalin… porque evidentemente una ensalada cara merece como respuesta la hambruna ucraniana y sus cientos de
miles de muertos…

continúa…
desliz
Es un antiguo librero que cansado de vender libros ajenos lleva algunos
II años escribiendo los propios. Tiene dos novelas, LA MUERTE DE HÉROE Y
deslizarse OTROS SUEÑOS FASCISTAS y NIEVES SOBRE MIAMI, y un libro de ensayos
AMOS DEL MUNDO, UNA HISTORIA DE LAS CONSPIRACIONES, traducido al
polaco, portugués, ruso, rumano e italiano. Su próximo libro, EXTREMO
OCCIDENTE, se encuentra en proceso editorial.

Esta reseña ha sido tomada con el permiso de su autor, del boletín electrónico
del mes de mayo The Juan Carlos Castillón review of books ( Porque si
yo no me dedico una revista nadie más lo hará )

The hammer and the tickle


página 5 Juan Carlos Castillón de Ben Lewis
Libro divertido, pese a algún que otra obvia estupidez del autor, tiene además el inconveniente que se ocupa únicamente
de los países de Europa Oriental y Rusia, e ignora tanto a Cuba, so pretexto de que los chistes sobre los comunistas de
Cuba son invención de exilados, algo que podría contestar cualquier cubanólogo , o incluso cualquier persona con acceso a
Internet (véase http://
http://www.alexlib.com
www.alexlib.com/chistes/
/chistes/),
), como a China, Vietnam y los otros comunismos periféricos no europeos.
Será que los no europeos carecen de sentido del humor o quizás, más simplemente, que no merecen la atención de un
autor europeo. A veces los intelectuales de la inteligentzia de izquierdas, si es que eso aún existe, tienden a reproducir
los mismos esquemas que tanto critican en los escritores euro céntricos de derechas.
desliz
II
deslizarse
Inédito
Orlando Luis Pardo Lazo
La Habana 1971. Flagtógrafo y Escritor.
Forma parte del staff de la publicación
The Revolution Evening Post.

El ruido histórico de la diá(s)poratura


Adriana Normand
Photomatum
Editorial Extramuros, Ciudad de La Habana, 2007.

He oído decir que acaba de publicarse en Cuba el último libro-Diáspora(s). Descontando a Ricardo Alberto Pérez y a
Ismael González Castañer (nunca tan distantes como hoy de aquel proyecto de escritura), descubro que se trata de la
autora Adriana Normand (Berlín, ex-RDA, 1976), cuyo libro "Photomatum" fue editado por Extramuros en el 2007 y, en
efecto, cuenta con una nota de contracubierta firmada por Pedro Marqués de Armas: uno de los fundadores de
Diáspora(s), hoy ya diasporizado fuera de Cuba.
Este medio centenar de páginas, de formato recortado como una Libreta de Abastecimiento (blanco y negro de la
cubierta incluido), nos impone una treintena de textos necesariamente breves no sólo por su forma, sino por su
concepción o –no me atreví a ponerlo de primera– por su concepto. Se trata de una serie de ficciones súbitas que se
apropian de la miniatura como vehículo aproximado para mostrar lo que no se puede decir (por la sencilla y nada
tautológica razón de que no puede ser dicho). Es, además, el primer libro publicado por Adriana Normand, quien
desde hace ya bastante reside en La Habana, resistiéndose a la tentación geográfica (pero no escritural) de la
diáspora.

página 1
continúa…
desliz
II
deslizarse
Inédito
Orlando Luis Pardo Lazo
La Habana 1971. Flagtógrafo y Escritor.
Forma parte del staff de la publicación
The Revolution Evening Post.

El ruido histórico de la diá(s)poratura


Adriana Normand
Photomatum
Editorial Extramuros, Ciudad de La Habana, 2007.

Pedro Marqués de Armas habla en su nota-colofón de que Paul Valéry habla de "fuerzas ficticias de la realidad". El
argentino Ricardo Piglia, parodiado o plagiado en el texto último de "Photomatum", habla además de que esas
fuerzas funcionan como "contrarrelatos estatales": "ficciones anónimas, microrrelatos, testimonios que se
intercambian y circulan", siendo no sólo "el contexto mayor de la literatura", sino siempre una "historia de resistencia
y de oposición".
En resumen, un libro no tan polémico como político. Umberto Eco, sin leerlo, aplaudiría la norma de Normand para
jugar a la "guerrilla semiótica" y arañar así un poco de "libertad residual". Rolando Sánchez Mejías, Carlos Alberto
Aguilera y el propio Marqués de Armas, que acaso lo leyeron aún inédito, seguramente lo reseñarán desde Europa en
términos de "maquinita de guerra", "avanzadilla (sin)táctica", "desvío", "displacer", "multiplicidad" y, por supuesto,
"deconstructivo", "paródico", "lúdico" y capaz de "aterrorizar a las Letras Cubanas a través del concepto". En
resumen, no está del todo disparatado lo que he oído decir: ¡acaban de publicar en Cuba el último libro-Diáspora(s)!

página 2
continúa…
desliz
II
deslizarse
Inédito
Orlando Luis Pardo Lazo
La Habana 1971. Flagtógrafo y Escritor.
Forma parte del staff de la publicación
The Revolution Evening Post.

El ruido histórico de la diá(s)poratura


Adriana Normand
Photomatum
Editorial Extramuros, Ciudad de La Habana, 2007.

