Está en la página 1de 14

Alumno: German Manuel Ruiz Vichata

JURISPRUDENCIA

Pronunciamientos jurisprudenciales recientes de la Corte Suprema sobre el


proceso inmediato

El Decreto Legislativo 1194, vigente desde el 29 de noviembre de 2015,


estableció nuevas reglas para su tramitación, pero, a la par, con su promulgación
se presentaron diversos cuestionamientos por parte de la dogmática nacional
respecto a los supuestos de aplicación del proceso inmediato
El primer problema

• Que se suscita en torno a las reglas de aplicación del proceso


inmediato, se da en los supuestos de flagrancia delictiva regulados
en el artículo 259° del Código Procesal Penal. Es decir; los
supuestos de a) flagrancia propiamente dicha (259°.1); b) cuasi
flagrancia (259°.2); y, flagrancia dicta o presunta (259°.3 y 4);
que establece el artículo 446° numeral 1 del Código procesal
penal. Tema que fue objeto de análisis en la Casación 842-2016,
Sullana, en un caso de violación sexual en el que se incoa proceso
inmediato contra una persona que fue detenida en un supuesto de
flagrancia delictiva, en el momento en que la madre de la menor
agraviada logró ver que se desplazaba por la carretera en un
vehículo menor. La madre señaló que lo reconoció porque su hija
le dio las características del sujeto.
En segundo lugar

• Existe controversia, en relación a aplicar el proceso inmediato en la


comisión de hechos delictivos en grado de tentativa, pero con penas
graves, como por ejemplo, tentativa de violación sexual, feminicidio,
secuestro, etc. En estos supuestos, concordamos con lo señalado en
la Casación 441-2017, Ica, referente a que sí es posible aplicar el
proceso inmediato en estos supuestos debido a que: “En un delito
especialmente grave cometido en grado de tentativa habrá mayor
viabilidad de aplicación del proceso inmediato, toda vez que (…) no se
exige la acreditación de la totalidad de los elementos del tipo penal que
se trate, basta con probar que la decidida ejecución delictiva inició; lo
cual resulta compatible con la idea de simplicidad procesal ínsita al
proceso inmediato”.
En tercer lugar

• Si bien líneas arriba se ha establecido que en un delito


especialmente grave cometido en grado de tentativa habrá mayor
viabilidad de aplicación del proceso inmediato, también se discute
en la doctrina si es de aplicación o no el proceso inmediato en
delitos especialmente graves si estos se han consumado.
ACUERDOS PLENARIOS

El Acuerdo Plenario 06-2010/ CJ-116 en que se afirma que “al ser el


proceso inmediato distinto al proceso común y no haber etapa
intermedia, será el juez de juicio oral quien controle la acusación y
evaluará los medios probatorios que podrán presentar los demás
sujetos procesales de constitución en parte procesal, así como otros
requerimientos (…)”.
Entonces, así se trate de un delito consumado, lo
relevante para incoar o no un proceso inmediato
no es la pena –por lo menos no esencialmente–
sino principalmente el acervo probatorio
contundente que justifique un claro escenario de
flagrancia delictiva, y que además esos
categóricos elementos de cargo no hayan sido
refutados por la defensa.
INICIO DE PROCESO INMEDIATO REQUIERE DE
PRUEBA EVIDENTE

En este pronunciamiento, se diferenció el concepto de “delito


evidente” del de “prueba evidente”. Mientras que el primero hace
referencia a aquel delito que es cierto, claro, patente y acreditado
sin la menor duda, lo segundo implica una prueba estrechamente
correspondiente con la realidad, con la que se permite que la
apreciación del juzgador en este supuesto sea exacta con extrema
probabilidad. Es decir, en uno es el delito el que da cuenta de su
propia existencia, y en el otro es la prueba la que logra ese efecto.
SUPUESTOS DE PROCEDENCIA

El proceso inmediato por delito flagrante requiere


que el imputado esté detenido y que no se necesite
realizar algún acto de investigación adicional luego de
las veinticuatro horas de detención.

El fiscal puede instar el proceso inmediato incluso


cuando no se presente el delito flagrante, siempre
que se cumplan los supuestos de delito confeso o de
delito evidente.
ACUERDO PLENARIO EXTRAORDINARIO N°2-
2016/CIJ-116 (01/06/2016)

Se reconoce que el Proceso Inmediato es un mecanismo


de simplificación procesal, y como tal implica una
REDUCCIÓN DE ETAPAS PROCESALES, que en este caso se
justifica por la EVIDENCIA DELICTIVA SUFICIENTE y la
SIMPLICIDAD PROCESAL O AUSENCIA DE COMPLEJIDAD.
PRINCIPALES APORTES DEL ACUERDO PLENARIO
EXTRAODRINARIO N°02-2016/ CIJ-116

El AP moderó el funcionamiento del proceso especial, estableciendo


doctrina legal e imponiendo criterios claros que deben ser ponderados para
la admisión o no de la incoación del proceso especial de acuerdo con la
complejidad

De igual modo dio contenido al principio de proporcionalidad y dotó de


herramientas al juez sentenciador para la aplicación del derecho

Además, determinó circunstancias que permitirán un mejor funcionamiento


y la evitación de procesos atropellados y carentes de las garantías judiciales
necesarias de las partes.
IMPORTANCIA
Solo será obligatoria la incoación
del proceso inmediato, cuando
concurra, Dos requisitos

- La evidencia delictiva

-- La ausencia de complejidad
procesal. En ese sentido que este
procedimiento especial se rige en
una institución de carácter
excepcional.
EN EL ACUERDO PLENARIO 02-2016 SE AFIRMA QUE A TRAVÉS DE LA LEY N.°
29596 (QUE MODIFICÓ EL ART. 259 DEL CPP) SE AMPLIÓ EXCESIVAMENTE LA
RELACIÓN ENTRE LA PERCEPCIÓN DEL HECHO Y EL MOMENTO MISMO DE LA
INTERVENCIÓN AL IMPUTADO

• Lo que afectó a la inmediatez temporal y personal. Sin embargo,


para los efectos de la compatibilidad de la flagrancia delictiva con
el proceso inmediato, en la noción de evidencia siempre ha de
primar: claridad de la comisión del delito por el imputado y lógica
concluyente de lo que se aprecia y se observa incluso a través de
medios audiovisuales, con descarte razonable de alguna duda o
información incompleta que fluye de los actos de investigación
provisionales realizados inmediatamente o con carácter de
urgencia y tiempo imprescindible, que es a lo que se le denomina
“diligencias policiales de prevención “
CONCLUSIONES

El proceso inmediato es un proceso especial que, dada la evidencia delictiva que posee,
tiende a la simplificación del proceso, saltándose las fases de investigación preparatoria
e intermedia, y así evitar etapas ritualistas e innecesarias, al existir las circunstancias
que permiten al fiscal formular acusación.

El requerimiento de proceso inmediato puede incoarse de manera simultánea a los


pedidos de prisión preventiva, principio de oportunidad, de un acuerdo reparatorio
o de la terminación anticipada, y el juez se pronuncia oralmente por todos ellos en
el orden establecido en el numeral 4 del artículo 447 del NCPP

El carácter inmediato del proceso hace que el juicio oral se lleve a cabo en ese mismo
acto y no en fecha posterior, salvo que deba aplazarse uno o dos como máximo, por
razones de tiempo o prolongación del debate.