Está en la página 1de 137

Pueblo de reyes, asamblea santa,


pueblo sacerdotal, pueblo de Dios,

PUEBLO
bendice a tu Señor.

Te cantamos, oh Hijo amado del Padre,


DE
te alabamos, eterna Palabra,
salida de Dios.
Te cantamos, oh Hijo de la Virgen María.
REYES Te alabamos, oh Cristo nuestro hermano,
nuestro Salvador.

Pueblo de reyes, asamblea santa…

Te cantamos a Ti, esplendor de la Gloria,


te alabamos, Estrella radiante
que anuncia el día.
Te cantamos, oh Luz que iluminas nuestras sombras,
te alabamos, Antorcha de la nueva
Jerusalén.

Pueblo de reyes, asamblea santa…


TEN PIEDAD

Señor, Señor, piedad, piedad

Cristo, piedad, piedad

Señor, Señor, piedad, piedad

Piedad Señor
GLORIA
Gloria, gloria, gloria a Dios en el cielo
Y en la tierra paz a los hombres
Que ama el señor (2)

Te alabamos, te bendecimos,
Te adoramos, te glorificamos,
Te damos gracias, Señor Dios rey celestial,

Gloria, gloria, gloria a Dios…

Hijo del padre Jesucristo,


Tu eres el cordero que quitas el pecado,
Ten piedad de nosotros
Y escucha nuestra oración.
Gloria, gloria, gloria a Dios en el cielo
Y en la tierra paz a los hombres
que ama el señor

Solo tú eres santo, solo tú señor


Solo tú altísimo Jesucristo
Con el Espíritu Santo
En la gloria del padre. Amén

Gloria, gloria, gloria a Dios en el cielo


Y en la tierra paz a los hombres
que ama el señor
En aquellos días, dijo el Señor a
Moisés y a Aarón en tierra de Egipto:
“Este mes será para ustedes el
primero de todos los meses y el
principio del año. Díganle a toda la
comunidad de Israel: ‘El día diez de
este mes, tomará cada uno un
cordero por familia, uno por casa. Si
la familia es demasiado pequeña para
comérselo, que se junte con los
vecinos y elija un cordero adecuado
al número de personas y a la
cantidad que cada cual pueda comer.
Será un animal sin defecto, macho, de
un año, cordero o cabrito. Lo
guardarán hasta el día catorce del
mes, cuando toda la comunidad de los
hijos de Israel lo inmolará al atardecer.
Tomarán la sangre y rociarán las dos
jambas y el dintel de la puerta de la
casa donde vayan a comer el cordero.
Esa noche comerán la carne, asada a
fuego; comerán panes sin levadura y
hierbas amargas. Comerán así: con la
cintura ceñida, las sandalias en los
pies, un bastón en la mano y a toda
prisa, porque es la Pascua, es decir, el
paso del Señor. Yo pasaré esa noche
por la tierra de Egipto y heriré a todos los
primogénitos del país de Egipto, desde
los hombres hasta los ganados.
Castigaré a todos los dioses de Egipto,
yo, el Señor. La sangre les servirá de
señal en las casas donde habitan
ustedes. Cuando yo vea la sangre,
pasaré de largo y no habrá entre ustedes
plaga exterminadora, cuando hiera yo la
tierra de Egipto. Ese día será para
ustedes un memorial y lo celebrarán
como fiesta en honor del Señor. De
generación en generación celebrarán
esta festividad, como institución perpetua’
“.Palabra de Dios, Te alabamos Señor
Gracias, Señor, por tu sangre
que nos lava
¿Cómo le pagaré al Señor todo el bien
que me ha hecho? Levantaré el cáliz de
salvación e invocaré el nombre del Señor.
Gracias, Señor, por tu sangre que nos
lava

A los ojos del Señor es muy penoso que


mueran sus amigos. De la muerte, Señor,
me has librado, a mí, tu esclavo e hijo de
tu esclava.
Gracias, Señor, por tu sangre que nos
lava
Te ofreceré con gratitud un
sacrificio e invocaré tu nombre.
Cumpliré mis promesas al Señor
ante todo su pueblo.
Gracias, Señor, por tu sangre que
nos lava
Hermanos: Yo recibí del Señor lo
mismo que les he trasmitido: que el
Señor Jesús, la noche en que iba a
ser entregado, tomó pan en sus
manos, y pronunciando la acción de
gracias, lo partió y dijo: “Esto es mi
cuerpo, que se entrega por ustedes.
Hagan esto en memoria mía”. Lo
mismo hizo con el cáliz después de
cenar, diciendo: “Este cáliz es la
nueva alianza que se sella con mi
sangre. Hagan esto en memoria mía
siempre que beban de él”. Por eso,
cada vez que ustedes comen de este
pan y beben de este cáliz, proclaman
la muerte del Señor, hasta que
vuelva.
Palabra de Dios, Te alabamos,
Señor.
Les doy un
mandamiento
nuevo, dice el
Señor, que se amen
los unos a los otros,
como yo los he
amado.
Antes de la fiesta de la Pascua,
sabiendo Jesús que había llegado la
hora de pasar de este mundo al Padre
y habiendo amado a los suyos, que
estaban en el mundo, los amó hasta el
extremo. En el transcurso de la cena,
cuando ya el diablo había puesto en el
corazón de Judas Iscariote, hijo de
Simón, la idea de entregarlo, Jesús,
consciente de que el Padre había
puesto en sus manos todas las cosas
y sabiendo que había salido de Dios y
a Dios volvía, se levantó de la mesa,
se quitó el manto y tomando una
toalla, se la ciñó; luego echó agua en
una jofaina y se puso a lavarles los
pies a los discípulos y a secárselos
con la toalla que se había ceñido.
Cuando llegó a Simón Pedro, éste le
dijo: “Señor, ¿me vas a lavar tú a mí
los pies?” Jesús le replicó: “Lo que
estoy haciendo tú no lo entiendes
ahora, pero lo comprenderás más
tarde”. Pedro le dijo: “Tú no me
lavarás los pies jamás”. Jesús le
contestó: “Si no te lavo, no tendrás
parte conmigo”. Entonces le dijo
Simón Pedro: “En ese caso, Señor,
no sólo los pies, sino también las
manos y la cabeza”. Jesús le dijo: “El
que se ha bañado no necesita
lavarse más que los pies, porque
todo él está limpio. Y ustedes están
limpios, aunque no todos”. Como
sabía quién lo iba a entregar, por eso
dijo: ‘No todos están limpios’. Cuando
acabó de lavarles los pies, se puso
otra vez el manto, volvió a la mesa y
les dijo: “¿Comprenden lo que acabo
de hacer con ustedes? Ustedes me
llaman Maestro y Señor, y dicen bien,
porque lo soy. Pues si yo, que soy el
Maestro y el Señor, les he lavado los
pies, también ustedes deben lavarse
los pies los unos a los otros. Les he
dado ejemplo, para que lo que yo he
hecho con ustedes, también ustedes
lo hagan”.

Palabra del Señor . Gloria a ti,


Señor Jesús
LÁVAME
Durante la cena se quitó el manto;
se puso a lavarles los pies para purificarlos.
No comprendían el significado de esta acción,
un lazo de humildad y misericordia.

Llegado el turno a Simón Pedro,


quien dijo: “A mi nunca me lavarás los pies”.
“Si no te lavo conmigo no podrás compartir”.
Fue lo que respondió el Señor y maestro.