Adriana Normand le entra de frente a aquel atávico "horror" diaspórico "de escribir en un país congelado por el
Estado", y ella enfrenta su propio imaginario a "la pregunta por la Nación, al telos y sus representaciones
identitarias", aunque no lo hace explotando nuestro ya cansado contexto. Adriana Normand nos encaja así en la
espalda las banderillas de un sutil set de "preguntas que desencajen la centralidad que una nación, en su devenir
totalitario, sublima". Y cito de "Photomatum" ad libitum (los signos de interrogación son, por supuesto, míos):
¿En el trópico el hombre se corrompe por falta de método? ¿Que su mente está llena de luz? ¿Las mencionadas
manchas, miles de ellas, que terminan haciendo parecer a la isla un gigantesco y único cerdo ojinegro? ¿La mayoría
escapó con rapidez temiendo la posibilidad de contagio? ¿Es importante determinar el así llamado efecto ilógico,
ilógico, a
fin de poder evitar una posible reacción en cadena? ¿Decimos qué horror; pero, en verdad, qué suerte: no fuimos
nosotros? ¿Nadie, ni los mejores antropólogos, han podido entender el motivo de tal incomunicación? ¿Entonces era
conveniente taparse los oídos, a fin de evitar escuchar el mortífero aullido de aquella raicilla caprichosamente
antropomorfa? ¿Acaso piensa que alguien pudiera suicidarse teniendo cerca ese hermoso teatro de aire barroco?
¿Le daba placer mirarla y sentirse libre? ¿Ya aguantará? ¿Y, en efecto, ocurrió?

página 3 continúa…
desliz
II
deslizarse
Inédito
Orlando Luis Pardo Lazo
La Habana 1971. Flagtógrafo y Escritor.
Forma parte del staff de la publicación
The Revolution Evening Post.

El ruido histórico de la diá(s)poratura


Adriana Normand
Photomatum
Editorial Extramuros, Ciudad de La Habana, 2007.

Con semejante macromaterial minimal, Adriana Normand inventa o inventaría su personal archivo o diario de
diminutivos irónicos y mordaces (los autores de Diáspora(s) eran fans a tales terminaciones despectivillas). También
ella se apropia de toda una fauna y una animalia enferma, en complicidad con un monstruoso institucionoma que
hace metástasis en cada escenario social de este libro o libreta (pacientes y chinos de Diáspora(s) incluidos).
Nuestra ossi en La Habana resuelve con originalidad este crucigrama de referencias ya sin clave en nuestro contexto
literárido
literárido de ahora-y-aquí. De suerte que "Photomatum" se deja leer, también, como la primera ficción post-
Diáspora(s) que no traiciona a su tradición (de los poemarios "Oral-B" y "La misión", de Ricardo Alberto Pérez e
Ismael González Castañer, respectivamente, no conviene delirar ahora-y-aquí).
Más allá de los "huecos negros" de estas historias –y de varios textos que perdieron su imprimátur en El Proceso
(editorial), quedándose literalmente en los extramuros de Extramuros–, creo que Adriana Normand satisfizo aquella
diaspórica "necesidad de crear huecos conceptuales en un espacio envejecido por la tradición y la
ontología
página 4
continúa…
desliz
II
deslizarse
Inédito
Orlando Luis Pardo Lazo
La Habana 1971. Flagtógrafo y Escritor.
Forma parte del staff de la publicación
The Revolution Evening Post.

El ruido histórico de la diá(s)poratura


Adriana Normand
Photomatum
Editorial Extramuros, Ciudad de La Habana, 2007.

reaccionaria de sus escritores [...]: es decir, marcar una diferencia respecto a sus lugares comunes", lo que incluye,
valga la redundancia, a la "identidad nacional" y al "canon de lo cubano como medida de todas las cosas".
Ha sido, por parte de la autora, un buen intento –para usar sus propias palabras en una reseña publicada, por
supuesto, en Diáspora(s)–
Diáspora(s)– de curar el "beri-beri"
"beri-beri" y el "marasmo" del
del "universo narrativo cubano", ejerciendo de paso
ciertas "líneas de fuga" orientadas contra las "imágenes totalizadoras" de "lo Real", para con suerte lograr la
"subversión de los paradigmas dominantes".
Ha sido, por mi parte de lector, un entrenamiento intensivo para hablar en esa "especie de checo que la oreja del
Estado no entiende", de "desterritorializarme" hasta "ser un marroquí de la propia lengua", de "minar el lenguaje"
(Heil, Guattari & Deleuze!) y de "devenir otro" al leer –que es mi manera de escribir– "como un topo abre su hueco o
como un chino traza una rayita en el horizonte": otra vez Diáspora(s) y su bestial sobregentilización de la prosa.
Para ti, ojalá todo este ruido diaspohistórico funja y finja como cualquier otra cosa, excepto como una correcta
literatura
página 5
desliz
II
deslizarse

We are porno, sí
Dossier de imágenes y textos sobre la Primera Anual Internacional de Arte Porno,
realizada en La Habana el 30 de mayo de este año, en la sede del proyecto
Aglutinador-Laboratorio (Calle 25 esq. 6, # 602.Vedado).
El material que presentamos fue cedido por la artista plástica Sandra Ceballos,
coordinadora del evento y directora de Aglutinador-Laboratorio.

