Está en la página 1de 11

Georges Bizet

Alexandre César Léopold (Georges) Bizet (1838-1875)

Compositor francés, principalmente de óperas. Su carrera fue cortada por una


muerte prematura, sin embargo alcanzó el éxito al final de su vida con la ópera
“Carmen”, que se convirtió en una de las obras más populares e interpretadas de
todo el repertorio operístico.

Bizet fue un extraordinario dramaturgo, y su estilo influyó en la escuela de ópera


realista (verismo) de finales del siglo XIX.

Se le considera uno de los maestros del arte lírico francés por la concisión de
pensamiento, por su sugestiva potencia, por la variedad de su vocabulario
armónico y por la riqueza y la forma de su orquestación

Fue reconocido como un pianista excepcional, aunque prefirió no aprovechar su


habilidad y en raras ocasiones tocó en público.

Georges, ya desde niño, mostró signos de tener grandes aptitudes para la música
y rápidamente aprendió las nociones básicas sobre notación musical de su madre,
quien le dio sus primeras clases de piano. Aprendió a tocar con precisión piezas
difíciles de memoria y desarrolló una habilidad para identificar y analizar complejas
estructuras de acordes.
Bizet ganó varios premios a lo largo de su brillante carrera.

De 1851 a 1856 sale vencedor, varias veces, en concursos de piano, órgano y fuga,
entre otros

Siendo alumno del Conservatorio de París en 1857, ganó el Gran Premio de Roma,
con el cual se le concede una beca por tres años para estudiar en Italia, en la Villa
Médicis, instituto de música francesa en Roma, que fue establecido por el
mismísimo Napoleón en 1803, para promover el avance de la música clásica
francesa.

En 1870 fue nombrado miembro del jurado para otorgar este mismo premio al
alumno más destacado del Conservatorio.

En 1871, ingresó a la prestigiosa “Société Nationale de Musique”, instituida por


Camile Saint-Saëns.

Con su ópera Carmen en 1875, fue uno de los iniciadores del realismo, una obra en
donde a través de la música describe la pasión inquieta de la protagonista y
caracteriza también con una gama de diferentes melodías, danzas y marchas a los
actores principales: Don José, los contrabandistas y el toreador .
Principales Obras

Óperas

1855 Ópera “Le Docteur Miracle”


1858 Ópera Bufa “Don
1858 Procopio”
1861 Ópera Cómica “La Guzla del Emir”
1867 Ópera "Les Pécheurs de perles"
1872 Ópera "La jolie fille de Perth"
1875 Ópera “Djamileh”
Ópera “Carmen”
Piezas Orquestales

1847 Sinfonía No.1 en Do mayor


1855 Cantata Clodoveo y Clotilde
1859 Sinfonía descriptiva con coros Vasco de Gama.
1872 Suite La Arlesiana
1873 Pequeña Suite (para orquesta).
1874 Obertura Patria.
Biografía

Georges Bizet nació en París el 25 de octubre de 1838. En su certificado de


nacimiento consta como Alexandre César Léopold, pero fue bautizado como “Georges”
el 16 de marzo de 1840, nombre por el cual sería conocido durante el resto de su
vida.

Su padre, Adolphe Bizet, era profesor de canto y su madre Aimée Delsarte, era una
consumada pianista.

Georges, ya desde niño,3 mostró signos de tener grandes aptitudes para la música y
rápidamente aprendió las nociones básicas sobre notación musical de su madre, quien
le dio sus primeras clases de piano.

Escuchando a través de la puerta de la sala donde su padre Adolphe daba sus


lecciones, Georges aprendió a cantar con precisión piezas difíciles de memoria y
desarrolló una habilidad para identificar y analizar estructuras de complejos acordes.

Esta precocidad convenció a sus padres de que estaba preparado para empezar a
estudiar en el Conservatorio de París, un año antes de cumplir la edad mínima de
entrada de diez años. Georges fue entrevistado por Joseph Meifred, quien se llevó tal
impresión con la demostración de las habilidades del chico que pasó por alto la regla
de la edad y se ofreció a tomarlo tan pronto como hubiera una plaza disponible.
Aprende a tocar el órgano en la clase de François Benoist y teoría musical con Pierre
Joseph Guillaume Zimmermann. Este último era un profesor de avanzada edad que
en ocasiones pedía a su yerno que le sustituyera. El yerno se convertiría más
adelante en el popular músico Charles François Gounod.

La primera vez que se presentó a concursar por el Gran Premio de Roma quedó en
segundo lugar; en el espacio de tiempo comprendido entre esta ocasión y la
segunda (en la que ganó) escribió la "Sinfonía en Do" (1855) y su primera obra para
el escenario, "El Doctor Milagro" (1856), para un concurso que organizó Offenbach;
el premio consistía en representar la obra vencedora en el Teatro de Las Bouffes
Parisiens.

En 1857, obtuvo el Gran Premio de Roma, con el cual se ganó una beca por tres años
para estudiar en Italia, en la Villa Médicis, instituto de música francesa en Roma, que
fue establecido por el mismísimo Napoleón en 1803, para promover el avance de la
música clásica francesa.

A principios del año siguiente visita algunas ciudades italianas y se establece en


Roma. Desde allí, cada año envía a París una composición. En 1860 se hará
muy amigo de Ernest Guiraud. En esta época Bizet compone “Vasco de Gama” y
una maravillosa suite para orquesta.
Vuelve a París en Septiembre y allí comprobará que su madre se encuentra muy
enferma, y al poco tiempo, ésta fallece.

Pronto, realiza la ópera: “La guzla de l’Emir”. No obstante, no la saca a la luz porque en
el mismo momento le hacen un encargo y se centra en éste y nada más. Se trata de
una ópera larga llamada “Les Pêcheurs de Perles” (Los Pescadores de Perlas).