Lávame Señor junto a mis hermanos por favor,


pues ahora comprendo que esta acción
purifica el alma.
Lávame Señor
pues quiero estar limpio con tu amor
y yo a mis hermanos serviré según tu palabra.
Al terminar su acción se puso el manto,
sentándose a la mesa se puso a explicarles:
“¿Han comprendido que siendo maestro y
Señor
he venido a servirles como signo de mi amor?”

Entonces los envió a seguir amando


sirviendo a los demás por reinos y naciones.
“Ser servidor no los hace menos que el patrón
y el enviado no es menor a quien lo envía”.

Lávame Señor junto a mis hermanos por favor,


pues ahora comprendo que esta acción
purifica el alma.
Lávame Señor
pues quiero estar limpio con tu amor
y yo a mis hermanos serviré según tu palabra.
DIOS ES AMOR
Dios es amor, es amor aleluya.
Viva el amor, el amor aleluya.

"Desde siempre te amé", dice el Señor,


"cielo y tierra formé pensando en tí;
hijo mío serás y un corazón tendrás
para ser tú también el amor. (2)

Te alejaste de mi", dice el Señor,


"y al abismo bajé en tu traición;
di la vida por tí y en el pan que dejé
sobre tu mesa fui el amor. (2)

"En tu hermano yo estoy" dice el Señor


"quiero encontrarme en él en su dolor;
son mi paz y mi ley un vínculo de unión
y un incendio de amor el amor.
A TU ALTAR
A tu altar Señor Jesús he venido el día de hoy
a entregarte mi ofrenda todo cuanto tengo yo
recíbela Señor, recíbela
es mi trabajo mi cansancio, todo mi ser.

He venido a ofrecer también


como ofrenda de mi amor
este pan y este vino con todo mi corazón
Transfórmalo Señor, transfórmalo
En tu cuerpo y en tu sangre, transfórmalo.

El pan hoy se convertirá en tu cuerpo


Alimento verdadero tú serás
Pan de vida que del cielo ha bajado
Quien te coma para siempre vivirá.
El vino se convertirá en tu sangre
Dulce fuente de agua viva que brotó,
De tus pies y de tus manos
De tu frente y tu costado
De cada una de tus heridas
Por mi salvación.
SANTO
Santo, Santo, Santo es el Señor
Dios del universo.
Llenos están el cielo
y la tierra de su gloria, Hosanna
Hosanna, Hosanna, Hosanna en el cielo (2)

Bendito el que viene


en el nombre del Señor
Hosanna en el cielo, Hosanna
Hosanna, Hosanna, Hosanna en el cielo (2)
PADRE NUESTRO
Padre nuestro, que estas en el cielo,
santificado sea tu nombre. Venga a nos, venga
tu reino y hágase tu voluntad, así en la tierra,
como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día. Y
perdona nuestras ofensas, como nosotros,
perdonamos a los que nos ofenden. No nos
dejes caer en la tentación.
Padre nuestro, padre nuestro líbranos de todo
mal.
CORDERO DE
DIOS
Cordero de Dios, que quitas el pecado del
mundo, ten piedad de nosotros

Cordero de Dios, que quitas el pecado del


mundo, ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del


mundo danos la paz.
ES MI CUERPO, TOMAD Y COMER
Es mi cuerpo, tomad y comed
Es mi sangre tomad y bebed
Porque yo soy vida, yo soy amor.
Oh señor nos reuniremos en tu amor
El señor nos da su amor, como nadie nos lo dio
El nos guía como estrella, en la inmensa oscuridad
Al partir juntos el pan
Él nos llena de su amor
Pan de Dios, el pan comamos de amistad
El señor nos da su amor como nadie nos lo dio
Como todos sus amigos
Trabajaba en Nazaret
Carpintero se alegró, trabajando en su taller
Con sus manos Cristo obrero trabajo.
El señor nos da su amor como nadie nos lo dio
El reúne a sus amigos, en la mesa del amor
En el mundo todos son carne y sangre de señor
Nada puede separarnos de su amor.
YA NO ERES PAN Y VINO
Ya no eres pan y vino,
ahora que eres cuerpo y sangre, vives en mí,
de rodillas yo caigo al contemplar tu bondad,
como no te voy a adorar.

Mientras te pierdes en mis labios,


tu gracia va inundando todo mi corazón,
por esa paz que me llena de alegría mi ser
como no te voy a adorar.

Señor Jesús, mi salvador,


amor eterno, amor divino
ya no falta nada, lo tengo todo, te tengo a ti. (2)
Dueño y Rey del universo
como puede ser posible que busques mi amor,
Tú tan grande y yo pequeño y te fijas en mi,
como no te voy a adorar.

De rodillas yo te pido
que el día cuando tú me llames sea como hoy
para mirarte a los ojos y poderte decir
que como no te voy a adorar.

Señor Jesús, mi salvador,


amor eterno, amor divino
ya no falta nada, lo tengo todo, te tengo a ti.(2)
HOY EN ORACIÓN
Hoy en oración Dime señor en ti yo
Quiero preguntar señor quiero vivir,
quiero escuchar tu voz Quiero de ti aprender
Tus palabras con amor saber amar

Ser como eres tú, Hoy quiero seguir


Servidor de los demás Tus caminos junto al
Dime como, en qué lugar mar,
Te hago falta más. tu palabra, tu verdad, ser
imagen de ti.
Dime señor en qué te
puedo servir Ser como eres tú
Déjame conocer tu Servidor de los demás.
voluntad. Dime cómo, en qué lugar
Te hago falta más.
COMO NO AMARTE
Fue tu humildad lo que agrado a DIOS,
Fue tu sencillez y tu devoción,
Fue el siempre estar dispuesta,
Por practicar la obediencia,
Encontraste gracia delante de DIOS.

Fue tu humildad lo que agrado a DIOS,


Fue el siempre estar dispuesta a servir,
Fue tu humildad la que te hizo,
La madre de Jesucristo en este mundo un salvador.

Como no amarte, como no amarte,


Si llevaste nueve meses en tu vientre a mi señor,
Como no amarte, como no amarte,
Si él estuvo tanto tiempo recibiendo de tu amor.
Como no amarte
DIOS NOS CONVOCA
Dios nos convoca
Venid y escuchemos su voz.

La mesa ha preparado
Su pan es salvación
Gracias señor
por ser tus invitados

Venid, celebrad la palabra


Venid, acoged la verdad
Y hermandad,
Cantad la nueva alianza.
QUE ALEGRÍA
Qué alegría cuando me dijeron:
"Vamos a la Casa del Señor".
Ya están pisando nuestros pies
tus umbrales, Jerusalén.

Jerusalén está fundada


como Ciudad bien compacta.
Allá suben las tribus,
las tribus del Señor.