Textos-respuestas por críticos invitados al catálogo


a preguntas específicas formuladas por la artista Sandra Ceballos

Imágenes Suset Sánchez

Lupe Álvarez
Cartel
Magaly Espinosa
Afiche
Giselle Victoria
Catálogo
Rubén de la Nuez
Obras
desliz
II Textos
deslizarse

Suset Sánchez

Lupe Álvarez
We are porno, sí
Magaly Espinosa

Giselle Victoria
Rubén de la Nuez

Imágenes

Cartel

Afiche

Catálogo

Obr
as
desliz
II Textos
deslizarse

Suset Sánchez

Lupe Álvarez
We are porno, sí
Magaly Espinosa

Giselle Victoria
Rubén de la Nuez

Imágenes

Cartel

Afiche

Catálogo

Obr
as
desliz Textos Lupe Álvarez Giselle Victoria
II deslizarse Suset Sánchez Magaly Espinosa Rubén de la Nuez

We are porno, sí

Imágenes Obr
Cartel Afiche Catálogo
as
desliz
II Textos-respuestas por críticos invitados al catálogo,
deslizarse a preguntas específicas formuladas por la artista Sandra Ceballos

Lupe Álvarez Giselle Victoria


Suset Sánchez (España) Magaly Espinosa
página 1 Rubén de la Nuez

Sandra - ¿Es posible hacer arte-pornográfico, eso pega?

Suset - Aquí habría que comenzar por otras interrogantes de signo ontológico, relativas a la definición de la naturaleza
misma de lo “pornográfico”, por no hablar de lo propiamente “artístico”. Pero resulta aburrido ahora volver a la eterna
duda que lleva a erigir conceptos, y retomar disquisiciones del ámbito de la filosofía y la teoría del arte.
En cualquier caso, y trasponiendo esas dudas primarias, me atrevería a afirmar en relación con tu pregunta que no sólo
es posible, sino que lamentablemente ya existe ese tipo de producción. Si parafraseamos la observación de Baudrillard
sobre la pornografía, entendida como sexo que es más que sexo, hipersexo; donde la imaginación ha fracasado ante la
obviedad de la imagen; donde todo es más visible de lo visible, donde la obscenidad ha encontrado su reinado; entonces
convendremos en que la sobre-exposición explícita del lenguaje y la imagen también es campo trillado dentro del arte
contemporáneo. La metáfora parece haber fracasado en el juego de la seducción que implica el intercambio simbólico del
arte, no en balde a veces resulta difícil distinguir entre el documento mediático y el arte mismo, cuando éste se apropia
sin creatividad del lenguaje del otro.
Se suele decir que la casi totalidad de la industria pornográfica se manifiesta en una serie de productos repetitivos,
aburridos, absolutamente predecibles. ¿Acaso es tan diferente ese hastío que nos provoca la pornografía al uso de aquel
que nos invade ante una buena parte de la producción artística contemporánea que se exhibe obscena y tontamente en
ferias, bienales, galerías y museos? ¿Acaso no es una parte del arte también repetitivo, aburrido y totalmente predecible?
¿Acaso no se vende a sí mismo como el porno? ¿Acaso el mundo del arte, en su perímetro de circulación y legitimación
no es vulgarmente masturbatorio –y digo vulgarmente porque carece de gracia, entusiasmo e iniciativa?

continúa…
Imágenes
dossier
Cartel Catálogo
Afiche Obr
We are porno, sí
as
desliz
II Textos-respuestas por críticos invitados al catálogo,
deslizarse a preguntas específicas formuladas por la artista Sandra Ceballos

Lupe Álvarez Giselle Victoria


Suset Sánchez (España) Magaly Espinosa
página 2 Rubén de la Nuez

Sandra Si los cubanos se venden al mundo como los más calientes del planeta,
por qué crees que la pornografía se mantiene prohibida en Cuba, a pesar del turismo sexual.

Suset -Aquí nuevamente tendría que reparar en qué entendemos por pornografía o por pornográfico, qué es hoy lo
pornográfico, qué convierte una imagen en pronográfica. Si convenimos que la pornografía resulta explícita, es una
sobre-exposición clínica de las imágenes donde todo se muestra sin dejar cabida a lo sugerido, me pregunto entonces
qué puede ser más pornográfico que el propio discurso propagandístico político de la revolución cubana que se
redimensiona siempre en un primerísimo plano, en un plano detalle en nuestras desvencijadas pantallas, a través de la
caja del Caribe o del Panda.
Por otra parte, no creo que a los cubanos les haga falta la pornografía en su sentido más convencional, cuando la tienen y
la viven a pie de calle como la única opción posible, como tampoco hacen falta los reality shows en barrios donde el
chisme va más allá de cualquier espectáculo; cuando las becas de las escuelas secundarias y preuniversitarios en el
campo son el espacio en el que muchos adolescentes conocen el sexo feroz, donde una orgía es algo cotidiano y común,
donde profesores adultos ejercen su poder sobre los alumnos y alumnas ajenos a una conciencia del delito que cometen
como pedófilos.
Sabemos que placer – sexo – pornografía no son equivalentes. Por qué entonces privar a los cubanos de uno de los
pocos placeres que les queda en tiempos de extrema penuria y represión proporcionándoles un material pornográfico
que por desconocido conserva el hálito de la ilusión; por qué sumar a sus espaldas otra decepción. Pensemos en
lo que
continúa…
Imágenes
dossier
Cartel Catálogo
Afiche Obr
We are porno, sí
as
desliz
II Textos-respuestas por críticos invitados al catálogo,
deslizarse a preguntas específicas formuladas por la artista Sandra Ceballos

Lupe Álvarez Giselle Victoria


Suset Sánchez (España) Magaly Espinosa
página 3 Rubén de la Nuez

constituyen prácticas habituales para el cubano, prácticas que exacerban la ilusión y el deseo por el cuerpo del otro:
encontrar un espacio de privacidad donde acontezca el sexo, que es para muchos una odisea e implica un peregrinaje
casi traumático. Ahora reparemos en los espacios que pueblan la fabulación del porno: escaleras, ascensores, baños,
aulas de escuelas… Esas opciones del imaginario que produce la industria pornográfica se convierten para el cubano de
a pie en las únicas alternativas posibles, conscientes de que siempre puede estar cerca el ojo del voyeur,
voyeur, es decir, del
rascabucheador.
No obstante, “ser caliente” no implica necesariamente una liberación de prejuicios y moralinas

