Está en la página 1de 9

IMAGEN DEL PROPIO CUERPO

ESQUEMA CORPORAL
UNIDAD N°4
Concepto
 Es el conocimiento inmediato que tenemos de nuestro
cuerpo, sus partes y las relaciones de este con el medio
ambiente físico y social.
 Se construye de las sensaciones visuales, táctiles,
auditivas, de movimiento, etc. del propio cuerpo, de las
experiencias del mismo con el medio y los demás, de los
significados otorgados por la interacción social que
pueden hacernos sentir (lindo, feo, torpe, etc.).
 Es una estructura dinámica que se readapta y organiza
permanentemente en función de experiencias pasadas,
situaciones presentes y proyectos futuros; también
incluye aspectos cognitivos, motrices y afectivo-sociales.
 La imagen corporal del propio cuerpo resulta de la
imitación interiorizada de los esquemas de acción y
posturas de los otros, según Wallon
Etapas de desarrollo. Le Boulch
1. Cuerpo vivido: desde nacimiento hasta 2-3 años, caracterizada por
los siguientes rasgos: al principio no percibe su cuerpo separado del
mundo, percibe acciones segmentarias como totalidades actuando
en un espacio troceado. Es importante el dialogo tónico con su
madre, la recepción y emisión emocional relacionada con satisfacción
de necesidades biológicas. Buscar el rostro o cuerpo de la madre
desarrolla esquemas de acción corporal: volverse, girar, levantar la
cabeza, etc. Aquí se ve como el desarrollo emocional pasa a ser
motor de desarrollo cognitivo y motriz.
 Estos esquemas con la madre y luego los objetos, permite que a los
18 o 20 meses, los objetos adquieran características de
PERMANENCIA (puedo recordar que están allí después de haber
desviado mi atención) e INDEPENDENCIA (su existencia es
independiente de mis acciones), formando un mundo exterior a él,
rompiendo la simbiosis cuerpo-medio, e iniciando la siguiente etapa.
2. Cuerpo percibido: desde los 2 a 7 años, gracias a la percepción de
diferentes experiencias psicosociomotrices y a la asociación con el
lenguaje, el dibujo, el juego y las devoluciones emocionales que
recibe por sus acciones, progresa hacia una imagen de sí mismo con
cierta articulación interna, desarrollando conciencia de los
segmentos corporales y adecuada representación topológica
(propiedades de los cuerpos) de su cuerpo orientado espacio-
temporalmente; pero solo es una imagen estática y reproductora de
sí mismo, no pudiendo operar aun (operar es una acción
internalizada y reversible). Ubica sus acciones en el espacio-tiempo,
pero no logra anticipar situaciones.
3. Cuerpo operatorio: desde los 6-7 a los 12-13 años y se caracteriza
por la capacidad del niño de imaginar transformaciones entre las partes
de su cuerpo y su relación con el espacio-tiempo. En esta etapa no
requiere explorar de modo práctico las diferentes variantes ya que
puede anticiparlas, modificando “virtualmente” los esquemas de acción.
En otras palabras el niño puede operar con las nociones relativas al
espacio, cuerpo, tiempo y objetos, esta capacidad anticipatoria es
posible gracias a la adquisición de la capacidad de conservación y
reversibilidad operatorias. Estas se van conquistando ya desde los 5-6
años a través de combinación de la exploración practica de las acciones
con una operacional-intelectual en preparación.

Conservación es la capacidad de comprender que la cantidad se mantiene igual aunque se


varíe su forma (6 -7 años). Ej. comprende que es la misma cantidad de agua si se vierte
de una botella alta a otra mas baja y ancha.
Reversibilidad es la capacidad de invertir la operación, haciendo una conjetura lógica. Ej. se
le muestra al niño una bola de pasta y con ella se hace primero una bola, luego una
salchicha. El niño reconoce la constancia de la materia al reconstruir el origen de la
operación. A los 5 años cree que se ha modificado la cantidad