Según la costumbre de Israel


a celebrar el nombre del Señor;
en ella están los tribunales de justicia
en el palacio de David.
CANTA AL SEÑOR
CANTA AL SEÑOR UN CANTO NUEVO,
CANTA AL SEÑOR UN CANTO NUEVO,
A UNA VOZ, CANTEN UN HIMNO AL SEÑOR. (2)

EN SIETE DIAS CREO DIOS AL MUNDO


ADAN PECÓ Y PERDIO EL CIELO
JESUS VINO PARA REDIMIRNOS
MURIO EN LA CRUZ Y NOS SALVO

CANTA AL SEÑOR UN CANTO NUEVO,


CANTA AL SEÑOR UN CANTO NUEVO,
A UNA VOZ, CANTEN UN HIMNO AL SEÑOR,
CANTA, CANTA AL SEÑOR.
EN EL NOMBRE DEL PADRE
En el nombre del Padre,
en el nombre del Hijo,
y del Santo Espíritu,
estamos aquí. -
En el nombre del Padre,
en el nombre del Hijo,
y del Santo Espíritu,
estamos aquí.
Para alabar y agradecer,
bendecir y adorar
estamos aquí, Señor
a tu disposición
Para alabar y agradecer,
bendecir y adorar
estamos aquí, Señor
Dios trino de amor.
CANTA AL SEÑOR
CANTA AL SEÑOR UN CANTO NUEVO,
CANTA AL SEÑOR UN CANTO NUEVO,
A UNA VOZ, CANTEN UN HIMNO AL SEÑOR. (2)

EN SIETE DIAS CREO DIOS AL MUNDO


ADAN PECÓ Y PERDIO EL CIELO
JESUS VINO PARA REDIMIRNOS
MURIO EN LA CRUZ Y NOS SALVO

CANTA AL SEÑOR UN CANTO NUEVO,


CANTA AL SEÑOR UN CANTO NUEVO,
A UNA VOZ, CANTEN UN HIMNO AL SEÑOR,
CANTA, CANTA AL SEÑOR.
OJALÁ ESCUCHES HOY LA VOZ DEL SEÑOR:
Ojalá escuches hoy la voz del Señor:
"No endurezcas vuestro corazón".
Vengan, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,
aclamándolo con cantos victoriosos.
Entremos y postrémonos por tierra,
bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque él es nuestro Dios,
y nosotros su pueblo,
el rebaño que él guía.
"No endurezcas el corazón como en Meribá,
como el día de Masá en el desierto;
cuando vuestros padres
me pusieron a prueba / y me tentaron,
aunque habían visto mis obras."
Ojalá escuches hoy la voz del Señor:
"No endurezcas vuestro corazón".
Vengan, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,
aclamándolo con cantos victoriosos.
Mostrar menos
BUSCA A JESÚS
¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo?
Si pierde, si pierde su alma (2)
El mundo lo que te ofrece
es dinero y bienestar
vive cómoda tu vida
y nada te faltará.
Mantente siempre alerta
buscando siempre la luz
ya no vivas en tinieblas
la respuesta está en Jesús.
Busca a Jesús, busca a Jesús.
No ates más tu corazón
esta vida es pasajera
la vida que Dios te ofrece
será eterna para siempre
No quieras ganar el mundo
porque tú te perderás
No te afanes en buscar
porque todo es vanidad
PENTECOSTÉS
Cuando el Espíritu bajo en Pentecostés
reunidos con María estaba Andrés,
Pedro Santiago y Bartolomé,
Tomás, Mateo y Juan
y otros hermanos más
reunidos para orar.

Cuando el Espíritu bajo en Pentecostés


reunidos con María estaba Andrés,
Pedro Santiago y Bartolomé,
Tomás, Mateo y Juan
y otros hermanos más
reunidos para orar.

Cuando el Espíritu bajo en Pentecostés


la gente se reía. Y al verlos por las calles,
“borrachos” les decían.
Y al verlos por las calles
“borrachos” les decían.
RENDID A YAHVE
Rendid a Yahvé santos del Señor,
gloria y poder, al Dios de la creación.
Rendid honor al glorioso nombre del Señor
y alabadle en su santo esplendor.

Sobre los mares


resuena la voz de Dios.
Glorioso es Dios, su voz hace temblar.
¡Que poderosa es la voz del Altísimo!

(¡Aleluya!)
Su voz desgaja los cedros del Líbano.
(¡Aleluya!)
La voz del Señor lanza llamas de fuego
(¡Aleluya!)
Sacude los bosques la voz del Altísimo
(¡Aleluya!)
Y en su santuario gritan: ¡Gloria!

Sentado está Dios sobre la tempestad.


Sentado está Yahvé, cual Rey eterno.
La fuerza da al que pone su confianza en él.
Yahvé bendice a su pueblo con paz.
Sobre los mares
resuena la voz de Dios.
Glorioso es Dios, su voz hace temblar.
¡Que poderosa es la voz del Altísimo!

(¡Aleluya!)
Su voz desgaja los cedros del Líbano.
(¡Aleluya!)
La voz del Señor lanza llamas de fuego
(¡Aleluya!)
Sacude los bosques la voz del Altísimo
(¡Aleluya!)
Y en su santuario gritan: ¡Gloria!
JOVEN GALILEO
Una mañana cerca del mar
apareció un joven galileo,
nadie podía imaginar que otro pudiese amar
así como Él amaba.
Era sencillo al conversar
llenaba el corazón de quien lo escuchaba.

Y SU NOMBRE ERA JESÚS DE NAZARETH


Y SU FAMA SE EXTENDIO, TODOS QUIERÍAN VER
AL PROFETA QUE TENÍA TANTO AMOR
Y AMABA AL PECADOR.
RENDID A YAHVÉ
Rendid a Yahvé santos del Señor,
gloria y poder, al rey de la creación.
Rendid honor al glorioso nombre del Señor
y adorarle en su santo esplendor.
Sobre los mares
resuena la voz de Dios.
Glorioso es Dios, su voz hace temblar.
¡Que poderosa es la voz del Altísimo!
(¡Aleluya!)
Su voz desgaja los cedros del Líbano.
(¡Aleluya!)
La voz del Señor lanza llamas de fuego
(¡Aleluya!)
Sacude los bosques la voz del Altísimo
(¡Aleluya!)
Y en su santuario gritan: ¡Gloria!
Sentado está Dios sobre la tempestad.
Sentado está Yahvé, cual Rey eterno.
La fuerza da al que pone su confianza en El.
Yahvé bendice a su pueblo con paz.
.
VAMOS CAMINANDO
Vamos caminando
a la casa del señor
juntos como hermanos
en un gran lazo de amor.

Por que Cristo ha demostrado


con sus obras la verdad
por que solo un buen apóstol
sentirá felicidad.

Por que el mundo necesita


más amor y libertad
es por eso que venimos
a cantarle a Dios.
OREMOS Y CANTEMOS
Oremos y cantemos alabanzas
al rey de la eterna gloria,
Al señor de nuestras vidas
Cristo Dios.

Oigamos la voz del Padre que dice,


este es mi Hijo
escúchenlo (2)

Tendamos las redes con el Señor, ayudemos a la creación


y a la salvación (2)

Y cantemos alabanzas
al rey de la eterna gloria,
Al señor de nuestras vidas
Cristo Dios.
QUE ALEGRÍA
Qué alegría cuando me dijeron:
"Vamos a la Casa del Señor".
Ya están pisando nuestros pies
tus umbrales, Jerusalén.

Jerusalén está fundada


como Ciudad bien compacta.
Allá suben las tribus,
las tribus del Señor.

Según la costumbre de Israel


a celebrar el nombre del Señor;
en ella están los tribunales de justicia
en el palacio de David.
OREMOS Y CANTEMOS
Oremos y cantemos alabanzas
al rey de la eterna gloria,
Al señor de nuestras vidas
Cristo Dios.

