Está en la página 1de 20

EN BUSCA DE LA EFECTIVIDAD

Fil 3:14 prosigo a la meta, al premio


del supremo llamamiento de Dios
en Cristo Jesús.
I. AYUDA DIVINA.
II. AUTO DISCIPLINA.
III. AVANCE Y DIMENSIÓN.
IV. ACCION Y DINANAMICA
I. AYUDA DIVINA.
En primer lugar donde debo buscar es en la esfera Celestial, asimilando que el llamado
que tengo es un, es un llamado Espiritual.
Pr 21:31 El caballo se alista para el día de la batalla; Mas Jehová es el que da la victoria.

Caballo: Habla de poder (Capacidad)


Alistar: Habla de preparación (Creatividad)
El día: Habla de planificación (Calcular)

Mi actitud o aptitudes son cualidades complementaria, muy importantes, pero no


suficiente para la efectividad ministerial, ya que traspasa nuestros límites,
sumergiéndose en una esfera espiritual, donde nuestra dependencia debe ser
sustentada de una perspectiva celestial.

Sal 20:7 Estos confían en carros, y aquéllos en caballos; Mas nosotros del nombre de
Jehová nuestro Dios tendremos memoria.
Depender en el Dios que nos llamo es clave para la efectividad ministerial, pero es
evidente que también implica ser diligente en mi preparación personal.
Hch 4:13 Entonces viendo el denuedo de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo, se
maravillaban; y les reconocían que habían estado con Jesús.
Eran hombres sin letra y del Vulgo

Sin letra nos habla de que no pertenecieron a las grandes escuelas judías, frente a la sociedad no tenían la capacidad
de ensenar, ya que eran hombres normales ordinarios.
Del vulgo primariamente una persona particular en contraste a un funcionario estatal; de ahí, una persona sin
conocimiento profesional, inexperta, carente de instrucción.
Reconocían que habían estado con Jesús.
Epiginósko conocer sobre alguna marca, i.e., reconocer; por implicación familiarizarse por completo , reconocer:-bien
(conocido)

Podemos ver que los discípulos no pertenecieron a las mejores escuelas judaicas, su trasfondo era de gente
común, su oficio era no muy agradable, pero pasaron tres años de su vida en la mejor escuela de teología, y
ministerio con el mejor maestro, donde aprendieron no solo la teoría sino también la práctica y donde
asumieron con diligencia el ministerio que se le había encomendado de llevar a cabo la gran comisión Mt
28:19 Mr 16:15.

Hch 1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me
seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
II. AUTO-DISCIPLINA.

Una de las claves en la efectividad ministerial es incorporar la auto-disciplina como canal de realización de
nuestro objetivo
Que es la auto-disciplina?
La auto-disciplina es la capacidad de accionar independientemente de nuestro estado emocional.

Hace una diferencia.


La auto disciplina aparece como una de las principales diferencias entre las personas que alcanzan sus objetivos
y aquellos que no.

a. Falta de auto-disciplina

1.Desenfocar.
En la aventura desafiante de cumplir con el llamado ministerial con el cual Dios nos llamó nos encontraremos con
diferentes panoramas, circunstancias, personas, momentos, que constantemente van cambiando.
2. Dividir.
Producto del desenfoque empiezo a tomar diferentes caminos hacia la meta de cumplir con mi objetivo,
3. Debilitar.
La debilidad es una consecuencia inevitable ya que no eh tenido un control de donde y como ministro mis fuerzas.
4. Descontrol. El ministerio que se me encomendó pierde el rumbo correcto, yo no sé en qué lugar me encuentro y ni
cómo llegar a donde tenía que ir.
b. La auto-disciplina concentra nuestras fuerzas.
Por medio de la auto-disciplina podemos darle el cauce correcto a nuestros deseos, voluntad, tiempo, capacidades a
fin de conseguir los resultados en nuestra vida y en el ministerio.

La disciplina es como una gran represa que puede concentrar lo que somos y hacemos para generar lo que
deseamos
c. La auto-disciplina en la vida del apóstol pablo.
1Co 9:26 Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el
aire,
1Co 9:27 sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo
mismo venga a ser eliminado.

1. Determinar.
Debo determinar en mi vida emprender lucha que me lleve a la conquista de aquellas áreas de mi vida que no tengo
el control.
2. Debilitar.
“El yo, es un buen siervo pero un muy mal amo”, nokear mi cuerpo es poner bajo control el deseo dominador de la
naturaleza pecaminosa, que constantemente se levanta contra la obediencia a Dios.
3. Disciplinar.
Una vida dedicada es una vida que se ocupa de que nada ni nadie se interpongan entre él y el objetivo que debe
cumplir.

