Está en la página 1de 8

proceso

Área de selección
• El algodón suave con un conteo alto de hilos
sirve muy bien para las almohadas de dormir.

• El brocado y otras telas para decorar el hogar


sirven muy bien para las almohadas
decorativas.
Área de cortado
Corta la tela en dos cuadrados o rectángulos de igual tamaño. Agrega 1,50
centímetros (1/2 pulgada) a cada lado para que haya espacio suficiente para la
costura. El tamaño de las piezas depende del tamaño de almohada que quieras. Si
vas a rellenar la almohada con una estructura de relleno ya preparada, corta la tela
del mismo tamaño y forma de la estructura que tienes. Con esto, tendrás una
almohada bonita y llena
Coloca las dos piezas de tela juntas por el revés.
Si es necesario, asegura tres de los bordes con
alfileres y deja el otro borde sin fijar para que
puedas darle la vuelta a la almohada más
adelante.
Área de costura
• Cose tres de los bordes. Usa un color de hilo
que haga juego, una puntada recta y un
margen de costura de 1,50 centímetros (1/2
pulgada). Retira los alfileres y deja el cuarto
borde sin coser. Puedes hacerlo a mano o con
una máquina de coser
Área de en bastillado

Dobla los bordes sin trabajar y
presiónalos. Toma los bordes abiertos de la
almohada y dóblalos 1,50 centímetros (1/2
pulgada) hacia adentro. Presiónalos con una
plancha caliente para que se forme un pliegue
que servirá de guía para cuando la almohada esté
lista para coser. Si no tienes una plancha, puedes
colocar un alfiler a cada borde doblado por
separado. No unas los bordes porque no podrás
rellenar la almohada.
Área de llenado

• Rellena la almohada todo lo que puedas para que quede


bonita y llena. El relleno de poliéster es un relleno de
almohada popular y fácil de conseguir. Puedes comprarlo
en tiendas de telas y en tiendas de manualidades. Si hiciste
la almohada en base a una estructura de relleno existente,
introdúcela ahora.[También puedes abrir una almohada
vieja y usar el relleno de poliéster o de plumón en su lugar.
Área de sellado
• Sujeta la abertura con alfileres y cósela. Puedes
hacerlo a mano con una puntada escalonada o
con una puntada invisible, o puedes hacer una
costura decorativa con la máquina de coser.
Retira los alfileres cuando hayas terminado. Si
coses a mano, realiza una puntada tensa y
pequeña. Al final, anuda bien el hilo.