Oigamos la voz del Padre que dice,


este es mi Hijo
escúchenlo (2)

Tendamos las redes con el Señor, ayudemos a la creación


y a la salvación (2)

Y cantemos alabanzas
al rey de la eterna gloria,
Al señor de nuestras vidas
Cristo Dios.
RESUCITÓ
Resucitó, Resucitó, Resucitó Aleluya
Aleluya, aleluya, aleluya Resucitó.

La muerte, ¿Dónde esta la muerte?


¿Dónde esta mi muerte? ¿Dónde su victoria?

Gracias sean dadas al padre,


Que nos pasó a su reino
Que es un reino de amor.
PENTECOSTÉS
Cuando el Espíritu bajo en Pentecostés
reunidos con María estaba Andrés,
Pedro Santiago y Bartolomé,
Tomás, Mateo y Juan
y otros hermanos más
reunidos para orar.

Cuando el Espíritu bajo en Pentecostés


reunidos con María estaba Andrés,
Pedro Santiago y Bartolomé,
Tomás, Mateo y Juan
y otros hermanos más
reunidos para orar.

Cuando el Espíritu bajo en Pentecostés


la gente se reía. Y al verlos por las calles,
“borrachos” les decían.
Y al verlos por las calles
“borrachos” les decían.
RENDID A YAHVÉ
Rendid a Yahvé santos del Señor,
gloria y poder, al rey de la creación.
Rendid honor al glorioso nombre del Señor
y adorarle en su santo esplendor.
Sobre los mares
resuena la voz de Dios.
Glorioso es Dios, su voz hace temblar.
¡Que poderosa es la voz del Altísimo!
(¡Aleluya!)
Su voz desgaja los cedros del Líbano.
(¡Aleluya!)
La voz del Señor lanza llamas de fuego
(¡Aleluya!)
Sacude los bosques la voz del Altísimo
(¡Aleluya!)
Y en su santuario gritan: ¡Gloria!
Sentado está Dios sobre la tempestad.
Sentado está Yahvé, cual Rey eterno.
La fuerza da al que pone su confianza en Él.
Yahvé bendice a su pueblo con paz.
.
MI DIOS ESTA VIVO
Mi Dios esta vivo, Él no esta muerto
Mi Dios esta vivo, en mi corazón
Mi Dios esta vivo, ha resucitado.

Lo siento en las manos, lo siento en los pies.


Lo siento en el alma, lo siento en todo mi ser. (2)

Oh, oh, oh, oh


Hay que nacer del agua
Oh, oh, oh, oh
Hay que nacer del Espíritu de Dios.

Prepárate para que sientas (3)


El espíritu de Dios

Y déjalo que se mueva (3)


Dentro de tu corazón
AMEMÓNOS LOS UNOS A LOS OTROS

Hermanos, amémonos unos a otros


porque el amor es de Dios
y todo el que ama, es nacido de Dios,
y conoce a Dios.

El que no ama, no es de Dios,


porque Dios es amor, Dios es amor,
hermanos, amémonos unos a otros.
SEÑOR, TEN PIEDAD
Señor, ten piedad, ten piedad
Señor, ten piedad,

Cristo, ten piedad


Cristo, ten piedad

Señor, ten piedad


TEN PIEDAD

Señor Ten piedad, ten piedad


Señor, Ten piedad

Cristo, Ten piedad, Cristo, Ten piedad,

Señor, Ten piedad


GLORIA
Gloria, Gloria a Dios en el cielo
Y en la Tierra a los hombres paz.

Te alabamos y te bendecimos
Te adoramos y glorificamos
Y nosotros hoy te damos gracias
Por tu grande y eterna gloria.

Gloria, Gloria a Dios en el cielo


Y en la Tierra a los hombres paz.

Señor Dios, nuestro Padre, Padre, Padre


Señor Dios, hijo
Piedad, Piedad, Piedad Señor
Tú que quitas el pecado del mundo
Escúchanos, escúchanos
Tú que estas a la derecha del Padre
Piedad, Piedad, Piedad Señor.

Solo tú eres santo,


Solo tú señor,
Solo tú altísimo Jesucristo
Con el Santo Espíritu
En la gloria de Dios Padre
Amén, Amén, Amén.
GLORIA
Gloria, gloria, gloria a Dios en el cielo
Y en la tierra paz a los hombres
Que ama el señor (2)

Te alabamos, te bendecimos,
Te adoramos, te glorificamos,
Te damos gracias, Señor Dios rey celestial,

Gloria, gloria, gloria a Dios…

Hijo del padre Jesucristo,


Tu eres el cordero que quitas el pecado,
Ten piedad de nosotros
Y escucha nuestra oración.
Gloria, gloria, gloria a Dios en el cielo
Y en la tierra paz a los hombres
que ama el señor

Solo tú eres santo, solo tú señor


Solo tú altísimo Jesucristo
Con el Espíritu Santo
En la gloria del padre. Amén

Gloria, gloria, gloria a Dios en el cielo


Y en la tierra paz a los hombres
que ama el señor
GLORIA
Gloria, Gloria a Dios en el cielo
Y en la Tierra a los hombres paz.

Te alabamos y te bendecimos
Te adoramos y glorificamos
Y nosotros hoy te damos gracias
Por tu grande y eterna gloria.

Gloria, Gloria a Dios en el cielo


Y en la Tierra a los hombres paz.

Señor Dios, nuestro Padre, Padre, Padre


Señor Dios, hijo
Piedad, Piedad, Piedad Señor
Tú que quitas el pecado del mundo
Escúchanos, escúchanos
Tú que estas a la derecha del Padre
Piedad, Piedad, Piedad Señor.

Solo tú eres santo,


Solo tú señor,
Solo tú altísimo Jesucristo
Con el Santo Espíritu
En la gloria de Dios Padre
Amén, Amén, Amén.
GLORIA
Gloria a Dios en el cielo
Y en la tierra a los hombres paz (2)

Te alabamos, te bendecimos,
Te adoramos, te glorificamos
Te damos gracias por tu inmensa gloria.

Señor Dios rey celestial


Dios padre todopoderoso
Señor Hijo único Jesucristo
Señor Dios Cordero de Dios
Hijo del padre
Tú que quitas el pecado del mundo
Ten piedad de nosotros
Tú que quitas el pecado del mundo
Atiende a nuestras suplicas
Tú que estas a la derecha del padre
Ten piedad de nosotros

Porque solamente tú eres santo


Solo tú altísimo Jesucristo
Con el espíritu santo
En la Gloria del Padre.

Gloria a Dios en el cielo


Y en la tierra a los hombres paz.
Amén
GLORIA
Gloria al Señor que reina en el cielo y en la tierra paz a los
hombres que ama él.
Señor te alabamos, Señor te bendecimos,
todos te adoramos, gracias por tu gloria.
Gloria al Señor que reina en el cielo y en la tierra paz a los
hombres que ama él.
Tú eres el cordero que quitas el pecado,
ten piedad de nosotros y escucha nuestra oración.
Gloria al Señor que reina en el cielo y en la tierra paz a los
hombres que ama él.
Tú solo eres santo, tú solo el altísimo
con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre.
Gloria al Señor que reina en el cielo y en la tierra paz a los
hombres que ama él.
GLORIA
Gloria, gloria, gloria a Dios en el cielo
Y en la tierra paz a los hombres
Que ama el señor (2)

Te alabamos, te bendecimos,
Te adoramos, te glorificamos,
Te damos gracias, Señor Dios rey celestial,

Gloria, gloria, gloria a Dios…

Hijo del padre Jesucristo,


Tu eres el cordero que quitas el pecado,
Ten piedad de nosotros
Y escucha nuestra oración.
Gloria, gloria, gloria a Dios en el cielo
Y en la tierra paz a los hombres
que ama el señor

Solo tú eres santo, solo tú señor


Solo tú altísimo Jesucristo
Con el Espíritu Santo
En la gloria del padre. Amén

Gloria, gloria, gloria a Dios en el cielo


Y en la tierra paz a los hombres
que ama el señor
GLORIA
Gloria, Gloria a Dios en el cielo
Y en la Tierra a los hombres paz.

