Está en la página 1de 10

Los Acuerdos Multilaterales sobre el

Medio Ambiente (AMUMA) son


mecanismos para multilateralizar el
tratamiento de cuestiones ambientales, y
en este sentido comparable a
los acuerdos de la OMC – son regímenes
que establecen normas aceptadas por los
países para enfrentar cuestiones de interés
común.

Estas convenciones se celebran para


mantener e implementar las medidas
requeridas para conseguir un desarrollo
sostenible y mantener intacta la capa de
ozono entre otras muchas cosas. Los
principales y más relevantes convenios de
los últimos años en materia de la
conservación del medio ambiente son los
siguientes:
Esta Carta fue solemnemente adoptada y
solemnemente proclamada por la Asamblea
General de las Naciones Unidas, en su
Resolución 37/7, el 28 de octubre de 1982.
Se estableció una carta que comprometía a
los países firmantes a mantener la
preservación del medio ambiente, el
respeto por los distintos ecosistemas,
disminuir la contaminación proveniente de
las grandes industrias, conservar los
recursos naturales y a idear estrategias auto
sostenibles que ayuden a impulsar el
desarrollo económico.
Se celebró en 1972 y fue convocada por las
naciones unidas; siendo uno de los
primeros programas que incluían
iniciativas medioambientales a las cuales
se sumaron muchos países de Europa.
Aquí se trataron temas como el
desplazamiento de residuos tóxicos y
químicos, la contaminación de los mares y
lagos, la energía nuclear y muchos otros.
En La Cumbre de Río de Janeiro (que se
llevó a cabo del 3 al 14 de junio de 1992)
participaron 172 países (con 108 jefes de
Estado) y 2.400 representantes. Allí se
declararon un conjunto de principios en
los que se definían los derechos civiles y
obligaciones de los Estados, para lograr el
progreso y bienestar de la humanidad y la
conservación y aplicación de un desarrollo
sostenible en todos los tipos de bosques.
Es un acuerdo internacional que se ideo en la
convención antes mencionada, y que se pactó en
diciembre de 1997 en Kioto, Japón, entrando en
vigencia en el 2005. Este protocolo consistía en
de 187 países que ratificaron las medidas a
emplearse; se diseñó un programa para
desintoxicar el planeta, reducir la contaminación
por gases tóxicos que causan el calentamiento
global como son el gas metano, dióxido de
carbono, y gases hexafluoruros.
En el año 2015 se ratificaron en Francia acuerdos anteriormente
establecidos y en el cual los países que asistieron se comprometían a
conservar el medio ambiente, a través de un trabajo en conjunto y con
proyecciones a futuro.

Se firmó en el 2000 con la intención de establecer controles,


seguridad y utilización de los seres vivos.
Firmado en 1987 en Montreal, este protocolo establece un acuerdo
para la eliminación paulatina del uso de sustancias químicas que
provocan la destrucción de la capa de ozono que cubre la tierra.

Este convenio fue realizado en Viena, en el año 1985, y busca adoptar


medidas apropiadas para proteger la salud humana y el medio
ambiente contra los efectos adversos resultantes o que fueran
resultado de las actividades humanas que modifiquen o puedan
modificar la capa de ozono.
Acordado en junio de 1992 por la Convención de
las Naciones Unidas del Medio Ambiente y
Desarrollo (CNUMAD), estipula lograr la
conservación de la diversidad biológica, la
utilización sostenible de sus componentes y la
participación justa y equitativa en los beneficios
de la utilización de los recursos naturales

Realizado en 1989 para controlar los


desechos peligrosos y el traslado de los
mismos de manera inadecuada.