Está en la página 1de 8

1867 1903

“La pelea es “Yo muero


peleando” como murió
Jesucristo”

Victoriano Lorenzo
Resumen

Guerrillero indígena colombiano-panameño con tan solo 22 años, en el año


1889, fue designado regidor de El Cacao en 1890, se enfrentó con el regidor
Pedro Hoyos por la arbitraria medida de éste de cobrarle diezmos a la
comunidad indígena. El enfrentamiento terminó con la muerte de Hoyos y
con Lorenzo preso, ya que la justicia lo condenó a 9 años de prisión por el
crimen En el año 1900, Victoriano Lorenzo desempeñaría un papel crucial
en la llamada guerra de los mil días que enfrentaba al gobierno central y
conservador con un bando liberal El 15 de Mayo de 1903 fue ejecutado en la
Plaza de Chiriquí, actual Plaza Francia.
Inicios de su vida

Cuando tenía nueve años fue entregado al jesuita Antonio Jiménez Bajo
la dirección de Jiménez aprendió a leer, a escribir y a contar. Tiempo
después el sacerdote Jiménez fue trasladado a Lima, Perú, pero el joven
Lorenzo decidió no acompañarlo, sino que se quedó en la capital de
Panamá. Estando en la ciudad, trabajó de barbero hasta el momento en
que un presbítero de la Iglesia Catedral, que tenía el compromiso de
regresarlo a su hogar, le proporcionó medios y lo hizo volver a El Cacao
Participación en la
guerra de los mil
días

Con fecha de 14 de mayo de 1900, el doctor Porras, desembarcó en


Búcaro, y, en camino al pueblo de Santa María, en la región central,
le dirigió una carta a Victoriano Lorenzo. En la misiva lo invitaba a
participar de la revolución liberal que encabezaba él junto al general
Emiliano Herrera. Específicamente le solicitaba su cooperación para
desembarcar y transportar hacia la ciudad de Panamá un cargamento
de armas y municiones que llegaría por el puerto de Chame.
En la noche del 25 de mayo de 1900, Victoriano Lorenzo, junto a un
grupo de sesenta hombres, se entrevistó con el doctor Porras en el Valle
de Antón. Desde ese momento, el cholo Victoriano y su gente se
incorporaron a la primera fase de lo que la historiografía denominó la
Guerra de los Mil Días. El alistamiento de la tropa que comandaba
Lorenzo específicamente para cargar las armas
En la primera parte de la guerra que terminó con la
derrota y desbandada del ejército liberal en el combate
sobre el Puente de Calidonia, la tropa de Victoriano
Lorenzo marchó a la retaguardia con el cargamento
citado. Después del descalabro, Victoriano y su gente
volvieron a sus tierras.
Los conservadores, que controlaban el gobierno,
desataron una campaña de amenazas y persecuciones.
En ese marco, el caserío de El Cacao fue arrasado y
quemado por una patrulla oficial conservadora, dirigida
por el Coronel Pedro Sotomayor en octubre de 1900.
Las huestes oficiales buscaban a Victoriano y los 75
rifles con escasas municiones que ellos habían
transportado.
Los lugareños, en un número de 500, proclamaron
General a Victoriano Lorenzo, y lo instaron para que
dirigiera la guerra contra el Gobierno conservador.
En los primeros días de noviembre de 1900, Lorenzo
instaló su cuartel general en La Negrita, cerca de
Penonomé,e inició una guerra de guerrillas. En este
pueblo residía el Prefecto de la Provincia de Coclé.
Catorce ranchos y campamentos de observación y
control establecidos por Lorenzo, permitieron el
asedio constante y ataque a los militares
conservadores.
Últimas horas de
Victoriano Lorenzo

Información más completa de lo ocurrido antes de la


muerte de Victoriano Lorenzo fue una carta escrita por el
fraile Bernandino García de la Concepción A.D.
El aclara un suceso que se pensaba en ese entonces.
Muchos pensaban que el sr Victoriano estaba ebrio pero
por las aclaraciones del fraile se da a conocer que esto no
es cierto
Y también da a conocer que de Victoriano murió de una
manera valiente y como un verdadero cristiano, pidiendo
perdón a Dios por sus culpas, y entregándose, en lo
humanamente posible, de manera valiente.