Te alabamos y te bendecimos
Te adoramos y glorificamos
Y nosotros hoy te damos gracias
Por tu grande y eterna gloria.

Gloria, Gloria a Dios en el cielo


Y en la Tierra a los hombres paz.

Señor Dios, nuestro Padre, Padre, Padre


Señor Dios, hijo
Piedad, Piedad, Piedad Señor
Tú que quitas el pecado del mundo
Escúchanos, escúchanos
Tú que estas a la derecha del Padre
Piedad, Piedad, Piedad Señor.

Solo tú eres santo,


Solo tú señor,
Solo tú altísimo Jesucristo
Con el Santo Espíritu
En la gloria de Dios Padre
Amén, Amén, Amén.
CREDO
Creo en Dios Padre, todopoderoso
Creador del cielo y de la Tierra.

Creo en Jesucristo, su único hijo nuestro


Señor;
que fue concebido por obra y gracia del
Espíritu Santo;
y nació de Santa María Virgen.
Padeció bajo el poder de Poncio Pilato.
Fue crucificado, muerto y sepultado
y descendió a los infiernos.
Y al tercer día resucitó, resucitó de entre los
muertos.
Y subió a los cielos y esta sentado
a la derecha de Dios Padre
y desde ahí ha de venir a juzgar
a los vivos y a los muertos.

Creo en el Espíritu, Espíritu Santo,


en la Santa Iglesia Católica,
en la comunión de santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de los muertos
y la vida eterna Amén.
HOY TE TRAIGO SEÑOR
Hoy te traigo Señor, lo mejor de mi vida
Una ofrenda total por amor.
Yo te quiero ofrecer toda mi vida
Junto con este pan.

Recíbelo es todo lo que tengo


Mi corazón es tuyo señor.

Hoy te ofrezco también mi trabajo sencillo


Mis esfuerzos, mis logros de amor
Con el vino Señor recibe mi alegría
Es fruto de tu amor.

Recíbelo es todo lo que tengo


Mi corazón es tuyo Señor
Es tuyo Señor, es tuyo Señor.
A TU ALTAR
A tu altar Señor Jesús he venido el día de hoy
a entregarte mi ofrenda todo cuanto tengo yo
recíbela Señor, recíbela
es mi trabajo mi cansancio, todo mi ser.

He venido a ofrecer también


como ofrenda de mi amor
este pan y este vino con todo mi corazón
Transfórmalo Señor, transfórmalo
En tu cuerpo y en tu sangre, transfórmalo.

El pan hoy se convertirá en tu cuerpo


Alimento verdadero tú serás
Pan de vida que del cielo ha bajado
Quien te coma para siempre vivirá.
El vino se convertirá en tu sangre
Dulce fuente de agua viva que brotó,
De tus pies y de tus manos
De tu frente y tu costado
De cada una de tus heridas
Por mi salvación.
PADRE HOY TE OFREZCO
Padre, hoy te ofrezco estos dones,
y te pido, bendigas mis labores,
son el fruto de la tierra,
son mi diario caminar,
son mi vida, son mi entrega, y mi verdad.

Padre, hoy en ti me confío,


y te ofrezco, cuanto he recibido,
todo tú me lo haz dado, es tuyo mi Dios,
pues cuanto en mi tu haz confiado,
te doy cuentas Señor.

Tómalo (Tómalo). Bendícelo (Bendícelo)


Conviértelos en cuerpo y sangre de Jesús.
Tómalo (Tómalo) Alimenta hoy (Alimenta hoy)
Al pueblo que tú compraste,
con la sangre de Jesús,
al morir él por nosotros en la cruz.
JUNTOS NOS ACERCAMOS
Juntos nos acercamos
a esta mesa para ofrecer
todo lo que tenemos es para ti.
Es nuestra vida, nuestra esperanza,
Nuestro dolor y amor
Deja que nuestras manos lleguen a Ti.
El pan que es tierra, fruto y trabajo
tu cuerpo ya será
Dánoslo y nuestra vida renacerá.
El vino convertido en tu sangre
Dánoslo a beber
Y se hará fecundo nuestro dolor.
Como el pan y el vino
Que se transforman en este altar
Transforma nuestras vidas
Y nuestro hogar.
HOY TE TRAIGO SEÑOR
Hoy te traigo Señor, lo mejor de mi vida
Una ofrenda total por amor.
Yo te quiero ofrecer toda mi vida
Junto con este pan.

Recíbelo es todo lo que tengo


Mi corazón es tuyo señor.

Hoy te ofrezco también mi trabajo sencillo


Mis esfuerzos, mis logros de amor
Con el vino Señor recibe mi alegría
Es fruto de tu amor.

Recíbelo es todo lo que tengo


Mi corazón es tuyo Señor
Es tuyo Señor, es tuyo Señor.
JUNTOS NOS ACERCAMOS
Juntos nos acercamos
a esta mesa para ofrecer
todo lo que tenemos es para ti.
Es nuestra vida, nuestra esperanza,
Nuestro dolor y amor
Deja que nuestras manos lleguen a Ti.
El pan que es tierra, fruto y trabajo
tu cuerpo ya será
Dánoslo y nuestra vida renacerá.
El vino convertido en tu sangre
Dánoslo a beber
Y se hará fecundo nuestro dolor.
Como el pan y el vino
Que se transforman en este altar
Transforma nuestras vidas
Y nuestro hogar.
VINO Y PAN
Vino y pan en oblación
Cuerpo y sangre del Señor
Ya esta en el altar (ya esta en el altar)
Su divinidad (su divinidad)
Se quedó entre nosotros
Para siempre alabar.

En camino de Emaús
me encontré con el señor
Y al partir el pan (y al partir el pan)
Mis ojos abrió (mis ojos abrió)
Y desde ese instante
El Señor me convirtió
HOY TE TRAIGO SEÑOR
Hoy te traigo Señor, lo mejor de mi vida
Una ofrenda total por amor.
Yo te quiero ofrecer toda mi vida
Junto con este pan.

Recíbelo es todo lo que tengo


Mi corazón es tuyo señor.

Hoy te ofrezco también mi trabajo sencillo


Mis esfuerzos, mis logros de amor
Con el vino Señor recibe mi alegría
Es fruto de tu amor.

Recíbelo es todo lo que tengo


Mi corazón es tuyo Señor
Es tuyo Señor, es tuyo Señor.
VINO Y PAN

Vino y pan en oblación


Cuerpo y sangre del Señor
Ya esta en el altar (ya esta en el altar)
Su divinidad (su divinidad)
Se quedó entre nosotros
Para siempre alabar.