Imágenes
dossier
Cartel Catálogo
Afiche Obr
We are porno, sí
as
desliz
II Textos-respuestas por críticos invitados al catálogo,
deslizarse a preguntas específicas formuladas por la artista Sandra Ceballos

Suset Sánchez Giselle Victoria


Lupe Alvarez (Ecuador) Magaly Espinosa
Rubén de la Nuez

Sandra -¿Crees que todas las personas somos pornográficas, en particular: te consideras porno?
Lupe - Aunque sí veo pornografía de vez en cuando, a veces me aburre, a veces la disfruto... pero me gusta más el pliegue y
lo que puede imaginarse de una situación... por lo que pienso que soy menos pornográfica de lo que yo misma podría
imaginar, si entendemos por pornográfica la exposición desnuda y sin ambages de la actividad sexual con fines de excitar e
inducir al acto sexual aunque sea para auto satisfacción.

Mira, ya tienes alguna respuesta, nena. Así es, pero sí te puedo afirmar que aunque sea de forma diferente y parezca
pedantería, me excita más un argumento sofisticado y una disquisición sugestiva que una escena pornográfica y es mejor
claro que sí, una imagen erótica y sugerente que lo que se llama -ya la verdad que no sé si la palabra es de aquí o de allá-
un pellejo

Imágenes
dossier
Cartel Catálogo
Afiche Obr
We are porno, sí
as
desliz
II Textos-respuestas por críticos invitados al catálogo,
deslizarse a preguntas específicas formuladas por la artista Sandra Ceballos

Suset Sánchez Giselle Victoria


Magaly Espinosa (Cuba) Lupe Álvarez
Rubén de la Nuez

Sandra -Teniendo en cuenta que en estos últimos tiempos existe de nuevo una tendencia dentro del arte en Cuba a teorizar,
a fabricar folosofía parlante, crear talleres de todo -o casi todo- y una repentina o emergente necesidad de tener criterio y
además expresarlo: ¿ Crees que se podría hacer un ciclo de conferencias sobre arte-porno en Criterios, o crear un taller en
el ISA con el tema?

Magaly- La pornografía en nuestro país tiene una circulación muy limitada, no hay revistas, pocas películas tratan el tema,
aunque el límite entre pornografía, sexo, arte y arte erótico, ya es muy impreciso, y en cierta medida ha penetrado nuestro
imaginario, por vías muy diversas y a través de fenómenos artísticos o de la propia vida cotidiana. Quizás esta es una de las
cosas más interesantes a considerar: ¿Cómo coexisten estos niveles? Como dice Stefan Morawski. "...una obra de arte
nunca puede ser un objeto obsceno..." Todo está en que sea obra de arte y no una justificación para llamar la
atención sobre un tema tan atrayente como el sexual. Sobre esa base cualquier nivel institucional para agrupar el arte porno
debe ser acogida, solo que no se me ocurre dónde ello sería posible.
A las culturas falocéntricas, como la nuestra, les viene bien un poco de educación en el tema y además, sólo ver enormes
nalgas en una licra muy apretada, ya es más agresivo que la presencia de las mismas nalgas sin licra en una obra de arte.
Así que el tema da para una Cátedra, un taller o un evento

Imágenes
dossier
Cartel Catálogo
Afiche Obr
We are porno, sí
as
desliz
II Textos-respuestas por críticos invitados al catálogo,
deslizarse a preguntas específicas formuladas por la artista Sandra Ceballos

Suset Sánchez Lupe Álvarez


Giselle Victoria (Cuba) Magaly Espinosa
página 1 Rubén de la Nuez

Sandra - Supuestamente la mujer cubana se presenta como independiente, desprejuiciada, liberal, hasta puta por
naturaleza, etc. etc., sin embargo, se envió la convocatoria de esta exhibición a hombres y también a un buen grupo de
mujeres artistas y no artistas obteniendo, para mi sorpresa, como respuesta la apatía, el temor y el recato de estas ante
dicha propuesta. ¿Será verdad eso de que perro que ladra no muerde? ¿A qué piensas que se deba esta actitud pasiva y no
comprometedora, con respecto a este tema, por parte de la mayoría de las mujeres artistas que fueron invitadas?

Giselle- ¡Jau! ¡jau.! Por una parte, no creo en ciertos estereotipos formados de la mujer cubana (y podría decir del Caribe y
América Latina en general) que la resuelven como “la caliente” o “vampireza sexual”, o sea, que de por sí o por naturaleza
es puta. ¡Qué va! Los años de colonización no fueron en vano: si bien, sirvieron para formar esta visión de los colonizados
en el viejo continente, también bastaron para llevar a cabo la recta educación de los valores y dogmas de la religión
cristiana en gran medida “hipersensibles” respecto al sexo.
Por otra, la pregunta (da por sentado la “actitud pasiva y no comprometedora”) me ha dejado tres salidas: consultar una
adivina, algún Ifá, palero, etc.; la especulación; y la mitologización o “metatranca” del “chisme”. Tin marín de dos
pingües…:
pingües…: la tercera.

