Está en la página 1de 30

CURSO DE APRENDIZ DE

LÍDER DE CÉLULA

SESIÓN UNO
«Las iglesias celulares»
A. La filosofía de los grupos
celulares
 El fundamento bíblico para el concep-
to de los grupos celulares que pre-
sentamos en este curso está basado
en el modelo usado por el Señor
Jesucristo.
 Jerusalén – Judea – Samaria – lo
último de la tierra
B. Las células en la iglesia
primitiva
 Los grupos celulares fueron el mode-
lo que usó la iglesia primitiva resul-
tando en su expansión.
 Mucha gente respondió al testimonio
de los apóstoles y fueron incluídos en
el compañerismo al reunirse en las
casas de cada uno
 Hechos 2:42, 46 – 47
C. Los grupos celulares en la
historia de la Iglesia
 Iglesia hogareña
 Constantino
Martín Lutero Juan Wesley
D. Los grupos celulares en el
mundo de hoy

Corea
del
Sur
Sudáfrica
Costa
de
Marfil
El Salvador
Estados Unidos
Singapur
Hong Kong
Etiopía
Japón
Comunidad de Estados Independientes
E. En las iglesias celulares cada
cristiano es un ministro

Iglesias
bíblicas
E. Vistazo a la iglesia celular
 La célula: la «comunidad cristiana
básica»
 Nada compite con las células
 Las células son el bloque básico del
edificio de la iglesia.
 Es el centro de vida de todo creyente
G. La estructura que sirve a las células
• Hasta diez células
• Hasta 150 personas

MINISTRO DE SECCIÓN

Líder Líder Líder Líder Líder Líder Líder Líder Líder Líder
de de de de de de de de de de
célu- célu- célu- célu- célu- célu- célu- célu- célu- célu-
la y la y la y la y la y la y la y la y la y la y
apren apren apren apren apren apren apren apren apren apren
-diz -diz -diz -diz -diz -diz -diz -diz -diz -diz

CONGREGACIÓN
• Hasta diez secciones
• Hasta cien células
• Hasta 1.500 personas
MINISTRO DE DISTRITO

Sección 1 Sección 2 Sección 3 Sección 4 Sección 5

DISTRITO
H. Las tres «Ces» de la iglesia
celular

C élula
C ongregación
C elebración
NUESTRA VISIÓN
«Es el sueño de ser una iglesia donde
el quebrantado, deprimido, frustrado
y el confundido puedan encontrar
amor, aceptación, ayuda, esperanza,
perdón y estímulo.
«Es el sueño de compartir las Buenas
Nuevas de Jesucristo con los
centenares de miles de hispanos en
Miami…
NUESTRA VISIÓN (cont.)
«Es el sueño de integrar una iglesia de
miles de personas, sumando las
células, las secciones, los distritos y
la Celebración dominical (IGLESIA
CELULAR)
«Es el sueño de desarrollar personas
hacia la madurez espiritual a través
del estudio de la Biblia, células,
seminarios, retiros, entrenamientos…
NUESTRA VISIÓN (cont.)
«Es el sueño de equipar a cada
creyente para un ministerio
significativo ayudándolos a descubrir
los dones y talentos que Dios les dio
con el propósito de cumplir las cinco
funciones de la iglesia: adoración,
evangelismo, discipulado,
compañerismo y ministerio…
NUESTRA VISIÓN (cont.)
«Es el sueño de enviar misioneros y
obreros de la iglesia alrededor del
mundo, autorizando a cada miembro
para una vida personal de misión en
el mundo. Es el sueño de enviar a
nuestros miembros a los miles de
proyectos de misión a corto plazo, en
cada continente…
NUESTRA VISIÓN (cont.)
«Es el sueño de varios acres de tierra
en que se construirá una iglesia
regional para Miami , con facilidades
bonitas y simples… incluso un centro
de adoración con miles de asientos,
un centro de consejería y oración,
aulas para los estudios bíblicos y
entrenamiento de ministros laicos, y
un área de recreación…
NUESTRA VISIÓN (cont.)
«Todo esto diseñado para atender a la
persona total: espiritual, emocional,
física y socialmente, en un paisaje
pacífico e inspirador».
NUESTRO PROPÓSITO
Guiar a las personas a Jesús y hacerlos
miembros de su familia,
desarrollarlos para que alcancen la
madurez, pareciéndose a Cristo,
y equiparlos para su ministerio en la
iglesia y para la misión de su vida en el
mundo
de tal manera que se magnifique el
nombre de Dios.
NUESTRO LEMA
Experimentamos la vida de
Cristo en compañerismo
unos con otros a medida
que proyectamos Su vida
y compañerismo a más
y más personas.
NUESTRA ESTRATEGIA

 El objetivo de «Riverside» para el


Desarrollo Ministerial es MOVILIZAR
un ejército de ministros quienes ya
estén usando al máximo sus habi-
lidades, dones, personalidad, cora-
zón y experiencias en un lugar
significativo de servicio, a través
de la iglesia

También podría gustarte