En camino de Emaús
me encontré con el señor
Y al partir el pan (y al partir el pan)
Mis ojos abrió (mis ojos abrió)
Y desde ese instante
El Señor me convirtió
TE OFRECEMOS HOY
Te ofrecemos hoy Señor
este pan y este vino
En memoria de tu pasión, porque nos has
redimido.
Recíbelo Señor, Recíbelo
Oh Padre nuestro recíbelo.
Te ofrecemos hoy Señor
este pan y este vino
En memoria de tu pasión, porque nos has
redimido.
Bendícelo Señor, Bendícelo
Oh Padre nuestro Bendícelo.
SANTO
Santo, Santo, Santo es el Señor
Dios del universo.
Llenos están el cielo
y la tierra de su gloria, Hosanna
Hosanna, Hosanna, Hosanna en el cielo (2)

Bendito el que viene


en el nombre del Señor
Hosanna en el cielo, Hosanna
Hosanna, Hosanna, Hosanna en el cielo (2)
SANT O
Santo, Santo, Santo es el Señor
Dios del universo.
Llenos están el cielo
y la tierra de su gloria, Hosanna
Hosanna, Hosanna, Hosanna en el cielo (2)

Bendito el que viene


en el nombre del Señor
Hosanna en el cielo, Hosanna
Hosanna, Hosanna, Hosanna en el cielo (2)
SANTO
Santo, santo, santo es el Señor (2)
Dios poderoso del universo,
Los cielos y la tierra están
llenos de su gloria
Hosanna en el cielo.

Bendito es el que viene en nombre de Dios. (2)


SANTO
Santo, Santo, Santo es el Señor
Dios del universo, Hosanna.
Llenos están el cielo
y la tierra de su gloria, Hosanna
Hosanna, Hosanna, Hosanna en el cielo (2)

Bendito el que viene


en el nombre del Señor
Hosanna en el cielo, Hosanna
Hosanna, Hosanna, Hosanna en el cielo (2)
SANTO
Santo es el Señor,
Dios creador del universo entero
Y llenos están de su bondad
el mar, la tierra , el cielo.
Hosanna, hosanna , hosanna en el
cielo
Bendito el que viene en el nombre del
Señor
SANTO
Santo es el Señor,
Dios creador del universo entero
Y llenos están de su bondad
el mar, la tierra , el cielo.
Hosanna, hosanna , hosanna en el
cielo
Bendito el que viene en el nombre del
Señor
SANTO
Santo, santo, santo es el Señor (2)
Dios poderoso del universo,
Los cielos y la tierra están
llenos de su gloria
Hosanna en el cielo.

Bendito es el que viene en nombre de Dios. (2)


ESTAS AHÍ
Ahí en la eucaristía,
Esta tu presencia señor…
Ahí en la eucaristía,
Esta la prueba de que tú vives Cristo…
Tu cuerpo, tu sangre
Me da vida Señor
Me da vida
Ahí en la eucaristía,
Esta nuestra comunión
Ahí en la eucaristía,
Esta nuestra reconciliación.
Y no puedo esperar
hasta que estés aquí en mí;
Porque tu cuerpo vivo Cristo,
Estoy a punto de adquirir,
No, no, no, puedo esperar
hasta que estés aquí en mí;
Pues es el cáliz de tu sangre
que me ayuda a vivir…
INCOMPARABLE
Es un deleite para mi
Al recibirte en comunión
Y saborear tu corazón
Tu Cuerpo y Sangre mi Jesús. (2)

Incomparable es tu amor por mi Jesús


Incomparable es tu gran amor, Señor
Que no puedo comprender
Que siendo tú el rey
Te hayas quedado en este humilde pan. (2)
YA NO ERES PAN Y VINO
Ya no eres pan y vino,
ahora que eres cuerpo y sangre, vives en mí,
de rodillas yo caigo al contemplar tu bondad,
como no te voy a adorar.

Mientras te pierdes en mis labios,


tu gracia va inundando todo mi corazón,
por esa paz que me llena de alegría mi ser
como no te voy a adorar.

Señor Jesús, mi salvador,


amor eterno, amor divino
ya no falta nada, lo tengo todo, te tengo a ti. (2)
Dueño y Rey del universo
como puede ser posible que busques mi amor,
Tú tan grande y yo pequeño y te fijas en mi,
como no te voy a adorar.

De rodillas yo te pido
que el día cuando tú me llames sea como hoy
para mirarte a los ojos y poderte decir
que como no te voy a adorar.

Señor Jesús, mi salvador,


amor eterno, amor divino
ya no falta nada, lo tengo todo, te tengo a ti.(2)
MILAGRO DE AMOR
Jesús, aquí presente en forma real
Te pido un poco mas de fe y de humildad
Quisiera poder ser digno de compartir
Contigo el milagro mas grande de amor.

Milagro de amor tan infinito


En que tú mi Dios te has hecho
Tan pequeño y tan humilde para entrar en mi.
Milagro de amor tan infinito
En que tú mi Dios te olvidas
De tu gloria y tu majestad por mi.

Y hoy vengo lleno de alegría


A recibirte en esta eucaristía.
Te doy gracias por llamarme a esta cena
Porque aunque no soy digno visitas tú mi alma.
YA NO ERES PAN Y VINO
Ya no eres pan y vino,
ahora que eres cuerpo y sangre, vives en mí,
de rodillas yo caigo al contemplar tu bondad,
como no te voy a adorar.

Mientras te pierdes en mis labios,


tu gracia va inundando todo mi corazón,
por esa paz que me llena de alegría mi ser
como no te voy a adorar.

Señor Jesús, mi salvador,


amor eterno, amor divino
ya no falta nada, lo tengo todo, te tengo a ti. (2)
Dueño y Rey del universo
como puede ser posible que busques mi amor,
Tú tan grande y yo pequeño y te fijas en mi,
como no te voy a adorar.

De rodillas yo te pido
que el día cuando tú me llames sea como hoy
para mirarte a los ojos y poderte decir
que como no te voy a adorar.

Señor Jesús, mi salvador,


amor eterno, amor divino
ya no falta nada, lo tengo todo, te tengo a ti.(2)
UNA ESPIGA
Una espiga dorada por el sol,
un racimo que corta el viñador,
se convierten ahora en pan y vino de amor,
en el cuerpo y en la sangre del Señor.

Compartimos la misma comunión,


somos trigo del mismo sembrador,
un molino, la vida nos tritura con amor,
Dios nos hace Eucaristía en el amor.

Como granos que han hecho el mismo pan,


como notas que tejen un cantar,
como gotas de agua que se funden en el mar,
los cristianos un cuerpo formarán.

En la mesa de Dios se sentarán,


como hijos su pan comulgarán,
una misma esperanza caminando cantarán,
y en la vida como hermanos se amarán.
Qué bello es
Saber que tú estas
Siempre tan cerca de mí,
Y estas aquí presente en el altar
Llamándome a ir a ti
Para beber el vino de tu amor,
Beber tu sangre, señor
Y darme de tu divino manjar
Tu cuerpo vivo en el pan
Oh Jesús.
QUÉ BELLO ES Qué bello es
Saber que estas aquí
Que vives dentro de mí
Tu corazón el mío cambiará
Para vivir la caridad
Que es entregar la vida por amor
como lo hiciste Tú señor,
este es el fruto De la comunión,
el fruto De nuestra unión.
Oh Jesús
INCOMPARABLE
Es un deleite para mi
Al recibirte en comunión
Y saborear tu corazón
Tu Cuerpo y Sangre mi Jesús. (2)

Incomparable es tu amor por mi Jesús


Incomparable es tu gran amor, Señor
Que no puedo comprender
Que siendo tú el rey
Te hayas quedado en este humilde pan. (2)
QUE BELLO ES
Qué bello es
Saber que tú estas
Siempre tan cerca de mí,
Y estas aquí presente en el altar
Llamándome a ir a ti
Para beber el vino de tu amor,
Beber tu sangre, señor
Y darme de tu divino manjar
Tu cuerpo vivo en el pan
Oh Jesús.