Dicen que la porno… es un deporte de “machos”. No es extraño, vivimos en un “mundo de hombres”. De todos modos, ni
caso. Tampoco creo que la reserva que sorprendes en ellas represente una puritanismo hipócrita para “guardar la
apariencia”; la cuestión va más allá, pienso, tiene que ver con el significado y la repercusión social peyorativa del
término
continúa…
Imágenes
dossier
Cartel Catálogo
Afiche Obr
We are porno, sí
as
desliz
II Textos-respuestas por críticos invitados al catálogo,
deslizarse a preguntas específicas formuladas por la artista Sandra Ceballos

Suset Sánchez Lupe Álvarez


Giselle Victoria (Cuba) Magaly Espinosa
página 2 Rubén de la Nuez

pornografía (y sus derivados: pornográfico (a), “pornograficidad”, etc.) en el orden de la sociedad, que desde su propia
definición etimológica –sabemos que el término se desprende del griego pornographos,
pornographos, porné:
porné: prostituta y grafein:
grafein: escribir-
es negativa a la vista de la ideología socio-cristiana, y, por lo tanto, enjuiciado asimismo por la conciencia tradicional en su
distinción de lo que es moralmente “correcto” de lo “incorrecto”, lo bueno de lo malo, etc., pensado desde un sistema de
valores enraizado desde antaño por la iglesia católica. Y la cosmovisión de la conciencia social cubana, quiérase o no, le
debe bastante a los dogmas religiosos, sean de la católica o de la protestante.
Respecto al arte y la literatura pornográfica, algunas publicaciones han definido posibles límites entre lo erótico y lo
pornográfico. Límites diversos, relativos y, a veces, muy opacos; ¡qué más da! si se sabe que existe una raya marcada, en
cierta medida, por la libido de su receptor, de acuerdo con Jerzy Ziomek en su ensayo La pornografía y lo obsceno (Revista
Criterios,
Criterios, La Habana, nº 25-28, enero-diciembre 1990, pp. 244-264, en: Soporte Digital), al acertar una connotación
despectiva, contraria a la “calidad” del erotismo artístico: el arte pornográfico es definido como una manifestación
particular de erotismo bajo.
bajo. Pero a lo que tú convocas, según me dices, no es a una expo “de” pornografía, sino “sobre”
pornografía, obviamente. ¡je! ¡Semejante confusión de términos puede sonar violento!

Imágenes
dossier
Cartel Catálogo
Afiche Obr
We are porno, sí
as
desliz
II Textos-respuestas por críticos invitados al catálogo,
deslizarse a preguntas específicas formuladas por la artista Sandra Ceballos

Suset Sánchez Lupe Álvarez


Rubén de la Nuez (Holanda) Magaly Espinosa
página 1 Giselle Victoria

Sandra --¿Por que la institución-arte aún se defiende de lo pornográfico?

Rubén- Primeramente, debemos tomar en cuenta que la noción de lo pornográfico responde sólo a un momento y a un lugar
específico dentro del llamado canon occidental. Este término decimonónico apareció como una cruzada victoriana contra la
“obscenidad”. Antes no existía aparato legal o ético alguno contra los objetos ulteriormente calificados como
pornográficos.
Cuando en esa misma época se redescubrió la ciudad de Pompeya, su abundante iconografía del sexo sobrexpuesto fue
confinada al llamado “Gabinete Secreto” del Museo Nacional de Arqueología de Nápoles, y a ciertas estancias, también
secretas, del Museo Británico. Por suerte, los frescos no fueron destruidos y es hoy lo único “afrodisíaco” que se puede
apreciar de dicha temática en las ruinas de esta ciudad romana. El Gabinete Secreto quedó abierto al público de forma
definitiva en el tardío año 2000.
Desde entonces, la imaginería destinada a la representación naturalista del sexo y a su función psico-estimuladora, han ido
quedando en zonas residuales de nuestra cultura. En cuanto a su aspecto representacional, la vergüenza judeocristiana se
encargó de ilegitimizarlo. Ese estigma contra un proceso natural de la condición humana, fue precisamente el que le dio el
carácter institucional diferenciado a la pornografía. Como expresara Susan Sontag en su cardinal ensayo La imaginación
pornográfica,
pornográfica, “la efusión de la pornografía en la sociedad contemporánea es el antídoto demótico contra su carácter
hipócrita y represivo”. Paradójicamente, la rentabilidad de la pornografía se debe a su “canonización” como pecado. Todos
los pecados son seductores. Y no existe seducción sin pecado concebida. Por su parte, el aspecto funcional fue el
resultado
continúa…
Imágenes
dossier
Cartel Catálogo
Afiche Obr
We are porno, sí
as
desliz
II Textos-respuestas por críticos invitados al catálogo,
deslizarse a preguntas específicas formuladas por la artista Sandra Ceballos

