Está en la página 1de 27

Modernismo y la

generación del 98
A finales del siglo XIX aparecen en España
las primeras manifestaciones estéticas de
carácter renovador que se oponen a las
tendencias literarias en boga. El modelo
realista que había triunfado durante la
segunda mitad del siglo está ya agotado, y la
poesía triunfalista hinchada de Campoamor y
Núñez de Arce ya no responde a las
exigencias del momento. Ante ese panorama
se abren paso dos corrientes estéticas:
Modernismo y Generación del 98.
Modernismo:
Contexto histórico- literario
A principio de siglo, E.L. Chávarri, veía
en el Modernismo una reacción “contra
el espíritu utilitario de la época”, contra
un “industrialismo” que lesionaba al
hombre. Ello nos invita a situar al
Modernismo en su momento, en la
citada crisis. En efecto, en sus raíces
hay un profundo desacuerdo con la
civilización burguesa.
Características
• Modernismo exótico:

Paola Alarco
• Modernismo intimista:

Antonio Machado
Nomina
modernista
Rubén Darío
Fragmento de azul
¡Que cofre tan artístico! ¡Qué libro tan hermoso!
¿Quién me lo trajo?
¡Ah! La Musa joven de alas sonantes y corazón de fuego,
la Musa de Nicaragua, la de las selvas seculares que besa
el sol de los trópicos y arrullan los océanos.
¡Qué hermosas páginas de deliciosa lectura, con prosa
como versos, con versos como música! ¡Qué brillo! todo
luz, todo perfume, todo juventud y amor.
Es un regalo de hadas: es la obra de un poeta.
José Martí
Fragmento zapaticos rosa
Hay sol bueno y mar de espuma,
Y arena fina, y Pilar
Quiere salir a estrenar
Su sombrerito de pluma.
?«¡Vaya la niña divina!»
Dice el padre y le da un beso:
?«¡Vaya mi pájaro preso
A buscarme arena fina!»
?«Yo voy con mi niña hermosa»,
Le dijo la madre buena:
«¡No te manches en la arena
Los zapaticos de rosa!»
Fueron las dos al jardín
Por la calle del laurel:
La madre cogió un clavel
Y Pilar cogió un jazmín.
Francisco Villaespesa
Fragmento los jardines de afrodita
El ritmo, el gran rebelde, me rinde vasallaje,
y cuando quiero ríe, y cuando quiero vuela,
y he domado a mi estilo como a un potro salvaje,
a veces con el látigo y a veces con la espuela.

Conozco los secretos del alma del paisaje,


y sé lo que entristece, y sé lo que consuela,
y el viento traicionero y el bárbaro oleaje
conocen la invencible firmeza de mi vela.

Amo los lirios místicos y las rosas carnales,


la luz y las tinieblas, la pena y la alegría,
los ayes de las víctimas y los himnos triunfales.

Y es el eterno y único ensueño de mi estilo


la encarnación del alma cristiana de María
en el mármol pagano de la Venus de Milo.
Salvador Rueda
Fragmento la lámpara de la
poesía
Desde la frente, que es lámpara lírica, desborda su acento
como un aceite de aroma y de gracia la ardiente poesía,
y a los ensalmos exhala cantando su fresca armonía,
vase llenando de luz inefable la esponja del viento.

Rozan los versos como alas ungidas de lírico ungüento


sobre las frentes, que se abren cual rosas de blanca alegría;
y un abanico de ritmos celestes el aire deslía,
cual si moviera sus plumas de magia de Dios el aliento.

Vierte en el aire la lámpara noble sus sones divinos,


que goteantes de sílabas puras derraman sus trinos
desde el tazón del cerebro de lumbre que canta sonoro.
Eduardo Marquina
Fragmento de salmo de amor
¡Dios te bendiga, amor, porque eres bella!
¡Dios te bendiga, amor, porque eres mía!
¡Dios te bendiga, amor, cuando te miro!
¡Dios te bendiga, amor, cuando me miras!

¡Dios te bendiga si me guardas fe;


si no me guardas fe, Dios te bendiga!
¡Hoy que me haces vivir, bendita seas;
cuando me hagas morir, seas bendita!

Bendiga Dios tus pasos hacia el bien,


tus pasos hacia el mal, Dios los bendiga!
¡Bendiciones a ti cuando me acoges;
bendiciones a ti cuando me esquivas!
Manuel Machado
El príncipe
Siete soles forman
el solio del príncipe
de los siete soles.

Su cetro de oro
es un haz de llamas
de mil arreboles.

Su rostro, que nadie


miró porque ciega,
las nubes esconden.

Su imperio, los mundos,


Él todo lo puede,
todo lo conoce...

Y en sus ojos, cuyo


mirar mata, brillan
¡todos los dolores!
Temas
Generación del 98
Contexto histórico- literario

La época que abarca desde


1874 hasta 1931 es
conocida como la
Restauración
Características
Géneros
Autores
Términos propios
álter ego
Persona que, con respecto
a otra, está muy
identificada con sus
opiniones o modo de
actuar.
Nivola
Es el neologismo creado
por Miguel Unamuno para
referirse a sus propias
creaciones de ficción
narrativa.
Afloran
Manifestar
una situación o un
sentimiento que se creía
oculto u olvidado