1Ti 4:7 Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad
d. Peligros y motivaciones en la auto-disciplina

1. Rutina: Caer en hacer disciplinas sin sentido que carezca de la motivación correcta .
2. Pasividad: Descalificar tanto las disciplina que no incorporamos ninguna en las áreas de nuestras vidas.
3. Motivación.
Muchas veces sucede que la disciplina se convierte en un ejercicio autosuficiente, la disciplina es no para ser
auto suficiente sino dependiente de Dios y canalizar mis capacidades , responsabilidades que Dios nos dio.
Las disciplinas son el canal de mi crecimiento en espiritual, personal y ministerial lo cual da honra y gloria a
Dios (esta debe ser nuestra motivación correcta)
e. Dios nos equipa.
2Ti 1:7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.
Dios me provee la capacidad de hacer.
Dios provee la capacidad de amar.
Para que yo pueda ejecutar efectivamente estas capacidades necesito dominio propio.
Lo cual me ayuda a ser disciplinado en mi tiempo en mis finanzas en mis pensamientos.

f. Problemas que nos puede resolver la auto-disciplina.


4. Situaciones personales.
5. Situaciones ministeriales.
6. Acabar con el desorden.
7. Falta de logros.
8. Acabar con la dilación.
9. Acabar con la distracción.
10. Acabar con la pasividad.
11. Falta de desarrollo personal.
12. Falta de desarrollo ministerial.
g. La auto-disciplina en un buen complemento de:

1. Pasión
2. Planificación.
3. Objetivos.

Pasión + A-D =Acción.


Planificación + A-D =Ejecución .
Objetivos + A-D = Alcance .

h. Desarrollando la auto-disciplina.

La auto-disciplina es como un musculo mientras más lo ejercitas mas fuerte es ,pero la falta de ejercicio lo
debilita.
La forma de desarrollar nuestra auto-disciplina es enfrentar los desafíos que podemos lograr con éxito pero que
están cerca de nuestro limite.

i. Plan para el desarrollar mi auto-disciplina.


1) Definir el nivel de auto-disciplina.
2) Descubrir en qué áreas falta auto-disciplina.
3) Diseñar un Programa de desarrollo de mi auto-disciplina.
a) Elijo un objetivo.
b) Examino el objetivo
c) Ejecuto el Plan de desarrollo.
III. ABANCE Y DIMENCION.

Debo trazar un curso preciso y deliberado que nos lleve hasta la meta.

La visión nos ofrece el destino, el planeamiento nos dice cómo se realizara. Pero hasta que el plan de acción no esté
claramente trazado, no hay garantía de que el esfuerzo que se emprenda será en la dirección correcta.

“Si estamos fracasando al planear, estamos planeando fracasar”

Si el planeamiento tiene un valor primordial para cualquier líder secular, para un ministro cristiano llega a ser
particularmente vital.

Organizar no es la respuesta a todos los problemas del ministerio. Sin embargo, es una herramienta que todos nosotros
necesitamos.

Pasos en el planeamiento:
a. Analice su realidad presente:
Antes de siquiera pensar en lanzarse a la mar, Colón debía saber con precisión absoluta con qué fuerzas y recursos
contaba. Debía conocer a sus hombres: sus antecedentes, personalidades, habilidades y nivel de preparación.
Debía conocer con qué materiales contaba, sus carabelas, su instrumental de navegación, todos los detalles
técnicos de los cuales dependía el éxito. Además debía saber qué apoyo logístico tenía y cuáles eran sus recursos
económicos. Esto y una infinidad de detalles, ya triviales, y valiosos, componían su capital en el punto de partida.
Igualmente, al planear el curso de acción que lo lleve hacia el logro de su visión todo líder del pueblo de Dios
debe hacer un análisis detallado de su situación presente.
Por ejemplo:

1. ¿Cuál es la responsabilidad que tiene que llevar a delante?


2. ¿Cuáles son las características de las personas a la que sirve? ¿Cuáles son sus necesidades apremiantes?
3. ¿Qué habilidades poseen los miembros del equipo? ¿Son nuevos o de larga experiencia?
4. ¿Con qué tipo de base económica cuenta para operar?
5. ¿Cuál es la historia de este desafio? ¿Cómo ha avanzado hasta aquí?

Este siempre es el primer requisito de todo planeamiento realista y exitoso, de otro modo simplemente estamos
haciendo castillos en el aire.

b. Desarrolle suposiciones relevantes:

6. Puesto en marcha el plan de acción, ¿qué posibles situaciones pueden llegar a darse durante la travesía?
7. ¿Qué obstáculos podemos llegar a encontrar a lo largo del viaje
8. ¿Qué condiciones pueden imperar a lo largo del trayecto?
¿Qué reacciones puede tener el equipo si la travesía se extiende más de lo calculado?