Suset Sánchez Lupe Álvarez


Rubén de la Nuez (Holanda) Magaly Espinosa
página 2 Giselle Victoria

de la propia secularización institucional alcanzada en la Modernidad. Esta secularización liberó al arte de los fatigosos
encargos socio-funcionales. Sin embargo, ¿qué hacer con la función de tonificador sexual que, por ejemplo en la tradición
grecolatina, había compartido en muchos objetos, y de forma desjerarquizada, con las funciones artística, mística, lúdicra y
didáctica? A partir de la Modernidad, se define un nuevo espacio institucional para esta alienada función.
A pesar de esta circunstancia, ahora execramos la pornografía con los mismos términos con los que enjuiciaríamos a una
mala obra de arte, cuando en realidad responden a otro registro, definido por su comitente, su sistema de valores y su
dinámica instrumental. Por supuesto, un objeto pornográfico es más efectivo cuando emplea de forma creativa los
instrumentos artísticos. Pero lo mismo ocurre cuando un vibrador tiene un diseño original. Se trata de meros elementos
estructurales. Lo esencial del arte, el privilegio de su función alegórica, no ha lugar en la pornografía. A la pornografía no le
falta arte; le sobra utilidad. Para que cumpla su cometido, debe ser tan predecible como el comienzo y el final de un cigarro.
Ahora bien, ¿por qué la institución arte, después de haber redefinido y ampliado sus límites en las últimas décadas,
continua percibiendo lo pornográfico con una actitud cercana al puritanismo victoriano antes referido? Para responder a
esta pregunta, debo esclarecer qué referimos hoy por “pornográfico”, pues su noción también se ha redefinido con el
tiempo.
Comúnmente se suele definir lo pornográfico como el grado explícito de lo erótico. Sin embargo, los materiales visuales
clasificados como soft-core no explicitan el sexo de forma gráfica y sin embargo, no son por ello menos pornográficos,
pues privilegian del mismo modo la función estimuladora. Al contrario, un filme como El imperio de los sentidos es
asumido como una obra de arte a pesar de que las escenas de sexo son reales y explícitas. Difícilmente un consumidor
promedio de pornografía incluya este filme franco-japonés en su colección. Por tanto, a pesar de la propia
etimología, un objeto
continúa…
continúa…
Imágenes
dossier
Cartel Catálogo
Afiche Obr
We are porno, sí
as
desliz
II Textos-respuestas por críticos invitados al catálogo,
deslizarse a preguntas específicas formuladas por la artista Sandra Ceballos

Suset Sánchez Lupe Álvarez


Rubén de la Nuez (Holanda) Magaly Espinosa
página 3 Giselle Victoria

clasificado como sexualmente gráfico, paradójicamente, no es por definición un objeto pornográfico. De modo que queda el
aspecto funcional, como la clave para tal definición.
A partir de este razonamiento, pudiéramos pensar que la institución arte no tendría a mal aceptar como parte de su
patrimonio a aquellos objetos que aunque sean sexo-explícitos privilegien su función alegórica, su condición kantiana de
“finalidad sin fin”. Sin embargo, desde los inicios de la Modernidad la institución arte ha intentado desmarcarse de los
objetos que desde el punto de vista de su lenguaje se asemejan a la pornografía. No los censura, los escamotea. Se puede
escribir otra historia del arte occidental con una vasta producción de objetos “sexográficos” que los museos de arte han
preferido ocultar en sus bóvedas o exhibir tímidamente en muestras temáticas sobre erotismo, o como documentos
históricos o curiosidades etnográficas. Este arsenal pudiera incluir obras desde Carracci hasta Picasso, pasando por un
extenso inventario de artistas cruciales de los cuales desconocemos su “pornocidad”.
La Modernidad, además, ha mundializado su “castidad” con consecuencias devastadoras. Cuando pensamos, por ejemplo,
en la cultura oriental tradicional quizás los principales referentes que tenemos en nuestra memoria están relacionados con
la naturalidad con la que representaban su vida sexual: el Kama Sutra,
Sutra, las pinturas eróticas chinas de la dinastía Ming, o las
japonesas conocidas como shunga.
shunga . Todo esto pasó a formar parte de una cultura underground,
underground, o simplemente desapareció
cuando en el siglo XIX estos países sufrieron su occidentalización y ocultaron estas tradiciones, por considerarlas el
testimonio de un pasado bárbaro.
Hoy en día, apenas comienzan a aparecer los besos en las pantallas de la industria cinematográfica india, la mayor del
mundo. En cuanto a China, sus pinturas eróticas no parecen existir, ni en los principales museos de arte, ni siquiera en sus

continúa…
Imágenes
dossier
Cartel Catálogo
Afiche Obr
We are porno, sí
as
desliz
II Textos-respuestas por críticos invitados al catálogo,
deslizarse a preguntas específicas formuladas por la artista Sandra Ceballos

Suset Sánchez Lupe Álvarez


Rubén de la Nuez (Holanda) Magaly Espinosa
página 4 Giselle Victoria

sex-shops (legales, por cierto). El sexo en China es un tema casi tabú, aún y cuando la prostitución es galopante. Algunos
estudiantes universitarios me han preguntado, con vergüenza ajena, si es cierto que en Cuba los hombres profieren frases
con alusiones sexuales a mujeres desconocidas, en sitios públicos. El porno-piropo es, además del equipo femenino de
voleibol, el principal referente de Cuba para los chinos. Por el contrario, la industria pornográfica japonesa es de las más
fuertes. Aún así, resulta curioso el hecho de que, mientras los shunga se caracterizaban por la sobredimensión de los
órganos genitales, la pornografía japonesa se distingue por ocultarlos tras un efecto de mosaico; la hoja de parra de la era
digital.
A inicios de los setenta, a raíz del fenómeno Garganta profunda, muchos intelectuales vaticinaron que las fronteras entre la
naciente industria del cine pornográfico y la del cine del mainstream se diluirían. Se pensaba que una nueva sensibilidad
sexual, en una era post-secular, desterraría el inútil concepto de “obscenidad” del espacio del sexo y su representación.
Ese fue el único momento en que el mundo artístico y literario –desde Jack Nicholson hasta Truman Capote– consideraba
“chic” ir a ver cine pornográfico.
Por su parte, el arte de vanguardia ya tenía un camino recorrido en cuanto a la convergencia de territorios históricamente
estratificados. Andy Warhol, quien expresaba abiertamente su devoción por la pornografía, la colocó en el centro de sus
palimpsestos entre alta y baja cultura. La serie de filmes experimentales que realizo entre 1963 y 1968 eran clasificados
como hard-core,
hard-core, pero encontraban su espacio en el circuito galerístico. Por su parte, el arte conceptual parecía estallar las
paredes de la galería, y dejarse inundar por “el reino de este mundo”. En el mismo año 1972 en el que se estrenaba
Garganta profunda,
profunda, Vito Acconci realizaba en la Sonnabend Gallery, de Nueva York, su performance-instalación
Seedbed.
Seedbed.