Qué bello es
Saber que estas aquí
Que vives dentro de mí
Tu corazón el mío cambiará
Para vivir la caridad
Que es entregar la vida
Por amor como lo hiciste
Tú señor, este es el fruto
De la comunión, el fruto
De nuestra unión.
Oh Jesús
INCOMPARABLE
Es un deleite para mi
Al recibirte en comunión
Y saborear tu corazón
Tu Cuerpo y Sangre mi Jesús. (2)

Incomparable es tu amor por mi Jesús


Incomparable es tu gran amor, Señor
Que no puedo comprender
Que siendo tú el rey
Te hayas quedado en este humilde pan. (2)
ESTAS AHÍ
Ahí en la eucaristía,
Esta tu presencia señor…
Ahí en la eucaristía,
Esta la prueba de que tú vives Cristo…

Tu cuerpo, tu sangre
Me da vida Señor
Me da vida

Ahí en la eucaristía,
Esta nuestra comunión
Ahí en la eucaristía,
Esta nuestra reconciliación

Y no puedo esperar
hasta que estés aquí en mí;
Porque tu cuerpo vivo Cristo,
Estoy a punto de adquirir,
No, no, no, puedo esperar
hasta que estés aquí en mí;
Pues es el cáliz de tu sangre
que me ayuda a vivir…
MÍRAME SEÑOR
Mírame. Señor,
.
no soy digno de que entres en mi casa,
háblame Señor,
tu palabra bastará para sanarme.
Sáname Señor,
tu conoces cuantas luchas
en mis límites,
quiero dar a luz el misterio
que descansa en mi interior.

De tu cuerpo brota sangre y agua viva,


vas cayendo suavemente en mi interior
te recibo con asombro y me conmuevo,
Cristo vivo,
Dios esta presente en mi pobre corazón.
Mírame Señor,
yo no se confiar en medio de tormentas,
llámame Señor,
tú me alientas y camino sin temor,
Cuídame Señor,
nadie más sostiene mi vida entregada,
te suplico Dios,
serte fiel hasta la Cruz y Cruz de amor.

De tu cuerpo brota sangre y agua viva,


vas cayendo suavemente en mi interior
te recibo con asombro y me conmuevo,
Cristo vivo,
Dios esta presente en mi pobre corazón.
Te amaré Señor,
aunque tenga que olvidarme de mi mismo,
tomaré tu Cruz,
seguiré tus pasos sin mirar atrás,
sonreiré Señor,
aunque todo fracasara y quede solo,
y si estoy muy mal,
tu palabra ardiente me liberará.
De tu cuerpo brota sangre y agua viva,
vas cayendo suavemente en mi interior
te recibo con asombro y me conmuevo,
Cristo vivo,
Dios esta presente en mi pobre corazón.

Lavaré Señor,
mis vestidos en tu sangre de cordero,
Cantaré Señor,
y tu fuego abrazará mi corazón,
me aliviarás Señor con el paso
de tu cuerpo en mis entrañas,
te bendeciré contemplando
el crecimiento que anide.
YA NO ERES PAN Y VINO
Ya no eres pan y vino,
ahora que eres cuerpo y sangre, vives en mí,
de rodillas yo caigo al contemplar tu bondad,
como no te voy a adorar.

Mientras te pierdes en mis labios,


tu gracia va inundando todo mi corazón,
por esa paz que me llena de alegría mi ser
como no te voy a adorar.

Señor Jesús, mi salvador,


amor eterno, amor divino
ya no falta nada, lo tengo todo, te tengo a ti. (2)
Dueño y Rey del universo
como puede ser posible que busques mi amor,
Tú tan grande y yo pequeño y te fijas en mi,
como no te voy a adorar.

De rodillas yo te pido
que el día cuando tú me llames sea como hoy
para mirarte a los ojos y poderte decir
que como no te voy a adorar.

Señor Jesús, mi salvador,


amor eterno, amor divino
ya no falta nada, lo tengo todo, te tengo a ti.(2)
TU ESTAS AQUÍ
Te puedo sentir aquí amado Señor
te puedo sentir aquí Señor mi Dios
huele a Gloria, huele al amor
es tu perfume inconfundible mi Señor. (2)
Tu estas aquí Señor mi Dios
Te doy la Gloria, la alabanza y el honor
Confío en ti, confío en ti
en tu poder en tu victoria mi Señor
Confío en ti, confío en ti
te doy la gloria, la alabanza y el honor
Tu estas aquí, tu estas aquí
toda la gloria, la alabanza y el honor
y el honor…
gloria, la alabanza y el honor.
ALMA DE CRISTO
Alma de cristo, Santifícame
Cuerpo de cristo, Sálvame
Sangre de cristo, Embriágame
Agua del costado de cristo, Lávame
Pasión de cristo, Confórtame
Oh buen Jesús, Óyeme
Y dentro de tus llagas, Escóndeme,
no permitas que me aparte de ti
Del enemigo, Defiéndeme
En la hora de mi muerte, Llámame
Y mándame ir a ti
Para con tus santos te alabe
por los siglos de los siglos Amén.
ALMA MISIONERA
Señor, toma mi vida nueva
Antes de que la espera
Desgaste años en mi
Estoy dispuesta a lo que quieras
no importa lo que sea
Tu llámame a servir
Llévame donde los hombres
Necesiten tus palabras
Necesiten mis ganas de vivir
Donde falte la esperanza
Donde falte la alegría
Simplemente por no saber de ti.
Te doy mi corazón sincero
Para gritar sin miedo
Tu grandeza, Señor
Tendré mis manos sin cansancio
Tu historia entre los labios
Y fuerza en la oración.
Y así en marcha iré cantando
Por las calles predicando
Lo bello que es tu amor
Señor tengo alma misionera
Condúceme a la tierra
Que tenga sed de ti.
TÚ SEÑOR
Tú señor sabes bien
lo que yo tengo guardado en mi interior
Todo aquello que me aturde
Lo que no puedo olvidar
Esas cosas que no dejan caminar.

Tú señor hasta hoy


me has seguido en cada paso de mi vida
Y me has dado grandes cosas
que no puedo olvidar
los momentos que en mi vida quedarán.

Por eso ven señor Jesús


que te quiero hoy decir
Que mi ojos se han abierto
y que sin ti no puedo mas seguir.

Ven señor Jesús


que ahora tengo el corazón
con un grito que me pide tu amor.
VIVA CRISTO REY
Un grito de guerra se escucha en la faz de la tierra
y en todo lugar
los prestos guerreros empuñan su espada y se enlistan
para pelear
para eso han sido entrenados
defenderán la verdad
y no les será arrebatado
el fuego que en su sangre esta.

Viva Cristo Rey, Viva Cristo Rey


el grito de guerra que enciende la tierra
Viva Cristo Rey
nuestro soberano Señor
nuestro capitán y campeón
pelear por Él
es todo un honor.
Sabemos que esta batalla no es fácil y muchos
se acobardaran
y bajo los dardos de nuestro enemigo
sin duda perecerán
yo tendré mi espada en alto
como la usa mi Señor
a Él nada lo ha derrotado
su fuerza es la de Dios.