De la misma manera, no importa a qué tipo de institución sirva un líder, habiéndose familiarizado íntimamente con sus
recursos, debe desarrollar previsiones relevantes que le ayuden a estar más adecuadamente preparado para eliminar el
factor sorpresa.
c. Establezca metas y objetivos:
Al hablar de metas y objetivos debemos comenzar haciendo una aclaración semántica. Cuando de objetivos se
trata, nos referimos a los logros que una organización busca a largo plazo; cuando el tema son las metas,
hablamos de corto plazo.

Todo objetivo y meta que quiera alcanzar debe reunir tres características primordiales:

1. Toda meta u objetivo debe ser específico:


Cuantas veces al preguntársele a un creyente en Cristo: “¿Cuál es tu visión personal?” Nos responde: “servir al Señor”
o “alcanzar el mundo para Cristo”, o “transformar la sociedad”.

2. Toda meta u objetivo debe ser medible:


Puesto que el propósito de establecer metas y objetivos es diseñar una serie de pasos que nos lleven a alcanzar la
visión, es fundamental saber si se ha subido o no cada peldaño. Por eso es esencial saber dos cosas con respecto a
cada meta: cuántos y cuándo
Si mi propósito es enseñar a creyentes, tengo un objetivo específico, pero no se puede medir.
Sería diferente decir quiero llegar por medio de la enseñanza a 20 adultos de cierta edad, quiero tener 3 líderes que
sean parte del equipo, para cubrir tres áreas de este ministerio. ¿Cuándo? ¿En el próximo año? ¿En los próximos cinco
o en los próximos diez?
3. Toda meta u objetivo debe equilibrar realismo y fe:
Aquí entramos en uno de los terrenos de mayor ambigüedad para los cristianos en general y para un líder en
particular. La cuestión es: ¿Cómo equilibramos nuestra realidad humana finita con los recursos infinitos de Dios? Las
respuestas nunca son fáciles y cada líder debe darlas por sí mismo al analizar su situación específica.
“Nunca pidas tareas de acuerdo con tus fuerzas, sino fuerzas de acuerdo con tus tareas”, es un buen consejo para
cada hombre y mujer que sirve a Dios.

Una vez que los objetivos y metas están claramente delineados, se debe:

1. Ponerlos por escrito de manera positiva.

2. Establecer quién será responsable de ejecutar cada operación.

3. Crear un plan maestro que muestre la relación entre cada meta y objetivo.

4. Establecer un esquema de secuencia semanal/mensual que establezca la relación de tiempo necesario para alcanzar
cada meta.

d. Considere posibles alternativas:


Si una ruta marítima estaba bloqueada por cualquier razón, ¿qué alternativas le quedaban a Colón para llegar a
destino? Igualmente, si implementamos una estrategia pero después de cierto tiempo vemos que no da resultados,
¿de qué alternativas disponemos para llegar a los objetivos establecidos?
e. Implemente el plan de acción:
Finalmente, la hora de la verdad. Cumplidos todos los pasos previos, llegó el momento decisivo de hacerse a la mar. Con
todos los recursos reunidos, el plan de acción bien elaborado y tomadas todas las precauciones, finalmente para el líder
es hora de actuar.

f. Establezca mecanismos de control:


Todo líder conoce la importancia de saber si estamos en la ruta correcta, asegurarnos si el plan se está cumpliendo
y cómo se está llevando a cabo. Para ello, a medida que la acción progresa, debe preguntarse:

1. ¿Qué progreso medible está teniendo lugar hacia el logro de nuestras metas y objetivos?
2. ¿Fueron los recursos y el personal correctamente evaluados al hacerse el planeamiento?
3. ¿Cómo está la moral del equipo? ¿Está cada miembro contribuyendo con lo mejor de sí mismo? ¿Está cada jugador en
su puesto adecuado?
4. ¿Qué dificultades se han encontrado? ¿Son superables? ¿Debemos introducir cambios?
5. ¿Cómo están reaccionando los que no se involucraron en el proceso? ¿Sienten deseos de sumar su esfuerzo o están
felices de no haberse mezclado?
6. ¿Cómo está evolucionando el proceso a la luz de la visión y los objetivos prefijados?
III. ACCION Y DINAMICA.