continúa…
Imágenes
dossier
Cartel Catálogo
Afiche Obr
We are porno, sí
as
desliz
II Textos-respuestas por críticos invitados al catálogo,
deslizarse a preguntas específicas formuladas por la artista Sandra Ceballos

Suset Sánchez Lupe Álvarez


Rubén de la Nuez (Holanda) Magaly Espinosa
página 5 Giselle Victoria

En esta obra, el artista se masturbaba debajo de una rampa de madera por la que caminaban los visitantes, mientras
vociferaba sus fantasías sexuales. Me pregunto hasta que punto estos productos del arte de la vanguardia pudieron haber
influido en la legalización de la pornografía en los Estados Unidos en 1969.
Contrario a tales expectativas, la institución arte ha mantenido su relativo blindaje con respecto al sexo explícito. Se trata
entonces, de un mero asunto de posicionamiento y delimitación institucional. Aunque el sentido del arte y la pornografía
son diametralmente opuestos, se asemejan demasiado como artefactos lingüístico-narrativos. Para mantener la debida
distancia la institución arte ha colocado lo erótico y lo pornográfico en una falsa oposición binaria, como si el uno se
definiera por la negación del otro.
La representación de la violencia tiene las puertas abiertas en las coordenadas del arte. La espada de Judith penetrando el
cuello de Holofernes no resulta obscena. Cuenta con una extensa iconografía, imprescindible en cualquier libro de Historia
del Arte. Sin embargo, el pene de Júpiter penetrando a Juno se extravía en los “anales” del tema erótico. Los genitales y su
funcionamiento no pertenecen al arte sino a la ciencia y la pornografía. Esto me hace recordar una pieza que Lázaro
Saavedra concibió para la exposición ¿Arte Sexo? Lo erótico en el arte, (1989, Facultad de Artes y Letras, Universidad de
La Habana), en la que la ilustración de un órgano genital femenino, extraído de un manual de anatomía, es colocada en el
contexto artístico y acusada de pornográfica.
Abrir los marcos institucionales del arte a lo que hoy sólo vive en la pornografía, no significa conferirle legitimidad artística
a la reproducción de modelos de dominación masculina y otras calamidades típicas de la industria pornográfica de hoy.
Significa recuperar un imaginario que históricamente pertenecieron a la esfera de lo artístico; evitar el extrañamiento cada
vez que consultamos un catálogo de Jeff Koons o las más “descarnadas” fotografías del Portafolio X de Robert
Mapplethorpe, como si la exploración del cuerpo humano y sus límites sexuales fuesen harina de otro costal

Imágenes
dossier
Cartel Catálogo
Afiche Obr
We are porno, sí
as
desliz En la Primera Anual
II Obra Internacional de Arte Porno
participaron 45 artistas. Hemos Textos
deslizarse s seleccionado para este dossier,
por razones obvias de espacio,
una muestra en imágenes de Suset Sánchez
doce obras.
LISTADO DE PARTICIPANTES EN Lupe Álvarez
LA MUESTRA
We are porno, sí

1- GRETHELL RASÚA
Magaly Espinosa
2- JAVIER CASTRO 24-CLAUDIO FUENTES
3- LUÍS GÁRCIGA 25-LEANDRO BONACHEA Giselle Victoria
4- EVELIO CARNERO 26-SAMUEL RIERA
5- LUÍS TRÁPAGA 27-HUGO AZCUY Rubén de la Nuez
6- FRAN ERNESTO 28-IROLÁN MAROSELLI
FERNÁNDEZ 29-NELSON JALIL
7- RICARDO ORTA 30-ORLANDO SILVERA CRÍTICOS
8- RUBÉN CRUCES 31-FÉLIX RONDA
9- ANTHONY LESTER 32-JORGE LUÍS MARRERO 42-MAGALY ESPINOSA Imágenes
10-ROCÍO GARCÍA 33-ELIO RODRÍGUEZ- 43-LUPE ÁLVAREZ-
11-MANUEL PARDO- EU ESPAÑA ECUADOR
12-OMAR PASCUAL- ESPAÑA 34-RAFAEL ZARZA 44-RUBÉN DE LA NUEZ-
13-MARINA VARGAS-ESPAÑA 35-CRISTINA PADURA HOLANDA Cartel
45-GISELLE VICTORIA
14-EDUARDO APARICIO- EU 36-LUÍS CASALÍ
46-SUSET SÁNCHEZ- Afiche
15-SERVANDO CABRERA 37-JUAN CARLOS ESPAÑA
16-ERNESTO JAVIER FREIJOSO  
FERNÁNDEZ 38-CARLOS SARRIÁ- UK Catálogo
17-TOMÁS ESSON- EU 39-ALBERTO FAMADAS COLECCIONISTAS
18-CHAGO ARMADA 40-PEDRO LUACES QUE PRESTARON
19-AMALIA IDUATE 41-SANDRA CEBALLOS OBRAS
Obr
20-EDUARDO MARÍN     as

4 sí56
1We2are3porno,
21-ROBERTO JIMÉNEZ   JOSÉ ÁNGEL VINCENCH
22-HAMLET LAVASTIDA JORGE LUÍS DEL BUSTO
23-RENÉ PEÑA dossier DALIA GARCÍA BARBÁN
desliz
II
deslizarse
Anthony Textos