Viva Cristo Rey, Viva Cristo Rey


el grito de guerra que enciende la tierra
Viva Cristo Rey
nuestro soberano Señor
nuestro capitán y campeón
pelear por Él
es todo un honor.
No conocemos mayor alegría
no existe más honroso afán
que con mis hermanos estar en la línea
y juntos la vida entregar
a Él que merece la gloria y nos reclutó por amor
ante Él las rodillas se doblan y se postra el corazón.

Viva Cristo Rey, Viva Cristo Rey


el grito de guerra que enciende la tierra
Viva Cristo Rey
nuestro soberano Señor
nuestro capitán y campeón
pelear por Él
es todo un honor.
Viva Cristo Rey, Viva Cristo Rey
el grito de guerra que enciende la tierra
Viva Cristo Rey
nuestro soberano Señor
nuestro capitán y campeón
pelear por Él
es todo un honor
pelear por Él es todo un honor.
Y NO ME VOY A SOLTAR
El señor me dijo sígueme.
El señor me dijo aquí estoy.
Yo seré tu salvador,
Si tú buscas lo mejor.
El señor me dio su mano,
Para yo poderme levantar.
Y si acaso he de dudar
El a mí me sostendrá.
Y no me voy a soltar,
Y no me voy a soltar,
Y no me voy a soltar
De tu mano señor,
Tú eres mi fuerza y mi paz.
Y no me voy a soltar,
Y no me voy a soltar,
Y no me voy a soltar
Porque así soy feliz,
Dios es mi felicidad.
Y no me voy a soltar.
Y no me voy a soltar.
Y no me voy a soltar
De tu mano señor,
Nunca me voy a soltar
SOLO DIOS
Solo Dios, solo Dios
En tus atrios Señor quiero estar
Tú mi tesoro y porción, mi delicia
Señor
Mi fortaleza, mi vida, mi Dios y mi
todo
Alma mía, no busques nada más
Para ti basta Dios, y solo Dios
MARÍA BENDITA
Y los días pasan y mi juventud se va
Y sin ti María, mi vida se perderá
Pero tú me amas y nunca me dejaras
Y en lo más profundo de mi corazón vendrás.

AVE MARIA, LLENAS MI VIDA,


AVE MARIA BENDITA TÚ.

AVE MARIA, LLENAS MI VIDA,


AVE MARIA BENDITA TÚ.

En los ratos tristes me supiste consolar


Y en las alegrías de mi corazón brotar
Gotas de alabanza, júbilo y felicidad
De saber oh madre
Que a mi lado siempre estas.
SANTA MARÍA DEL CAMINO
Ven con nosotros a caminar
Santa María ven. (2)
Mientras recorres la vida,
Tu nunca solo estas,
Contigo por el camino
Santa María va.
Aunque te digan algunos,
Que nada pueda cambiar,
Lucha por un mundo nuevo,
Lucha por la verdad.
Si por el mundo los hombres,
Sin conocerse van,
No niegues nunca tu mano,
Al que contigo está.
Aunque parezcan tus pasos
Inútil caminar,
Tú vas haciendo camino
Otros lo seguirán.
VIVA CRISTO REY
Un grito de guerra se escucha en la faz de la tierra
y en todo lugar
los prestos guerreros empuñan su espada y se enlistan
para pelear
para eso han sido entrenados
defenderán la verdad
y no les será arrebatado
el fuego que en su sangre esta.

Viva Cristo Rey, Viva Cristo Rey


el grito de guerra que enciende la tierra a a
Viva Cristo Rey
nuestro soberano Señor
nuestro capitán y campeón
pelear por Él
es todo un honor.

Sabemos que esta batalla no es fácil y muchos


se acobardaran
y bajo los dardos de nuestro enemigo
sin duda perecerán
yo tendré mi espada en alto
como la usa mi Señor
a Él nada lo ha derrotado
su fuerza es la de Dios.
ME RETIRO CON TU BENDICIÓN

Me retiro con tu bendición


Ya me marchó a mi humilde hogar
Y me llevo conmigo al andar
tu mirada de paz y de amor
Aquí te dejo mi corazón
Pues conmigo vas tú a caminar
Por donde quiera que en el mundo vaya
Me asista María y Jesús mi protector.
PARA SER SANTO
Para ser santo hay que ser feliz
No hay santidad sin felicidad
Para ser santo hay que ser feliz primero.

Para ser santo hay que ser sencillo


No hay santidad sin sencillez
Para ser santo hay que ser sencillo primero.

Para ser santo hay que estar un poco loco, un poco loco
Un poco loco para ser feliz
Un poco loco para ser sencillo
Un poco loco para estar enamorado y loco por Dios.

Para ser santo hay que dar amor


No hay santidad si no hay amor
Para ser santo hay que dar mucho amor primero.
Para ser santo hay que obedecer
No hay santidad sin obediencia
Para ser santo hay que obedecer primero.

Para ser santo hay que hacerse como niño para ser santo.
Un poco loco para dar amor
Un poco loco para obedecer
Un poco loco para estar enamorado y loco por Dios
MADRE ERES TERNURA

Madre eres ternura


eres una flor
blanca y preciosa
llena de amor.

Si señora ven a mi
ven, ven a mi
cúbrenos con tu manto
lleno de amor (2)
COMO NO AMARTE
Fue tu humildad lo que agrado a DIOS,
Fue tu sencillez y tu devoción,
Fue el siempre estar dispuesta,
Por practicar la obediencia,
Encontraste gracia delante de DIOS.

Fue tu humildad lo que agrado a DIOS,


Fue el siempre estar dispuesta a servir,
Fue tu humildad la que te hizo,
La madre de Jesucristo en este mundo un salvador.

Como no amarte, como no amarte,


Si llevaste nueve meses en tu vientre a mi señor,
Como no amarte, como no amarte,
Si él estuvo tanto tiempo recibiendo de tu amor.
Como no amarte
VIVA LA FE
Viva la fe, viva la esperanza, viva el amor
Viva la fe, viva la esperanza, viva el amor
viva la fe, viva la esperanza, viva el amor
que viva Cristo, que viva Cristo,
que viva el rey

Que viva Cristo,


que viva, que viva Cristo
que viva, que viva Cristo
que viva el rey

Que viva Cristo,


que viva, que viva Cristo
que viva, que viva Cristo
que viva el rey.
AQUÍ ESTOY
Yo, el Señor del cielo y mar, a mi pueblo oí llorar,
A los que sufriendo están, voy a salvar.
Yo, que el cielo hice brillar, luz haré su oscuridad .
¿Quién podrá mi luz portar, y a ellos llevar?

Aquí estoy, Señor, heme aquí, mi Dios.


Te he escuchado en la noche hablar;
Yo iré, Señor, si me guías,
A tu pueblo pondré en mi corazón.

Yo el Dios de la tempestad, su dolor quise cargar,


Los he amado sin cesar, y ellos se van.
Ese duro corazón voy a llenar con mi amor,
¿Quién les va a llevar mi voz? ¿Quién por amor?

Yo el Señor que el fuego creó, a quien sufre en un festín de


salvación hare su honor.
Del mas exquisito pan saciaré su corazón,
Vida y luz recibirán de su Señor.

También podría gustarte