En 1861 Bizet va a ver la obra “Tannhäuser” y le causa un gran impacto. Al cabo de un


tiempo, en 1863, se estrena: “Les Pêcheurs de Perles” en el Teatro Lírico.

Esta ópera ambientada en Ceilán, demostró que había llegado a lo alto de su evolución.
La influencia de Gounod era todavía notable en el estilo melódico, y también se
notaban algunas influencias de Verdi y Wagner.

La música tiene otros méritos considerables, sobre todo en lo que respecta al elemento
exótico. La ópera posee un estilo armónico innovador, utilizando a menudo “notas
pedal” (notas del registro sobreagudo de los trombones y demás vientos) sobre pasajes
cromáticos, tratamiento que llegaría a ser uno de sus rasgos armónicos más
peculiares.

A partir de este momento el genial músico francés contará con una gran ayuda, ya que
Berlioz se convierte en su defensor número uno.
Luego, se entrega en cuerpo y alma a una nueva creación, titulada “Iván el Terrible”.
No obstante, las necesidades económicas no permiten que el joven Bizet se pueda
concentrar todo lo que quisiera. Logra finalizarla en 1865, pero después de romper
con el Théâtre Lyrique retira la creación. No se encontró la partitura por un tiempo, y
fue hasta 1951, que se pudo realizar su estreno.

"La jolie fille de Perth" (1866), producida en 1867, una adaptación remota de Scott,
con un libreto que muestra un avance considerable en el estilo dramático de
Bizet.

Utiliza de nuevo los “leitmotiv” como en Los pescadores, pero con mayor efecto
dramático; en la partitura encontramos también bellas sonoridades que nos
recuerdan a "Carmen", dando al solo de viento de madera una especial importancia.

"La copa del rey de Thule" (1868-1869) parece ir todavía más lejos, pero sólo se
conserva un fragmento actualmente. Después de completar la ópera "Noé“, de su
suegro Fromental Halevy, sigue un período de intenso interés por la ópera cómica,
con esbozos y fragmentos de otros tres proyectos: "Calendal" (1870), "Clarissa
Harlowe" (1870-1871) y "Grisélidis" (1870-1871).

Fruto de esta intensa actividad fue su primera ópera cómica propiamente dicha:
"Djamileh" en un solo acto (1871) producida en 1872; la obra se basa en un poema
de amor de Alfred de Musset.
La ambientación en Egipto funcionaba como catalizador entre la abundancia de
cromatismos, la armonía modal y las modulaciones entre tonos mayores y menores.
La orquestación es exquisita, y desde el punto de vista dramático, Bizet incluso
consiguió infundir algo de vida a sus personajes, a pesar de la dificultad que esto
suponía.

Tomando una parte de la música de esta ópera, Bizet compone la Suite Orquestal
“La Arlesiana”.

En 1873 crea la “Obertura Dramática” para orquesta, llamada también “Patria”. En el


mes de otoño se puso a trabajar en serio en su obra magna: “Carmen”. Trabaja
duro y en primavera de 1874 dicha obra está ya lista para ser estrenada.

El día dos de octubre hace el primer ensayo de entendimiento con el personaje


principal de la obra. Se trata de la célebre Célestine Galli-Marié. quien desde el
momento en que interpretó el popular papel de Mignon en la obra homónima de
Ambroise Thomas ( 1866) se convirtió en una de las artistas más relevantes de
aquellos tiempos.

El estreno de esta última ópera de Bizet, “Carmen” fue retrasada debido al


miedo de
que sus temas de traición y asesinato pudieran ofender a la audiencia.
Finalmente “Carmen” se estrenó el 3 de marzo de 1875, el éxito no fue inmediato y
el músico sufrió muchísimo por la mala acogida del público, sin embargo con el paso
del tiempo se ha convertido en una de las óperas más famosas y conocidas.

La caracterización musical y dramática de Carmen (1874-1875), que se convertiría


en una de las obras de más éxito en la historia de la ópera, no fue simplemente fruto
del azar sino más bien la culminación del desarrollo artístico del compositor.

Sin embargo, los críticos de la época fueron duros en su apreciación de la música de


Bizet y afectaron el ánimo del maestro.

La ópera está basada en un relato de Prosper Merimée, que narra la aventura


amorosa entre la gitana Carmen y el joven soldado Don José, quien al final acaba
enloqueciendo por el desdén de Carmen quien le confiesa que ahora ama al torero
Escamillo.

Don José aprovecha la multitud en la plaza de toros y se acerca a Carmen


pidiéndole por última vez que se vaya con él, Carmen se niega y Don José le clava
un puñal y la mata, justo cuando su amante, el torero estaba celebrando su triunfo
en la plaza.
El tema era demasiado realista y violento para el público de aquel tiempo. Sin
embargo, fue precisamente este mismo realismo el que liberó el genio de Bizet.

En algunos de los pasajes más emocionantes de esta ópera, Bizet se acercó a la


expresión tonal de su amigo Gounod, pero cuando describe la pasión inquieta
de la protagonista, su capacidad para caracterizar en música es insuperable.

Después de treinta y tres representaciones de “Carmen”, el maestro falleció el


día 3 de junio de 1875, con tan sólo treinta y siete años de edad,,

Su muerte fue causada por una infección de angina eritematosa. Lo cierto es que
Bizet había sufrido en varios momentos de su vida por la misma causa, que
finalmente le ganó la batalla al músico y acabó con su vida.

El día 23 de octubre se pudo escuchar su magistral obra: “Carmen” por vez


primera en lengua alemana. Ello sucedió en la gran Ópera Real de Viena.

La composición tuvo un éxito tal que a partir de entonces el maestro Bizet


empezó a ser conocido en todo el mundo.