1. Introducción.

Una de las formas eficaces de llegar a la comunidad de creyentes, es mediante la exposición de la palabra de Dios en la
estructura de Sermón. ¿Cómo se prepara un Sermón? ¿Cuáles son los componentes de su estructura? ¿De dónde se
obtienen las ideas principales? ¿Qué son las Divisiones Principales y las Subdivisiones?

2. Sermón bíblico:

.Un sermón bíblico es un “discurso sistemático, adaptado y dirigido a la mente natural del hombre; basada en
verdades bíblicas, elaborado cuidadosamente, con el propósito de persuadir al hombre”.
Desglosemos esta definición:

a) Discurso: “Serie de palabras y frases empleadas para enseñar o dar a conocer un tema o materia, expresadas
verbalmente”.
b) Sistemático: De sistema, que se define como la disposición comprensiva u ordenada de hechos, cosas, personas, o
principios, que se interrelacionan, o se relacionan, y que forman un todo unitario.
c) Adaptado y dirigido a la mente natural del hombre: Por lo tanto es expresada en palabras bien comprensibles
y cultural de los oyentes.
d) Verdades bíblicas: Mandatos, principios, ordenanzas, valores y todo el consejo de Dios que se encuentra en la Biblia.
Esto elimina los discursos políticos, las disertaciones científicas, o discusiones. El Predicador o maestro no está
llamado a tocar temas que no le corresponden, sino la pura palabra de Dios que regenera.
e) Elaborado cuidadosamente: Esto significa que el pasaje bíblico ha sido examinado a la luz de su contexto. El pasaje de
la Escritura ha sido analizado cuidadosamente, su significado será explicado, su verdad ilustrada, y la lección aplicada de
manera lógica, inteligente y edificante. Este tratamiento demanda el uso correcto de tres cosas: Retórica, Gramática y
Lógica.

f) Persuadir: “Inducir, mover u obligar a uno con las verdades bíblicas a creer o hacer una cosa”. Un sermón bíblico debe
ser como una estocada. La palabra estocada simboliza su propósito, el de “herir” al oyente con la “Espada del Espíritu
que es la palabra de Dios”. No queriendo decir que un sermón bíblico sirva para ofender hiriendo con indirectas por un
supuesto don de sospecha. Usar el púlpito para presentar traumas, suposiciones, en vez de ayudar a la gente es un serio
peligro. La palabra sermón nos da una imagen de un torero que da la estocada al toro, certera y precisa.
3. tipos de sermones bíblicos:

Hoy día existen muchas formas de exponer la Palabra de Dios. Todas válidas y, en su
mayoría, eficaces. Para que tengamos una mejor comprensión de cuáles y cuántas son
las clases de sermones bíblicos, a continuación hago una breve descripción:

a) El Sermón bíblico Textual: Aludimos a Sermón bíblico Textual al referirnos al sermón


bíblico que toma como base un texto específico, generalmente un solo versículo. Por
ejemplo, Juan 3:16. Sobre este escrito entramos a desarrollar la enseñanza. El propósito
es desglosar su estructura, haciendo particular énfasis en palabras en el sentido
particular de las frases.

1) Sermón textual ilativo: El método más sencillo para preparar un sermón textual es el de
comentar el texto palabra por palabra. Hay textos muy buenos para esta clase de
sermones, pero no todos sirven para tal desarrollo, y muchos textos no pueden ser
tratados de modo alguno en esta forma simple, pues darían como resultado muchas
ideas sin orden lógico.
Sobre 1. Timoteo 1:15
1Ti 1:15 Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los
pecadores, de los cuales yo soy el primero.
Después de formular un tema que concrete el mensaje del texto, como:

"EL FIEL MENSAJE" o "NOTICIA SIN IGUAL", puede desarrollarse diciendo:

Introducción. — La necesidad de verdad que tiene el mundo habiendo habido tantas enseñanzas de error.
Afortunadamente hay un mensaje de parte de Dios que puede con razón ser llamado:

1) Palabra fiel. — Expónganse los motivos que tenemos para creer en la fidelidad de la Sagrada Escritura,
como son su enseñanza inigualable, profecías cumplidas, fidelidad y pertinacia de los primeros propagadores
del Cristianismo, etc.
2) Digna de ser recibida de todos. — Puntualícese la necesidad que todos los hombres tienen de salvación
y, por tanto, de hacer caso del llamamiento de Dios.
3) Que Cristo Jesús vino al mundo. — Cristo significa "ungido", elegido de Dios para una misión especial.
Jesús significa "Salvador". Háblese de las repetidas promesas que Dios hizo de enviar a un Ser de tal naturaleza
a través de los tiempos desde que el primer hombre pecó.
4) Para salvar a los pecadores. — Su venida habría sido de poco provecho a la Humanidad si no hubiera
llegado a realizar el objeto de ella, si se hubiera limitado a ser un Maestro y no llegara a efectuar la salvación
por su muerte redentora. Ilústrese con alguna anécdota de alguien que se haya sacrificado por un prójimo.
5) De los cuales yo soy el primero. —Diga a los oyentes, personalizando ya el asunto: "Quizá no seas el más
grande pecador del mundo, pero eres el primero, por cuanto ninguno hay más cercano y que te interese tanto
salvar como tu propia alma inmortal."
Nótese el orden lógico de este texto, que empieza con un preámbulo acreditando la certeza de la fe cristiana y
termina con una aplicación personal.
Jn 10:27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen,
Jn 10:28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie
las arrebatará de mi mano.