Obra
Lester
video-
instalación Suset Sánchez

s Lupe Álvarez
We are porno, sí
Magaly Espinosa

Giselle Victoria
Rubén de la Nuez

Imágenes

Cartel

Afiche

Catálogo

Obr
as
dossier
We are porno, sí
desliz
II
deslizarse
Luis Trápaga Textos
instalación
Obra interactiva
Suset Sánchez
s Lupe Álvarez
We are porno, sí
Magaly Espinosa

Giselle Victoria
Rubén de la Nuez

Imágenes

Cartel

Afiche

Catálogo

Obr
as
dossier
We are porno, sí
desliz
II
deslizarse
Pedro Textos
escultura en

Obra
Luaces
cerámica
Suset Sánchez

s Lupe Álvarez
We are porno, sí
Magaly Espinosa

Giselle Victoria
Rubén de la Nuez

Imágenes

Cartel

Afiche

Catálogo

Obr
as
dossier
We are porno, sí
desliz
II
Leandro Bonachea y Claudio
Textos
deslizarse
Fuentes foto-
proyección
Obra Suset Sánchez

s Lupe Álvarez
We are porno, sí
Magaly Espinosa

Giselle Victoria
Rubén de la Nuez

Imágenes

Cartel

Afiche

Catálogo

Obr
as
dossier
We are porno, sí
desliz Grethel Rasúa, Javier Castro y Luis
II
deslizarse Gárciga video Textos

Obra Suset Sánchez

s Lupe Álvarez
We are porno, sí
Magaly Espinosa

Giselle Victoria
Rubén de la Nuez

Imágenes

Cartel

Afiche

Catálogo

Obr
as
dossier
We are porno, sí
desliz
II
Sandra
instalación, fotografía sobre tela, condones
Textos
deslizarse
Ceballos
y plátanos
Los mejores machos
cubanos
Obra Suset Sánchez

s Lupe Álvarez
We are porno, sí
Magaly Espinosa

Giselle Victoria
Rubén de la Nuez

Imágenes

Cartel

Afiche

Catálogo

Obr
as
dossier
We are porno, sí
desliz
II
deslizarse
Rafael Zarza Textos
acrílico sobre tela

Obra Suset Sánchez


TAUROEROTORNILLOMANÍA
s Lupe Álvarez
We are porno, sí
Magaly Espinosa

Giselle Victoria
Rubén de la Nuez

Imágenes

Cartel

Afiche

Catálogo

Obr
as
dossier
We are porno, sí
desliz
II
Elio Rodríguez
deslizarse instalación, sobrecama Textos
de piel
Obra Suset Sánchez

s Lupe Álvarez
We are porno, sí
Magaly Espinosa

Giselle Victoria
Rubén de la Nuez

Imágenes

Cartel

Afiche

Catálogo

Obr
as
dossier
We are porno, sí
desliz
II
deslizarse
Marina Vargas Textos
collage y dibujo sobre
(España)
Obra
cartulina
Marcador para Suset Sánchez
biblias
s Lupe Álvarez
We are porno, sí
Magaly Espinosa

Giselle Victoria
Rubén de la Nuez

Imágenes

Cartel

Afiche

Catálogo

Obr
as
dossier
We are porno, sí
desliz
II Cristina Padura y Luis Casalí Textos
deslizarse instalación, botellas y
fotografías
Obra Suset Sánchez

s Lupe Álvarez
We are porno, sí
Magaly Espinosa

Giselle Victoria
Rubén de la Nuez

Imágenes

Cartel

Afiche

Catálogo

Obr
as
dossier
We are porno, sí
desliz
II
deslizarse
Rocío García
acrílico sobre tela
Textos

Obra Suset Sánchez

s Lupe Álvarez
We are porno, sí
Magaly Espinosa

Giselle Victoria
Rubén de la Nuez

Imágenes

Cartel

Afiche

Catálogo

Obr
as
dossier
We are porno, sí
desliz
II
deslizarse
Roberto Jiménez Textos
fotografí
a
Obra Suset Sánchez

s Lupe Álvarez
We are porno, sí
Magaly Espinosa

Giselle Victoria
Rubén de la Nuez

Imágenes

Cartel

Afiche

Catálogo

Obr
as
dossier
We are porno, sí
Revista

epílog
desliz
archivo o
desliz
II
digital La
Foto Lilia Collar
artístico-
literario II Habana

Extractor de moscas. Café Literario 23 y 12.

Acerca de
desliz
Revista desliz II Agradecimientos especiales
A Nailé Piñeiro, por su ayuda
en la comunicación y el trabajo
con autores
Vínculos web al proyecto de otras lenguas

proyecto desliz
Subscribirse ahora
© Proyecto desliz
revista desliz
DESLIZ ONLINE
(en construcción) Anuncio
En nuestro sitio aún en construcción
Nuestra dirección postal: DESLIZ ONLINE, se publicarán próximamente
Enna 402 esquina Fábrica. los resultados de las convocatorias
Luyanó. Municipio internacionales lanzadas por desliz en su
10 de Octubre. Ciudad de La primer número.
Habana. Cuba. C.P.:10700 Este sitio tiene como propósito la creación de
Teléfono: (537) 6984409 un -otro- archivo virtual de arte y
literatura contemporáneos. En él se
publicarán una vez al mes dos propuestas o
deslices provenientes de diferentes partes
Escríbanos del mundo, y cada autor conservará una
a: proyectodesliz@gmail.com página individual dentro del sitio, que será
actualizada con noticias sobre su quehacer
artístico y/o literario.
Severo Sarduy. Cortesía de El
desliz Ciervo Encantado.
archivo digital artístico literario II

equipo de
realización:
liz
abel
Mónica

desl
PORTADA
iz

También podría gustarte