Recordar:

Introduccion:
Tema:
Titulo:
Punto:
Conclusion:
b) Sistema textual analítico.

Puede añadirse fuerza a las ideas del texto si se concreta en una frase que las defina de un modo sugestivo, es decir,
formulando una especie de tema para cada parte del texto.

Lc 23:43 Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.
LA PROMESA PARA EL LADRÓN ARREPENTIDO

1) Seguridad preciosa. — "De cierto, de cierto te digo".


2) Invitación admirable. — "Estarás en el Paraíso".
3) Compañía gratísima. — "Estarás conmigo".
4) Promesa sin dilación. — "Estarás hoy".

En este método se da prominencia más bien al pensamiento que a las palabras del texto, y no hay tanto peligro de
que se siga tan solamente un tratamiento verbal del mismo, es decir, una mera repetición de lo que el texto dice:
porque estos resúmenes analíticos sugieren al MAESTROnuevas ideas.

Práctica.
Is 45:22 Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más.
UNA INVITACIÓN EVANGÉLICA Isaías 45:22.
c). Sistema analítico invertido

Algunos textos pueden ser tratados provechosamente de diversos modos por medio de la inversión de términos, o sea,
variando el orden de las frases que entran en el texto.
Ef 4:30 Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. \

Tomando Efesios 4:30, pondríamos por título: Privilegio con responsabilidad

1) Un gran beneficio. — "Sellados por el Espíritu".


2) Una gran esperanza. — "El día de la redención".
3) Un gran requerimiento. — "No contristéis al Espíritu".

d) Sistema analítico-expositivo.
El sistema analítico se emplea con gran provecho en textos largos, o sea, porciones formadas por varios versículos, de los
cuales se toma, no cada palabra o frase para exponerla a considerarla, sino las que convienen al plan general del sermón
según el tema bajo el cual se comenta.

Sal 73:24 Me has guiado según tu consejo, Y después me recibirás en gloria.


Sal 73:25 ¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti nada deseo en la tierra.
Sal 73:26 Mi carne y mi corazón desfallecen; Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.
DIOS, EL TODO EN LA VIDA DEL CREYENTE

4) Su guía en la vida (vers. 24 a).


5) Su sostén en la muerte (vers. 24 b).
6) Su porción para siempre (vers. 26).
c. El Sermón bíblico Expositivo: Este género de Sermón bíblico se desarrolla fundamentado en un pasaje bíblico. Las
ideas que se exponen guardan un orden lógico. El predicador no fuerza un versículo para que se relacione con otro
o quizá para que diga lo que él quiere. Por el contrario, toma con naturalidad cada una de las ideas y puntos que
van surgiendo en cada versículo. Es uno de los estilos más complejos pero a su vez, de los más enriquecedores.
Charles Spurgeon es uno de los mejores ejemplos de esta forma de predicación. En el siglo XIX ejerció una poderosa
influencia en Inglaterra y Estados Unidos con sus poderosos mensajes.

d. El Sermón bíblico Temático: Como su nombre lo indica, el Sermón bíblico Temático toma un tema y lo desarrolla.
Por ejemplo, el pecado. Se analizan todos los versículos en los cuales la palabra pecado ejerce un papel
preponderante. Se requiere una exploración bíblica con el propósito de definir sus orígenes, causas, evolución y
consecuencias. Tenemos allí un tema expuesto. Este género es muy frecuente en las congregaciones.

e. El Sermón bíblico Biográfico: A diferencia de los anteriores, que se predican desarrollando un tema central, el
Sermón bíblico Biográfico toma su base en un personaje de la Biblia es decir; en una se desarrolla tomando como
base la biografía de un personaje bíblico, y es el más apropiado para adelantar predicaciones en serie, es decir, para
varios servicios cristianos. Del personaje objeto de estudio, se buscan aspectos positivos, los negativos, qué
principios espirituales aplicó a su existencia y cuáles son válidos hoy día, etc.